7
nov

¿Está España abocada a una segunda recesión?

Escrito el 7 noviembre 2011 por Rafael Pampillón en Economía española

España está abocada a una recesión en 2012 como consecuencia del necesario ajuste que de la economía tendrá que hacer el nuevo gobierno. Las Administraciones Públicas deben reducir su déficit, para cumplir con el objetivo comprometido. A las familias y a las empresas les toca también desendeudarse y, por tanto, reducir sus gastos. Tenemos que prepararnos para una segunda recesión suave en Europa y menos suave en España. Pero no son solo los severos planes de ajuste los que provocarán esta situación, sino también la falta de reconocimiento de la gravedad de la crisis al inicio de la misma y la inacción generada después. Ahora, por desgracia, no parece que haya mucha más alternativa que los severos planes de ajuste y por eso España y algún otro país de la Eurozona están abocados a una segunda recesión en 2012.

Política laboral y reforma de los mercados

Los gobiernos de los países solo disponen de cinco políticas económicas: fiscal, monetaria, exterior, laboral y las reformas estructurales. Los países que formamos parte de euro hemos sacrificado la monetaria y la cambiaria, y los mercados nos han quitado parte de la política fiscal. Por lo tanto, solo tenemos libertad para implementar reformas estructurales y del mercado laboral. Pero para poner en marcha esas reformas hace falta hacer pedagogía de la crisis, para que la gente entienda a qué nos estamos enfrentando y saber que ahora toca ajustarse el cinturón.

Política fiscal

En política fiscal toca recortar el gasto público y dar más incentivos a la inversión. Hay muchas áreas en las que se puede recortar el gasto público a la vez que se mantienen los servicios básicos. Sobran muchas administraciones, empresas, organismos y servicios públicos que no son necesarios. El gasto público debe orientarse hacia el gasto productivo de los Estados para generar nuevos proyectos, nuevas inversiones y nuevas contrataciones rentables. Si los proyectos son viables y atractivos, generarán valor suficiente para atraer nuevos prestamistas y el endeudamiento acabará pagándose.

El ajuste del déficit público (reducción del gasto y subida de impuestos), el necesario desendeudamiento de familias y empresas, el enfriamiento de la economía mundial y la escasez de crédito conforman los cuatro factores que abocan a España a una contracción de su economía en el año próximo.

Tenemos que prepararnos para una segunda recesión, otra opción sería negar la realidad. Y si no hacemos las reformas necesarias, por ser políticamente incorrectas, caeríamos en el caos con aumentos en las primas de riesgo y estaríamos condenados a un elevado desempleo duradero a largo plazo.

Comentarios

Anónimo 7 noviembre 2011 - 18:21

Totalmente de acuerdo utilizando terminos medicos España tiene un tumor pero todavia no hay metastasis no queda mas remedio que operar rapidamente y luego sesiones de quimio por si acaso, tampoco vendria mal
una romeria a Fatima.
un abrazo a todos Goyo desde Segovia con Cariño

Luis Ontoria 7 noviembre 2011 - 21:45

Estoy deacuerdo con el tono general del articulo. lo único que no entiendo es:
“…si no hacemos las reformas necesarias, por ser políticamente incorrectas,…”

¿Podria explicarme a que se refiere?

Fernando Jaén 8 noviembre 2011 - 10:19

Comparto que nos dirigimos a una segunda recesión, así como otras ideas, pero lo que nadie quiere decir (o muy pocos a los que cuesta hacerse oir), es que la inmigración ha causado más daño que provecho y que lo sigue causando a tenor de las cifras que se recogen en este blog sobre remesas de emigrantes. La mitad de la mano de obra de la inmigración supone una carga insoportable para la economía española, se quiera o no decir y la detracción de los circuitos de consumo ´del dinero enviado a sus países de origen, también.

De la reforma laboral se defiende el pensamiento único, pero siempre por aquellos que se creen a salvo de sus consecuencias.

Poco cabe esperar de la política y lo más deseable, como se defiende en el comentario del profesor Pampillón, es que necesitamos una nueva estructura político-administrativa territorial, reduciendo a mínimos los organismos, prohibiendo las “empresas” públicas, cuyo endeudamiento añadido al de las Administraciones ha sico vía de escape disimulada para gastar más.

rafael pampillón 8 noviembre 2011 - 11:27

Las reformas necesarias, son “políticamente incorrectas” porque no son populistas, porque van a generar a corto palzo más desempleo, porque van en contra de lo que piensan los sindicatos………..

Camilo Fernández 8 noviembre 2011 - 11:47

Fernando, ¿podrías por favor argumentar en qué te basas para afirmar que la inmigración causa más daño que provecho a la economía española?

No conozco mucho de enonomía y quisiera entender, con cifras, la afección que sobre esta tienen las remesas de dinero.

Gracias,

Juan Garza 8 noviembre 2011 - 12:00

En política fiscal toca recortar el gasto público y dar más incentivos a la inversión. Hay muchas áreas en las que se puede recortar el gasto público a la vez que se mantienen los servicios básicos.

El factor común es que esto influye mucho en el resultado del forex

Antonio Rueda 8 noviembre 2011 - 15:35

Yo lo que no entiendo es, que todo el mundo estamos de acuerdo con el articulo, que hay que empezar a cambiar las cosas, pero que a la hora de mover ficha, sea tan complicado. Vale que son medidas impopulares, vale que unos salen peor parados que otros, pero digo yo que en algun momento tendremos que hacer algo por cambiar y que no sea solo hablar, y que contra más tarde se haga mayor sera el problema a solucionar….

Espero que por la parte que le toca a España, que despues de las elecciones se empiecen a tomar acciones, y que sean rapidas que ya hemos visto lo que les gusta perder el tiempo a los politicos con tonterias…

Y por ultimo a ver si la UE le pone narices al asunto, y unifica politicas, que si no de esta crisis aun tardaremos más en salir.

Fernando Jaén 10 noviembre 2011 - 10:37

Cándido. Las remesas de emigrantes salen de España con destino a los países de procedencia de los Inmigrnates, de manera que su ahorro aquí, en España, se lo llevan allí (su país) y se detrae de su posible uso inversor aquí y, por descontado, del consumo aquí, pues no lo han gastado.

Su aportación a la economía está relacionada con su productividad y dado quehan venido a ocuparse en tareas de baja productividad, consumen el capital acumulado por nuestros padres y abuelos, además de las medidas del Estado protector a cambio de una contribución unitaria baja (casi nula cuando trabajan como ilegales o en “negro”)

Si quieres que te envíe algún artículo mío de economía, puedes escribirme a
fgaejc@yahoo.es
indicándome tu nombre “Cándido, del economy blolg”.

Fernando Jaén 10 noviembre 2011 - 10:39

Camilo. Disculpa que se me hacruzado tu nombre con Cándido. El mensaje a “Cándido” era para tí. Disculpa el fallo.

Fernando Paredes 11 noviembre 2011 - 01:59

Aquí tiene mis mejores reflexiones, mi querido profesor. No estoy de acuerdo en varios puntos con Vd.

http://elmundodeferniparedes.blogspot.com/2011/11/como-salir-de-la-crisis-sin-morir-en-el.html

Un saludo

José Luis Peinado 11 noviembre 2011 - 20:54

El problema que veo Sr. Pampillón en esto es: cómo se van a des apalancar las familias y las empresas si, unas van al paro y las otras no venden o tienen que cerrar?
Es un círculo vicioso. Ya sé que los bancos son empresas privadas y que hacen con sus recursos lo que dicte su accionariado (siempre y cuando no haya sido intervenido, en cuyo caso, los Estados tendrían mucho que decir), pero es que mientras no haya dinero en circulación, no se soluciona el problema.
Conozco empresas que tienen pedidos pero no los pueden servir porque no les dan crédito para materia prima. Y eso significa dejar de generar ingresos para el país.
La banca ha pasado del todo a la nada, pero debería haber una formula para “obligarles” ha mover la economía. Deberían hacerlo con toda la gestión de riesgos necesaria, por supuesto, pero hacerlo, porque si no, por mucho ajuste del déficit y demás, si la sangre no fluye, no hay vida.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar