12
May

España pierde competitividad

Escrito el 12 Mayo 2011 por Rafael Pampillón en Economía española

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado hoy el Índice de Precios al Consumo Armonizado (comparable con el resto de la Eurozona) correspondiente al mes de abril. La inflación española alcanzó el 3,5% mientras que la inflación de la eurozona fue del 2,8%. El diferencial se amplía (ver cuadro).

  ¿Por qué la inflación es mala para la sociedad y produce elevados costes en la economía?

Porque supone una pérdida de poder adquisitivo para los consumidores, a la vez que una disminución de competitividad para nuestras exportaciones dado que nuestros precios crecen mucho más rápidamente que los de los países con los que competimos.

No podemos devaluar

Antes de que entrasemos en el euro en 1999, cuando perdámaos competitvidad podíamos devaluar la peseta pero desde entonces nuestro problema inflacionario parece mucho más grave, ya que no tenemos la peseta para poder devaluar.

El descontrol de la inflación es una amenaza para nuestra competitividad ¿qué podemos hacer?

Ante la ausencia de política de tipo de cambio, el equilibrio exterior y la estabilidad de precios solo se pueden conseguir con políticas de estímulo a la competencia, reformas estructurales, movilidad de los factores, flexibilidad laboral, etc. Controlar la inflación es muy importante para el crecimiento económico. No se debe olvidar que un marco económico estable permite la creación de empresas y la erradicación del grave problema del desempleo que padecemos ya que favorece la inversión (impulsa el espíritu empresarial) y refuerza la competitividad de las empresas y el aumento de las exportaciones.

Ahora que la Unión Monetaria Europea (UME) tiene doce años, tenemos suficiente experiencia para saber que cumplir con los criterios de estabilidad de Maastricht es condición necesaria pero no suficiente para estar comodamente en el euro. Entre otros motivos porque los países pueden mantener sus tasas de inflación y sus déficit publicos temporalmente bajos mediante trucos. Sabemos que probablemente fue un error admitir a Grecia y a Portugal en la UME. Algunos políticos italianos han considerado asimismo la posibilidad de que Italia se salga del euro y poder así devaluar su moneda ya que se trata de una economía que, como la española, tiene elevados niveles salariales y alta rigidez en el mercado laboral y en los precios que le lleva a generar inflación incluso durante las recesiones. Hoy, con el dato del IPCA,  lo hemos visto en España.

La pertenencia al euro de países muy inflacionistas como Portugal, Irlanda, Italia, España o Grecia supone una pérdida persistente e irrecuperable de competitividad. Una de las lecciones principales de estos 12 años es que para que un país tenga éxito en el euro debe tener una economía estable (equlibrio fiscal y exterior e inflación baja)  y flexibilidad en sus mercados de factores y de bienes y servicios.

 Por eso, necesitamos estabilizar los precios para dejar de perder competitividad que es la única manera que tiene la economía española de garantizar el crecimiento económico y reducir el elevado número de desempleados. Es decir, ante la imposibilidad de devaluar, la competitividad y el equilibrio exterior sólo son posibles a través de la estabilidad de precios, que sólo se puede alcanzar mediante políticas fiscales ortodoxas, estímulo a la competencia y reformas estructurales. Es decir, en ausencia de política monetaria y de tipo de cambio, la competitividad de las empresas españolas y el aumento de nuestras exportaciones sólo se pueden conseguir, mejorando la oferta (es decir, mejorando el aparato productivo). 

Para ayudar a controlar la inflación el Congreso de los Diputados debería aprobar para 2012 unos presupuestos menos electoralistas y más equilibrados a la vez que se obligue a las Comunidades Autónomas y a los Municipios a reducir el gasto público. La otra posibilidad, impensable, es salirse del euro y así poder devaluar. O sumirse, como llevan Italia y Portugal, durante once años en un estancamiento económico con daños incalculables para nuestro futuro económico.

Esto que acabas de leer, querido lector, ya lo dijimos en este blog hace 3 años en un post titulado: La inflación por las nubes (5,1%) ¿Debería España abandonar el euro? pero como ves no se nos ha hecho mucho caso. Y así vamos.

Comentarios

Javier 12 Mayo 2011 - 18:19

Buenas tardes Rafa, ¿qué te parece la posibilidad de que se avance en la negociación colectiva y que desaparezcan las renovaciones infinitas de los convenios vencidos cuando no se llegaba a un nuevo acuerdo? ¿Realmente crees que las partes, voluntariamente, van a renunciar a esto, auto-imponiéndose la decisión de terceros?. Desde luego, podría afectar a la competitividad, ¿no?.
Un abrazo y gracias por el post!

España pierde competitividad 12 Mayo 2011 - 18:33

[…] España pierde competitividad economy.blogs.ie.edu/archives/2011/05/espana-pierde-compe…  por kirov hace 2 segundos […]

[…] Vía | economy.blogs.ie […]

Juan Carlos Rivadeneira Ayala 15 Mayo 2011 - 21:09

Estimado Profesor, tomando en cuenta su importante análisis y conclusiones, resulta alarmante observar que a pesar de que una solución a este problema sería el incremento de emprendimientos y creación de PYMES, en un artículo publicado el 21 de Marzo de 2011 por Moncho Veloso en ABC Economía se muestra un análisis sobre lo caro, burocrático, y lento que es crear un negocio en España. Veloso menciona que ¨La actividad emprendedora cayó en 2009 un 27,1% y 400.000 empresas cerraron, según el último informe GEM del IE Business School.¨. Los bancos a raíz de la crisis y con el fin de garantizar su solvencia no tienen apertura suficiente ante la demanda de créditos, mientras que los impuestos son tan altos que se llevan el 56,5% del negocio, según el mencionado artículo. (http://www.abc.es/20110320/economia/abcp-espana-pais-para-emprendedores-20110320.html)

Por otro lado, estuve investigando sobre este tipo de herramientas que permiten medir el nivel de precios de una economía y me atrevo a pensar que el Deflactor del PIB podría ser un mejor indicador. Esto principalmente debido a que el deflactor del PIB refleja los precios de todos los bienes y servicios del país producidos en el interior mientras que el IPC muestra los productos y servicios comprados por los consumidores. Además que el IPC compara el precio de una cesta fija de bienes y servicios con el que tenía esa misma cesta en el año base, no suele cambiarse la cesta de bienes y servicios. Mientras que el deflactor del PIB si cambia el valor de los bienes y servicios en el tiempo. Estuve buscando información actualizada en el Banco Central Europeo sobre el deflactor del PIB en España con el fin de compararlo al de la Eurozona, pero no tuve éxito.

Saludos.

Juan Carlos
MIMESP2011

Javier Tomas 16 Mayo 2011 - 13:23

Creo que España lo pasaría fatal si se sale del €. Haríamos un pan con unas tostas.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar