3
Jun

Vuelven las dudas sobre la solidez de la recuperación

Escrito el 3 junio 2011 por José Ramón Diez Guijarro en Economía Global, Economía Mundial

Las últimas semanas se han caracterizado por la publicación de datos económicos que vuelven a incrementar las dudas sobre la solidez de la recuperación. La reacción más importante se ha producido en el mercado de bonos a largo plazo, donde la rentabilidad de las referencias a 10 años -tanto alemana, como americana-, se ha llegado a situar por debajo del 3% y, lo que es más importante, la rentabilidad real –descontando inflación- está en la zona del 0,7%.

Teniendo en cuenta que estamos hablando de los activos financieros más líquidos y, por tanto, de la mejor señal de las expectativas de millones de inversores a lo largo y ancho del mundo, resulta pertinente intentar analizar lo que puede haber detrás de estas rentabilidades tan bajas a estas alturas de la recuperación. O, lo que es lo mismo, desentrañar la razón de que los agentes vuelvan a buscar activos de la máxima calidad, cuando existe bastante unanimidad en que su precio actual está caro.

¿Por qué las rentabilidades americanas y alemanas son tan bajas?

Varios factores confluyen para explicar este comportamiento: i) relajación de los temores inflacionistas y, por tanto, de las perspectivas de política monetaria; ii) dudas sobre el crecimiento global por la debilidad de los últimos datos publicados; e iii) incertidumbre sobre el desenlace de la crisis de deuda griega. El tercer factor desgraciadamente está presente sin muchos cambios desde hace varios meses y, el primero, ya se venía anticipando en las últimas semanas. No en vano, ahora el mercado descarta subidas de tipos en EEUU durante este año –incluso algún atrevido habla de QE3- mientras en Europa se apuesta por sólo una subida más de tipos en 2011.

En definitiva, son las dudas sobre el futuro de una recuperación tan compleja como la actual las que explican este comportamiento de los inversores. Y, en este sentido, parece que los efectos del encarecimiento de la gasolina y de las interrupciones en la oferta global por los desastres en Japón prolongan la debilidad de la actividad en el 2T11 y obligan a revisar a la baja las previsiones de crecimiento.

El consumo americano se estanca

En el caso de EEUU, la pérdida de poder adquisitivo está lastrando el consumo (estancado en marzo y abril en términos reales), si bien el aceptable crecimiento nominal sugiere que el deterioro es temporal (+0,4% en abril). Por el otro, el ISM manufacturero se desplomó en mayo (53,5 vs 60,4, mayor caída mensual desde enero de 1984); aunque sus niveles son aún expansivos y el mayor descenso se concentra en las partidas de actividad y pedidos (las más afectadas por las catástrofes de Japón).

La mayor parte del enfriamiento actual puede asociarse a factores temporales, pero la recaída del mercado de la vivienda (el índice de precios S&P cayó en abril hasta niveles de 2002) y la debilidad en el ritmo de creación de empleo (la encuesta ADP de abril estima una creación de tan sólo 38.000 puestos de trabajo en el sector privado) reflejan que los fundamentos de la actual expansión son aún débiles y que la economía continúa mostrando una elevada vulnerabilidad. Es decir, las claves para los próximos meses serán los ritmos de creación de empleo, así como el final del ajuste en el mercado de la vivienda.

Comentarios

javier amigo 5 junio 2011 - 12:33

Parece que vamos a tener crisis para rato, así que sólo me queda esperar que por lo menos nuestro selectivo se comporte como hizo hace ya un par de semanas y se aleje de las grandes caidas producidas por miedo a la incertidumbre económica constante del resto de selectivos. El ser humano termina por naturaleza cansándose de todo, así que esperemos que los mercados se aburran y mucho para que finalmente se acostumbren a vivir en una situación de incertidumbre (muchos países latinoamericanos nos podrían dar grandes lecciones de ello) y no les quede otra que animarse, aunque sólo sea por cansancio a la monotonía y a la prudencia extrema.

Jose Miguel Rguez-Candela 6 junio 2011 - 00:23

Siempre se ha dicho que si EEUU estornuda, Europa se constipa. El problema que se plantea ahora es bien distinto pues estamos a ambos lados recuperándonos del mayor “catarro” en 70 años. Este mes puede que sea crucial para el devenir de los selectivos en lo que queda de año pues terminamos el segundo trimestre en el que por el lado europeo ha sido un mes de Mayo con descensos generalizados en los selectivos. El índice manufacturero nos indica cómo puede comportarse el consumo interno en los próximos meses, aunque su decenso podría estar condicionado por la apreciación del dolar de la segunda quincena de Mayo?
Como decía nos espera un mes de junio crucial, con el rescate de Grecia aún por definir, reunions del BCE y la FED sin esperadas modificaciones de tipos aunque ojo con las inyecciones de la FED, que terminan en Julio.

Ester Alava Tejera 6 junio 2011 - 17:25

Paro y vivienda. Por muchos otros factores que se quiera buscar, la recuperación del consumo, producción, inversión privada, etc…pasa por una recuperación de los dos pilares básicos de esta crísis. Son muchas las familias que aún quedan por entregar al banco sus viviendas. Viviendas hipotecadas por encima del precio real de las mismas y cuanto antes pase esto, antes se sanearán los balances de las entidades financieras, se regulará el mercado inmobiliario y se recuperará la confianza para inversores y familias. El mal dato del paro publicado recientemente en EEUU ha pasado factura a la empresa privada, quienes han visto como se trasladan capitales a deuda pública (aún pagando un sobrecoste) que les ofrece a los inversores una seguridad. Si duda son muchos los factores que estancan las previsiones de crecimiento: situación de Grecia, no inflación, tipos bajos, …pero la vivienda y el paro marcan las diferencias cuando se habla de previsiones.

Lorena Senador-Gómez Lázaro 7 junio 2011 - 11:46

El traspaso de fondos desde la renta variable a los mercados de deuda pública son fiel reflejo de que los inversores no se fían de las previsiones de crecimiento y recuperación económica publicadas por los gobiernos. Así ha sido, no hace más que publicarse los malos datos del paro de Mayo en EEUU y consecuentemente se ven movimientos en los mercados de dinero de todo el mundo dirigidos a valores refugio. Los analistas anticipaban 150.000 creaciones de empleo y la cifra se quedó en 50.000. Desde luego, algo tiene que ver los últimos acontecimientos sucedidos en Japón y la ralentización de la producción, pero mucho más realismo van a necesitar las previsiones para que los mercados respondan satisfactoriamente. Dicho esto, yo aconsejaría a los especuladores el aprovecharse de las rebajas en los mercados privados, ya que presuponiéndose que la recuperación de EEUU es segura, en algún momento se recogerán los frutos.

María del Mar Val 11 julio 2011 - 18:51

A propósito de la vulnerabilidad española, dejo aquí un enlace de The Economist: un artículo sobre las dualidades de nuestro país ( incluso “split personality”, se dice). Me ha parecido muy interesante. Es del 7 de julio:
http://www.economist.com/node/18929032?fsrc=scn/fb/wl/ar/splitpersonality

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar