11
Abr

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado hoy sus previsiones económicas de principios de año. Aunque considera que la recuperación se ha consolidado, el actual alza en el precio del petróleo está debilitando esa mejora: en conjunto, mantiene invariables sus previsiones de crecimiento mundial para 2011 (+4,4%) y 2012 (+4,5%). 

 

 

 

 

 

 

 

 

Economías desarrolladas

Entre las economías desarrolladas, considera que el sector privado está tomando el relevo como impulsor de la actividad y que, por tanto, los temores de una recaída en la recesión cuando se retiren los estímulos fiscales son menores.

En EEUU, el crecimiento de 2011 será del 2,8% y del para 2012 del 2,9%. En cambio la Eurozona solo crecerá el 1,6% en 2011 y el 1,8%, en 2012. España crecerá 0,8% en 2011 y en 2012 el 1,6%. 

Entre los principales riesgos para el escenario de los países desarrollados, el FMI destaca su preocupación por (i) las elevadas tasas de paro, (ii) la debilidad de las cuentas públicas, y (iii) la continuidad de la crisis en los mercados inmobiliarios de determinados países. 

En el lado positivo, considera que las condiciones financieras han mejorado gracias a la fuerte recapitalización del sector financiero. 

En materia de política económica, el FMI recomienda a los países desarrollados:

▪     Mantener las políticas monetarias acomodaticias, en la medida en que los salarios, las expectativas de precios y el crédito se mantengan ampliamente contenidos.

▪     Reducir el déficit público. En particular, el FMI destaca como especialmente urgente el caso de EEUU: aunque los recortes en los gastos discrecionales es un paso en la buena dirección, considera que son necesarias actuaciones sobre los gastos en seguridad social y una reforma impositiva.

Países emergentes

En cuanto a los países emergentes, el FMI destaca que su demanda interna sigue mostrando una extraordinaria solidez y mantiene constantes sus previsiones respecto al informe de enero (+6,5% en 2011 y 2012). Destaca positivamente Latinoamérica, donde revisa al alza el crecimiento de 2011 en 0,4 p.p. hasta el 4,7% (+0,1 p.p. hasta 4,2% en 2012); mientras que las expectativas se mantienen prácticamente constantes en el resto de regiones.

 Para los emergentes las principales preocupaciones del FMI son (i) el actual repunte en el precio de los alimentos y de las materias primas, que está ocasionando tensiones sociales y económicas (tal y como está ocurriendo en los países del Magreb); y (ii) el riesgo de sobrecalentamiento en determinadas economías emergentes.

▪     Los tipos de interés permanecen en niveles demasiado bajos y la política fiscal es más expansiva que en el período anterior a la crisis global, de tal forma que se hace necesario que en la mayor parte de economías emergentes comience el proceso de normalización tanto en política fiscal como monetaria.

▪     El FMI hace mención a la extraordinaria entrada de capital hacia las economías emergentes desde el final de la recesión; y alerta de la necesidad de establecer las políticas adecuadas para que sus economías no acusen excesivamente la salida de capitales, una vez que los tipos de referencia se normalicen en las principales economías desarrolladas. El FMI incluso considera apropiado el uso de restricciones de capital en determinadas economías y bajo ciertos supuestos.

 Desequilibrios exteriores

Por último, el FMI ha vuelto a insistir en la necesidad de realizar avances en un reequilibrio de las balanzas de pagos. Se hace necesario realizar ajustes fiscales en aquellas economías con graves déficit en la cuenta corriente; así como una mayor flexibilidad cambiaria (apreciación) y reformas estructurales encaminadas a aumentar el consumo y reducir la fuerte disposición al ahorro en las principales economías con superávit exterior.

Fuente: Caja Madrid

Comentarios

[…] Perspectivas Económicas del FMI de abril de 2011 economy.blogs.ie.edu/archives/2011/04/perspectivas-econom…  por kirov hace 2 segundos […]

Viviana Zorrilla Díaz 15 Abril 2011 - 10:42

Me llama especialmente la atención que el FMI esté instando a EEUU a reducir el déficit público. Claro que el país tiene un problema que debe resolver para mantener su estabilidad interna, demócratas y republicanos llevan días intentando cerrar un presupuesto que consiga contener el endeudamiento del estado americano. Ayer mismo se cerró oficialmente este presupuesto. No obstante que la primera economía del mundo esté dando señales de debilidad, de estado superendeudado, incluso previsiblemente en el mes de Julio se superen los límites legales de endeudamiento y sea necesario modificar la ley para que el país no entre en situación de suspensión de pagos, me parece del todo insólito. Ya veremos.

Benjamin Gullett 15 Abril 2011 - 12:13

Es interesante que las proyecciones del FMI suelen ser más bajas que las de otras entidades independientes. Pero igual, lo que comenta Viviana es cierto – que los recortes que se están realizando en EE.UU. probablemente tendrán el impacto (al menos a corto plazo) de reducir el crecimiento económico en el país.

En cuanto al aumento del límite legal de deuda, es prácticamente seguro que se aprobará (no hacerlo sería demasiado irresponsable) pero sí habrá una batalla pólitica sobre qué hacer con el gasto público antes de cualquier acuerdo. Lo interesante será ver cómo reaccionan los mercados de bonos ante esa discordia pólitica. Hasta el momento, se han mostrado muy tranquilos por el simple hecho de que la deuda americana sigue siendo la inversión más segura, pero será interesante ver si su tranquilidad aguanta una larga pelea que pone en duda la capacidad de los políticos de actuar con sensatez.

Mariela Gayoso 25 Abril 2011 - 23:39

Considero muy importante el aspecto relacionado a las políticas adecuadas que deben implementar las economías emergentes para evitar la salida de capitales cuando los tipos de referencia de las economías desarrolladas se normalicen. Existe un riesgo muy alto de que esto ocurra ya que el rápido crecimiento de algunas economías como México, China, India y Brasil, que hicieron muy atractiva la inversión, viene asociado con el temor al poco control de la inflación por parte de los bancos centrales.
Ya en enero del presente, se dio una masiva huída de inversores de las bolsas de los países emergentes (1.679 millones de dólares en 4 semanas), debido al miedo a la inflación y la inestabilidad en Egipto.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar