25
Dic

Las conductas irresponsables, nueva fuente de ingresos públicos.

Escrito el 25 diciembre 2011 por Rafael Pampillón en Economía española

Como bien sabes querido lector, en España y en otros muchos países, nos movemos en un contexto de fuerte escasez de ingresos fiscales. El Estado no ingresa lo suficiente. Lo que quiere decir que el Estado tiene que recaudar como sea. Entre otras actuaciones nos van a subir las tasas. Por eso si fumas, utilizas una carretera, bebes alcohol, eres un peatón que escuchas música con los auriculares mientras cruzas una calle o comes chucherías o demasiadas grasas, ve preparándote para pagar. Se trata de que pague más el que tiene conductas de riesgo, conductas que tienen como consecuencia un mayor gasto en sanidad para el Estado.

Si conduces un coche contaminante, circulas por una autovía o aparcas en el centro de la ciudad también vas a pagar más[1]. Esa va a ser la tendencia de las Administraciones Públicas: gravar económicamente más a los que utilizan los servicios públicos y también a los que tienen conductas que suponen más gasto para todos.

Se trata de medidas dirigidas a tratar de cambiar las conductas de los ciudadanos para obligarles, en cierto modo, a que eviten sus malos hábitos. Es cierto que el Estado no tiene esa misión, pero si sale ganando el sistema, hace bien en corregirlo.

Nuevas tasas para nuevos hábitos

La tendencia económica de los próximos años será gravar las conductas de riesgo con nuevas tasas, con estas medidas lo que se hace es decirle al ciudadano que si va a utilizar los recursos comunes, va a tener que pagar, por ejemplo, si tenemos que curar sus enfermedades. Aumentando las tasas se evita subir impuestos que son más ineficientes e injustos. El copago en Sanidad sería una tasa. Aumentar las tasas de la universidad pública es de justicia. ¿Tiene sentido que la universidad pública la sufraguen con sus impuestos personas que no la pueden usar? Un alumno de la universidad pública paga el 20% del coste de la enseñanza que recibe. ¿Es razonable que trabajadores mileuristas que no pueden ir a la Universidad y desempeñen funciones, por ejemplo, de cajeros en Mercadona estén pagando con sus impuestos la Universidad Pública a los “niños de papá”? Es también de justicia y muy deseable que cualquier subida de las tasas académicas deba ir acompañado de un buen sistema de becas; es decir, aquellos que quieran ir a la Universidad pública, tengan capacidad y no puedan pagar (porque no son “niños de papá”) deberían poder disfrutar de una beca.

 ¿Se deberían subir las tasas universitarias para que cubrieran, por ejemplo,  el 50% del coste? ¿Es justo que todos los ciudadanos paguen las carreteras, la sanidad pública y la contaminación? ¿O sería más ecuánime que solo los usuarios de los mismos sosntengan su coste?


[1] El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que anunció que aumentará en una hora el tiempo de funcionamiento de los parquímetros, hasta las 21.00 horas, y subirá un 10% el precio para aparcar en el centro de la capital. El edil madrileño anunció esta nueva medida incluyéndola dentro del Plan de Calidad del Aire 2011/15, pero no sólo se realiza para evitar la contaminación, sino que detrás se esconde una estrategia para aumentar los ingresos del consistorio, el más endeudado de España.

Comentarios

Francis 20 diciembre 2011 - 11:36

No soy mileurista pero considero que no estoy muy lejos. No tengo hijos. No uso tren porque tengo coche y me has comodo y conveniente. Y con todo ello estoy muy contento de que mis impuestos se usen en pagar sanidad publica (incluso para los ricos o los que tienen mas dinero que yo), en pagar universidad publica (incluso para los ricos o los que tienen mas dinero que yo), en pagar trenes publicos baratos y con buenos horarios (incluso para los ricos o los que tienen mas dinero que yo)……

Es mas la universidad no solo deberia ser gratuita sino que deberia ser considerada como un trabajo (incluso pagado). Esto claro exigiendo unos resultados a cambio (nada de estudiantes de carreras de 3 cursos durante 10 anyos).

Tu argumento de que quien no usa algo no debe pagarlo es simplemente… no quiero insultar. Si hacemos eso nos acercaremos mas a una de la sociedades mas injustas del planeta, EEUU.

Como te digo uso bastante poco los servicios publicos, 34 anyos, soltero sin hijos y con un sueldo razonablemente bueno. Y EXIJO al gobierno que use mis impuestos en pagar servicios publicos como sanidad, educacion, transporte y que sean servicios de calidad para tener una sociedad mejor. Se que yo estaria mejor con ese dinero en el bolsillo, pero tambien se que posiblemente algun dia si lo necesitare. Incluso tu lo necesitaras.

La educacion es uno de los pilares de una sociedad. Mientras mas educada sea una sociedad en todos los sentidos mas avanzada sera.

Alfonso Merino 20 diciembre 2011 - 13:33

A mi me parece que plantea Pampillón es, ante una falta de ingresos fiscales, si se deben subir tasas o bien subir impuestos. Creo que es mejor subir tasas.

Francisco Merino 20 diciembre 2011 - 17:14

Hola primo 😉

A mi me parece que lo que deben hacer es no dejar nuestro dinero a empresas privadas (lease bancos) al 1% para que luego estos lo usen para comprar deuda del pais (nosotros) al 4%. eso es como “te dejo 100euros y me devuelves 95 dentro de un a;o”

pero lo primero que deben hacer es echar un poco de verguenza.

Francisco Pérez Alonso 20 diciembre 2011 - 19:54

Hola,
personalmente no creo que aparcar en los espacios asignados por el propio Ayuntamiento en la calzada pública sea una conducta irresponsable. Por centrarme en 2 temas, hablaré de Educación Universitaria y Sanidad:
– Estoy a favor de aumentar el pago de tasas en la Universidad Pública. Creo que es justo y que no tiene mucho sentido que su coste sea notablemente inferior a, por ejemplo, las guarderías públicas. Otro problema más grave todavía es, ¿tiene sentido la Universidad española? Dicho de otra manera, ¿merece la pena la Universidad actual? Por desgracia en nuestro país prácticamente todos los jovenes debían ser universitarios, en mi opinión por un problema de “prestigio social” (parece que tu hijo era menos que el del vecino si éste estudiaba en la Universidad y el tuyo no). Desgraciadamente en las circunstancias actuales la Universidad es, en buena medida, una fábrica de parados (o de subempleados). En otros países europeos (Alemania, Francia) no todos los jóvenes son universitarios (se potencia mucho más algo similar a la Formación Profesional), y su tasa de empleo es mucho mejor que la española.
– En cuanto a la Sanidad, en todos los países que conozco (varios europeos y varios latinoamericanos) hay que “pasar por caja” de una u otra manera cada vez que vamos al médico. Otra vez, “Spain is different”……más allá de lo anterior, creo que una parte del despilfarro sanitario no sólo es culpa de los pacientes sino también de los propios médicos que solicitan medicamentos “no genéricos” (a pesar de que hace meses el gobierno potenció los genéricos parece ser que nada ha cambiado).

Creo que entre la situación actual “papá estado paga” y la opuesta “cada uno se paga lo suyo” hay varios términos medios que quizás convendría revisar.

Saludos,

Eduardo Carbon Posse 21 diciembre 2011 - 11:31

Buenos dias,

Creo que tasar algunas libertades que uno se puede tomar y que pueden resultar en un uso de recursos o un perjuicio a terceros es una cosa. Por ello estoy de acuerdo con tasar el fumar en lugares públicos, circular con coches contaminantes, etc.

Sin embargo, en Educación y Salud creo que son un derecho que en este país se decidió que sea universal. Incluso, en mi opinion, esto tiene un sentido económico y poniendo un ejemplo un poco tendencioso, es un riesgo inasumible para un país perder un potencial premio nobel porque no tiene acceso a salud o o educación porque se quedó sin beca.

Además creo que de la educación universitaria gratuita se beneficia toda la sociedad, incluso el cajero del Mercadona, que trabaja en un empresa que probablemente esta dirigida y coordinada en sus operaciones por muchos universitarios.

José Alberto 21 diciembre 2011 - 12:18

Una pregunta…. si se restringe el acceso a la Universidad Pública, ¿se aumenta el Producto Interior Bruto?

Rafael Pampillón 21 diciembre 2011 - 17:59

María Pradera me envías este comentario:
Buenas noches a todos,
Estoy de acuerdo en que aquellas conductas de riesgo (malos hábitos) que conlleven un mayor gasto sanitario para nuestro Estado, paguen más, orientando esta frase al mal uso de la sanidad. Pero no considero justo que aquellas personas, que de forma involuntaria, se enfrentan a enfermedades de larga duración, tengan que soportar un copago al respecto. El problema al que nos enfrentamos es que al ser una sanidad pública para todos, se hace un abuso de la misma. De ahí, que si existiese un copago para las consultas médicas/urgencias, y el país fuese consciente del coste que supone para nuestro Estado, y por defecto, a cada uno de nosotros, posiblemente se redujesen visitas que realmente no son necesarias. Estoy a favor de la sanidad pública, pero “De uso Responsable”.
Otro tema que considero debería ser revisado por nuestro Estado, es el uso que están realizando los extranjeros que vienen a operarse, de forma gratuita a nuestro país. Me remito a este link:
http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/temadia/cientos-de-extranjeros-vienen-a-castellon-a-operarse-gratis_476929.html
Adicionalmente, sería interesante que se revisasen la concesión de pensiones por incapacidad definitiva a la gente que las está cobrando “fraudulentamente” así como los tribunales médicos que las han concedido…

En relación a la educación pública, considero que toda persona tiene derecho a elegir dónde desea realizar sus estudios, con independencia de la clase social. Estoy a favor de una educación pública y de calidad, pero considero que debería realizarse una revisión al respecto. Si los estudiantes tuviesen que pagarse la carrera y tuviesen conocimiento de lo que realmente cuesta (como es el caso de EEUU, que piden créditos para poder estudiarla), posiblemente no tendríamos alumnos con carreras de una duración elevada. De alguna forma, debería exigirse un rendimiento académico. Yo propondría que inicialmente se pagase el gasto real (previa valoración económica de la situación de cada persona, para que de alguna forma, todos podamos optar a ello) que conlleva cada año de carrera, y en función del rendimiento y aprovechamiento, tuviese el alumnado una reducción con respecto al año siguiente.
Dada la situación económica actual, debería existir una mayor concienciación social al respecto, y ajustarnos todos, de forma responsable, el cinturón.
Personalmente, me preocupa más el hecho de que exista un porcentaje elevado de jóvenes que ni estudian ni trabajan, y las situaciones de fracaso escolar. Algo, en nuestro sistema educativo está fallando, y dado que la educación es una inversión a futuro para nuestro país, deberíamos revisarla y seguir invirtiendo en ella.

Un saludo,

María Pradera

[…] se  planteemos distintas formas de recaudación. Aconsejo al lector eche un vistazo al siguiente post del Profesor Rafael Pampillón, el cual  nos puede hacer reflexionar sobre la posible financiación […]

Tilodito 22 diciembre 2011 - 08:55

Debe-Haber (Pero no hay) esta es la principal norma de nuestra contabilidad actual.
Según los economistas clásicos, el estado no debe intervenir en la economía y según los keynesianos debe intervenir como contrapeso al sector privado(?).
Dada la actual situación el estado interviene para reducir sus gastos lo que, con la reducción del sector privado, se reduce en mayor medida el tejido productivo.

Y digo yo, nadie se plantea una bajada de impuestos junto con la subida de tasas?
Que yo sepa hay dos formas de hacer dinero: a margen o a volumen. Si el estado reduce el margen pero le aumenta el volumen de las transacciones se pararía el ciclo. No?

Cesar Sevilla Moya 22 diciembre 2011 - 19:48

Las medidas en tiempos de crisis no se deberían cuestionar siempre y cuando estas tengan un fin positivo como puede ser corregir nuestros malos hábitos al mismo tiempo que se ayuda a la economia de el Estado, sin embargo esto no nos puede cegar y confundirnos que un abuso de esta autoridad y estas medidas pueden limitarnos en exceso y eso ya nos supondría un control abusivo.

-En cuanto a la politica de Gallardón de subir los precios de los parquímetros me pare que es una medida correcta que por pagar un poco más cada uno, puede dar mucho a la comunidad de Madrid.

Alberto 23 diciembre 2011 - 10:34

Hola

Coincido con Alfonso Merino en que lo que se trata es de elegir entre subir Tasas (gravan la utilización privativa o la prestación de servicios) o Impuestos (no requieren una contraprestación directa por parte de la Administración). Alguna de las dos cosas habrá que subir puesto que de otro modo y a pesar del recorte del Gasto, no cuadrarían las cuentas públicas.

Creo que es más justo subir Tasas que Impuestos, sobre todo aquellas con las que se pueden gravar externalidades negativas que tenga el comportamiento de ese ciudadano: coches más contaminantes, conductas de riesgo en salud,…

Respecto a las tasas universitarias, siempre que viajo a Europa me llama la atención que allí la Universidad es más cara, y frecuentemente los estudiantes compaginan estudios con trabajos temporales o estacionales. Aquí el precio es ridículo, por lo que frecuentemente las Universidades dejan de ser centros donde preparar al ciudadano para la vida laboral y se convierten en “guarderías de adultos” donde para titulaciones de 5 años los estudiantes emplean bastantes más para concluir sus estudios.

Soy por tanto partidario de la propuesta del Profesor Pampillón de subir las tasas universitarias al mismo tiempo que se dote de mejores becas a los alumnos que demuestren su valía pero carezcan de recursos económicos.

Un saludo y que paséis una feliz Navidad

[…] se  planteen distintas formas de recaudación. Aconsejo al lector eche un vistazo al siguiente post del Profesor Rafael Pampillón, el cual  nos puede hacer reflexionar sobre la posible financiación […]

Rodrigo López 26 diciembre 2011 - 21:44

Creo que la actual crisis económica obliga a los ayuntamientos a buscar financiación debido a la caída de ingresos, principalmente del sector inmobiliario, pues tanto las licencias urbanísticas como los permisos para llevar a cabo PAUS han caído de forma notable.
El mismo caso nos ocurre a nivel de autonomías como a nivel nacional. El elevado índice de paro conyeva doble prejucio para las arcas del Estado, pues no solamente deja de percibir ingresos sino que tiene que hacer frente a las prestaciones por desempleo.
Desde mi punto de vista, pienso que es justo que todos paguemos los mismos impuestos ya que hoy puede que no necesitemos esos servicios estatales, pero pasado mañana sí. Sin embargo también es normal que los que hagan un mayor uso de servicios y consumo de productos de riesgo, tales como el tabaco, alcohol, etc. deban pagar una mayor tasa y mayor impuesto.
En cuanto a las universidades públicas, como su propio nombre indica “pública”, logicamente tiene que estar subvencionada si queremos que personas con menor nivel de renta puedan acceder a estudios universitarios. Pasar del 20% al 50% no haría que los “niños de papa” dejaran de estudiar, sino todo lo contrario, seguirían yendo a la universidad y los que dejarían de ir serían los hijos de las personas que tienen menores recursos económicos.

Beatriz Arcos 29 diciembre 2011 - 10:32

Ya que se ha tirado la toalla en la búsqueda de la eficiencia del sistema fiscal español, no queda otra solución que la de aumentar el gravamen a las actividades más comunes del ciudadano para fortalecer el sistema y mejorar la situación de las arcas públicas. Dado que no hay tiempo ni margen para llevar a cabo cambios estructurales más profundos y costosos ( mejorar las cifras de economía sumergida por ejemplo) debemos abogar por un reparto equitativo y sobretodo justo de las nuevas cargas fiscales a las que vamos a tener que hacer frente.
¿Es justo que uno pague por algo que jamás va a poder disfrutar? Esta claro que el cajero de Mercadona no irá a la universidad , pero es su deber contribuir al mantenimiento de instituciones y organismos para garantizar el mantenimiento de estos servicios a futuras generaciones, incluidos sus propios descendientes, ya que esta es la finalidad de la ciudadanía.

Roberto González Aguilera 29 diciembre 2011 - 17:29

En cuanto el tema de los parquímetros estoy de acuerdo en que una subida del 10% y una hora más de duración, acabando así a las 21:00 en la zona centro puede ser molesto, pero no excesivamente perjudicial, para los ciudadanos, y es algo con lo que se puede ayudar bastante a las arcas públicas.
Sin embargo, en el tema de la educación, opino que una mejor educación publica, y para todos, ya que es el motor que hace prosperar a un país, pero no se puede mantener una educación pública para todo el mundo, sin contar los alumnos que la desperdician tirándose años y años en sacar carreras, entonces, ¿No hay algo que falla? En mi opinión eso se podría empezar resolviendo, cambiando la cultura estudiantil universitaria, haciendo que los alumnos tengan que cumplir unos mínimos todos los años, haciendo que se desperdicien así menos recursos. A esto se le podría añadir el hecho de que subvencionase un porcentaje de la carreras estipulado para todo el mundo, y para la gente que no pueda en su totalidad, haciendo que dicha gente al acabar su carrera tuviese que trabajar una cierta cantidad de años estipulados previamente, para una empresa española o para el mismo estado español, provocando así una reducción de la llamada “fuga de cerebros”, y un aumento en la calidad de vida al convertirse ESpaña en un país mas prospero.

María 29 diciembre 2011 - 18:52

En mi opinión es necesario este ajuste, es una manera de incrementar los ingresos del país ¿no?
Personalmente el aumento de las tasas me parece una manera muy sensata de frenar esta irresponsabilidad que se ha generado.
Esto es seguir el dicho de ” quien algo quiere algo le cuesta”
¿Justo? Con respecto a la subida de las tasas en la educación me parece que es una buena medida para fomentar el crecimiento y la competitividad. La educación es una de las armas más poderosas para cambiar las cosas y en nuestro país desgraciadamente no le damos esa importancia.
Si se tiene que invertir más dinero en la educación y en la sanidad estoy completamente segura de que se apreciarían mucho más ya que hasta ahora se han dado muchos casos del mal uso que hemos hecho. En este caso soy de las que opinan que esto es totalmente un acierto.
Con respecto a la medida que tomó el antiguo alcalde madrileño de subir el precio de los parkimetros un 10%, bueno, puede verse como que es una manera para fomentar el transporte público y de esta manera reducir la contaminación de la ciudad y etc etc.. pero es obvio que se ha hecho con el fin de sacar dinero de hasta debajo de las piedras.

Ana P 30 diciembre 2011 - 18:32

En mi opinión debemos diferenciar entre conductas irresponsables (como son las infracciones de tráfico) de la utilización en mayor o menor grado de los recursos públicos.

Estoy de acuerdo con que el Estado busque incrementar sus ingresos fiscales a base de encarecer las infracciones, ya que el infractor es en muchos casos (sino todos) consciente de estar cometiendo un delito, de manera que asume voluntariamente el riesgo de ser sancionado.

Sin embargo, en cuanto al nivel de utilización de recursos públicos, no veo correcto que hablemos sobre si individualmente hacemos mayor o menor uso que los demás, pues nunca sabemos si algún día lo haremos en mayor medida: no es raro imaginar personas en España que hoy tengan un buen trabajo y una salud de hierro, pero el día de mañana sean despedidos o diagnosticados con una enfermedad grave. ¿Cómo pronosticamos el uso de los recursos públicos que harán estas personas en el futuro? ¿Habría que penalizarles hoy por ello?

En cuanto a la pregunta que plantea sobre si es loable que los mileuristas sin estudios paguen con sus impuestos la universidad pública de los “niños ricos”, no la considero de justicia, pues imagino que ese mileurista el día de mañana querrá que sus hijos estudien, de manera que se beneficiaría del sistema y de cierta movilidad social asociada. Aún así, estoy de acuerdo en que se debería incluir cierta progresividad sobre las tasas universitarias en función de la renta, siempre garantizando que las familias de pocos recursos tengan fácil acceso.

En cualquier caso, creo que debemos darle sentido social a la fiscalidad, de modo que siempre habrá trabajadores que con sus impuestos financien los subsidios de desempleo, o usuarios de vehículos privados que financien las obras del AVE… Quién sabe si mañana alguno de nosotros necesitará de estos recursos!

Un saludo

Anónimo 2 enero 2012 - 14:18

Hola Rafael. Feliz Año!!!!!
Mi opinión al respecto la voy a dividir en varias partes:
a)En relación con los impuestos del tabaco y alcohol estoy totalmente de acuerdo ya que sería una manera de no fomentar el consumo y una disminución del gasto sanitario a largo plazo.
b)En relación con las comidas me parece más crítico ya que para algunas personas las comidas grasientas pueden ser perjudiciales para la salud. Pongamos el caso de los pueblos de alta montaña de Asturias, que su dieta está en gran medida basada en las grasas animales (no saludables). ¿Ser puede considerar una conducta de riesgo? ¿Se puede penalizar las costumbres de muchas zonas de España?
c)Con respecto a las conductas de riesgo me parece difícil clasificar lo que es riesgo y lo que no. ¿Deberían pagar un canon la práctica de deportes de riesgo como la escalada, el buceo deportivo o el parapente? He visto conductas más peligrosas al volante esta mañana viniendo a trabajar.
d)En relación al pago de uso de autovía estoy frontalmente en desacuerdo. La gente del extrarradio de Madrid, necesita el coche para llegar a muchos sitios donde el transporte público no llega. Porque eso que llega a todas partes no es cierto. Las autovías constituyen para esas personas, como la Castellana o la Gran Vía para los madrileños. ¿También se va a cobrar en las ciudades por el uso de arterías principales?
e)En el tema de las tasas de la universidad, me parece bien que se suba si realmente es necesario. Eso sí, creo que sería bueno controlar los ingresos (la bien llamada economía sumergida) de cada uno ya que muchas veces lo que se declara no es real y siempre pagan el “pato” los asalariados.
f)Por último señalar, que en relación al copago, hay dos formas de verlo. Efectivamente se irá al médico, cuando se necesite en mayor medida y se evitará el abuso. Pero también la gente irá al médico, cuando el problema sea mayor y por tanto, desaparecerá la medicina preventiva (alta tensión, hipo/hiper glucemias, colesterol, etc.) que tanto gasto o más puede traer en el futuro.

Para finalizar, me gustaría señalar que las injusticias en los pagos de impuestos se pueden ver desde muchos puntos de vista. Que se abuse de las bajas laborales y se pague con mis impuestos me parece injusto. El pago de la sanidad pública cuando se tiene sanidad privada. El pago de la educación pública cuando pagas a la vez la privada. ¿Es justo que hayan subido el IRPF y no se haya cambiado el sistema arcaico de los módulos que no tiene ni pies ni cabeza?
A lo mejor lo que conviene plantearnos es la siguiente pregunta:
¿Cabe la solidaridad en tiempos de crisis?

Victoria 2 enero 2012 - 14:18

Hola Rafael. Feliz Año!!!!!
Mi opinión al respecto la voy a dividir en varias partes:
a)En relación con los impuestos del tabaco y alcohol estoy totalmente de acuerdo ya que sería una manera de no fomentar el consumo y una disminución del gasto sanitario a largo plazo.
b)En relación con las comidas me parece más crítico ya que para algunas personas las comidas grasientas pueden ser perjudiciales para la salud. Pongamos el caso de los pueblos de alta montaña de Asturias, que su dieta está en gran medida basada en las grasas animales (no saludables). ¿Ser puede considerar una conducta de riesgo? ¿Se puede penalizar las costumbres de muchas zonas de España?
c)Con respecto a las conductas de riesgo me parece difícil clasificar lo que es riesgo y lo que no. ¿Deberían pagar un canon la práctica de deportes de riesgo como la escalada, el buceo deportivo o el parapente? He visto conductas más peligrosas al volante esta mañana viniendo a trabajar.
d)En relación al pago de uso de autovía estoy frontalmente en desacuerdo. La gente del extrarradio de Madrid, necesita el coche para llegar a muchos sitios donde el transporte público no llega. Porque eso que llega a todas partes no es cierto. Las autovías constituyen para esas personas, como la Castellana o la Gran Vía para los madrileños. ¿También se va a cobrar en las ciudades por el uso de arterías principales?
e)En el tema de las tasas de la universidad, me parece bien que se suba si realmente es necesario. Eso sí, creo que sería bueno controlar los ingresos (la bien llamada economía sumergida) de cada uno ya que muchas veces lo que se declara no es real y siempre pagan el “pato” los asalariados.
f)Por último señalar, que en relación al copago, hay dos formas de verlo. Efectivamente se irá al médico, cuando se necesite en mayor medida y se evitará el abuso. Pero también la gente irá al médico, cuando el problema sea mayor y por tanto, desaparecerá la medicina preventiva (alta tensión, hipo/hiper glucemias, colesterol, etc.) que tanto gasto o más puede traer en el futuro.

Para finalizar, me gustaría señalar que las injusticias en los pagos de impuestos se pueden ver desde muchos puntos de vista. Que se abuse de las bajas laborales y se pague con mis impuestos me parece injusto. El pago de la sanidad pública cuando se tiene sanidad privada. El pago de la educación pública cuando pagas a la vez la privada. ¿Es justo que hayan subido el IRPF y no se haya cambiado el sistema arcaico de los módulos que no tiene ni pies ni cabeza?
A lo mejor lo que conviene plantearnos es la siguiente pregunta:
¿Cabe la solidaridad en tiempos de crisis?

Lucía Igartua 3 enero 2012 - 18:19

Hola, Feliz año.
Después de la Segunda Guerra Mundial, la reconstrucción de Europa fue sustentada en el Estado de Bienestar. Este estado de Bienestar ofreció a los europeos 3 bienes públicos de primera necesidad:
– Un sistema de Seguridad Social que por medio de la paulatina cotización asegura el futuro de personas que por diversas causas (edad, enfermedades crónicas o circunstancias de la vida) han tenido que abandonar el mercado de trabajo.
-Una Sanidad Pública, gratuita y universal, de tal manera que al ser financiada con impuestos sea para todos, y a precio cero.
-Y por último una Universidad Pública de calidad

Este último punto, el que centra la última parte de su artículo, en el que sugiere un aumento de las Tasas a pagar por los estudiantes, haría un flaco favor a nuestro mercado de trabajo y nuestra capacidad de añadir valor a la economía. Haría un flaco favor, porque debilitaría el que debe ser el pilar fundamental del crecimiento y el bienestar, el Capital Humano.
El Capital Humano es el más importante debido a la capacidad de crear capital técnico, físico y artístico. Si permitimos que la gente no pueda acceder a la Universidad (por exclusión vía precios), tendremos una masa de gente peor formada, que opta a puestos peor pagados cuya contribución a las arcas públicas será menor en un futuro. Por lo tanto, desde mi punto de vista, aplicar esa medida sería de un impacto enormemente negativo en el largo plazo.

juan 3 enero 2012 - 22:46

Para centrarme en el tema de la educación:
Inicialmente parece lícito que pague más quien hace mayor uso de las administraciones públicas, pero creo que la actual situación que atraviesa nuestro país no permite al Estado ser totalmente “justo” con todos los ciudadanos a nivel personal. Me explico, la cuestión es diferenciar entre un bienestar económico-social a corto plazo ( en el que se ve necesario aumentar relativamente los ingresos fiscales mediante un aumento de las tasas o los impuestos) y otro a largo plazo (aquí si se entiende el ideal de la educación gratuita y abierta para los más pobres).

En un entorno económico donde las arcas del Estado no recaudan lo suficiente entre otros motivos por la actual “crisis del paro” y donde se enfrenta a un circulo vicioso de déficit por la crisis de deuda europea, creo que el primer paso hacia un bienestar económico-social a largo plazo es sacrificarse antes a corto plazo

Con esto quiero decir que el Estado no puede actualmente invertir en los futuros médicos ingenieros o empresarios mediante becas y ayudas, sino aumentar la recaudación para poder pagar cuanto antes a sus acreedores y poder invertir en ellos en el futuro.

Laura Rebollo Feliciano 8 enero 2012 - 01:08

Nos movemos en un contexto de fuerte escasez de Ingresos Fiscales. Por eso nos planteamos si sería justo aumentar la tasa en Universidad Pública, el co-pago o que los usuarios paguen los servicios que usan. Yo creo que se debe regular para que no haya un mal uso de los servicios públicos. Por eso no veo mal el co-pago aunque sea en una cantidad mínima porque reduciría el mal uso de la sanidad pública. De la misma forma creo que sería conveniente aumentar las tasas universitarias a aquellos alumnos que no tengan un rendimiento mínimo y alarguen excesivamente su estancia en la universidad porque eso tiene un coste para la sociedad.
Estoy de acuerdo en que las personas que tengan conductas de riesgo que provoquen un mayor coste social (sanitario de otro tipo) corran con ese coste. De todas formas creo que debe haber unos servicios básicos, como educación, sanidad, dependencia.. etc que deben ser cubiertos con los ingresos fiscales. Y decimos que tenemos escasez de ellos. Lo que habría que valorar es si esos ingresos serían suficientes si el gobierno fuese capaz de suprimir todos los gastos superfluos que tenemos entre las administraciones públicas, nacionales, comunidades autónomas etc. Creo que nos hemos acostumbrado a despilfarrar el dinero público sin control. Eso es lo que el gobierno primero tiene que eliminar y así a lo mejor los ingresos ya no son tan escasos y son suficientes para financiar el gasto público necesario de verdad.

Pedro 9 enero 2012 - 12:47

En los tiempos que estamos, una subida de impuestos seria mucho mas injusto que la imposición de tasas. Ademas una subida de impuestos no siempre lleva consigo un aumento de la recaudación para el estado.Es mucho mas sensato que quien utilice un autopista la pague, para su mantenimiento, mejoras……………que todo el mundo la utilice o no, la pague. En mi opinión las tasas haría que los ciudadanos fuésemos mas responsables a la hora de realizar nuestras actividades y así las familias que no pagan las tasas, podrían destinar una mayor parte de sus ingresos en el consumo.

Pablo 16 enero 2012 - 21:30

Efectivamente, todos estamos notando como por la escasez de ingresos del Estado, se está recurriendo a “buscar dinero de debajo de las piedras”. Pero lo que también está claro es que “de donde no hay no se puede sacar” y por eso la primera medida que se toma es “que nos suban los impuestos y tasas”. Lo que pasa es que la gente se empieza a cansar de tener que pagar más siempre y entonces empiezan las comparaciones: que si yo pago más que tú, o que si por lo que pago los servicios públicos no son suficientes.
La finalidad de las tasas es cubrir el coste de un servicio público concreto, pero los municipios las están utilizando sólo a nivel recaudatorio para otros fines, o para tapar agujeros. A lo mejor con la tasa de la basura también se recogen escombros de la M-30.
Por otra parte, ya sabemos que sin los impuestos el estado no podría funcionar, ya que no dispondría de fondos para financiar la construcción de infraestructuras (carreteras, puertos, aeropuertos, eléctricas), prestar los servicios públicos de sanidad, educación, defensa, sistemas de protección social (desempleo, prestaciones por invalidez o accidentes laborales), etc, pero al menos todos queremos que sean gestionados siguiendo los criterios de equidad y solidaridad social.
Por lo menos vamos a la moda. La tendencia es gravar las conductas de riesgo para evitar malos hábitos. Por eso lo del copago sanitario que además un fin recaudatorio, evitar el uso inadecuado de determinados centros o servicios y mejorar la eficiencia general. También otros impuestos pretenden desincentivar el consumo de productos como alcohol y tabaco ,por el daño que causan a la salud ya que al consumir estos productos existe mayor probabilidad de utilizar los servicios sanitarios públicos y se debe compensar.
Ahora, y durante un tiempo, hay que mirar con lupa hasta el último euro, porque como decía mi abuelo “trabajo y economía es la mejor lotería”. Desgraciadamente de lo primero falta a muchos y lo segundo, no promete unas buenas expectativas, al menos a corto plazo.

jorge ojea 18 enero 2012 - 09:49

Sería necesario en primer lugar que nos planteemos que tipo de universidad pública queremos. ¿ cuantos licenciados estan en el paro? ¿ cuantos licenciados estan subempleados?¿cuantos licenciados necesita un país para mantener un alto nivel de profesionales?¿cuál es el nível y calidad de nuestras universidades?¿cuando la formeción profesional o como se le quiera llamar será” excelente” en la realidad?, estas y otras reflexiones nos llevarian a dotarlas de los medios necesarios, becas, etc., , la dinámica de que pague los servicios el usuario deba afrontarse adecuadamente, pero es necesario que los diferntes gobiernos de este país. nos den ejemplo de que priorizan sus inversiones adecuadamente, y no se hagan aeropuertos sin vuelos, trenes sin pasajeros, etc.. Saludos

Jimena del Amo 23 enero 2012 - 10:11

Buenos días Sr. Pampillón.

En relación con las tasas universitarias, en mi opinión actualmente en España son bajas, lo que conlleva que haya estudiantes que no valoren lo suficiente el servicio que reciben de todos los españoles. Se trata de jóvenes sin motivación, que no se esfuerzan lo suficiente, lo que les lleva a repetir cursos e incluso no completar su carrera, cuando lo lógico hubiera sido buscar otras alternativas como la formación profesional o directamente acudir al mercado de trabajo. No es justo que en este caso la sociedad este sosteniendo el gasto de estos malos estudiantes. Por lo tanto, para evitar este problema sería adecuado subir las tasas.

Ahora bien, también hay que tener en cuenta que la existencia, en un país de una buena Universidad no solo beneficia a quienes en ella se gradúan, sino también al conjunto de la sociedad. Utilizando su ejemplo, a ese mileurista que no ha estudiado en la universidad si le debería preocupar que en su país haya una buena formación universitaria. Le convendría que, si algún día se pone enfermo, le tratara un médico que sea un buen profesional y que su casa estuviera construida por un buen arquitecto. Por esto también es justo que una parte del coste de los estudios universitarios públicos los paguen todos los españoles mediante los impuestos.

En conclusión, opino que deberían subirse las tasas universitarias, pero eso sí aumentando a su vez las becas para que aquellos estudiantes cuyas familias carezcan de recursos, pero que tengan aptitudes y que demuestren ser buenos estudiantes, puedan acceder a los estudios universitarios y terminarlos. Precisamente en España la existencia de una buena Universidad pública ha hecho más fácil ascender en la escala social, cosa que no sucede en otros países. Hoy en día también existen Universidades privadas en nuestro país con sistemas de becas para personas con menos recursos, lo que aumenta las capacidades a los jóvenes de poder estudiar la profesión que deseen.

La Universidad es un ejemplo de un servicio bueno para el conjunto de la sociedad. Sin embargo hay conductas de algunos ciudadanos que no son deseables para la sociedad y que además ocasionan gastos al resto de ciudadanos, como por ejemplo sucede con el hábito de fumar o de beber en exceso. No es justo que los demás ciudadanos paguen impuestos para cubrir los gastos de sanidad de estos individuos. En estos casos unas elevadas tasas pueden contribuir a disminuir dichos malos hábitos y reducir los impuestos que pagan el resto de ciudadanos.

También existen casos en los que algunos utilizan en su beneficio un espacio que es de todos, como por ejemplo la terraza de un bar, un kiosco de prensa o el aparcamiento público. En estos casos también es justo que se cobre una tasa a dichas personas. En el caso del aparcamiento público la tasa también trata de disuadir a los conductores para que dejen el coche en casa y utilicen el trasporte público.

Raiza Esther Espinzon 16 agosto 2015 - 02:57

hola soy una joven-cita feas de este año 2015 tengo demasiada picsn si me ama ódiame si me quiere innorame 100x%

Eddyh Rodrigz agurr 16 agosto 2015 - 03:10

buena noche compañeras (os) te deseo feliz año 2015 te pido que le obedezca ami Dios que la venida de el se acerca muy prontos, es muy importan te para todas las personas que Dios le bendiga chaaaooooooo

EstefaEdwin de montezum de aguirre 16 agosto 2015 - 03:21

me siento feliz esta noche porque estoy con mi novio autoritarismo en hato las belleza mi novio se llama Edw,in montezuma lo quiero mucho como a todo chaaaaoooo jjjjiiiiiiii el estudia en el colegio felixollll y yo en el colegio segundaría de las lajas sanf soy las rosa de guadalupe

EstefaEdwin de montezum de aguirre 16 agosto 2015 - 03:33

hola buena noche soy una joven muy inteligente porque no me ayudan soy gemelas yo me-llamo nieve monto y la otra mi her mana se llama nieve sofia monto esquinela tenemos 16 año y si nadie no quiere le haremos maldades soy la joven del año 2015 somos las rosa mas guapa de este lugar
ccchhhhhhhhaaaaaaaaoooooooo jajijaji

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar