12
Abr

Mercado de trabajo y fertilidad

Escrito el 12 abril 2011 por María Jesús Valdemoros en Economía española

Hace un par de décadas, España se convertía en una de las primeras naciones del mundo en situar sus tasas de fertilidad por debajo de 1,3 hijos por mujer. Se trata de una fertilidad tan inferior los niveles de reposición (2,1 hijos por mujer) que los demógrafos la denominaron lowest-low fertility (fertilidad baja más baja). Con esa denominación se subrayaban también sus enormes efectos sobre la estructura y tamaño de la población.  A saber, que en combinación con la creciente esperanza de vida, nos veíamos abocados a las consecuencias del envejecimiento (consecuencias de las que hemos sido testigos directos recientemente con la reforma de las pensiones).

La explicación tradicionalmente esgrimida para dar cuenta de la caída de la fertilidad es la incorporación de la mujer al mercado de trabajo. Esta variable ha estado presente en el caso español, pero no basta para explicar la bajísima fertilidad, pues encontramos que en otros países europeos tanto las tasas de actividad femeninas como las de fertilidad son superiores a las españolas. Hay, por tanto, peculiaridades de nuestro país que deben tener algo que ver.

La decreciente fertilidad registrada en España durante lustros puede separarse en dos componentes distintos, aunque muy conectados: el retraso en la edad de la maternidad y la reducción del número de hijos deseados. Ambas son decisiones racionales, condicionadas por el coste de oportunidad de ser madre. Coste en el que el funcionamiento del mercado laboral es decisivo. Veamos por qué.

Si una mujer sale del mercado de trabajo para ser madre, deja de percibir salario durante el tiempo dedicado al hijo, y pierde renta esperada también por la experiencia laboral no acumulada y por la mayor probabilidad de desempleo futuro.

Por tanto, lo lógico es esperar un retraso en la edad de la maternidad y una menor fertilidad siempre que las rigideces del mercado laboral creen incertidumbres para la madre potencial. Así ocurre en España, donde las mujeres han tenido que hacer frente a mayores tasas de paro y temporalidad que los hombres españoles y las mujeres de otros países, lo que también las ha llevado a dedicar más tiempo a su formación como mecanismo de protección ante el impacto de esas eventualidades

La crisis también golpea a la natalidad

Cierto repunte de la fertilidad experimentado en los primeros años del presente siglo llevó a pensar  que la misma había caído  por la decisión de las mujeres de retrasar su maternidad y que conforme las jóvenes que pospusieron su maternidad se acercaban a los 30 años, aumentaban su probabilidad de ser madres y la tasa de fertilidad.

Pero la crisis ha dado al traste con esa recuperación. El deterioro de las condiciones laborales dificulta la decisión de ser madre (y padre), lo que podría provocar la caída de la fertilidad

Número medio de hijos por mujer según la nacionalidad de la madre
  Española Extranjera Total
2002 1,21 2,05 1,26
2003 1,26 1,90 1,31
2004 1,28 1,79 1,32
2005 1,30 1,70 1,34
2006 1,33 1,70 1,38
2007 1,33 1,75 1,39
2008 1,38 1,81 1,46
2009 1,33 1,67 1,39
Jul09-Jun10 1,32 1,65 1,38

Fuente:INE

Los datos corroboran esa idea. La fertilidad ha caído tanto entre las mujeres españolas como entre las extranjeras, haciendo que la tasa de fertilidad total vuelva a situarse por debajo de 1,4 hijos por mujer.

Así las cosas, una reforma del mercado laboral que flexibilizara su funcionamiento, permitiendo crear más empleo en el momento de la recuperación y facilitando a las mujeres compaginar maternidad y trabajo, parece una medida también necesaria desde consideraciones de largo plazo como las demográficas. Una razón más para avanzar en una reforma que hasta el momento sólo puede calificarse de muy tímida

Comentarios

Juan Garza 12 abril 2011 - 15:34

Datos demograficos y del mercado español muy importante a tener en cuenta. El sitio de http://www.1forex1.com nos trae otros complementos adicionales.

Adriana 10 junio 2012 - 17:49

con los tiempos que corren, es normal que la gente se lo piense más a la hora de tener hijos, la mayoría de las mujeres solemos perder nuestro puesto de trabajo al quedarnos embarazadas, algo que no debería ocurrir y que aquí en España lamentablemente todavía sucede.
Por eso se retrasa cada vez más el ser madre, porque deseamos tener una estabilidad profesional y económica antes de dar el paso. Yo he sido madre a los 40 años (ya he conseguido esa estabilidad), pero he tenido que acudir a la clínica de fertilidad privada http://www.fiv-valencia.es/ donde me atendio el doctor Dolz, un profesional maravilloso que hizo que me sintiera muy cómoda debido al trato personal y cercano.

Andrea 24 julio 2015 - 18:07

Como bien dices la incorporación de la mujer a la vida laboral hace que se retrase cada vez mas el momento en que una mujer decide ser madre, el caso de Adriana no es un caso aislado y cada vez más personas tienen que recurrir a metodos o clinicas para mejorar la fertilidad y poder tener hijos lo que hace que tambien muchas parejas solo tengan un hijo.

Martina 7 septiembre 2016 - 12:39

Fantástico artículo. Esto es muy importante para las mujeres que no podemos ser mamas de manera natural. Encontrarás más información aquí: http://www.clinicasfertilidad.com

Ile 25 octubre 2016 - 17:13

Excelente articulo. Yo tuve varias amigas que no podian tener hijos y se hicieron tratamientos de fertilidad en varias clinicas españolas. Espero que todo vaya a mejor.
Os dejo la informacion aqui por si quisieras verla

http://www.promedicamujer.mx

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar