23
Jun

La prospera situación económica que desde hace 6 años atraviesa Brasil está generando y consolidando una nueva clase media. Una población consumista con fuerte confianza en los mercados y en la fortaleza del país. A ello hay que unir el espectacular incremento de la inversión en viviendas, infraestructuras y empresarial. Esta demanda interna creciente sumada a los flujos de capitales provenientes del exterior está haciendo que la economía crezca al límite de sus posibilidades o incluso por encima de su potencial.

Se reduce la previsión de crecimiento para Brasil en medio punto.

Según las nuevas previsiones del FMI (ver cuadro), publicadas esta semana, la economía mundial crecerá un 4,3% este año y un 4,5% en 2012. Esta expansión mundial seguirá siendo más dinámica en las economías emergentes que en las desarrolladas. En términos globales, el escenario presenta pocos cambios respecto al del mes de abril (ver cuadro), si bien las revisiones por países son, en algunos casos, significativas.

Las economías emergentes crecerán a ritmos vigorosos: 6,6% en 2011 y 6,4% en 2012. Apenas hay modificaciones por países, salvo en el caso de Brasil. Efectivamente el FMI reduce la previsión de crecimiento. Brasil crecerá al 4,1% en 2011 y al 3,6% en 2012 (cuando en abril la previsión era de 4,5% y 4,1% respectivamente). La economía brasileña se está sobrecalentando: la inflación supera los límites impuestos por el banco central (6,5% en abril), y la posibilidad de que se este formando una burbuja, especialmente en el sector inmobiliario, preocupa a autoridades e inversores.

 

  

Fuente: Bankia

Política fiscal

Para luchar contra la inflación se aprobó, en 2011, un recorte de gasto equivalente a un 0,5% del PIB, pero, desde mi punto de vista, parece insuficiente. El gobierno debe lidiar con el reto de aumentar todavía más los recortes de gasto público sin que se vean afectados los abultados programas sociales destinados a reducir los elevados índices de pobreza del país.

La nueva clase media brasileña está destinando gran parte de sus ingresos a la inversión inmobiliaria. Los ciudades de Sao Paulo y Rio de Janeiro es donde se está enfocando esta inversión y los precios de las viviendas han llegado a doblarse desde 2008. La subida de los precios en las viviendas está llamando la atención de toda clase de inversores y los bancos comienzas ha relajar sus condiciones de crédito, permitiendo a familias de renta baja acceder a créditos inmobiliarios.

Política monetaria

Por eso el Banco Central también está siendo muy activo: subidas de los tipos de interés hasta el 12%, aplicación de un impuesto del 6% sobre los créditos con plazos inferiores a un año solicitados en divisa extranjera y además, subidas del coeficiente de caja. Además, se han endurecido sensiblemente los requisitos para acceder a un crédito personal.

 El efecto Mundial de Fútbol (2014) y Juegos Olímpico (2016) están teniendo, como no podía ser de otra menera, un efecto expansivo de la economía.

Brasil se está encontrando con los clásicos problemas de una economía en plena expansión, con una burbuja inmobiliaria, que de no gestionarse correctamente, con políticas fiscales y monetarias más restrictivas, la corrección que seguirá a todo proceso de sobrecalentamiento y pinchazo posterior de la burbuja podría dejar a Brasil en una situación delicada.

 ¿Se está formando, en Brasil, una burbuja inmobiliaria?

¿Se producirá en Brasil una crisis (como ocurrió en España después de las Olimpiadas de Barcelona) cuando terminen los Juegos en 2016?

Comentarios

Javier Tomás 23 junio 2011 - 13:20

Claro que sí se está formando una burbuja inmobiliaria. Pero, claro, a ver quien le pone puertas al campo. Lo suyo es que disfruten de su burbuja como nosotros disfrutamos de la nuestra. Porque en nuestro país no solamente los bancos o las inmobiliarias se hicieron de oro (o de platino, en muchos de los casos) sino que también se llevaron lo suyo el tío, tía o familia, que vendieron su parcelita para que se construyera un edificio con los mejores materiales del mercado, pista de pádel y piscina. Esa es una de las claves, junto con la existencia de la cobertura social del desempleo y la tradicional solidaridad de las familias mediterráneas, de que en España no haya habido grandes manifestaciones pese a haber cinco millones de parados. Aunque se esté en paro o estés currando con menos pasta que antaño, si te queda caja del despiporre de los 90 y principios del 2000 puedes ir tirando unos añitos, que ya vendrán tiempos mejores.

Lo del 15-M, en mi opinión, es hoy más un movimiento ideológico-filosófico-utópico-asambleario-erótico-festivo que una revolución. Las revoluciones, las de verdad vaya, exigen cosas concretas en un plazo determinado. Lo que por ejemplo, hicieron y hacen las revueltas árabes; en éstas el punto primero e irrenunciable era, y es aún en el caso sirio, la dimisión del presidente-jeque-dictador. A día de hoy ese punto clave para que cualquier revolución triunfe no se ha solicitado en el movimiento de los “indignados”

Una cosa es estar indignado, otra cabreado.

Acabo deseándoles los mejor a los brasileños, deseándoles de corazón que sean capaces de disfrutar su burbuja inmobiliaria tanto como nosotros disfrutamos de la nuestra.

Juan Carlos Rivadeneira Ayala 23 junio 2011 - 18:02

Coincido con el artículo. Los juegos olímpicos y el mundial de fútbol traerán consigo un incremento del gasto público y también inyectarán mucho dinero, todo esto tendrá como consecuencia que la demanda agregada de bienes y servicios aumente significativamente, especialmente si la comparamos con la situación del resto de países de la región. La burbuja inmobiliaria será inminente y el riesgo de caer en una grave crisis debido a los excesivos préstamos de las entidades financieras debe ser tema de estudio por parte del gobierno de Brasil para de esta manera lograr manipular las ¨teclas¨ necesarias de los elementos de la demanda agregada principalmente en cuanto a la política fiscal y monetaria.

Saludos.

Fabio Andrade Martinez 23 junio 2011 - 19:07

Estoy de acuerdo en parte con el articulo, si que se esta formando una burbuja en Brasil, sin embargo la economía del Pais no depende de ladrillo como la española, Brasil posee un parque industrial mucho más competitivo que el español, también algunas particularidades que facilitan al trabajado en la hora de la compra de su vivienda que el mercado español y sus economistas lo desconocen por permanecieren el en ambiente macro de los indicadores.
Seguramente ocurrirá una burbuja, pero no nos olvidemos que la economía de Brasil no depende del ladrillo tal cual la española.

Javier Almeida 23 junio 2011 - 22:45

Es posible que se este formando una burbuja inmoviliaria pero no podemos comparar con la que estamos pasando en España.
Ya que Brasil no depende de la construcción como ocurria aqui, su sector industrial es más fuerte y ádemas es y un pais rico en materias primas y petroleo. Otro punto a su favor es que es un pais poco explotado por el turismo apenas 15 millones al año, este sector crecera rapidamente en los proximos años, gracias al mundial y los juegos olimpicos.

Rafael Pampillón 24 junio 2011 - 09:34

Gracias Javier y a todos, un abrazo. Rafa

Víctor Cuenca 24 junio 2011 - 11:32

La situación económica y el crecimiento que ha atravesado Brasil en los últimos años ha sido espectacular y la pregunta que deberíamos de hacernos ahora es si es sostenible seguir con ese crecimiento. Seguramente no lo sea, y es posible que se esté inflando esa burbuja y que podría llegar a estallar a pesar de las políticas fiscales y monetarias que se están implementando. Aunque ha habido un reciente crecimiento de la “clase media” en Brasil, la pobreza en el país sigue siendo elevada y reducir el gasto en programas públicos para esta clase es muy difícil, teniendo en cuenta además la ideología del gobierno actual, continuista con el trabajo que Lula hizo en sus 8 años de mandato. Desde el punto de vista de política monetaria, las últimas subidas de tipos de interés hasta el 12%, para evitar la inflación, no ha hecho más que situar los tipos de interés en los niveles en que ya estaban en el 2008 y a principios de 2009.
Un buen amigo, profesional de banca de inversión que trabaja en Sao Paulo, me dijo hace poco más de un año: “se ha acabado el periodo de invertir en Brasil, ahora que todo el mundo habla del país, llega el momento de recoger los frutos”

Maria Luisa Mesa Hontoria 24 junio 2011 - 17:16

Posiblemente se está formando una burbuja inmobiliaria, pero hay que tener en cuenta el destino de la oferta de viviendas. En otros países, buena parte de las familias que adquirieron una vivienda lo hicieron para invertir, ganar con la subida de precios que se derivaba del exceso de demanda. Hay que preguntarse si en Brasil, los demandantes son pequeños inversores, que hipotecan bienes y rentas futuras a cambio de una expectativa futura o si tienen como objetivo adquirir una vivienda habitual. Si efectivamente en Brasil, hay una oferta insuficiente de viviendas, y ésta va creciendo de acuerdo con las necesidades de la población, puede que al final, no se forme la burbuja. Por otro lado, como todos esperamos, el Banco Central Brasileño parece haber recogido información de otros países, y está aplicando medidas más restrictivas, que se espera se trasladen a la Banca Comercial.
El Mundial y las Olimpiadas, tendrá como efecto un crecimiento adicional de la economía brasileña, la pregunta es si serán capaces de aprovechar esa ventana al mundo para explotar su sector turístico y que se convierta en algo duradero en el tiempo.

Francisco 25 junio 2011 - 05:34

Creo que la probabilidad de una burbuja inmobiliaria esta disminuyendo. El mercado se asustó enormemente ante declaraciones de la presidente que insinuarian el abandono parcial de la lucha contra la inflaccion, sumado a la renuncia del ministro Palocci y el aparente avance del sector del PT favorable al tragico “más crecimiento aunque genere inflacción”. Pero el desmentido de la presidente y la tardia pero categorica reaccion del BC (subida de tipos, endurecimiento de condiciones para la concesion de creditos, etc.) parece ir tranquilizando al mercado y desmintiendo el abandono de la ruta de los ultimos gobiernos. Creo que esto puede impedir la futura burbuja, porque ademas se parte de una carencia cronica de inmuebles y de un relativamente bajo endeudamiento de las familias.

E.S.O.T. 27 junio 2011 - 22:36

Coincido con Javier, pues si Brasil se encuentra en una burbuja inmobiliaria, ello no será catastrófico como lo fue con España, porque Brasil no depende de la construcción, sin embargo brasil deberá cuidar de no caer en una inflación estrepitosa, dado que su actividad en el gasto público a causa del mundial, de los juegos olimpicos, y de infraestructura esta recalentando su economía pues esta expandiendo la demanda agregada, y si no sabe menguar el recalentamiento, pasara a tener cifras preocupantes en inflación, Brasil es un país que a lo largo de su historia ha tenido lapsos de inflación altos, recordemos que para el año 1993 su inflación estuvo en 2,708.4%. Es por ello que deberá gestionar bien su políca monetaria y fiscal para poder contraponer el recalentamiendo ocasionado por una política fiscal expansiva.

[…] 2011 por Rafael Pampillón en América Latina, Política Monetaria Como complemento al post: Brasil: burbuja inmobiliaria en el horizonte. me gustaría añadir que el gobierno de Brasil ha fijadosu meta de inflación, medida por los […]

jaime godoy 1 julio 2011 - 18:18

La burbuja va a explotar a mas tardar el 2013, La burbuja brasilera no llega al 2016, ni hablar, Debido a un real altisimo mas barato es importar, asi que la otrora fuerte industria brasilera esta siendo DESMANTELADA, como en españa cuando entro a la zona euro.
Cuando acaben con Brasil , no va a quedar NADA, va a ser peor que Argentina el 2001.
No falta mucho, personalmente creo que la burbuja va a explotar el segundo semestre de este año.

Jaime Sarmiento Martín 4 septiembre 2011 - 14:52

Estoy completamente de acuerdo con Javier Tomás. Si en España caímos en el error de la burbuja inmobiliaria, exigir medidas que contrarresten ese efecto en países de América Latina es muchísimo más complicado. La gente se quiere beneficiar a toda costa de este sector y, cuanto más tiempo mejor (aunque ya sabemos que cuanto más se sube más dura es la caída). Por todo ello, tanto el Mundial como los Juegos Olímpicos servirán de tapadera (corramos un tupido velo) para diluir este problema (la gente no se centrará en esto, sino en lo que va a crecer la economía por estas dos razones). Los que mandan prefieren, pues, disfrutar de lo bueno a costa de los demás (el resto de la población) que serán, al final, los que paguen el pato

wilson montenegro 17 octubre 2011 - 06:02

los felicito es informacion muy buena les recomiendo tambien http://economia-wilson.blogspot.com/

Roberto 24 agosto 2015 - 01:48

La crisis en Brasil ya se ojea en el horizonte, no se puede reprochar nada , porque a los españoles también nos avisaron y los que lo podían parar que son los políticos no hicieron nada, las crisis son creadas por el sistema mundial del capitalismo y siempre cíclicas , en los nuevos tiempos son diferentes , pero por lo visto necesarias para mantener a la sociedad donde quieren , como y cuando quieren. Si todos fuéramos ricos nadie trabajaría y el mundo no funcionaria. Mi critica va para el radicalismo , pienso que no es necesario llegar a esos estaremos para conseguir que el mundo funcione, la moderación seria la correcta, los excesos no traen nada bueno, pero la moderación no interesa a los pocos que manejan el mundo.

ana 19 mayo 2017 - 05:37

Buenos días
Conseguí tener un crédito de 50.000$ en la Sra. ABADIA , las condiciones son buenos así como el método de reembolso. Es de verdad de la seriedad el tipo de interés es de 3%.Si por otra parte ustedes necesitan un crédito,
para contactarlo ahí tienes Su dirección
email: carorinaabadia@gmail.com
whatsapp : +22966086669

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar