17
Sep

¿Estímulo o austeridad?

Escrito el 17 septiembre 2011 por Rafael Pampillón en Economía española, Unión Europea

EEUU ha optado por políticas de estímulo. Ante la caída de los mercados, bajó radicalmente los tipos de interés y aumentó el gasto público. Cuando la política monetaria se mostró ineficaz, se lanzó la primera ronda de «quantitative easing», expandiendo drásticamente la oferta monetaria.

En Europa, en cambio, se ha preferido la austeridad. El BCE subió tipos al principio de la crisis por miedo a la inflación y recientemente los ha vuelto a subir. Y en medio de la crisis muchos gobiernos fueron reacios a aumentar gasto o recortar impuestos por miedo a los déficits. Y ahora, después de desatarse la crisis de los bonos en los países periféricos, han optado por la austeridad presupuestaria para controlar su endeudamiento.

En un momento como el actual, ¿quién tiene razón? En realidad, ambas partes pueden estar en lo cierto. Estimular la economía ayudará a los países a crecer y crear empleo antes, y ese crecimiento subirá la recaudación y bajará el gasto social, reduciéndose el déficit y bajando el ratio deuda/PIB. Los planes de austeridad hacen justo lo contrario: recortan gasto y suben impuestos, alejando en principio la recuperación.

Elevado endeudamiento

Sin embargo, los países con niveles elevados de endeudamiento tienen un miedo justificado a aumentarlo. Una deuda mayor provoca nerviosismo en los mercados, falta de confianza y aumento de los tipos de interés. Estos tipos más altos tienden a contraer la actividad económica, agudizando la crisis. Los planes de austeridad tienen como objetivo recuperar la confianza y también asegurar que cuando por fin se salga de la crisis no haya una carga de endeudamiento que hipoteque el crecimiento futuro.

La elección óptima entre las dos posturas viene determinada por la capacidad del país a seguir endeudándose a tipos bajos. EE.UU. ha visto cómo, de momento, se sigue financiando a tipos de interés bajos. En España la situación es diferente. La pérdida de confianza por parte de los mercados ha provocado una subida del tipo de interés que encarece la deuda.

Soluciones

Aunque hay pocas normas claras ante tanta incertidumbre, en el caso de España podrían subrayarse tres consideraciones: 1) Si hay que subir los impuestos, hacerlo selectivamente, y nunca sobre el trabajo (IRPF). 2) Un mayor gasto público solo tiene sentido en obras públicas o formación. Y 3) cuando se carece de opciones fiscales y monetarias, las reformas estructurales pueden ser un estímulo potente.

Posiblemente ni austeridad ni estímulo, sino reformas estructurales, sean la única opción para reactivar la economía española.

Fuenter: Gayle Allard. ¿Estímulo o austeridad?. ABC. 17 de septiembre de 2011. Página 33

Comentarios

Juan Garza 19 septiembre 2011 - 12:10

Estimulo vs austeridad, es lo que refleja ambos polos de la economía mundial, EEUU por su parte a prueba lo primero y la Eurozona toma consenso de lo segunda antes la crisis mundial. Para ello esta implementando un calendario económico

Carlos Martín Castro Núñez 20 septiembre 2011 - 11:11

El estímulo fue lo que uso estados unidos para salir de la última crisis en 2001 y fue lo que, a la postre, nos ha llevado a la crisis actual. Usar la misma formula para salir otra vez de la crisis parece repetir el mismo error, se trata de una política de “pan para hoy y hambre para mañana”, o se buscan reformas más profundas o corren el peligro de entrar en la famosa W.

Yo desde mi punto de vista creo que el modelo de austaridad y reformas estructurales, aunque más sacrificado, tendrá mejores resultados en el largo plazo, aunque en una economía globalizada como la hoy en día en la que hay tanta interdependencia es difícil saber lo que ocurrirá en el futuro.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar