1
Sep

Déficit exterior de la economía española: 4,9% del PIB.

Escrito el 1 septiembre 2011 por Rafael Pampillón en Economía española

El Banco de España  dio ayer a conocer la balanza de pagos (de España) del primer semestre del año 2011. El déficit de la balanza por cuenta corriente, se situó en 26.337,6 millones de euros; sigue siendo el déficit exterior más grande del mundo, después del de EEUU, Gran Bretaña e Italia.

Este déficit semestral por cuenta corriente equivale al 4,9% del PIB, ya que el PIB del primer semestre del año 2011 alcanzó 542.481 millones de euros.

El déficit acumulado en los últimos 12 meses (ver en el gráfico la línea negra) superó ligeramente los 45.000 millones de euros, la cifra más baja desde 2004 y un 57,2% menos que en 2007, cuando se alcanzó el  máximo histórico. 

Las necesidades de fiananciación internacional de la economía española.

La otra cara del déficit por cuenta corriente es la necesidad de financiación exterior de la economía. La necesidad de financiación en enero-junio fue de 23.634 millones de euros y fue cubierta por las entradas netas de capitales, sobre todo inversiones de cartera y, en especial, otras inversiones (préstamos, depósitos y repos), lo que podría estar recogiendo, entre otros instrumentos, la financiación captada por las entidades financieras en los mercados organizados de repos y a través del BCE.

Es decir que para financiar la parte del gasto nacional que no es soportada por el ahorro nacional debemos endeudarnos. España sigue así aumentando su posición deudora con respecto al resto del mundo. En el primer trimestre de este año alcanzamos una cifra casi record de nuestra posición deudora: debíamos, según el Banco de España, al resto del mundo 960 mil millones de euros (un importe semejante al PIB). Llevamos 12 años apelando a los mercados financieros internacionales, por lo que somos extremadamente vulnerables a sus posibles restricciones crediticias. Hemos de ser conscientes de que en un momento de restricción del crédito como el actual las economías más vulnerables son aquellas que dependen más de la financiación internacional.

Comentarios

Fernando Jaén 2 septiembre 2011 - 11:21

Con una estructura productiva que ha abandonado la industria en favor de países emergentes, lo nuestro es ser la bailaora de Europa, como salió en una viñeta de Le Monde en los años 80, que reunía enuna mesa a los comensales que entonces formaban la CEE, servidos por un Maitre: Miterrand y con una bailaora al fondo, Felipe González con morritos resaltados y vestido de faralaes. Ya se sabe, la bailaora depende de lo graciosa que sea, de cómo motive a los comensales y de la cartera y largueza de ellos. Parece ser nuestro destino pasados unos decenios. Dependemos de los demás por culpa de la medianía de políticos que tenemos al frente de los Gobiernos, de los partidos y de responsables nombrados por ellos al frente de las instituciones públicas.

lendermain 5 septiembre 2011 - 09:12

No nos queda otra que crecer en base a la exportación. Está claro que las empresas que quieran sobrevivir tendrán que buscarse las castañas fuera.

El consumo no deja de caer (y seguirá cayendo, visto que el número de parados no solo no desciende sino que no deja de aumentar).

El déficit por cuenta corriente tendrá que mejorar, ya que las empresas exportan cada vez más, y la reducción del déficit público conllevará un aumento del paro y cierre de empresas públicas deficitarias.

El déficit por cuenta corriente va a mejorar, pero a costa de mucha, mucha sangre.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar