14
Sep

Aumenta el recurso de España al BCE

Escrito el 14 Septiembre 2011 por José Ramón Diez Guijarro en Economía española, Política Monetaria, Uncategorized

Según los datos publicados por el Banco de España, el recurso al BCE de las entidades de crédito españolas aumentó en agosto. En términos netos, el total de fondos tomados por nuestro sistema financiero ascendió a 69.918 millones de euros, lo que supone un incremento del 34,32% respecto al mes de julio. Además, la utilización de la facilidad de depósito también experimenta un fuerte aumento, hasta 11.304 millones, lo que supone el máximo registrado desde mayo de 2010.

En términos brutos, es decir, considerando sólo las inyecciones de liquidez (facilidad de crédito, operaciones principales de financiación y operaciones de largo plazo), su importe se ha incrementado un 42,17% y asciende a 81.658 millones. Este dato eleva la financiación tomada por las entidades españolas hasta el 15,6% del total del Eurosistema, desde el 12,2% en julio, superando en 4 p.p. lo que nos correspondería en función del peso de nuestro sistema financiero o del tamaño de nuestra economía sobre el total de la UEM.

Respecto al total del Eurosistema, el préstamo bruto crece un 11,44%, situándose en 523.833 millones, máximo desde diciembre de 2010. Al igual que sucede en España, destacamos el mayor recurso a la facilidad de depósito –se eleva hasta 102.365 desde 38.354 millones–, reflejando un aumento de las dudas dentro del sector financiero.

Por tanto, como era de esperar, el aumento de la aversión al riesgo y el consiguiente deterioro de las condiciones de mercado ocurridos en agosto ha provocado un mayor recurso de las entidades españolas a la financiación del BCE, como también ha sucedido en otros países bajo presión, como es el caso de Italia. Mientras no se avance en la aplicación de las medidas aprobadas en julio, se den nuevos pasos para contener la crisis y se despejen las dudas sobre un posible impago de Grecia, las tensiones continuarán. En este contexto, los mercados de financiación mayorista continuarán mostrando un funcionamiento deficiente y la dependencia de las entidades de la liquidez del BCE seguirá aumentando.

Comentarios

Juan Garza 15 Septiembre 2011 - 12:20

En este contexto, los mercados de financiación mayorista continuarán mostrando un funcionamiento deficiente y la dependencia de las entidades de la liquidez del BCE seguirá aumentando. Esto se refleja en el conversor de divisas

Carla Azorí 16 Septiembre 2011 - 14:53

La forma de obtener financiación mayorista es acudiendo al BCE, quien está ejerciciendo continuamente el papel de prestamista en última instancia. Sería deseable que este papel fuera desarrollado en ocasiones puntuales, y no habitualmente, porque sería una muestra de que el crédito vuelve a fluir entre los distintos agentes económicos.

Paz Santamaría 22 Septiembre 2011 - 21:51

Al inicio de esta última crisis el BCE puso en marcha medidas sin precedentes para ayudar a las entidades de los países bajo presión en los mercados internacionales. Gracias a esta decisión los Bancos españoles pudieron hacer frente al cierre casi total del crédito interbancario, evitando así los costes extraordinarios que les exigen para conseguir capital a través de las vías tradicionales.

Hoy es significativo que el conseller de Hacienda y Administración Pública de la GeneralitatValenciana, Jose Manuel Vela, ante las CortesValencianas, haya manifestado “ hay que ser capaces de presupuestar sin deuda y gastar sólo aquello que se ingrese, no más, con el objetivo de alcanzar de una vez por todas el equilibrio presupuestario”….los Presupuestos de 2012 “se escribirán con A de austeridad, con A de ahorro y con A de ajuste”…

Pero, como era de esperar, el aumento de la aversión al riesgo y el consiguiente deterioro de las condiciones de mercado en agosto han provocado un mayor recurso de las instituciones españolas a la financiación del BCE.Es decir, que ante el cierre de los mercados de financiación mayorista las entidades españolas se ven abocadas a recurrir, cada vez más, al Banco Central Europeo (BCE) para hacer frente a sus necesidades de liquidez a corto plazo.

En agosto, de hecho, las peticiones de préstamos de la banca española (entidades nucleadas en la Asociación Española de Banca) a la institución europea subieron un 34% frente al mes anterior, y se situaron en máximos de once meses: hay que retroceder hasta septiembre de 2010 para encontrar un dato más elevado (97.682 millones de euros).

Cuando los mercados se cierran, los bancos no tienen más alternativa que recurrir al prestamista de último recurso: el Banco Central Europeo (BCE). Esta máxima se ha cumplido al pie de la letra en agosto. Durante este mes, las entidades financieras españolas han pedido al organismo con sede en Fráncfort 69.918 millones de euros. La cifra más alta en lo que va de año.

Con los datos de julio y agosto se evidencia que la tendencia a la normalización de la apelación al BCE se ha roto. La sequía del mercado interbancario, donde las entidades intercambian préstamos a muy corto plazo, y la imposibilidad de realizar emisiones por una cuantía relevante, han llevado a bancos y cajas a recurrir a la institución BCE
En los primeros meses del año, la dependencia de los bancos hacia el BCE se había reducido hasta situarse en los niveles de enero de 2008, con 40.992 millones, pero en julio esta deuda repuntó un 9,6%, hasta superar los 52.000 millones.

Y hay que señalar que la subida de la deuda de la banca española con el BCE contrasta con la evolución del resto de las entidades europeas, que en agosto redujeron sus peticiones un 7,7% frente al mes anterior, hasta 326.635 millones. Esto implica que el mes pasado el sistema financiero español pidió un 21,4% del total de las peticiones recibidas por el BCE, cuando en julio este porcentaje estaba en el 14,6%.

(En el verano del pasado año, cuando la deuda de la banca española con el BCE tocó el máximo de 130.209 millones, este importe representaba el 29%).
El recurso al BCE ayuda a la banca a paliar sus problemas de financiación a corto plazo, ante el bloqueo casi total del mercado interbancario. Pero los problemas también están en el largo plazo.

El recrudecerse de la crisis de deuda de la zona soberana ha vuelto a bloquear el normal funcionamiento de los mercados de deuda, cerrándolos especialmente desde comienzos del segundo semestre. Ninguna entidad española ha emitido desde entonces, y la perspectiva que se maneja es que sólo los grandes (principalmente Santander y BBVA) podrían intentar sondear el mercado.

“La situación está muy complicada. Sólo Santander, BBVA y quizás Popular podrían intentar emitir, y sólo cédulas… y habrá que ver a qué precios”, comentan fuentes de un banco cotizado. El próximo año, los bancos españoles tienen vencimientos de deuda superiores a 120.000 millones de euros, una cifra que asusta en las actuales circunstancias.

Y mientras que esta situación no se resuelva es prácticamente imposible esperar que el flujo del crédito a familias y empresas vuelva a funcionar con normalidad.

CONCEPCIÓN LUIS 25 Septiembre 2011 - 21:28

Este hecho pone de manifiesto las tensiones vividas en el mercado de la deuda, las entidades no pueden financiarse en el mercado o tienen que hacerlo a precios más altos lo que lleva a recurrir al BCE.

Si la situación no mejora, la demanda al BCE se podría disparar.Esta situación es fruto del aumento a la aversión al riesgo y del deterioro de las condiciones de los mercados en los últimos tiempos lo que se traduce en una crisis de confianza en el sistema financiero.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar