4
Nov

Bienvenido, Mr. Draghi

Escrito el 4 noviembre 2011 por José Ramón Diez Guijarro en Política Monetaria, Unión Europea

Interesante debut del nuevo presidente del BCE, no sólo por el “regalo” de la bajada de tipos, sino también por la sensación de que puede haber cambios tanto en la estrategia, como en la política de comunicación del BCE. Respecto al primer tema, probablemente vamos a ver un banco central algo más proactivo y, por tanto, intentando adelantarse (siempre que sea aconsejable) al mercado.

De la misma forma, en la rueda de prensa parece que Draghi va a ser más escueto y directo en los mensajes. Lo que ya no es tan esperanzador es el claro deterioro de las perspectivas económicas del BCE. Y, también, se ha echado en falta algo de más contundencia a la hora de hablar del plan de compra de deuda. Ya sabíamos que es temporal y limitado, pero a veces con poca munición se pueden conseguir buenos resultados si se utiliza de forma contundente.

Por tanto, la primera reunión con Draghi como presidente de la institución ha concluido con un recorte del tipo de intervención de 25 pb hasta el 1,25%.El corredor de tipos se sitúa ahora en el 0,50% para las facilidades de depósito y en el 2% para las facilidades de crédito.

Otros aspectos del comunicado y la rueda de prensa posterior que cabe mencionar son:

– Crecimiento. Las tensiones en los mercados financieros es probable que afecten al crecimiento de la eurozona en el segundo semestre, del que espera que sea muy moderado. De cara a 2012, ve probable una revisión significativa a la baja en las previsiones.
– Inflación. Prevé que la inflación siga por encima del objetivo del 2% durante lo que queda de año, aunque se situará por debajo en 2012. Comenta que no ve riesgo de deflación, pero también apunta que la debilidad del crecimiento tendrá efectos sobre los costes y los salarios.
– Política monetaria. Ha recordado que todas las medidas no convencionales tienen un carácter temporal.
– Sector financiero. Apoya la decisión de la UE de reforzar el capital de los bancos, aunque apunta que no deben desapalancarse en exceso.
– Crisis de deuda. Pide a los gobiernos de los países más presionados que tomen las medidas adicionales que sean necesarias y que aceleren la implementación de las reformas estructurales comprometidas.

También ha calificado de “imperativo” que se implementen las medidas acordadas en la cumbre del pasado 26 de octubre. En otro comentario ha rechazado la idea de convertirse en “prestamista de última instancia”. Respecto a la posible salida de un país de la zona euro deja claro que no es una situación contemplada en el Tratado de la UEM. La decisión ha sido adoptada por unanimidad y el mayor motivo ha sido la debilidad de los datos económicos y la ausencia de tensiones duraderas en la inflación.

La reacción inicial de los mercados ha sido muy positiva (al conocerse la bajada de tipos), por la sorpresa y porque incluso se albergó la esperanza de medidas más contundentes en otros frentes. Sin embargo, al avanzar la rueda de prensa de Dragui se han ido enfriando esas esperanzas, dejando un saldo más neutral. Cabe destacar que los futuros sobre tipos Euribor a 90 días caen entre 5 y 10 pb, lo que supone cotizar un tipo de intervención en el 1% en marzo de 2012 y casi otra rebaja de 25 pb en torno al mes de junio.

En definitiva, el BCE sigue haciendo frente a la crisis con una gestión prudente en tres líneas de acción: i) bajando tipos, ii) inyectando liquidez, y iii) comprando activos. En los dos últimos meses ha utilizado intensamente las dos primeras y es probable que se esté reservando en la utilización de esta última.

Comentarios

Carlos Trivino 3 noviembre 2011 - 21:41

Draghi pasara a la histori como el primer presidente del BCE que debuta con una bajada de tipos, lo cual no ha sido la regla en los anteriores mandatos del banco, sin embargo debemos centrarnos en el discurso y como nombro varias veces la palabra inflacion, lo que pretende al bajar los tipos es aumentar la liquidez pero esto pone en riesgo la inflacion y es un premio a los paises que peor lo han hecho como Italia. Ha desafiado a Alemania, la cual siempre le ha preocupado un inflacion descontrolada en la zona y lo que mas me llamo la atencion es cuando un periodista Aleman le pregunto que de donde sacaba lo de la recesion y si habia hablado con las empresas alemanas que estaban lejos de percibir ese escenario, con lo cual derrumbo su argumento y continuo con su discurso sin tener una respuesta a esta pregunta.

Manuela Perez - Vudu 3 noviembre 2011 - 22:05

Yo creo que va a ser el primer presidente loco del BCE. Me parece que no esta capacitado para el cargo y es unapersona que me da espina. Pero bueno por algo esta donde esta, espero que nos defraude. Sino van a decir que le hice un Vudu magico jajaaj.

Camilo Fernández 3 noviembre 2011 - 22:07

Estoy de acuerdo en lo de la inflación. Inyecciones de liquidez pueden generarl inflación y son un arma con la que se debe saber jugar. Quisiera saber hasta qué punto puede medir el BCE el nivel de liquidez a inyectar sin perjudicar a los diferentes países y sus economías.
Este tipo de medidas no pueden ser beneficiosas para todos los países de la zona euro por igual.

Por otro lado, no entiendo cómo ahora el Sr. Papandreu dice que no habrá referendum. A mi modo de ver esto sólo está demostrando inestabilidad en Grecia. Igualmente, creo que demuestra que el peso que tienen los griegos sobre el total de la economia europea no es suficiente como para causar la volatilidad presentada en los últimos días. Si el peso de Grecia fuera de mayor entidad, quizás los mercados seguirían tendiendo a la baja dadas las incongruencias presentadas. Da más desconfianza que un presidente cambie de opinión de una manera tan radical con dos días de diferencia.

En mi opinión, creo que lo que puso hoy a subir los índices es que finalmente se hizo lo que Merkel y Sarkozy querían, demostrado que aún tienen el control y que no dejarán caer ningún país. Menos pensar en dejar que alguno se vaya de la UEM sabiendo que ha sido uno de los grandes últimos triunfos de Europa.

Luis Ontoria 3 noviembre 2011 - 23:43

Trichet un hombre sereno, cauto, predecible. Draghi activo, sin miedo, con capacidad de improvisación.

Hasta aquí los hechos y ahora mi opinión.

Trichet ha sido criticado por ofrecer lo necesario en estos tiempos: serenidad, precaución y estabilidad. Ahora entra un hombre que refleja lo que nos ha traido a esta situación de crisis sistémica: hiperactividad, exceso de riesgo y carencia de control.

“Detrás de mi vendrá otro que bueno me hará”

D.E.P. Jean-Claude Trichet

Javier Lusquiños 4 noviembre 2011 - 00:25

Aunque Draghi en la rueda de prensa, ha querido expresamente quitar simbolismo personal y que esta decisión suponga un nuevo estilo, diciendo varias veces que es decisión analizada en el último mes, aludiendo de esta forma a Trichet, si que es cierto que quizás la decisión rápida, pues la inflacción está aún en el 3%, si tenga un significado de quererse anticipar a los hechos.
Mi opinión no es mala por esto, acostumbrados como estamos a que hasta que no tenemos el chaparrón encima, no se reacciona.
Lo que si que se puede estar vislumbrando con Draghi es una visión mas general de las decisiones económicas no tan centradas en el mandato del BCE basado en el control de precios. Eso quizás nos anticipe un estilo mas acorde con la necesidad de una autoridad económica europea realmente ejecutiva que tanto se demanda. Veremos

Respecto a Trichet, coincido con vosotros en que la gente debe conocer cual es el mandato del BCE, a lo que Trichet se ha ceñido y ha cumplido con nota, antes de criticarle. Lo que si que quizás debiera empezar a pensarse es en modificarlo y ampliar dicho mandato, pero seamos realistas con la clase política europea que no es/ha sido capaz de atajar un problema como el griego que debía haberse resuelto hace mucho mucho tiempo, no podemos aspirar a mucho mas.

Pablo Fernández Salido 4 noviembre 2011 - 09:20

Después de las exgencias a la banca, no es lógico que se contrarreste bajando los tipos? Así evitamos que se enfríe más el crédito, al fin y a cabo.
Lo que dice Camilo me parece que es cierto, da pocos motivos para confiar en países como Grecia la inestabilidad de sus líderes, aunque supongo que detrás de todo esto habrá algo que nos perdamos, no sé si compensaciones ante la amenaza de Papandreu porque simplemente anunciar ese referendum, convirtiéndose en portada de diarios en toda Europa para luego recular es significativo…

Antonio Rueda 4 noviembre 2011 - 10:08

Pablo, por lo que entiendo , al bajar los tipos de interes los bancos se pueden prestar dinero entre ellos a menor coste, que a su vez se traslada a las personas de a pie, ya que cuando pides un credito es Euribor + X%, al bajar el Euribor incentivas el credito, y por tanto la inversión, la idea es que asi puede reactivarse la economía.

Por otra parte no conozco bien a este personaje. Quiero pensar bien de el y que esto no sea una medida populista y facil para “encantar a la plebe”.

Si tiene lo que tiene que tener, a ver si por fin plantea la unificación de politicas fiscales….No podemos tener una monera unica si no va acompañada por la unificación de otras politicas, empecemos por la fiscal.

Por otra parte a ver si en vez de dar consejos en la UE se ponen manos a la obra y a llevar a cabo las estrategias, esto de seguir perdiendo el tiempo aconsejando y sin mover un dedo no nos lleva a ninguna parte.

Con respecto a los bonos de deuda, no lo veo tan facil como lo pintan la verdad. Creo que en este aspecto la UE al poner los objetivos de cara a final del ejercicio debería poner unas sanciones a su vez si no se alcanzan, no estaria de más un organo supervisor de los gobiernos con problemas a modo de auditorias. No puede ser que sigamos despilfarrando dinero en cosas absurdas, esto debería tener un castigo. No se puede dar confianza de un Pais cuando no paramos de ver noticias de todos los trapos sucios que se hacen, que encima todo es peor de lo se pensaba…

Primero tenemos que dar confianza, demostrando las palabras con hechos. Es muy bonito decir que se va ha hacer y luego no hacer nada…

Pablo Fernández Salido 4 noviembre 2011 - 13:36

No soy experto en la materia, ni mucho menos. Pero creo que podría hacer que sí, que al final se haga más fácil y asequible el crédito, no sé si llegará a suceder y más a corto plazo o simplemente es lo que nos gustaría a los que lo sufrimos.

Otra cuestión en parte relacionada para seguir ayudando a los bancos pero que esto se traslade a la economía de a pie puede tener que ver con un punto que el profesor José Ramón Diez Guijarro apuntaba en la última clase del MBAP 2012, es la creación de un “banco malo”, el mecanismo que es que asuma los activos deteriorados del ladrillo, según entendí para aliviar los balances de las entidades y así tener una situación más favorable de cara al crédito.

Es una parte del programa del PP, según leía en la editorial de ayer del mundo cita lo siguiente:
“gestión activa del patrimonio dañado de las entidades financieras que lo precisen.. creación de un banco malo que agrupe esos activos tóxicos y que los vaya vendiendo”.

la verdad es que es una apuesta de este partido, no sé cómo tendrían que explicar a la gente, pero podría ser una manera de afrontar el problema de frente, no?

Si alguien quiere el artículo lo tengo en Orbyt, lo puedo enviar.

Carlos de Andrés 5 noviembre 2011 - 23:41

Hola a todos,
Antonio, que los tipos esten bajos no va a implicar que se reactive la economía, en una situación de mercado normal si, pero ahora NO. Para que se reactive la economía lo primero que tiene que pasar es que los empresarios recuperen la confianza, ellos invertirán, contratarán personas, menos paro, más consumo…. Al final quién contrata a la gente son las empresas, no Mr Draghi. Sin eso no hay nada. El mejor indicador de la economía es el Indice de Confianza( empresarial o del consumidor)Si lo comparas con el PIB, para que te hagas una idea, van casi de la mano.

Bancos: por lo que me toca, mira, los tipos a los que se financia ahora las operaciones son los mismos que hace 5 años. Los Bancos dicen “lo poco que tengo, o lo presto caro o casi mejor me lo guardo a riesgo de perderlo”, tal cual. Demasiado tienen con historias de Core Capital, Tasas de mora, cierre de oficinas.., como para preocuparse en prestar dinera, deja deja.
Y en cuanto a las inyecciones de liquidez que puede hacer el BCE a las entidades financieras, al final ese dinero no llega al cliente final. El BCE inyecta dinero pero quien sigue asumiendo los riesgos derivados de una operación es el Banco. Con unas cifras de paro creciendo mes a mes, con unas previsiones económicas tan malas(mas paro…) ¿quién en su sano juicio presta dinero a alguien si igual esta en el INEM el mes siguiente?

Carlos de Andrés

Carlos de Andrés Campos 7 noviembre 2011 - 09:10

Al hilo de de mi último comentario os pongo link que refleja la incongruencia entre el objetivo de la Politica Monetaria ( bajos tipos para estimular la economía ) y su verdadero impacto.

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/3461906/10/11/CEOE-amenaza-con-cierres-masivos-de-pymes-por-la-restriccion-del-credito.html

Estaría bien que Mr.Draghi pensase en algo para solucionar este gran problema, ¿ o vienes con más de lo mismo Draghi ?

Un saludo a todos,
Carlos de Andrés

Paz Santamaría 7 noviembre 2011 - 10:56

El nuevo Presidente del BCE es un romano brillante y “listo”-economista, doctorado en el MIT, y alpinista; de centro izquierda pero católico; un italiano que parece alemán! pero italiano al fin y al cabo- quien ha conseguido convencer al gobierno de Berlín -eso sí, una vez que el alemán Alex Weber, ex-presidente del Busdesbank, dimitió-, de la firmeza de sus convicciones antinflaccionistas. “Un italiano germanizado por su vena ortodoxa, y americanizado por sus estudios universitarios”, dicen.
La colosal deuda pública de Roma, el 120% del PIB, no es, precisamente una buena carta de presentación. Pero sí lo es su excelente currículum. A su experiencia en banca de inversión, en el Banco Mundial, y en el Tesoro, Ministerio de Finanzas, y Banco Central italianos -su única sombra proviene de su etapa en Goldman Sachs asesorando al Gobierno griego sobre cómo maquillar sus cuentas públicas para que pareciesen creíbles-, añade haber liderado en la UE el Consejo de Estabilidad Financiera, privilegiado centro de observación de los sistemas bancarios europeos, cuya actual crisis intentará resolver desde el BCE.
La precaria capacidad de gobernanza de las instituciones europeas ha impulsado al BCE, con ocasión de la crisis económica de la eurozona, a un protagonismo muy superior al que le confieren y asignan los tratados constitutivos de la UE, situándolo en primera línea de decisión en la defensa de la estabilidad del Euro y del crecimiento de la actividad económica de la eurozona.
Mario Draghi, nuevo presidente designado para suceder al francés Jean Claud Trichet -2º presidente del Banco Central Europeo, desde 2003-, compatibilizará la presidencia del BCE con la del Consejo de Riesgo Sistémico, lo que facilitará que la situación del sistema financiero, y, lo que se conoce como “análisis macro-prudencial”, se incorpore a los indicadores a seguir para orientar la política monetaria europea (analizando la evolución del crédito país por país).
Deberá diseñar un plan para devolver la calma a los mercados financieros, y definir una política monetaria que, a pesar de la desvertebración de los Estados de la eurozona, y luchando contra la inflación, impida la recesión.
Su primera medida ha sido el regalo de la rebaja de un cuartillo en los tipos de interés hasta el 1,25% (corrigiendo la mitad de las recientes subidas del precio oficial del dinero,aplicadas por su predecesor). Ortodoxa, dogmática, pro-alemán, destinada a ganar credibilidad, y a agradar en Berlín. Y, en la misma rueda de prensa en la que presentó su medida -su primera aparición como presidente del BCE, el 03.11.11- anunció su estimación de una próxima “suave” recesión, y la reducción de la inflación del 3% a menos del 2% en 2012.
Y, por si hubiera dudas, advirtió que el BCE tendrá un papel limitado en la lucha contra la crisis y “no actuará como prestamista de último recurso”.
¿Podrá salvar el Euro, a pesar de la notoria insuficiencia del actual marco legal y político de su gobernanza?

Miguel Angel Muñoz Cobo 8 noviembre 2011 - 11:39

Bien,

A Dragui no le conocía antes mas allá de un nombre de posible sucesor. Sin duda lo de Goldman Sachs asesorando a Grecia no es que sea un motivo para fiarte de él. En todo, caso el problema ahora es “entender el problema”.

Mas de una y de dos personas están criticando ahora lo que ya avanzaba Ortega y Gasset hace 80 años. El problema es liderar Europa. Europa no es una única palabra, imagen o economía. Cierto que hay moneda única y ahora todos piden fiscalidad única para hacer sostenible todo. Bajar los tipos se verá si es bueno o malo, desde luego ahora que todos estamos mal o peor en Europa al menos será mejor que cuando estaban bajos y Alemania estaba mal y España creciendo sin límite ni mesura.

Espero que el nuevo presidente sea consciente que en la actualidad la UEM es una realidad única y el futuro y no tan solo una suma de países con intereses en principio comunes. Funcione como funcione, es muy difiicl creer que siempre funcionara al mismo ritmo todos los países. Creo que el problema esta en como converger a un mismo ritmo en cuanto crecimiento o recesión o aprovechar la oportunidad cuando haya paises muy cercanos creciendo (o decreciendo) a distintos ritmos.

El problema viene en liderar, en entender la situación y en ser uno, discrepando varios pero una imagen sólida y con avances decididos. ¿Nos quejamos de que se nos castigue desde EEUU cuando esto parece un patio de vecinos? La cuestión la ha planteado Carlos. No habrá crecimiento si no hay confianza de los empresarios, que son quienes invierten, contratan, etc. La confianza varía en Europa por semanas, o mejor dicho decrece. Se apagan fuegos continuamente, se tiran salvavidas en vez de hacer que aprendan países a nada. Se da dinero sin pedir explicaciones a países y bancos. Quizás toda la gente este esperando a ver donde esta el límite. Si se cargan a Italia y se deja a Italia caer quizás los especuladores verán que todo tiene un límite y que si juegas a obtener mayor rentabilidad lo mismo matas a la gallina de los huevos de oro. Igual aplicable a los Bancos ¿no?

Ahora mismo vienen a mi mente las dos últimas portadas de The Economist, sobre Europa y sobre Grecia. El contenido de una manera extensa critica todo lo que en Europa se esta viendo como unos avances. Quizás los americanos se extralimitan, quizás aquí no sabemos explicar bien lo que hacemos. Si me pongo en piel de inversor americano o incluso del chino o el ruso o el brasileño….. digo ¿A quien creo para invertir mi dinero? ¿En quien confío? ¿En lo que dice Merkel y Sarkozy al unisono un día o en lo que Papandreu o Berlusconi hacen y dicen?

Sin idea de lo que hoy es Europa no tendremos política europea única, sin esta no tendremos economía europea única, sin ésta no tendremos fiscalidad europea única y sin ésta ¿para qué tenemos una moneda común?
Si tuviéramos una idea común y compartida, seríamos capaces de comunicar transmitir a los inversores lo que queremos, nuestra intención, en vez únicamente de mostrar los acuerdos de nuestras discusiones.

Cristina Menéndez 21 febrero 2012 - 15:30

Es evidente que el papel del BCE debe trascender a su presidente, puesto que es una entidad que tiene unas funciones claras y definidas, y no debería haber mucho espacio para convertirlo en un equipo de fútbol y debatir sobre si el liderazgo ha de ser al estilo Mouriño o al estilo Guardiola (y disculpad la metáfora futbolística).
Creo que se han apuntado temas muy interesantes, sobre todo en lo que respecta a la dificultad de liderar Europa, cuando no es una realidad uniforme, y a la reactivación de las economías, consiguiendo que llegue liquidez a los mercados.
Siempre es interesante que llegue sangre nueva a las entidades de esta importancia, sobre todo en épocas de crisis donde los paradigmas se tambalean un poco. Veamos qué ocurre con la nueva presidencia del BCE, pero mucho me temo que salvo que cambien muchas más cosas, además del propio presidente, las herramientas que va a tener y los problemas que va a tener que afrontar, no van a hacer que haya un cambio radical con respecto a Trichet.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar