6
Abr

Esperando el cambio de rumbo del BCE

Escrito el 6 abril 2011 por José Ramón Diez Guijarro en Política Monetaria, Unión Europea

Llegó el momento temido por todos los agentes endeudados, especialmente, si como en España, los créditos están mayoritariamente referenciados a tipos variables. Probablemente mañana el BCE empezará a subir los tipos de interés desde mínimos históricos (1%), terminando con el largo período de política monetaria extraordinariamente expansiva que se inició tras la crisis de Lehman Brothers. Lo cierto es que el mercado desde hace semanas ya está descontando este endurecimiento de la política monetaria, como pone de manifiesto que el euribor a 12 meses haya subido desde principios de año desde el 1,5% al 2,03%. Las insistentes declaraciones de algunos de los miembros de su Consejo manteniendo un mensaje beligerante en política monetaria, cuando el mercado ya está cotizando una inmediata subida del tipo de intervención, confirman que la autoridad monetaria quiere evitar que la curva de tipos se relaje respecto a los niveles alcanzados: está conforme con el escenario de tipos implícito en la curva.

 ¿Qué razones van a provocar este cambio de rumbo?

En primer lugar, el aumento de la inflación por encima del objetivo del BCE, debido a la subida del precio del petróleo. La inflación de la UEM aumentó hasta el 2,6% interanual en marzo, marcando un máximo desde octubre de 2008, lo que confirma los temores mostrados por el BCE en su anterior reunión. Es cierto, que son los componentes más volátiles los que están impactando en la inflación, pero la autoridad monetaria europea teme efectos de segunda ronda en el resto de componentes de la cesta y, sobre todo, un aumento de las expectativas inflacionistas de consumidores e inversiones.

En segundo lugar, la mayor parte de la UEM ya está en plena etapa de recuperación (crecimiento del PIB próximo al 2% este año), en muchos casos alcanzando ritmos próximos a los potenciales. Es verdad que los países periféricos siguen estancados o en recesión, pero el BCE debe fijar su política monetaria conforme al comportamiento medio de la región, al igual que la FED no tiene en cuenta lo que ocurre en California o Arizona, cuando decide el tono adecuado de la política monetaria para todo EEUU.

Reglas

Es decir, si utilizamos reglas de política monetaria para intentar aproximar el nivel de tipos adecuados, nos saldrían niveles en la zona del 2%, debido a la desviación actual de la inflación respecto al objetivo y la aproximación del crecimiento a la zona potencial. Esta separación entre lo aconsejable por las reglas de política monetaria y el nivel efectivo de tipos se produjo entre mediados de 2003 y finales de 2005, siendo una de las causas de la formación de burbujas en algunos mercados y, por tanto, de la crisis. Teniendo en cuenta todo lo anterior y la ortodoxa filosofía que sigue el BCE en materia de política monetaria como buen heredero del Bundesbank, no es de extrañar que empiece a normalizar la política monetaria en el corto plazo.

La apreciación del euro

Este movimiento también tiene sus riesgos, como una apreciación del euro que pueda afectar a la demanda externa de toda la región. Además, el aumento de los costes financieros, tanto para las familias como las empresas, incidirá en el consumo de las primeras, la inversión de las segundas y, en definitiva, sobre el crecimiento. Pero también se debe pensar en que la pérdida de credibilidad de un banco central termina afectando a las expectativas de inflación a largo plazo y, por tanto, provoca un aumento de los tipos en la parte larga de la curva, lo que complicaría aún más la solvencia de los países periféricos.

Perspectivas de futuro

Lo importante es si el BCE va a realizar un par de subidas preventivas o, por el contrario, va a iniciar un intenso proceso de normalización monetaria. De acuerdo con las previsiones actuales de crecimiento e inflación parece que la política monetaria sólo requiere algunos ajustes y se debería evitar incurrir en un riesgo de sobrerreacción. La clave va a estar en la evolución de los precios del crudo. Si se mantuvieran en unos niveles similares a los actuales, la inflación general tendería a estabilizarse en el rango 2,4%-2,5% hasta finales de año, con lo que la media anual de 2011 quedaría en el 2,4%. En este caso, considero factible que después de subir 50 puntos básicos hasta el verano, el BCE abra un periodo de “esperar y ver” durante buena parte del segundo semestre.

Comentarios

Yago 7 abril 2011 - 08:56

Dr. y como repercutiria en la eco americana un encarecimiento del credito europeo? saldrian capitales hacia la zona euro por su mayor remuneracion, depreciando aun mas el dolar, y por lo tanto saneando la balanza comercial americana y a posteriori su nivel de renta? Todo ello no podria llevar a una liquidacion de parte de las reservas de los BRICS de cara a atesorar mas euros desequilibrando mas al dolar como moneda de reserva internacional?
Gracias

Alejandro Barreras Massa 7 abril 2011 - 09:41

Desde mi desconocimiento, el primer motivo por el que el BCE sube los tipos de interés es la que más me impacta. La razón es que recibimos mensajes contradictorios desde Gobierno, Bancos, etc. Por un lado se promueve el consumo, lo que, salvando las distancias, genera inflación, y por otro se suben los tipos de interés, con lo que las familias endeudadas tendrán menos renta disponible para adquirir nuevos bienes y servicios, y por tanto descenderá ese consumo.

Imagino que será porque el BCE mira más por el “bien común” y tiene las cosas más claras que un gobierno que se dio cuenta de la crisis cuando casi estábamos a punto del “rescate” en España.

Carlos 7 abril 2011 - 10:34

El BCE tiene que velar por el buen funcionamiento de la zona euro, lo que se traudce en que vayan bien Alemania y las economias punteras, además de mantener el objetivo de inflación, que es el objetivo principal del banco central. De todos modos una bajada de los tipos de interés no es la única forma de estimular el consumo, hay otras maneras de aumentar la confianza y la renta disponible de los consumidores, sólo que nuestro gobierno ahora mismo no está en disposición de optar por esas formas. Sin casi apoyos, ni popularidad, ni margen presupuestario, no hay mucho que pueda hacerse para estimular la demanda, ya sea vía reformas o gasto público o bajada de impuestos. Así que la subida de tipos nos afectará para mal, pero en el tema de las hipotecas tampoco se notará tanto, ya que muchas de las hipotecas tienen un suelo en los tipos de interés que ronda el 3%, por lo que todo los movimientos por debajo del suelo no les afectan.

Ronald Caroli 7 abril 2011 - 11:43

La inflación proveniente del incremento de las materias primas y del barril Brent, obliga a al BCE a cumplir con su meta de mantenerla a niveles menores al 2%, actualmente en 2,6 %, sin embargo, considerando la debil situación de los periféricos, que representan alrededor del 40% del pib de la eurozona y la inflación subyacente (que no incluye la energía y materias primas) que se mantiene en niveles reducidos , considero que el BCE debería retrasar la subida de tipos y vigilar muy de cerca los factores inflacionarios ya que como afirma el presidente de la Fed “el aumento en la inflación será transitorio “.

Claudia 7 abril 2011 - 13:16

El BCE tiene como único mandato el CONTROL DE LA INFLACIÓN en la UE, (no así la FED de EE.UU., cuyo mandato se basa en EL CRECIMIENTO ECONÓMICO). Esto hace que el BCE reaccione rápidamente ante indicios de subidas de la inflación, subiendo los tipos de intervención, lo cual, aparte de “controlar” el IPC, provoca una apreciación del EUR lo que, evidentemente, perjudica las exportaciones.

Respecto a que el BCE atiende al comportamiento medio de la región, en mi opinión, va muy de la mano de lo que interesa a Alemania y, aunque en menor media, también a Francia. Si nos fijamos en el 2002, cuando Alemania estaba a la cola de la UE en crecimiento económico y, por ejemplo, la economía española estaba sufriendo una mas que evidente burbuja inmobiliaria, una subida de los tipos habría servido para controlar el endeudamiento y “enfriar” la economía española para evitar el crecimiento de dicha burbuja, pero en ese momento, en Alemania era más aconsejable un tipo más bajo que calentase “su” economía, no la de la media de la región.

Y respecto de las perspectivas a futuro del BCE, en mi opinión, realizará subidas, pero estas no será por un cambio de política monetaria, sino REACTIVAS al comportamiento del IPC (principalmente, en la coyuntura actual, al comportamiento del precio del petróleo).

Alejandro Barreras Massa 7 abril 2011 - 15:09

Continuando el comentario que he hecho esta mañana, y como era de esperar, la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) se ha pronunciado al respecto de la subida de tipos de interés, diciendo que esta acción es “una nueva losa para el consumo”.

Aquí tenéis la fuente:
http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/economia/subida-tipos-empobrece-mas-los-espanoles-20110407

Carolina Quintanilla 7 abril 2011 - 16:55

Ya es oficial la subida de tipos esperábamos, del 1% al 1,25%, la primera subida desde el año 2008. Del discurso de Trichet se desprende que esta no va a ser la única subida y sería posible que en Mayo se vuelvan a incrementar los tipos de interés.
En contraste con el BCE, otros bancos centrales (FED, Banco de Japón y Banco de Inglaterra) han preferido mantener los tipos actuales para favorecer la recuperación de sus economías. Pero como dice Claudia en Europa vamos a dos velocidades y lo que nos interesaría a los países “periféricos” no son los mismos intereses que otros países como Alemania.

Anónimo 8 abril 2011 - 01:03

Subida esperada de tipos y lluvia de críticas para el BCE. Según el propio Trichet, “el BCE toma decisiones para la zona euro y no para países concretos” pero es inevitable pensar en España, ¿está preparada para asumir este incremento y los presumiblemente venideros? Asistimos todavía a altas tasas de endeudamiento de las familias, sector público y privado, que se van a ver agravadas por un incremento de los costes financieros. No quiero ser tajante diciendo que esta medida imposibilita la recuperación de la economía española sino que quizá no lo facilita en estos momentos. Más allá del debate entre los que critican o alaban esta decisión, la pregunta clave es: ¿esta incipiente subida de tipos frenará la inflación? Pues tiene más sentido creer que esta medida está enmarcada en un ciclo alcista pero todo dependerá de la estrategia que quiera seguir el BCE según la evolución de los precios.

INMA AGUILERA 8 abril 2011 - 01:04

Subida esperada de tipos y lluvia de críticas para el BCE. Según el propio Trichet, “el BCE toma decisiones para la zona euro y no para países concretos” pero es inevitable pensar en España, ¿está preparada para asumir este incremento y los presumiblemente venideros? Asistimos todavía a altas tasas de endeudamiento de las familias, sector público y privado, que se van a ver agravadas por un incremento de los costes financieros. No quiero ser tajante diciendo que esta medida imposibilita la recuperación de la economía española sino que quizá no lo facilita en estos momentos. Más allá del debate entre los que critican o alaban esta decisión, la pregunta clave es: ¿esta incipiente subida de tipos frenará la inflación? Pues tiene más sentido creer que esta medida está enmarcada en un ciclo alcista pero todo dependerá de la estrategia que quiera seguir el BCE según la evolución de los precios.

[…] sostiene el economista José Ramón Díez, director del servicio de estudios de Caja Madrid, en este blog […]

Borja Vicenti 8 abril 2011 - 10:12

Tras el rescate de Portugal y la subida de tipos anunciada por el BCE, los mercados se fijen ahora en nuestro país.
Los analistas de la City no nos quitan ojo, saben que el PIB de Portugal representa un tercio del nuestro, tenemos un déficit mayor que ellos, un crecimiento más débil, una tasa de desempleo mayor…..ante este panorama negativo todavía el mercado no nos está castigando, ante pronóstico el IBEX está cercano a los 11.000 ptos y nuestra prima de riesgo no ha aumentado de momento…..cuestión de poco tiempo que suframos las consecuencias del rescate de Portugal!!!!

Patricia Rodrigo 8 abril 2011 - 16:49

Si las familias ya van con el cinturon apretado, esta subida les deja la cintura de avispa. No la subida en si misma sino las que le seguirán hasta que termine el año. Para una hipoteca media de 100.000 euros a 30 años la subida de 1 punto hasta final de año le supone un incremento en la cuota de unos 35 euros. Si a esto le añadimos una inflación de 3.6% (a unos ingresos de 2.000 euros/mes) el resultado es que esa familia cuenta con unos 100 euros menos para consumir cada mes (1.200 euros/año). A corto plazo parece que la cosa no pinta bien, pero si la subida de tipo se va a traducir en estabilidad de precios será bueno saber que el poder adquisitivo se mantendrá en el futuro. Ante este razonamiento tenemos que dar las gracias que alguien de fuera de este maravilloso pais ponga las cosas en su sitio y la próxima vez que pensemos endeudarnos lo hagamos a menos tiempo, porque esto no es Japón.

javier amigo 8 abril 2011 - 17:24

No quedará otra que apretarse el cinturón, está claro que los ciudadanos españoles serán parte realmente afectada, no es que el resto de países no lo sean, pero el grado de afectación es completamente distino, a algunos no les gustará, pero para todos aquellos países que efectivamente están creciendo les vendrá bien para contener su inflación y dar seguridad a los mercados de que ya hay una clara recuperación. En nuestro caso también tenemos problemas de inflación a los que se le unen los problemas de las familias para ahorrar y a su vez consumir, por lo que esta subida nos deja un poco más en la cuneta. Podemos funcionar los 27 con la misma política monetaria pero con distintas reglas del juego?
Ninguno de los analistas entrevistados hoy por Cinco Días considera que será la última subida de tipos del año, así que al parecer no queda otra que irnos acostumbrado.
Por otro lado en la Reunión informal de Budapest de ministros de economía parece que han habido varias menciones a España distintas de lo que venimos acostumbrados a escuchar hasta ahora y es que Rehn ha puesto el ejemplo de nuestros Bonos para demostrar que no existe contagio y que vamos por buen camino.

Elena Falaleyeva 10 abril 2011 - 23:24

La subida de tipos de interés afectará aun más la demanda en el mercado de vivienda y las hipotecas. Los bancos ya empiezan la guerra de los depósitos, aumentado el TAE para atraer los ahorros de la población (como hace poco leí en expansión). Pero para mantener su nivel de actividad me parece también estarán obligados de conceder la hipoteca al primero quien la solicite. ¿No volveremos a la segunda ronda de la crisis: hipotecas y préstamos para todos, aunque el tipo de interés crecerá más (igual como el resto de premisas: inflación) y como consecuencia los riesgos de impagos?

Andrés López 13 abril 2011 - 00:14

No falla, mejora económica en la eurozona (excepto P.I.I.G.S., claro está) = subida del euro

No aprenderemos la lección…
No se pueden conceder hipotecas que sobrepasan la capacidad de los clientes. Volvemos a lo mismo

¿Para cuándo una reestructuración del mercado de productos hipotecarios?

[…] sostiene el economista José Ramón Díez, director del servicio de estudios de Caja Madrid, en este blog […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar