18
May

Luces y sombras del crecimiento de la economía española

Escrito el 18 mayo 2011 por José Ramón Diez Guijarro en Economía española

La economía española creció en el primer trimestre del año un 0,3% trimestral y un 0,8% interanual. De los últimos cinco trimestres, en cuatro se ha registrado un crecimiento positivo, lo que ha permitido recuperar un 20% de la caída acumulada del PIB (5% de máximo a mínimo). Lo más positivo es que este ritmo de avance se explica íntegramente por el dinamismo de la demanda externa, gracias al fuerte crecimiento de las exportaciones de bienes (+7,6% trimestral y 15,9% interanual), ya que las de servicios se comportan de manera mucho más moderada (-0,7% trimestral y 1,6% interanual).

Por tanto, se vuelve a poner de manifiesto la capacidad de nuestras empresas para aprovechar la mejora de la demanda en los mercados exteriores. Y ese tirón de la demanda externa inicial, suele ser la condición necesaria en todo ciclo de recuperación. En otras expansiones conseguíamos revitalizar la demanda externa vía devaluaciones y ahora lo estamos consiguiendo sin esa ayuda artificial. A este respecto, conviene destacar la prolongada caída de los costes laborales unitarios (CLU). La mejora de nuestra competitividad es un factor clave para lograr un crecimiento sostenible, equilibrado y generador de empleo. (Pincha en el gráfico para verlo con más nitidez). 

Este patrón de comportamiento con una fuerte presencia de la demanda externa en las primeras etapas tras una crisis es además el idóneo, teniendo en cuenta los desequilibrios acumulados en la última expansión. Sin embargo, lo anterior no nos debe hacer infraestimar la importante debilidad de la demanda interna. La aportación al crecimiento de la demanda nacional ha sido nula, y no fue negativa  gracias al fuerte ritmo de avance trimestral del consumo de las administraciones públicas (+1,4%), que ha compensado la atonía del consumo privado y la fuerte contracción de la formación bruta de capital fijo (-1,4%). Es difícil y, además desaconsejable, que se mantenga esa aportación positiva del consumo público en los próximos trimestres. Por tanto, a corto plazo, no parece que la demanda interna esté en condiciones de tomar el relevo de la externa, sobre todo, cuando el proceso de desapalancamiento de los agentes está lejos de haberse completado.

En este contexto, parece difícil que se vaya a consolidar a corto plazo un cambio de tendencia en el mercado de trabajo. La destrucción de empleo, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (PTETC), se aceleró una décima hasta el 0,6% trimestral, mientras que en tasa interanual se estabiliza en el 1,4%: esto supone 240.700 empleos menos en el último año, la mayor parte (el 60%) en la construcción (-8,7%). En términos trimestrales, fruto de la evolución conjunta de PIB (+0,3%) y empleo (-0,6%), el avance de la productividad aparente por PTETC sigue mejorando y se sitúa en el 0,9%. Sin embargo, detrás de este comportamiento está un incremento de las horas trabajadas por ocupado del 1,9%, de forma que las horas totales trabajadas aumentan un 1,2%. Es decir, se está aumentando la jornada media a tiempo completo, aunque eso no quiere decir que la productividad por hora está aumentando, todo lo contrario, se redujo un 0,9% en el último trimestre.

Por tanto, prosigue la suave recuperación de la economía española, a ritmos lejanos de los necesarios para crear empleo y con todavía mucha debilidad de la demanda nacional. La noticia positiva es que el sector exterior está aprovechando el buen comportamiento de la demanda internacional y que con este patrón de comportamiento se siguen reduciendo los desequilibrios. La clave, como hemos comentado otras veces, es la tasa de crecimiento potencial que vamos a alcanzar en esta recuperación, pues de ella dependerán los ritmos de creación de empleo.

Comentarios

Carlos Pérez Fernández 18 mayo 2011 - 20:41

Hola a todos!
Abro fuego con el comentario, que estará relacionado con el concepto de Coste Laboral Unitario.
A pesar de las medidas tomadas para mejorar la capacidad de generación de empleo, los CLU serán en España mayores que en nuestros vecinos europeos.

Es cierto, como dice Jose Ramón, que son buenas noticias, pero aún así no debemos olvidar que este ratio será vigilado muy de cerca por las autoridades en Bruselas. Los CLU serán la forma de medir la evolución de la productividad de cada uno de los integrantes de la UEM. Y aquellos paises que superen el límite serán sancionados. De cara al exterior, para mantener nuestra prima de riesgo bajo control, habria que evitar mandar mensajes de incertidumbre al mercado. Por ello tenemos que esforzarnos en implantar las politicas laborales tomadas, e incluso incrmentarlas.

Un saludo a todos!

Fuente: http://www.finanzzas.com/costes-laborales-unitarios

Carlos Pérez Fernández 18 mayo 2011 - 20:53

Hola a todos!
Abro fuego con el comentario, que esta relacionado con los Costes Laborales Unitarios.
Es cierto que es una gran noticia el aumento de competitividad de nuestra economía, pero no hay que olvidar que los CLU seguirán siendo en España mayores que en nuestros vecinos europeos. Bruselas usará meticulosamente los Costes Laborales Unitarios para medir la evolución de la productividad en la EuroZona. Cada integrante de la UEM deberá cumplir con un límite prefijado, y aquel que lo supera será sancionado. España debe evitar mandar mensaje de incertidumbre al mercado que perjudique su prima de riesgo. Por ello deberíamos completar la implantación de las políticas laborales decididas, así como incrementarlas con más fuerza.

Un saludo!!

Fuente: http://www.finanzzas.com/costes-laborales-unitarios

Carlos Pérez Fernández 18 mayo 2011 - 20:53

Hola a todos!
Abro fuego con el comentario, que esta relacionado con los Costes Laborales Unitarios.
Es cierto que es una gran noticia el aumento de competitividad de nuestra economía, pero no hay que olvidar que los CLU seguirán siendo en España mayores que en nuestros vecinos europeos. Bruselas usará meticulosamente los Costes Laborales Unitarios para medir la evolución de la productividad en la EuroZona. Cada integrante de la UEM deberá cumplir con un límite prefijado, y aquel que lo supera será sancionado. España debe evitar mandar mensaje de incertidumbre al mercado que perjudique su prima de riesgo. Por ello deberíamos completar la implantación de las políticas laborales decididas, así como incrementarlas con más fuerza.

Un saludo!!

Fuente: http://www.finanzzas.com/costes-laborales-unitarios

Javier Sagrado 18 mayo 2011 - 20:57

Parece que el miedo se encuentra instaurado en el país: contención del consumo privado y horas extra en el trabajo. Una lástima que ante esta situación no reaccionemos tratando de ser más eficientes si no más “aparentes” ante los jefes. La comparativa de la OCDE dónde refleja que los españoles trabajamos casi 300 horas más al año que los alemanes en 2009 (con una productividad por hora trabajada un 10% menor) llama la atención.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/18/economia/1305732616.html

A continuación os pongo un link (seguro que alguno de vosotros ya lo habréis visto) sobre la imagen de poco productivos que reflejamos en Europa. (El video ha sido retirado pero pueden leerse extractos sin desperdicio en la noticia.)

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/12/economia/1305212577.html

Ronald Caroli 19 mayo 2011 - 00:06

El ligero crecimiento del pib a través de las exportaciones es un factor relevante hoy en dia como es ganar competitividad, pero, considerando que una pequeña aportación de este crecimiento vino del gasto publico (del -0,9 al 1,1% interanual), la demanda nacional (el motor tradicional) que sigue cayendo, la destrucción de empleo que continua y que si le sumamos a esto unas futuras medidas de austeridad que afectaran principalmente a estos factores, calificaría este crecimiento menos que suave, lo calificaría de insostenible.

Jose Miguel Rguez-Candela 19 mayo 2011 - 00:39

Teniendo en cuenta que las perspectivas de consumo interno no son nada favorables y que las exportaciones se han visto favorecidas por la fortaleza del euro frente al dólar se puede resumir que las perspectivas nos son nada halagüeñas para la economía nacional.
Puede ser cierto que la productividad haya aumentado, pero convendría preguntarse a base de qué. Mi experiencia personal me indica que los incrementos salariales por debajo de IPC han contribuido en parte a este aumento de la productividad. Pero este crecimiento de la economía se ha traducido en un aumento real de la calidad de vida de los españoles?

Eva Ahijado 19 mayo 2011 - 08:39

Después de que se publicaran los datos de Contabilidad nacional que hemos leído, el Secretario de Estado de Economía Manuel Campa, comentó (datos de Europa Press Miércoles 18 de Mayo de 2010) que los datos del PIB del primer trimestre mantiene a la economía en la “senda de la suave recuperación”, con un crecimiento “aún débil”, y aseguro que sin los ajustes en la construcción y el proceso de consolidación fiscal para reducir el déficit público, la economía española estaría creciendo un 1,9% interanual, en lugar del 0,8% registrado.
Como cuestión a las declaraciones del Secretario y a los datos publicados, me gustaria plantear: ¿es realmente sostenible la recuperación y se puede hablar de “senda de suave recuperación” de la economía española, si a pesar de haber aprovechado el crecimiento de la demanda externa aun arrastramos cuestiones que igualmente deben solucionarse como la débil demanda interna (ya que el crecimiento ha sido positivo por el esfuerzo del sector público) y destrucción de empleo con tasas de paro del 20%?

María Lorenzo 19 mayo 2011 - 08:40

En resumen, este crecimiento se basa casi exclusivamente en la aportación del sector exterior, pero España va en la zaga de la recuperación europea ya que el elevadísimo desempleo y las escasas expectativas que tienen los parados de encontrar empleo, lastran a la demanda interna.
Si bien es cierto, que la combinación de crecimiento económico y destrucción de empleo ha provocado un aumento de la productividad del 2,2% en el último año, la cuestión preocupante es como de sostenible es la recuperación económica española con este mix, donde la suave mejoría del país “depende” de la demandada externa.
Así que bien por parte del sector exterior que ha sido capaz de engancharse a la recuperación, mucho más consistente, de otros países avanzados, pero no es suficiente, y no debemos guiarnos sólo por el dato del 0,3 de crecimiento del PIB. Hay que prestar especial atención al resto de los de los componentes, que con un comportamiento desigual cuestionan una recuperación económica sostenible que además de afectar la “estabilidad” de la deuda, por el momento parece que se prolongará demasiado.

Borja Vicenti 19 mayo 2011 - 10:21

No voy a negar que el ligero aumento de la demanda externa no sea positivo. Sin embargo, no me inspira ninguna confianza cuando todavía el grado de apalancamiento de las empresas españolas es muy elevado lo que hace que sus perspectivas de inversión y, por tanto, de contratación de personal sean mínimas para los próximos años (véase el planes estratégicos de muchas de ellas)

Considero que lo relevante ahora es Grecia. El mercado parece ser que nos está premiando con una estabilidad en nuestra prima de riesgo. Dicha estabilidad desaparecerá si deciden reestructurar la deuda de Grecia y su efecto sería un aumento brutal de nuestra prima de riesgo así como la de otros países de la zona euro. En consecuencia, aumentaría nuestra dificultad en captar financiación vía deuda pública por la imposibilidad de colocar nuestros bonos y, encaso de colocarlos, mejor no pensar a qué tipo podríamos llegar……

Javier Henche 19 mayo 2011 - 12:21

Tal y como se puede observar, las perspectivas de España en lo que a crecimiento del PIB se refiere son ligeramente favorables. De todas formas, lo que se debe hacer, como casi siempre, es comparar los datos de “supuesto crecimiento” con nuestros vecinos europeos, para así poder darnos cuenta de la situación real que atraviesa nuestro país. El crecimiento que se prevé para los países del este ronda el 4% y países como la República Checa o Dinamarca crecerán en torno al 2%.
En conclusión, estamos más cerca de Portugal (con una previsión de crecimiento del -1%) que del resto de países europeos. A este ritmo será muy difícil rebajar la alta tasa de paro que tenemos en la actualidad.
Aquí os dejo una nota del Instituto de Estudios Económicos en la que se reflejan las previsiones de crecimiento de los diferentes países europeos.
http://www.ieemadrid.es/modulo/upload/1_1300796561.pdf

Javier Andrey 19 mayo 2011 - 13:06

El crecimiento de España del 0,8% interanual en el primer trimestre es insuficiente para comenzar a crear empleo. En Francia y Alemania sí se consigue crear empleo con tasas cercanas al 1%, pero en nuestro país este porcentaje tiene que ser superior al 2%, gracias principalmente a la estructura de nuestro mercado laboral, ese mercado que se supone que se está intentando reformar desde hace un tiempo.

Las empresas españolas se están aprovechando de los crecimientos observados en otras economías. Es muy interesante ver como en estos últimos años, sus beneficios cada vez provienen más de sus negocios en el exterior. Tampoco parece alentadora la excesiva confianza mostrada por algunos ámbitos en el sector turismo como único salvador del enfermo, porque se puede acabar muriendo de insolación.

En cualquier caso, siempre nos quedará la opción de convertirnos en indignados sólo unos pocos días después de que comenzara la crisis y propugnar volver al socialismo de hace algunos siglos.

Patricica Rodrigo Menese 19 mayo 2011 - 13:18

La economía española crece gracias a la demanda externa sobre todo de bienes y no tanto de servicios, porque las empresas espolas han sabido aprovechar el tirón de la demanda exterior. La oportunidad es uno de los factores de exito de las empresas, además de la innovación y otros.
Me quiero centrar en la innovación, resultado de la investigación y el desarrollo, se trata de un factor directamente relacionado con el desarrollo de nuevos productos y servicios de alto valor añadido.
Sigamos con la innovación en las empresas, que una empresa sea puntera en investigación en una país, no hace al país más competitivo, pero que el país sea competitivo en toda una industria si lo hace.
Por tanto, la innovación es una cuestión de estado. Y cómo un estado puede influir en la innovación, se me ocurren dos, vía política educativa y fomentando la creación de centros de investigación donde Universidad, centros de formación profesional y empresas trabajen conjuntamente.

Lo primero que deben plantearse las personas que diseñan los planes de estudio es para qué y en qué queremos formar a nuestros estudiantes,, y después diseñar los planes educativos para logarlo, y deben tener continuidad en el tiempo, (que no varíen en función de quien gobierne), para lograr el objetivo para lo cual se han diseñado.
Pongo un ejemplo ¿quizás España hace unos años quería ser potencia en servicios jurídicos? Podemos pensar que si porque las facultades de derecho estaban llenas de estudiantes y ahora lo están las calles.
A eso me refiero, se debe formar en función de la actividad en la que España quiere se competitiva.

El ejemplo de Irlanda es perfecto para esto. Irlanda en los años 60 era un país eminentemente agrícola y emigrante. El gobierno de entoneces quiso que fuera potencia en la industria farmaceutica, química, de telecomunicaciones e informática, para ello diseño unos planes de estudio encaminados a conseguirlo. Tardaron una generación en ver el resultado, a partir de los años 80 Irlanda empieza a recibir inversión extranjera directa en esas industrias, porque tenía infraestructuras, mano de obra altamente cualificada, hablaba inglés y era miembro de la UE, entre otras razones.
En los 90 el creciemiento de su economía fue espectacular, crecía a una media del 8% por año. La mayoría de sus exportaciones son de bienes y servicios relacionados con la industrsia farmacéutica y del software, de gran valor añadido ambas.
Problemas con el sector inmobiliario (burbuja), financiero, e inflación han hecho que tenga que ser rescatada por la UE. No nos quedemos con eso, a día de hoy Irlanda según el Índice de Globalización publicado en enero de este año por Ernst and Young y la Economist Intelligence Unit, ocupa el segundo puesto detrás de Hong kong de un ranking de 60 países de acuerdo con su grado de globalización en porcentaje del PIB.
A pesar de su problema de deuda las exportaciones continuan siendo un éxito.

No dejemos nuestra economía solo en manos de la oportunidad, formemos a las generaciones del futuro para que hagan de este país líder en las industrias elegidas estratégicamente solo así seremos competitivos.

Juan de la Peña Gayo 19 mayo 2011 - 14:51

El nombre del artículo “Luces y sombras” le viene fenomenal al análisis. Pero yo soy un poco negativo y veo que las sombras son mucho más grandes que las luces. Tendremos Luces hasta Septiembre por el turismo, lo que mejorará la demanda externa y dirán que es sintoma de una recuperación de la economía española y que seguirá así durante lo que queda del 2011. Pero no es más que la estacionalidad de lo que nosotros exportamos, “SOL y PLAYA”. No somos capaces de generar puestos de trabajo fuera de este ámbito, que además, por ser una demanda estacional generan trabajos temporales por lo que al final volverán a ser destruidos. Somos incapaces y no hacemos nada por mejorar y fomentar la industria que sería un sector perfecto para reubicar gran parte de los parados de la construcción con la formación pertinente. Todo esto me hace llegar a la conclusión que mientras España sea un destino turístico por excelencia, iremos tapando agujeros pero no son más que parches de lo que en realidad se está viviendo en España y que se está viendo que necesitamos un cambio urgente en nuestro modelo, mejorar nuestros puntos fuertes pero cambiar en otros a lo que los mercados demandan, aunque para ello se van a necesitar como mínimo 10 años si los cambios los hacemos ahora y acertamos. Hay que ayudar a las empresas a salir fuera y fomentar la creación de nuevas empresas, pero si esto no lo acompañamos de una reducción del gasto de las autonomías el crecimiento de España será casi nulo.

Jesus Romero Quesada 22 mayo 2011 - 14:42

Parece ser que existe cierta esperanza, aunque perdonen que no grite de alegría. Hemos crecido levemente gracias a la moderada actividad de la demanda externa, sustancialmente más importante por parte de la exportación de productos que de servicios, lo cual extraña, positivamente en mi opinión, ya que nos hemos caracterizado siempre por las altas cuotas del último. Pero no nos estresemos, como bien comenta Juan, la estacionalidad nos echara una mano con estos datos. Por otro lado, seguimos destruyendo empleo, tres años después, seguimos en la misma situación, y no cesa. Ya alcanzamos el 21% de paro y ausencia de soluciones.
Pues llegados a este punto, con los mismos problemas que acarreamos en los últimos años, una crisis más estructural que cíclica y habitual, un gobierno incapaz, una oposición igual de alentadora, y una disposición social a la mejora en la que los que se manifiestan son, en su mayoría, algunos “perroflautas” que esperan que les caigan los buenos resultados del cielo. Se me ocurren cuatro puntos en los que se podría hacer más hincapié y, a lo mejor, mejoraría la situación, quien sabe…todos hemos pensado en como cambiar la realidad:
-Ayudas para fomentar la demanda exterior: ya que es por dónde vamos viendo la luz, creo que deberíamos potenciarla al máximo e intentar ser más competitivos a nivel internacional. El gobierno debería implementar más planes de ayuda e inversión en lo que parece puede iniciar una remontada económica.
-Formación: apoyo el comentario de Natalia, y no solo en cuanto a orientación y vistas a futuro en un trasfondo escolar y universitario, sino también a nivel laboral, y sobretodo esta último. No solo el mismo empleado, que debería preocuparse por ser mas competitivo, sino la misma empresa debe preocuparse por mejorar en rendimiento y conocimiento de su personal. Un empleado con conocimiento en idiomas, informática y otros más específicos a sus funciones, será mucho más productivo y así rentable para la misma empresa.
-Emprendedores: el apoyo económico y de recursos a personas con iniciativa, altas expectativas y fuerza para propulsar un cambio, creo que sería fundamental para no solo crear empleo sino para impulsar también una demanda interna que hoy es nula. El gobierno y los bancos no ven la importancia de esto en la mejora de nuestro país, el futuro esta en los emprendedores, no en la restricción empresarial basada es un exceso de ahorro.
-Emigrar: que visto lo visto, y como ya se ha comentado en blogs anteriores y compartido por muchos de vosotros, va a ser la mejor opción para la mayoría de los ciudadanos de este país con ganas de crecer laboralmente en el tiempo presente y el corto plazo.
Un cordial saludo.

Denis Génova Sanjuán 22 mayo 2011 - 17:28

Podemos estar de acuerdo con que el crecimiento del PIB sea de un 0,3% o podemos pensar que este dato esté inflado. En cualquier caso, viene provocado por unas variables que no son sostenibles y que no van a hacer que se reduzca el paro, que se incremente el consumo interior, etc. Es decir, es un dato sin esperanza y no parece que las movilizaciones de los últimos días o, un posible cambio de gobierno en el día de hoy en Comunidades o Ayuntamientos vayan a hacer nada por darle sentido al futuro de este país.
En esta especie de vodevil en el que se ha convertido España, vemos por un lado como el presidente del Gobierno después de alardear durante años de los cacareados “brotes verdes” reconoce un año después que estuvimos al borde del rescate, rescate del que nos salvaron unas medidas impuestas por Merkel, Sarkozy y demás,…..por lo que se puede decir que realmente si se produjo el rescate, pero éste no vino en forma de dinero para hacer frente a los pagos, fue un rescate ideológico. Un rescate ideológico necesario, para poder frenar la sarta de locuras que se estaban cometiendo con el dinero público.
Por otro lado, vemos como a día de hoy se llenan las plazas de todos los pueblos y ciudades de “perroflautas” con un mensaje de fondo que, desde mi punto de vista, no está equivocado; pero que no han llegado a interiorizar. Querría pensar que quieren cambiar el panorama actual y que están dispuestos a hacer cosas por ello, pero la sensación que queda es más de macro botellón que de otra cosa. Sobre todo cuando en su manifiesto “oficial” apelan entre otras cosas al derecho a la vivienda, al trabajo o la felicidad de las personas. ¿Quieren que sea el Gobierno quién les de la felicidad?
Muchos cronistas buscan similitudes entre el movimiento #acampadasol, las revueltas del mundo árabe y hasta con la revolución del 68, pero a todas luces parece que este movimiento es mucho más sombrío.

Webdesigner tanger maroc

Developpeur de sites internet au maroc

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar