6
Nov

Reshaping the International Trade

Escrito el 6 noviembre 2011 por Mikel Aguirre en Economía Global

Traditionally trade has flowed between Northern countries to the Southern ones, meaning the developed and developing words.  Natural resources were shipped into the industrialized West, which in return exported factory made goods.  After WWII this becomes a little more complex as the Asian upstarts become to receive the outsourcing of western industries.  There was little incentive to reach customers in the developing countries, so the US and Europe dominated the world´s trade and capital, and everyone depended on them for growth and jobs. 

This changes, once again, when China jumped in the globalization during the 80s.  India and other emerging countries became export destinations in their own right, and connections continue to draw in more and more parts of the emerging words.  Trade between the developing countries of Asia and Latin America, grew over the first decade of the 21st century to USD 268 billion.  Trade between India and Africa went from a mere USD 1 billion in 2001 to USD 50 billion in 2010.  The consequences of this shift go well beyond the mere movement of goods and services.

The more important trade and investment within the emerging countries become, the less important the West becomes to the global economy

Will the importance of US and Europe diminish economically and politically?  Which will be the consequences?  A replacement of the US dollar as the world´s number one reserve currency?

Comentarios

Jose Angel Saez 7 noviembre 2011 - 10:37

A través de la Historia se ha demostrado que los cambios en el comercio son el preambulo de un nueva forma de entender el mapa internacional.En este sentido estos ultimos años estamos siendo testigos de un cambio previsible pero,no por ello,carente de interés en la economia mundial el auge de China.
El papel de China marcara una nueva forma de entender el comercio y las relacciones economicas a nivel internacional.Ademas esto afectará en gran medida a las relacciones de UE con China que tendran que ser más intensas y estrechas en los proximos años.
La conclusion que podemos quedarnos es un nuevo orden economico que estara influenciado por una forma diferente de entender los negocios en el mundo.

Fernando Alberto Cruz Batista 10 noviembre 2011 - 19:18

En este mundo tan globalizado vemos como el desarrollo de las economías asiáticas tanto China con la misma India han producido un enorme cambio en el comercio internacional en épocas tan turbulentas donde vivimos una crisis financiera que afecto al mundo y especialmente el comercio internacional, no se entiende como estas economía siguen creciendo a niveles sorprendente. La única manera de entender este crecimiento es que en el caso de china es un país completamente exportador por ende tiene una fuerte entrada de dólares y esto le ha permitido al gobierno de China seguir desarrollando las industrias e incentivando la producción nacional lo que se refleja en que al día de hoy dicho país domina el comercio internacional y cada día que pasa se hace mucho más fuerte.

Pero la gran pregunta sería: ¿este modelo económico de china puede ser imitable por otras economías? A mi entender no porque la China es un país con muchas restricciones para sus ciudadanos lo que no demuestra que existe un mayor nivel de explotación laboral, pero lo que si pueden copiar los otros países para ser mucho más competitivos en el comercio internacional es cambiar el modelo económico y pasar de incentivar al consumo a incentivar la producción nacional para de esta manera generar mayores flujos de ingresos que permitan que se alcance un mayor desarrollo económico.

Juan Carlos Rivadeneira Ayala 10 noviembre 2011 - 23:47

Sin duda los países emergentes tienen ahora un papel fundamental en el comercio exterior. Históricamente el dólar americano ha sido la moneda de reserva mundial para las transacciones comerciales. Recordemos que moneda reserva, entre otros factores, usualmente es elegida por inversionistas debido a la estabilidad y fuerza que presenta durante un tiempo determinado en la economía donde se utiliza. Tomando en cuenta esto, recordemos que en Julio del presente año Estados Unidos estuvo a punto de suspender pagos de su deuda soberana, como resultado de su amplio déficit en cuenta corriente y estar altamente endeudado e insolvente. Parece extraño escuchar noticias de que la primera economía del mundo estuvo a un paso de una gran catástrofe, pero hay que admitir que la situación financiera de Estados Unidos estuvo a prueba y mostró tambalearse. Posiblemente, si EEUU no cambia algunas de sus políticas económicas, el dólar podrá ser suplantado por otras divisas que muestren estabilidad, destacando las de los países BRIC.

Juan Carlos.

Anónimo 11 noviembre 2011 - 15:34

Como muy bien apuntas, los intercambios comerciales con los países emergentes y entre ellos se han incrementado exponencialmente durante la última década. Esto unido a la gran crisis que están sufriendo EEUU y Europa ha puesto en cuestión la persistencia de esa supremacía.
Los países del llamado BRIC necesitan de abundantes recursos naturales para abastecer su creciente industrialización. Estos los obtienen fundamentalmente de América Latina y de África de donde importan principalmente minería. Mientras tanto, exportan fundamentalmente bienes de consumo a las economías más desarrolladas. Con la mejora de las economías del BRIC y, por lo tanto, con la mayor capacidad de consumo de estos países se ha producido en los últimos años un aumento considerable de las importaciones de bienes de consumos, especialmente lujo y tecnología. Mientras este desarrollo continúe y se mantenga la crisis en Europa y en EEUU, es indudable, que las relaciones comerciales se irán trasladando del eje atlántico (EEUU-Europa) hacia el eje pacífico/Índico (Asia-América/África).
La cuestión es saber cómo de reforzada o debilitada saldrá la economía de los países que están padeciendo la crisis actualmente y si serán capaces las economías emergentes de mantener sus increíbles crecimientos.
Por lo que podemos ver Europa y EEUU han tomado diferentes caminos para salir de la crisis. Obama ha elegido el camino del endeudamiento y los planes expansivos, invirtiendo grandes cantidades de dinero en busca de aumentar el crecimiento de su economía y favorecer la disminución del paro. En Europa, tras una fase expansiva como los EEUU ha pasado últimamente a una contención del gasto siguiendo las políticas de austeridad impulsadas por Ángela Merkel, probablemente porque las arcas europeas ya no pueden aguantar mayores endeudamientos.
Por parte de los países emergentes hay que destacar que sus economías mantienen grandes interrogantes. Por ejemplo, en China hay un sistema político no democrático y un alto porcentaje de la población que ejerce de mano de obra barata y explotada. Habrá que ver si eso es posible mantenerlo en un futuro o las clases bajas van a reivindicar una mejora de sus condiciones lo que podría provocar un problema en el modelo productivo chino. Hay que recordar que China es la fábrica del mundo debido a su mano de obra barata, preparada y extremadamente trabajadora. Otro problema el que se ha de enfrentar es la su pirámide poblacional. Los severos controles de natalidad realizados ha provocado vaya a ser invertida en un futuro donde las personas mayores serán más que las que estén en edad de trabajar.
Otro de los graves problemas a los que se deben enfrentar estas economías emergentes es a las elevadas tasas de inflación y a la corrupción, basta con señalar los escándalos en Brasil y Rusia y sus tasas de inflación por encima del 7%.

Maria Vidal 11 noviembre 2011 - 15:37

En relación a lo que comentabas sobre cual será la moneda de referencia a nivel mundial opino que seguirá siendo el dolar. Su gran rival hasta el momento, el euro, no atraviesa uno de sus mejores momentos. La crisis de deuda en Europa ha generado los primeros rumores sobre la posible salida de algunos de sus miembros e incluso la desaparición de la misma moneda. Esto no mejorará la confianza en el euro como moneda de referencia a nivel mundial. En cuanto al Yuan, moneda de la posible primera potencia mundial en breve, no es de libre mercado. El gobierno chino mantiene un férreo control de su tipo de cambio con respecto al dolar y al euro, por lo que no parece que pueda servir de referencia mundial mientras siga siendo controlada. Otra de las monedas que está actualmente en auge es el franco suizo. La estabilidad y neutralidad de Suiza le hace ser moneda de resguardo, es decir, cuando la volatilidad y credibilidad de otras monedas se ve afectada aumenta generalmente el valor del franco suizo y del oro, como está pasando actualmente. Pero no creo que una economía tan pequeña como la de Suiza sea suficiente para que su moneda sea de referencia en momentos de bonanza. Seguramente cuando la situación se estabilice, volverá a perder valor.
Por lo tanto, si el Banco Central Chino deja que su moneda se rija por las leyes de la oferta y la demanda, sin influir mediante la compra masiva de divisas extranjeras, podría ser la nueva moneda de referencia a nivel mundial. Mientras tanto, seguirá siendo el dolar.

Maria Rosa Campos 24 noviembre 2011 - 13:51

Como muy bien apuntas, los intercambios comerciales con los países emergentes y entre ellos se han incrementado exponencialmente durante la última década. Esto unido a la gran crisis que están sufriendo EEUU y Europa ha puesto en cuestión la persistencia de esa supremacía.
Los países del llamado BRIC necesitan de abundantes recursos naturales para abastecer su creciente industrialización. Estos los obtienen fundamentalmente de América Latina y de África de donde importan principalmente minería. Mientras tanto, exportan fundamentalmente bienes de consumo a las economías más desarrolladas. Con la mejora de las economías del BRIC y, por lo tanto, con la mayor capacidad de consumo de estos países se ha producido en los últimos años un aumento considerable de las importaciones de bienes de consumos, especialmente lujo y tecnología. Mientras este desarrollo continúe y se mantenga la crisis en Europa y en EEUU, es indudable, que las relaciones comerciales se irán trasladando del eje atlántico (EEUU-Europa) hacia el eje pacífico/Índico (Asia-América/África).
La cuestión es saber cómo de reforzada o debilitada saldrá la economía de los países que están padeciendo la crisis actualmente y si serán capaces las economías emergentes de mantener sus increíbles crecimientos.
Por lo que podemos ver Europa y EEUU han tomado diferentes caminos para salir de la crisis. Obama ha elegido el camino del endeudamiento y los planes expansivos, invirtiendo grandes cantidades de dinero en busca de aumentar el crecimiento de su economía y favorecer la disminución del paro. En Europa, tras una fase expansiva como los EEUU ha pasado últimamente a una contención del gasto siguiendo las políticas de austeridad impulsadas por Ángela Merkel, probablemente porque las arcas europeas ya no pueden aguantar mayores endeudamientos.
Por parte de los países emergentes hay que destacar que sus economías mantienen grandes interrogantes. Por ejemplo, en China hay un sistema político no democrático y un alto porcentaje de la población que ejerce de mano de obra barata y explotada. Habrá que ver si eso es posible mantenerlo en un futuro o las clases bajas van a reivindicar una mejora de sus condiciones lo que podría provocar un problema en el modelo productivo chino. Hay que recordar que China es la fábrica del mundo debido a su mano de obra barata, preparada y extremadamente trabajadora. Otro problema el que se ha de enfrentar es la su pirámide poblacional. Los severos controles de natalidad realizados ha provocado vaya a ser invertida en un futuro donde las personas mayores serán más que las que estén en edad de trabajar.
Otro de los graves problemas a los que se deben enfrentar estas economías emergentes es a las elevadas tasas de inflación y a la corrupción, basta con señalar los escándalos en Brasil y Rusia y sus tasas de inflación por encima del 7%

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar