15
Feb

La inflación, ¿un problema en 2011?

Escrito el 15 febrero 2011 por María Jesús Valdemoros en Economía española

Hoy el INE ha hecho público el dato definitivo del IPC correspondiente al mes de enero. No ha habido ninguna sorpresa y el dato que acabamos de conocer coincide con el indicador adelantado, publicado el pasado 31 de enero.

Según los nuevos datos, el IPC cayó un 0,7% durante el primer mes del año, situando la tasa de inflación interanual en el 3,3%. Este valor admite, como casi todo en economía -y también en el resto de ámbitos de la vida- varias lecturas e interpretaciones. Así, por una parte, el avance más rápido de los precios puede aliviar la carga para los agentes deudores, con las Administraciones Públicas al frente, al reducir el valor real de la deuda viva. Sin embargo, si una vez alejado el fantasma de la deflación, comienzan a asentarse tensiones inflacionistas en el conjunto de la zona euro, no tardaremos en observar subidas de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo.

En este sentido, hay que subrayar que nuestra inflación se sitúa por encima de los valores registrados en el resto del área del euro. Enero, según los datos de Eurostat, se cerró con una inflación interanual del 2,4% en la zona euro, prácticamente un punto por debajo de la inflación española. Este es un dato preocupante, pues nuestros productos pierden una competitividad que no podemos reparar con devaluaciones al no contar con moneda ni política monetaria propia.

También despierta preocupación la tendencia que se aprecia en las tasas de inflación española. Los datos del INE apuntan al mantenimiento de una pronunciada tendencia al alza en la inflación interanual, tanto en el índice general como en el índice subyacente -el que excluye los productos con precios más volátiles, como las materias primas energéticas y los alimentos no elaborados -. El encarecimiento de las materias primas energéticas y de los alimimentos están detrás de ese comportamiento, y se trata de un fenómeno que no parece transitorio pues, entre otros factores, viene impulsado por el crecimiento y de la demanda de sus productores y consumidores en varios países emergentes, con China en primer lugar.

Si a lo largo de 2011 seguimos asistiendo a presiones inflacionistas, podemos encontrarnos con nuevos problemas que sumar a la elevada tasa de paro. Una tasa de inflación relativamente elevada es también una tasa relativamente variable, que hace más complicada la toma de decisiones de todo tipo -consumo, ahorro, inversión,…- Con tasas de inflación de estas características, el sistema de precios funciona peor en su papel de emisor de las señales en que se apoyan compradores y vendedores.  Además, se produce un deterioro en el poder adquisitivo de las rentas nominales fijas. Se trata de un efecto injusto, porque quienes menos pueden defenderse de sus consecuencias son, precisamente, quienes cuentan con menos recursos económicos. Y todo ello sabiendo que el Banco Central Europeo no nos incluye com país en sus prioridades al tomar decisiones de política monetaria.

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by Angel Sánchez, Julián, Creacionempresa.es, GrupoTECNOCO, indicebursatil.es and others. indicebursatil.es said: La inflación, ¿un problema en 2011? http://bit.ly/fwVOhX […]

Rafael Pampillón 15 febrero 2011 - 11:29

Hoy como ha dicho María Jesús, el INE ha publicado los datos de inflación, medidos por el IPC. Los precios, En España, bajaron en enero de 2011 un 0,7%. Enero es un mes tradicionalmente poco inflacionista por las rebajas. Sin embargo, la inflación interanual del mes de enero del año 2011 (febrero de 2010 a enero de 2011) ha sido, según el INE, el 3,3%, una décima superior a la del conjunto del año pasado (enero de 2010 a diciembre de 2010) y 6 décimas superior a la interanual de Enero de la Unión Monetaria Europea (que fue del 2,4%). La inflación española es, por tanto, relativamente alta si consideramos la menor inflación de los países con los que competimos. La causa de esta elevada inflación hay que buscarla en el mayor crecimiento de los precios de las materias primas y en el crecimiento de los salarios. Sin embargo, si se sigue moderando el gasto público y se congelasen los salarios (tal como propone Merkel) sería posible que España terminase el año 2011 con una inflación cercana al 2%. La inflación mensual es un dato importante, pero en si mismo es un dato de difícil interpretación pues cada mes tiene sus propias características.

Bastantes economistas creen que con una inflación del 2,4% en la Eurozona no hay motivo para que el BCE suba los tipos de interés. La tendencia futura a una mayor estabilidad en los precios (menor inflación) tiene su origen en la debilidad de la demanda de consumo, el menor crecimiento futuro de los precios de las materias primas y la moderación salarial.

Los datos estadísticos señalan un crecimiento económico moderado tanto en España como en la Zona Euro. Mantener bajos los tipos de interés permitiría alcanzar un crecimiento económico más firme y un mayor crecimiento del empleo. La discusión está centrada en si tipos de interés tan bajos producirán en el futuro o no un recalentamiento inflacionario en la economía. Pero también habría que discutir si tipos de interés más altos, que los actuales, podrían llegar a tener efectos nefastos sobre la inversión, el crecimiento y el empleo.

Gabriel 15 febrero 2011 - 16:56

Me parece que hay poco lugar para sorpresas. Al final se comprueba, una vez más, que cuando la inflación repunta, España es un país más inflacionista que los de nuestro entorno. Vamos, que tenemos problemas estructurales de algún tipo
Por otra parte, me da que el BCE mira más por el lado de los peligros inflacionistas que por el empleo. Un 2,4% no es un buen dato según ese enfoque

Jose 15 febrero 2011 - 16:57

Sin duda, como dice el profesor Pampillón, hay que mirar más allá del dato mensual. En ese sentido, me parece que los gráficos son muy clarificadores, con una evidente tendencia alcista en las tasa de inflación.
Así mismo, me parece muy difícil acertar en las previsiones acerca de la evolución futura del precio de las materias primas. Muchos factores -el clima y las cosechas, la inestabilidad política en el norte de África, la demanda mundial,…- influyen sobre dicho precio. No tengo tan claro como el profesor Pampillón que esos precios vayan a moderar su subida.

Isa 15 febrero 2011 - 17:06

Tipos de interés más altos serían muy contraproducentes para España, porque somos una economía tan debilitada que un resfriado nos manda a cuidados intensivos. Pero por desgracia, tipos de interés bajos tampoco solucionan nada. Podemos quejarnos, no sin razón, de unas políticas del Banco Central Europeo normalmente alejadas de las necesidades de España -los bajos tipos alimentaron nuestro boom inmobiliario-, pero lo importante es que nos pongamos manos a la obra, a completar reformas fundamentales para empezar a crecer se manera sana y creando empleo. No es agradable decirlo, pero eso requerirá esfuerzo y sacrificio. quien nos quiera vender la moto de que el ajuste no costará nada nos hace un flaco favor

Ana 15 febrero 2011 - 17:19

Don Rafael menciona la congelación de los salarios, algo impensable en España donde la norma es la indiciación salarial a la evolución del IPC, lo que constituye un mecanismo inflacionista adicional del que preocuparse.
Hace un par de años, en un artículo publicado en el Boletín Económico del Banco de España, Izquierdo y Jimeno concluían lo siguiente:
“En definitiva, la indiciación salarial genera persistencia de la inflación y puede introducir un sesgo inflacionista que contribuya mantener una tasa de inflación más elevada, sin que esto resulte en un mayor crecimiento de los salarios reales. Las cláusulas de revisión salarial favorecen también los llamados «efectos de segunda ronda», que acaban convirtiendo aumentos transitorios de la inflación en permanentes. La evidencia empírica disponible confirma, de hecho, que, en conjunto, la inflación en España resulta ser más elevada (el diferencial con respecto al área del euro ha sido, en promedio, del 1,6% durante el período 1996-2001 y del 1,8% durante el período 2002-2007) y más persistente que en el área del euro”

(pág 70 BOLETÍN ECONÓMICO, NOVIEMBRE 2008 LAS CONSECUENCIAS DE LA INDICIACIÓN SALARIAL SOBRE LA INFLACIÓN)

David 15 febrero 2011 - 18:41

A mí me parece, en relación con el tema de los salarios y la inflación al que han ido los comentarios anteriores, que la clave está en modernizar la negociación colectiva para que las empresas y trabajadores puedan acordar condiciones adecuadas a su situación. De esa forma habrá una mayor consonancia entre salarios y productividad, y romperemos el círculo vicioso de inflación-salarios-inflación.

Audaz 16 febrero 2011 - 09:17

El IPC sube, pero los salarios no. En muchas grandes empresas españolas la subida de la masa salarial va a ser de un 0%.
A ver si los medios empiezan hacerse eco de esto porque estoy seguro que el consumo privado va a disminuir, de hecho, los atascos de las grandes ciudades estan siendo mermados por dos cosas: esta en casa porque estan en paro y porque la gasolina acabara siendo un producto de quasilujo.

marquito 19 abril 2011 - 15:23

Señores como puede ser que nos engañen tenemos la solucion
debemos mirar paises que tiene un PiB subiendo entre el 6 y el 10 como Brasil
que aplicado politicas sociales que a futuro son la mejor inversion d un pais
hay que diversificar en sectores diferentes ya olvidemos de la contruccion como un punto de inversion principal donde solo se tiene pan para hoy hambre para mañana
Yseguro les digo que la mayoria de españoles no son inmobiliarios si no que unos cuantos nos han metido en esto junto con los banquitos
ojo telefonica a ganado una tonelada de dinero y los trabajadores subcontratados nada les a tocado poner sus coches sus herramientas trabajar horas extras sin cobrarlas osea han dejado el trabajo y los problemas para los autonomos y los beneficios para ellos el autonomo el que primero trabaja y el ultimo en cobrar y ezo si es que cobra porque telefonica se lava las manos y por eze ejemplo tantos autonomos estan parados deprimidos endeudados con que ganas van ha emprender
el gobierno deberia quitar la tercerizacion y pasar a los autonomos a que sean trabajadores directos y asi regularia mejor el gobierno con el ingrezo de impuestos y seguridad social y hasta se regularia la inflacion

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar