17
Mar

Ayer publicó el INE los datos correspondientes al cuarto trimestre de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales, una fuente fundamental para conocer cuál está siendo la evolución de una variable -los costes laborales- que ha permitido comprobar, durante los años de crisis, que nuestro mercado de trabajo tiene unos claros problemas de rigidez ante la necesidad de ajustes.

Evolución de los costes laborales por hora efectiva

 En el gráfico adjunto se puede observar que en el último trimestre del año el coste laboral por hora trabajada creció un 1,1% (1,4% en el sector de la construcción), una cifra que es superior al -0,3%, que ha sido la evolución del coste laboral por trabajador y mes. ¿A qué se debe la diferencia entre ambas cifras? La respuesta es fácil de deducir: se ha producido un descenso del 1,4% en el número de horas efectivas de trabajo, lo que ha supuesto la elevación de los costes laborales por hora trabajada.

(si haces click en el gráfico obtendrás la imagen ampliada)

El gráfico permite apreciar por una parte, la ruptura, en este último trimestre, de la tendencia a la moderación de los costes laborales por hora trabajada que se ha producido en 2010, y tendremos que esperar a datos de próximos trimestres para poder valorar si estamos ante un repunte coyuntural o no. Asimismo, en el gráfico se observa el persistente crecimiento de los costes laborales por hora trabajada durante 2008 y 2009 -en este último año incluso con inflaciones negativas- pese a la intensa destrucción de empleo que en ambos años supuso la pérdida de 2 millones de puestos de trabajo. La razón, como es bien sabido, es la enorme dificultad en España para ajustar salarios a la situación coyuntural por el problema de la ultraactividad de los convenios colectivos (que prolonga la “vida útil” de los convenios, que en España ronda los tres años de media, lo que lleva a que en un momento de crisis se tenga que aplicar un convenio con condiciones pactadas en época de expansión económica), lo que es especialmente llamativo en el caso del sector de la Construcción, cuyos costes laborales han sido los que han crecido más intensamente durante todo el período de crisis económica. Nada nuevo, pero observar el gráfico nos hace reflexionar, una vez más, sobre todas esas cuestiones.

Comentarios

Yago 18 Marzo 2011 - 10:46

Resulta comodo desde la torre de marfil despacharse contra la rigidez qe caracteriza nuestro mercado laboral. Demos un paso hacia adelante: como lidiar con esos lobbies sociales que forjan los convenios colectivos? Como equilibrar el egoismo de los sindicatos con el propio de las patronales? Quien (que institucion) debe sobreponerse en esa lucha e imponer su criterio (maximizacion del bienestar social)? En una nacion tan sumamente segmentada en parcelas de poder como Espan~a, de verdad es posible llegar a tener esa ansiada flexibilidad?

PD: deberian subir un grafico de las contrataciones de becarios, su coste, su productividad (…) y correlacionarlo con la coyuntura eco. Seria una instantanea fiel de la caprichosa flexibilidad que existe en nuestro mercado laboral.

Saludos y animo

Carlos 18 Marzo 2011 - 11:23

Desde luego aún que da mucho por hacer en nuestro mercado laboral. Ahora mismo está muy segmentado, unos privilegiados con buenos contratos y convenios y otros trajando como externos o temporales. Siendo generalmente los últimos los que suelen tener que compensar o cargar con la falta de eficiencia de los primeros.

Desde luego los que contratan buscan maximizar su beneficio, lo que puede entrar en ocasiones en conflicto con el beneficio de los trabajadores, pero culparles de todos los males es ser corto de miras. Mucha de la culpa también cae en los sindicatos y en la estructura de la negociación, algo en lo que el gobierno podría hacer reformas, pero claro está el coste político que echa hacia atras.

Los más perjudicados son los jovenes, a los que cada vez les cuesta más incorporarse al mercado de trabajo y cuando los hacen casi siempre es como becario, contrato en prácticas o trabajador externo. Con el tiempo o cambian las cosas o el que quiere conseguir un buen trabajo tendrá que irse fuera, con las consecuencias que esa posible “fuga de cerebros” tenga para nuestra economía.

Carlos 20 Marzo 2011 - 13:08

Hola,
Yo creo que gran parte de los incrementos se producen por el cambio de la cartera de trabajadoares, es muy probable que durante el periodo de crisis hayan salido de las empresas trabajadores con menores salarios y se hayan quedado los que mas cobran, lo que provocaría un aumento de los costes laborales por hora pero debidos a un efecto mix y no al de subida de saarios por encima de Mª inflación.
Un saludo,

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar