4
Mar

Los tipos de interés ya han subido en Europa

Escrito el 4 marzo 2011 por José Ramón Diez Guijarro en Política Monetaria, Unión Europea

Ayer, Antonio Zamora analizaba el sorprendente endurecimiento de la política monetaria que anticipaba la rueda de prensa de Trichet. Ese “strong vigilance”, otras veces ha supuesto (por ejemplo 2008) una subida de tipos en el plazo de dos o tres meses. Pues bien, esa parece la interpretación de los mercados financieros a juzgar por la reacción de esta mañana. Lo más importante ha sido que el euribor a 12 meses (principal referencia de los contratos bancarios en España) ha subido hasta el 1,924%. Es decir, el mercado ya ha anticipado subidas de los tipos oficiales de 75 puntos básicos este año y eso tendrá incidencia en, por ejemplo, las revisiones de hipotecas a partir de ahora. Por tanto, el mercado ya está realizando el trabajo al BCE, pues si añadimos la apreciación del euro hasta niveles cercanos a 1,4 frente al dólar, se está produciendo un endurecimiento de las condiciones monetarias en Europa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Para ver mejor este cuadro haz click encima de la imagen )

¿Hasta dónde puede llegar el endurecimiento de la política monetaria en la Eurozona?

Parece muy difícil que no se suban los tipos de interés y, lo más lógico es que tras elevarlos en 50-75 puntos básicos, el BCE se tome un tiempo para analizar si las subidas del precio de la energía se terminan trasladando a la inflación subyacente. A corto plazo las dos variables clave serán el comportamiento de los precios del petróleo y los resultados de la cumbre de jefes de gobierno de la UEM de finales de marzo. Evidentemente, los países más perjudicados en la zona euro serán aquellos más atrasados en la recuperación y con más endeudamiento. Por último, esta subida de tipos no impedirá que el BCE siga inyectando la liquidez necesaria al sistema financiero europeo. De hecho, mantiene la adjudicación plena en las subastas a semana, mes y tres meses durante un trimestre más. En las operaciones a semana y mes el tipo de adjudicación será fijo (el 1% mientras no se produzcan subidas del repo). Sin embargo, a las subastas a 3 meses se les aplicará el tipo medio de las subastas principales del periodo que abarcan.

Comentarios

MARIA JOSE GARCIA CAMACHO 6 marzo 2011 - 19:58

Y la consecuencia directa de una subida de tipos es una pérdida de competitividad que no interesa, en particular en las economías periféricas (España o Portugal) cuya recuperación puede ralentizarse.
Algunos son más extremistas, como Nouriel Roubini : “En mi opinión, sería un error. Creo que el BCE se está precipitando en las subidas” y en contra de lo que apunta el BCE, “hace falta una política monetaria más flexible, un euro más débil y que Alemania retrase su plan de austeridad para estimular su crecimiento y el del resto de la eurozona”.
En España, las consecuencias serían un incremento de las cuotas de las hipotecas, la disminución en las inversiones y la capacidad adquisitiva de las familias y, lo peor de todo, la imposibilidad de crear nuevos puestos de trabajo.

María Lorenzo Balado 7 marzo 2011 - 08:16

¿ Y cómo afecta este subida del tipo de interés a la economía española?
Como consecuencia del encarecimiento de materias primas, en concreto del petróleo, debido la tensiones en el mundo árabe, el BCE sube el tipo de interés.
El efecto del anuncio de Trichet en España ha sido inmediato y preocupante.
La Bolsa se precipitó un 3% en cinco jornadas, y el Euribor en una sola jornada pasó del 1,78% al 1,92%.
Estamos ante una amenaza para la débil recuperación económica española que con el desempleo por encima del nivel del 20% (más de 4,7 millones de parados según la EPA), la subida de tipos encarecería el precio del dinero y, con ello, otros múltiples factores:
Esta subida del euribor, aunque esta lejos del alcanzar los niveles que alcanzó en el 2008, repercute negativamente en la renta disponible de las familias españolas debido al encarecimiento de los préstamos de vivienda de los españoles, nuevo frente a añadir en la dura crisis económica, provocando una disminución de la renta de las familias, lo que a su vez podría generar un menor consumo y éste dificultar aun más la recuperación económica y del desempleo.
Hasta ahora la tendencia durante el retroceso de la economía y la subida del desempleo era una bajada de los precios y de las hipotecas; pero la tendencia parece romperse y nos encontramos ante un cambio de ciclo en la política monetaria, donde a partir de ahora serían frecuentes estas subidas de tipos de interés cuyo efecto en España sería reducir la renta disponible de las familias españolas.

Javier Sánchez Ballesteros 7 marzo 2011 - 10:40

Debido a la subida descontrolada del precio del petróleo y a la inflación, vemos como es bastante probable que el BCE adelante al próximo mes la subida de tipos de interes que se esperaba para el tercer trimestre de este año. Se calcula que para finales de 2011 la inflación llegará al 2,3%, por lo que se rebasaria el objetivo del 2% que, el BCE debe hacer cumplir.

La subida de tipos incidirá al alza en los precios de los hipotecas y en el precio de resto de créditos, repercutiendo directamente en la renta de los consumidores. Esta subida va a ser mas perjudicial para aquellos paises como España, en los que la recuperación económica está siendo mas moderada, y no se encuentran al ritmo de recuperación del resto de paises de la zona Euro.

En los mercados, esta noticia ha supuesto que el euro se ponga a niveles de 1,40 dólares, pudiendo repercutir negativamente en las exportaciones, reduciendo la competitividad frente al resto.

Iñigo del Rey Zubieta 7 marzo 2011 - 10:43

La subida de tipos de interés sumada a la del petróleo se estima que puede llevar a la reducción del PIB de España en 2011 en alrededor de un 1%. Fuente:
http://www.cincodias.com/articulo/economia/subida-petroleo-tipos-puede-costar-Espana-punto-PIB/20110305cdscdieco_3/
Menor renta disponible para las familias significa menor consumo y si además los productos de primera necesidad importados como el petróleo (no solo para automóviles, también energía y calefacción) siguen su escalada de precios quedará muy poca renta para gastar en productos nacionales.
La subida de tipos afectará a los ya escasos créditos para las pymes y autónomos haciendo imposible la inversión necesaria para cambiar el modelo productivo de nuestras empresas, única vía para crear productos de alto valor añadido.
La subida de tipos puede ser beneficiosa para las economías del euro que estén creciendo, pero para países que están empezando a ver una ligera recuperación es un duro golpe en la línea de flotación y para España puede significar que otro año más sigamos sumidos en una crisis que no tiene fácil solución.
Por otro lado habría que estimar cuanto subirá la tasa de morosidad si las subidas son continuadas, no solo por el impacto en el balance de los bancos sino por la tragedia que significa que miles de familias se queden en la calle y con una deuda pendiente por culpa de una ley hipotecaria que sólo beneficia a los bancos.

Raúl A. del Águila 7 marzo 2011 - 11:05

¿Cuál sería el efecto para una economía como la española si mañana las revueltas se trasladasen a una zona como el Estrecho de Ormuz? Bien, no seré yo quien explique las consecuencias en lo económico de dicha situación, pero sí me gustaría que reflexionásemos sobre el impacto en el día a día que para nosotros tendrían esas revueltas y, en concreto, con los tipos de interés.

Sí, todos los países se verían afectados, pero para una España sin capacidad de decisión en política monetaria, con un peso político más bien escaso en la UE, con una economía que apenas se está recuperando y con un problema de competitividad brutal, no ya a corto sino a medio y largo plazo, el futuro pintaría más bien negro…

Supongamos que nuestra economía no estuviese tan mermada. ¿Podrían las familias atender a sus deudas? ¿Podrían las empresas emprender nuevos proyectos o financiar los existentes? Sigo pensando que no.

España es un país energéticamente dependiente, con una economía débil y con problemas estructurales, no ya en lo económico, importantes. Si no empezamos a sentar las bases a todos los niveles paracambio

Alejandro Barreras Massa 7 marzo 2011 - 11:46

Los tipos de interés suben y el Euribor cada vez está más alto. Esto afectará a las revisiones de hipotecas, préstamos, etc. Lo que no veo es si esta subida prematura de tipos de interés ayudará o no a salir de la crisis a los mercados. Creo que el BCE debería tener cuidado con esta política restrictiva, porque esa subida podría no ser acertada. Subir los tipos de forma prematura, tal como indica Ernst & Young, podría ser un error porque la coyuntura socioeconómica no parece recomendarlo.

Fuente: http://www.europapress.es/economia/macroeconomia-00338/noticia-economia-finanzas-subida-prematura-tipos-interes-puede-ser-error-advierte-ernst-young-20110303172617.html

Carlos Pérez 7 marzo 2011 - 14:39

España será de las economías europeas que peor soporte un cambio de tipos. Varios son los motivos para afirmar esta observación:
• Los analistas nunca previeron un alza de tipos tan pronta. Sus estimaciones siempre consideraban la necesidad de una política monetaria con bajo coste por las inversiones, y una crisis global más longeva. Todo este cambio brusco provocará una mayor incertidumbre en el sistema.
• Una indudable reducción en la renta disponible de las familias. Un alto porcentaje de españoles tienen hipotecas y se verán forzados a reducir consumo para alcanzar en nivel de ahorro habitual.
• El consumo tiene una importancia vital en la construcción del PIB nacional, y una subida de tipos afectará a las pymes, que una vez más deberán optimizar sus recursos para salir adelante. Sabrán? Podrán?
• Tendremos una ralentización en nuestra economía, y por tanto la brecha con los países aventajados en Europa se incrementará.
• Debo destacar las consecuencias negativas que una apreciación del Euro tendrá en nuestras Demanda Neta.
Muchos son los economistas que ven injustificado y precipitado el aumento de tipos en la zona euro. Identifican las razones de Trichet, en cuanto a tener un mayor control de inflación y a soportar mejor la actual escalada de precios del crudo, pero indudablemente se cree que los beneficios de la comunidad serán menores que los costes de este cambio.
Si hago una interpretación personal y negativa de esta decisión del BCE, diría que no confían en que España vaya a salir de la crisis, y por tanto se está procurando ofrecer mayor poder a los países motores de la economía europea.

Un saludo,
Carlos Pérez

Fuentes:
http://www.elconfidencial.com/en-exclusiva/2011/espana-expuesto-subida-tipos-interes-20110304-75648.html
http://www.expansion.com/2011/03/04/economia/1299236759.html?a=2daf70da1b4d3edcf54ce87d9d045381&t=1299353720

Javier Sagrado 7 marzo 2011 - 15:24

Parece que el anuncio de Trichet de subir los tipos no se debe únicamente a motivos económicos. Para ciertos analistas, subyacen además motivos políticos.

El diario británico “The Daily Telgraph” le recuerda al BCE cómo en 2005 dejó los tipos en negativo mientras la liquidez ampliada (incluye depósitos a muy largo plazo) se situaba en casi el doble del permitido: “Alemania necesitaba en ese momento unos tipos por debajo del equilibrio de Eurolandia”. Continuando con el hiriente discurso, llega a comentar que “La mayor parte del impacto en la economía real de una crisis del petróleo es atribuible a la respuesta del banco central, no a las presiones inflacionistas generadas por la crisis”.

En el diario Financial Times, por su parte, se especula con la posibilidad de que el BCE haya tomado esta decisión para mostrar su oposición sobre la gobernanza económica de la eurozona al Consejo Europeo.

Fuente: http://www.capitalmadrid.info/news_links/612

Javier Amigo 7 marzo 2011 - 16:22

En los tiempos que corren, las declaraciones de Trichet son una incertidumbre más a una de tantas miles en los mercados de todo el mundo.
Hasta ahora cada vez que Trichet ha salido a la palestra (siempre con un efecto inmediato en todas las Bolsas europeas), ha sido para atemorizar al mercado con la posibilidad de la subida de tipos y la imposición de nuevas normativas restrictivas, pues bien, ahora pocas opciones tiene para no cumplir con sus amenazas.
Los efectos de una subida de tipos los tenemos claros (entre otros afectaría clara y duramente a la supuesta recuperación de nuestra economía), pero el que no suban también, por lo que por mucho que nos duela en los bolsillos como los precios energéticos sigan por las nubes, el Euro siga con su cotización y una inminente inflación siga llamando a nuestras puertas, al BCE no le quedará otra que subir los tipos de interés.
Puede que Trichet no llegue a tiempo (o no esté dispuesto) ha realizar muchas modificaciones en los tipos de interés antes de finalizar su mandato (31 de octubre), por lo que habrá que estar muy atentos a las fuerzas con las que llegue su sucesor, en cualquier caso, éste último deberá cumplir con el claro mandato del BCE “mantener la estabilidad de precios” por lo que en función de cómo estén los precios del petróleo para entonces y del mercado en general actuará de una forma u otra, pero todo indica que a corto plazo veremos como los tipos subirán de forma considerable.

INMA AGUILERA CORRALES 7 marzo 2011 - 18:38

El aumento de la inflación es un hecho y antes o después hay que tomar medidas y subir los tipos de interés. ¿Es el momento oportuno para hacerlo? Aquellos que piensan que no es el momento idóneo se amparan en el freno que supondrá para la recuperación económica de países tipo España o Portugal, lo que incrementará la distancia en términos de competitividad frente al resto de países de la eurozona. Un incremento del precio del dinero supondrá el encarecimiento de las hipotecas, una reducción de la renta familiar y por tanto un descenso de los niveles de consumo. Esto se materializa en una caída de la demanda, que impacta de lleno en el tejido empresarial al tener que ajustar su oferta a la baja. A su vez, el aumento de tipos también incidirá en unas condiciones más restrictivas de acceso a crédito para familias y empresas. El debate está abierto: ¿la subida de tipos en abril será una realidad?Lo que está claro es la preocupación del BCE por controlar la inflación y la subida de tipos dependerá de la evolución del precio del crudo y su efecto en la inflación.

Borja Vicenti Chamón 7 marzo 2011 - 19:27

Los tipos implícitos de las curvas foward que se derivan de las curvas cupón cero muestran una clara tendencia alcista de los tipos de interás a corto, medio y largo plazo. Tomando como referencia Bloomberg, se observa que la pendiente de los tipos a largo plazo, 12M y 6M, (curva 314 y 45) es más pronunciada que los tipos a corto plazo, 3M y 1M, (curvas 201 y 232). Las curva forward para el Euribor 12M muestras previsiones de subidas de 60 pb y 90 pb para los próximos 6 y 12 meses, respectivamente. Los tipos a corto muestran crecimientos menos bruscos en dicho horizonte temporal.

En España la mayoría de las hipotecas están indexadas al Euribor 12M más un spread. parecería lógico que las familias quisieran swapear sus hipotecas a un tipo fijo. Sin embargo, considero que los bancos no conside´rarían dicha opción y de hacerlo el tipo fijo sería muy elevado, bastante por encima que el floor que seguramente te hacen firmar en tus contratos a variable. El impacto que la subida de los tipos tendrá en la renta de las familias junto con el paro actual provocará un nuevo incremento de la morosidad, esperemos que las entidades bancarías estén adoptando medidas para ello…..El modelo y la mentalidad que rige en nuestro país consitente en que todo el mundo tiene que tener una cosa se ha visto que no funciona, quizás sea hora de empezar a aprender de otros países en los que se vive de alquiler (necesitaríamos alquileres baratos, otro problema que tenemos) y se reinvierte tu renta

las empresas desde hace un tiempo habrán empezado a adelantarse a dicha subida mediante la refinanciación de su deuda a fijo y en el caso del disponible, pólizas y líneas de crdito, a tipos de interes a corto plazo

Antonio Gaztelu Maestre 7 marzo 2011 - 20:07

JARRO DE AGUA FRÍA PARA LA ECONOMÍA ESPAÑOLA al anunciarse la posible subida de los tipos interés el próximo mes de Abril.

El BCE, tal vez, forzado por las presiones inflacionistas (como el aumento de los precios de las materias primas o el constante ascenso a cotas máximas los precios del petróleo motivado por las revueltas en varios de los países productores) ha tomado la decisión de adoptar medidas para parar la política expansiva. A la vista de los últimos datos e indicadores publicados, el panorama no es nada esperanzador, al contrario. El crecimiento del PIB, en un -0,1% (un crecimiento muy por debajo en comparación de otros países vecinos que andan ya por el 4%), el paro situado en 4,3 mill, el consumo en un 0,3% debido a una subida del IVA entre otros factores, y la desconfianza internacional sitiado en nuestro país, configuran unas bases y unos parámetros que no podrán soportar ni por un segundo el terremoto que se avecina. Las medidas anunciadas por los dirigentes políticos de España no son, para nada, suficientes para los inversores internacionales a la hora de financiar deuda soberana, y otra vez el ojo de las empresas rating ha puesto a la economía española bajo el prisma negativo. La competitividad de la economía española se verá mermada y seriamente dañada, entre otras cosas debido a la diferencia tan pronunciada entre el euro y el dólar a la hora de exportar. Va a ser difícil que España remonte el vuelo con el escenario venidero. Hay que tomar acciones concretas en sectores clave para nuestra economía, como el energético (del que tanto dependemos) y laboral para estimular el crecimiento del empleo, entre muchas otras, que tendrán que ser profundas y nada agradables.

No obstante, y debido a las diferentes velocidades del crecimiento económico de los países que integran la Unión Europea, hacen que esta medida alcista de los tipos de interés pueda retrasarse. A la espera de las decisiones de la próxima reunión de líderes Europeos, éstos pueden desmarcarse de la política alcista del Banco Central. Otro obstáculo sería la fortaleza del Euro sobre el Dólar, traducido en exportaciones del petróleo más baratas. Sin embargo, el BCE no se caracteriza por su volatilidad a la hora de reafirmarse en una decisión, al contrario, son más bien teutónicos en ese sentido.

Tenemos pues, un panorama de incertidumbre, por un lado, teniendo los tipos de interés bajos en la actualidad para estimular la economía no ha sido suficiente para generar empleo y por los tanto crecimiento del PIB y por otro lado, tenemos un modelo económico, que en las circunstancias que se encuentra no va a poder sostener una política restrictiva como la que anuncia el BCE. Se ve necesario imperativo ahorrar, dejar de derrochar como lo hemos hecho tan ciegamente, tenemos que renovar toda la estructura laboral, fiscal y financiera de este país y convertirlo en un modelo eficiente y competitivo.

Javier Andrey 7 marzo 2011 - 21:26

Para bien o para mal, aspectos principales de la política económica que afectan directamente a nuestros bolsillos se deciden en Bruselas. A veces casi habría que dar gracias.

Los grandes motores actuales de la UE no pueden esperar a que los países que han descontrolado su déficit y no hacen las reformas requeridas empiecen por fin a cumplir con sus responsabilidades. Con la competencia cada vez más agresiva de las economías emergentes, los crecimientos de la economía estadounidense en los últimos trimestres y el barril de Brent en subida libre por las revueltas en los países árabes (que parece que no tienen pinta de remitir), el Gobernador Trichet, un halcón de la lucha contra la inflación, debe adelantarse a la situación.

En cualquier caso, la economía española, si bien se resentirá con la previsible medida, hay que recordar que ha experimentado importantes crecimientos y fuerte creación de empleo con tipos de interés sensiblemente superiores a los actuales. Una vez más, creo que convendría no culpar al aguafiestas de una fiesta que hace tiempo que deberíamos haber terminado ya y crear las bases necesarias para que nuestra estructura económica sea menos sensible a determinadas decisiones que se presentan irrenunciables.

Ester Alava 7 marzo 2011 - 22:06

..”no suele fallar”…o eso debemos esperar de la próxima reunión del BCE de principios de Abril. De momento, el mercado ya lo ha descontado y tan pronto el Sr. Trichet ha dicho las palabras “mágicas” (strong vigilance) los tipos de referencia del interbancario anticipan subidas de 75 puntos básicos. Creo que es una medida transitoria que responde al objetivo de estabilidad inflacionista del organismo regulatorio y que principalmente está motivada por los problemas de suministro energético vividos en los últimos días.

M.Eva Ahijado 7 marzo 2011 - 22:09

Estas subidas de los tipos, anunciadas por el BCE, podrían responder a intereses diversos dentro de la Unión Europea.
Así, esta subida de tipos será previsiblemente negativa para una débil economía como la española, debido a todas las causas que ya se han mencionado en los comentarios previos (endeudamiento del Estado, impacto de la subida sobre las hipotecas, impacto sobre la renta disponible de las familias y el consumo…).
Pero además de cómo afectan este tipo de decisiones a la economía y situación española, se podría analizar el efecto en el resto de países de la zona euro, ¿que países son los más perjudicado y cuales los más beneficiados? Ya que la diferente situación dentro de la zona euro hace que haya intereses contrapuestos.
Entre los más perjudicados se encuentran economías como la española o la portuguesa, que comparten situación de paro, déficit comercial, baja competitividad… versus países como Alemania o Francia que tienen tasas de crecimiento positivas (3,6% en el caso de Alemania), competitividad, pleno empleo y crecimiento económico.
Para economías como la alemana o francesa, esta subida de tipos significa controlar la inflación (que puede verse afectada por la crisis del petróleo que estamos viviendo y por la subida en el precio de las materias primas), y que posibles aumentos de la inflación actual no se traduzcan en presiones y tendencias inflacionistas a medio plazo que harían peligrar la recuperación y el crecimiento de estas economías.

Por tanto, la subida de tipos de interés no es solo una mala noticia para la economía española, ya que debido al endeudamiento una subida de tipos haría más dura la recuperación; sino que además muestra la diferente situación y el escenario de decisión en el seno de la unión europea: subir los tipos para contener la inflación, ayudando a aquellos países que ya han iniciado el crecimiento de sus economías; o mantener los tipos bajos para ayudar a los países periféricos que aun no han iniciado la recuperación.

Fuente: http://www.expansion.com/blogs/quemada/2011/03/05/las-consecuencias-de-una-subida-de-tipos.html

Lorena Senador-Gómez Lázaro 7 marzo 2011 - 22:23

Desgraciadamente la política monetaría de la unión europea (al contrario de la reserva federal) es clara, y ante posibles subidas inflacionistas del 2% su única respuesta es el incremento de los tipos de interés. Esta medida está motivada por factores externos (precio materias primas), pero desgraciadamente afectará a la economía real de los paises con mayor endeudamiento, caso de España, quien verá mermada cualquier posibilidad de crecimiento ya que por otro lado la apreciación del euro frente a la divisa expanta las exportaciones.

María del Mar Val Fernández 7 marzo 2011 - 23:55

Siendo el BCE responsable de la política monetaria europea, la intervención de aquél influye irremediablemente en la actividad económica interna española, y no siempre al compás que demandan las circunstancias, que en este momento son especialmente delicadas para nosotros en relación con la situación de otros Estados miembros y con la consabida crisis global. Además, el panorama está marcado últimamente por las revueltas en el mundo árabe (y el incremento del precio del petróleo).
España está en una débil situación, un estancamiento tal que no se recuerda algo semejante en muchos años, en el que se señalan un consumo bajo y un alto nivel de desempleo (muy superior al de los demás países del entorno). Si se produce una subida de tipos, se traduciría en un riesgo adicional para la débil e incierta recuperación económica: encarecimiento de las hipotecas, un aumento de la morosidad, una disminución de la renta disponible y del consumo, o sea, mayor estancamiento o estanflación. Además, se encarecen las exportaciones.
Parece difícil pensar en obstáculos adicionales a la economía española… Pues sí, el BCE, como institución de la UE, interviene con el objetivo de coadyuvar en la mejora de la actividad de los países con mayor peso de la Unión, aunque aquellos que se encuentran en peor situación tengan que sufrir también las consecuencias.

Denis Génova Sanjuán 8 marzo 2011 - 11:43

No debería sorprendernos el mensaje de Trichet si nos ponemos en su lugar y analizamos los mensajes que recibe de los países de la Eurozona.
Por un lado Alemania junto a Francia (en menor medida), son los dos países que están ejerciendo de locomotoras de la Eurozona desde la creación de la misma. Papel que han refrendado en los últimos años de crisis, siendo los que están consiguiendo que el PIB conjunto de la Eurozona no se haya diluido como un azucarillo en un barril de petróleo tras las revueltas de Oriente Medio y el norte de África en las últimas semanas.
Por otro lado, ve como se ha tenido que rescatar a Grecia e Irlanda en los últimos tiempos; como las dudas sobre el posible rescate de España y Portugal no se disipan, etc. y como los gobiernos de estos países muestran una incapacidad manifiesta para enderezar la situación.
La subida de los tipos de interés servirá para apoyar el crecimiento de aquellos países de la Eurozona que han hecho los deberes y se han preocupado por cosas importantes.
Corríjanme si me equivoco, pero no he oído que en Alemania se hayan preocupado por el idioma en el que se habla en el Bundestag o en poner traductores; ni por reducir la velocidad en las carreteras para ¿ahorrar? combustible.
Si se defiende que no se suban los tipos de interés para no ralentizar la economía de países con ese tipo de mensajes, si yo fuera Trichet tampoco tendría piedad.

Pedro 8 marzo 2011 - 12:57

Generalmente, ante un delito, el principal sospechoso es el principal beneficiado.

¿Quién se beneficia de tipos más altos?. Justo los que manejan el BCE. De esta forma, controlarán la inflación en los límites que ellos quieren, y crecerán más en esta situación. De sta forma, su situación de dominantes será aún más fuerte.

Lo que yo me pregunto es: ¿quién gana si se sube el Euribor?. Fundamentalmente los bancos, que seguro que van a mejorar su situación a costa del desembolso de sus deudores, que en España somos muchos.

¿por qué anticipa Trichet lo que va hacer?. Que lo haga cuando quiera, pero estos avisos sólo perjudican a los ciudadanos, ya que nos repercuten subidas futuras y como he dicho antes, ganan los bancos.

Jesus Romero Quesada 8 marzo 2011 - 20:23

Españoles, no damos pie con bola, y estas declaraciones del Sr. Trichet no hacen más que darnos dolores de cabeza y ver nuestro futuro aun más oscuro. Y esta reacción social de incertidumbre y “miedo” no es de extrañar ya que el encarecimiento del Euribor, y por ende las hipotecas, menor consumo y más morosidad, Etc.… será la traducción del efecto inmediato a las mencionadas subidas. Por lo menos estamos “bien acompañados” en esta aventura, Portugal, Grecia, Irlanda, son países que se encuentran en situaciones muy similares a la nuestra y van a tener que enfrentarse tambien a esta dura situación, “que alentador…”. Por otro lado, ¿con que nos encontramos? Con países que, afortunadamente para ellos, han encontrado una puerta de atrás en esta crisis y están empezando a crecer pronunciadamente, como son Francia y, sobre todo, Alemania. Dada la favorable situación de estos últimos, estos serán los menos afectados, y a mi todo esto me da que pensar… el BCE tenia pensadas las subidas de los tipos en un futuro mas lejano, no para abril, próximamente Trichet dejará su puesto y ya se oyen comentarios del tipo “el sustituto debería ser Alemán para dar imagen de fuerza y seguridad” (palabras de la Sra. Merkel), y lo que mas me ha impactado “ los países que no cumplan los requisitos impuestos deberían ser expulsados de la UE”, también por parte del partido de la Canciller. Entiendo la postura de estas potencias que ansían el crecimiento y tienen la capacidad para obtenerlo, es natural. Pero a lo mejor se están olvidando de algo, que somos una Unión, que lo que van a provocar es una división de Europa, en mi opinión intencionada, y eso deja mucho que desear del concepto de “todos para una y una para todos” al que debería referirse esta asociación de países de Europa. Más tranquilo, me he quedado esta mañana al ver las declaraciones del Sr. Weber (presidente del Bundesbank) de una subida de alrededor de los 25 puntos básicos, frente a los 75 que se anunciaban la semana pasada,aunque contuniamos sin certeza sobre los proximos acontecimientos. Demasiada especulación y “rumores” innecesarios.

Cayetana Otero Gudino 8 marzo 2011 - 22:12

Hace poco más de un mes estábamos hablando del enorme riesgo de estanflación (término que conjuga las situaciones de estancamiento del crecimiento e inflación en el mismo periodo) que sufría España. En una realidad que nuestro PIB no está creciendo y que la inflación se hace notar, sobretodo a través de las subidas de precio de la energía y la alimentación.

Y ahora, ¿una muy probable subida de tipos? En mi opinión no será una ayuda para nuestro país en estos momentos tan complicados. En primer lugar porque el consumo empezaba a recuperar con timidez su confianza y se va a ver mermada por la subida del precio del dinero (préstamos, hipotecas). En segundo lugar, porque los préstamos empresariales para la inversión van a ser más caros, además de que por falta de liquidez ni siquiera se estaban concediendo créditos y esto va a suponer una barrera para el crecimiento. Todos, empresas y familias, vamos a tener que apretarnos el cinturón todavía más.

La consecuencia palpable es que el euribor ya se ha disparado debido a la amenaza de subida de tipos, y este valor de referencia del préstamo interbancario es la base para la mayoría de las hipotecas españolas. Las economías más débiles serán doblemente afectadas. En cuanto al euro, también rebasa posiciones muy altas con respecto al dólar, y con un nivel de cambio tan alto nuestras exportaciones pierden competitividad, cuando muchas empresas necesitan más que nunca de los mercados exteriores por la bajada de ventas internas.

Europa quizá ponga nuestra economía en mayor peligro, buscando la mejora de los más fuertes ¿será esto rentable a largo plazo para todos los países de la UE?

Cayetana Otero Gudino 8 marzo 2011 - 22:13

Hace poco más de un mes estábamos hablando del enorme riesgo de estanflación (término que conjuga las situaciones de estancamiento del crecimiento e inflación en el mismo periodo) que sufría España. En una realidad que nuestro PIB no está creciendo y que la inflación se hace notar, sobretodo a través de las subidas de precio de la energía y la alimentación.

Y ahora, ¿una muy probable subida de tipos? En mi opinión no será una ayuda para nuestro país en estos momentos tan complicados. En primer lugar porque el consumo empezaba a recuperar con timidez su confianza y se va a ver mermada por la subida del precio del dinero (préstamos, hipotecas). En segundo lugar, porque los préstamos empresariales para la inversión van a ser más caros, además de que por falta de liquidez ni siquiera se estaban concediendo créditos y esto va a suponer una barrera para el crecimiento. Todos, empresas y familias, vamos a tener que apretarnos el cinturón todavía más.

La consecuencia palpable es que el euribor ya se ha disparado debido a la amenaza de subida de tipos, y este valor de referencia del préstamo interbancario es la base para la mayoría de las hipotecas españolas. Las economías más débiles serán doblemente afectadas. En cuanto al euro, también rebasa posiciones muy altas con respecto al dólar, y con un nivel de cambio tan alto nuestras exportaciones pierden competitividad, cuando muchas empresas necesitan más que nunca de los mercados exteriores por la bajada de ventas internas.

Europa quizá ponga nuestra economía en mayor peligro, buscando la mejora de los más fuertes ¿será esto rentable a largo plazo para todos los países de la UE?

Javier Henche 9 marzo 2011 - 12:13

Aunque no sea una buena noticia para España, especialmente para los que estamos “atados” a una hipoteca, considero previsibles y acertados los avisos de Trichet en relación a las futuras subidas de los tipos de interés. Estos vienen a reforzar así como “premiar” a los países que están haciendo las cosas bien, desarrollando una política económica seria, estricta y disciplinada, como es el caso de Alemania.

Es evidente que la subida de tipos no llega en un buen momento para España ya que es uno de los países más endeudados así como atrasados en cuanto a recuperación económica. Sin embargo, por mucho que a los españoles nos duela, en ocasiones las medidas no deben ir dirigidas hacia la recuperación de los países que se “quedan atrás” en lo que a progreso se refiere.

Como es normal, los países que desarrollan políticas coherentes con el momento que vivimos salen reforzados e impulsados por las decisiones que se toman desde el BCE. Por el contrario, aquellos que optan por poner “parches” (por ejemplo, la reducción de la velocidad a 110 km/h) que no conducen a nada y no llevan a cabo una política encaminada hacia la recuperación, cada vez serán menos respaldados por sus socios europeos, como ya está ocurriendo.

Borja Vicenti Chamón 10 marzo 2011 - 09:40

España vuelve a estar en el punto de mira de los mercados. La agencia de calificación de riesgos Moody’s ha decidido recortar el ráting español de ‘AA1’ a ‘AA2’ con perspectiva negativa. El recorte del ráting de hoy se produce pocos días después de que otra agencia de calificación, Fitch, amenazara con rebajar su calificación crediticia (‘AA+’) al cambiar su perspectiva sobre la misma de ‘estable’ a ‘negativa’.

El impacto ha sido la perdida de los 10.400 del Ibex como consecuencia de esta rebaja en el rating. El mercado está alerta puesto que hoy se conocerá la solvencia de nuestro sector financiero por parte del BdE.

Añadir que esta rebaja del rating va a suponer un incremento de los CDS de todas las compañias españolas. La emisión de deuda publica española (Bonos soberanos….) va a ser más costosa al exiginirmos los mercados una mayor prima por asumir el riesgo de comprar deuda española, además la previsión de los tipos al alza hace que el precio de los bonos disminuya……En definitiva, situación muy muy preocupante para España.

http://www.expansion.com/2011/03/10/mercados/1299742221.html

Denis Génova Sanjuán 10 marzo 2011 - 10:35

Y mientras Moody`s (empresa privada y, por lo tanto, soberana para ofrecer sus opiniones cuando le plazca) nos rebaja el rating; a Elena Salgado no le parece bien que no hayan esperado a que esta tarde se pronuncie el BdE porque la opinión podría haber sido diferente…. habría que aclararle que diferente no siempre implica que sea mejor.
Parece que el Gobierno va a empezar con el mismo discurso que se oye, últimamente, en los corrillos futbolísticos. Y de la misma forma que “el BarÇa gana porque le ayudan los árbitros”, va a resultar que España está en la situación en la que se encuentra porque los “árbitros” están ayudando a los demás.
Me parece que estas declaraciones siguen la línea de desatinos de los últimos años.

Patricia Rodrigo Meneses 10 marzo 2011 - 20:23

El BCE es fiel a su objetivo: control de la inflación, y lo hace manejando los tipo de interés, que darán un mayor o menor acceso al crédito, poniendo más o menos dinero en circulación según la situación lo requiera.
Lo que pasa es que en Europa actualmente nos encontramos con dos escenarios, el de los países que ya han salido de la recesión y él de los países que no ven la salida. España está dentro del segundo escenario y una subida de tipos la mata. Si la demanda ya está contraída, las familias endeudadas, el paro está desorbitado, y las empresas y autónomos no tienen acceso al crédito bancario, ¿qué va a pasar? Más de lo mismo.
Además se está suponiendo que la inflación es de demanda, y está casi claro que viene provocada por el crecimiento en los precios del petroleo, por tanto es una inflación de costes, que significa que la demanda ni es la culpable de la inflación actual ni lo será en el futuro en España porque nuestro poder adquisitivo, entre el incremento de tipos y la inflación, caerá, y con él el consumo. ¡Qué Dios nos coja confesados!

Karla Stalling 17 marzo 2011 - 10:18

El terremoto de Japón del pasado viernes y la alerta nuclear, las protestas en Bahrein, entre otros factores, pueden llevar al BCE a retrasar la subida de los tipos de interés.

El BCE tenía previsto una subida de tipos de interés para evitar las presiones inflacionistas, pero los acontecimientos actuales a nivel mundial han sacudido a los mercados financieros, aumentando la incertidumbre. Además del retroceso de la bolsa Alemana, que se ha visto afectada por la disminución de las exportaciones alemanas a Asia y la crisis de la deuda de la zona del euro.

Todo esto puede cambiar el rumbo de las decisiones del BCE, con respecto a los tipos de interés. ¿Podemos decir que esto beneficiará de manera indirecta o directa a España?

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar