22
Ene

La reforma de las Cajas no admite más demoras

Escrito el 22 Enero 2011 por Rafael Pampillón en Economía española

Algunas Cajas de Ahorros españolas se encuentran lastradas porque los mercados, los expertos y las agencias de calificación desconfían del valor de sus activos. Como consecuencia, y desde hace dos años, se viene reclamando, también desde este blog, la necesidad de su recapitalización para aumentar sus niveles de solvencia. A ello se une que estas instituciones perpetúan desde hace muchos años unos privilegios que se nutren de una tupida red de intereses políticos provinientes de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos. La politización de las Cajas ponen además palos en las ruedas a la labor supervisora y suponen un factor de riesgo para la estabilidad de nuestro sistema financiero.

Isisdro Fainé. Presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro

Por eso el Gobierno va a aprobar un plan inminente para reforzar su solvencia. Las entidades avisan que están en riesgo los pasos ya dados en la reestructuración.

– ¿Cuál es el objetivo último del Gobierno?
El Ejecutivo quiere disipar las dudas de los inversores sobre la solvencia de las cajas, porque considera que son un freno para la recuperación de la economía española.

– ¿Cómo plantea resolver esas dudas?
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado en las últimas semanas que las cajas deben mejorar lo antes posible “su estructura de capital”.

– ¿Qué vías existen para mejorar la estructura de capital de estas entidades?
El Gobierno no ha dado pistas públicamente, pero las especulaciones apuntan que querría forzar la conversión de las cajas en bancos, con una estructura más comprensible para los mercados.

– ¿El problema estaría resuelto con la mera conversión de cajas en bancos?
Los expertos coinciden en que la desconfianza hacia el sector hace inviable que las cajas puedan salir al mercado a captar capital a corto plazo, lo que ha puesto sobre la mesa una nueva ronda de ayudas públicas al sector.

– ¿Cómo podrían darse las nuevas ayudas?
Hay dos posibilidades. Continuar con el sistema de préstamos temporales en forma de participaciones preferentes. O entrar directamente y de forma temporal en el capital.

– ¿Cuáles son las necesidades de capital?
Los expertos barajan una horquilla de necesidades que se mueve entre 17.000 millones y 120.000 millones. Algunas cajas sitúan el capital requerido en torno a 15.000 millones.

Fuente:  M. Martínez / J. E. Navarro “La reforma de las Cajas no admite más demoras“. Expansión. 22 de enero 2011

Comentarios

Bea Jiménez 22 Enero 2011 - 21:47

Dentro de poco se realizarán nuevos stress tests a los bancos y cajas europeos. Veremos qué resultados arrojan y si, esta vez, los responsables asumen que deben tomar decisiones al respecto.

LOLA MEDINA 23 Enero 2011 - 21:00

Evidentemente ningún cambio es fácil pero cuando la necesidad apremia la conversión de las cajas en bancos es indispensable. Basta de ayudas y parches!,

La alta tasa de morosidad y en consecuencia, baja solvencia de las mismas por la falta de visión y criterios empresariales que les han llevado a la financiación de proyectos regionales disparatados ( como el aeropuerto de Ciudad Real ), la concesión de créditos arriesgados a empresarios afines al poder político, la financiación de la burbuja inmobiliaria cuando estaba agotada su recorrido, la politización de sus órganos rectores…. han minado seriamente la solvencia de las mismas y la necesidad de “capitalización” apremia ya que esta arrastrando seriamente la credibilidad de nuestro sistema financiero. Quitarle a los políticos el dominio sobre algo que no les pertenece, gestionarlas como empresas privadas, en definitiva, su transformación en bancos privados facilitaría el recurso a los mercados financieros y la posibilidad de capitalización.

Por favor, no perdamos más el tiempo!

[…] This post was mentioned on Twitter by IE Alumni, GrupoTECNOCO. GrupoTECNOCO said: La reforma de las Cajas no admite más demoras: Algunas Cajas de Ahorros se encuentran lastradas porque los merca… http://bit.ly/geyJoa […]

David Gilaberte 24 Enero 2011 - 13:49

Desgraciadamente así es, la reforma de las Cajas es algo necesario. Y digo desgraciadamente porque por un lado los procesos de reforma y fusión que se están produciendo llevan aparejados necesariamente prejubilaciones, salidas de personas, etc…en definitiva cierto proceso de “”destrucción”” de actividad económica; y sobre todo digo desgraciadamente por algunos de los motivos, que entre otros, lo han provocado.
Está claro que el modelo económico que ha seguido España durante años centrado en una gran parte en el Sector de la construcción ha tenido su reflejo y su impacto en el sector bancario y financiero, como vemos a día de hoy; pero también el modelo “político” y “autonómico” ha lastrado claramente a estas entidades. Desde luego los políticos y otros múltiples focos de interés (sindicatos, impositores…) deberían dejar de luchar por el control de las mismas y dejar que funcionen como entidades financieras que velan por unos objetivos.
Al final todo esto a generado desconfianza, problemas de rentabilidad, y efectos múltiples en otros agentes económicos que por motivos obvios ven cortada su capacidad de inversión por tanto.
Desde mi punto de vista serán los expertos quien decidan adecuadamente el proceso de reforma de las cajas pero si no se deja de “presionar” o “intervenir” a estas entidades va ser dificil una buena gestión.

Ignacio de Oñate 25 Enero 2011 - 14:11

Parece que esta vez y tras otras 3 reformas anteriores, el gobierno va a realizar una reforma de cierto calado. ¡En-hora-buena! Pero como dice el refrán mas vale tarde que nunca… si se realiza de forma ordenada estoy convencido que será una señal muy positiva para los mercados que se debe traducir en la mejora del riesgo crediticio País y por tanto reducción del diferencial de los tipos a largo respecto al “Bono Alemán”. Eso será sin duda una muy buena noticia…
Pero quiza debemos aprovechar este momento para ir un poco mas allá y profundizar en otras reformas que garanticen que el efecto de esta medida no sea, como tantas otras veces, efímero, como la liberalización del mercado de trabajo (con acuerdo “light” por el articulo 33), y el comienzo de un debate serio entre los principales agentes del sistema encaminado a realizar una reforma profunda del sistema de pensiones y de seguridad social que permita disminuir las cargas sociales de empresas y empleados de forma que puedan ser mas competitivos…. ¡ojalá sepamos adelantarnos nosotros y que no lleguemos a ellas obligados por las circunstancias!

Pilar 26 Enero 2011 - 12:50

Creo firmemente que de nuevo han errado en la legislación relativa a las cajas porque no es una reforma estructural como requieren es nuevamente laxa e indeterminada, y existen resquicios suficientes para la interpretación más amplia que pueda darse.
Lo cierto y estoy convencida es que el sistema financiero español es fruto de una gestión ineficaz , partidista y deficiente en la que han primado intereses politicos sobre criterios financieros.
Dejando a un lado las causas, es el momento de las soluciones y ellas vienen de la mano de instaurar un sistema financiero que se nutra de operadores financieros cualificados de un lado al 55% y un 50% destinado a Bancos y cajas reformadas integramente basadas en el estricto negocio bancario por excelencia nada más no tiene mayor complicación . Pero de nuevo se vuelve a legislar sin conocinimiento de lo que sucede los acontecimientos dejan obsoletas las normativas antes de que puedan dar sus frutos.

Mark de Zabaleta 26 Enero 2011 - 16:12

Las Cajas de Ahooro son el “agujero negro “de nuestro sistema financiero. Nuestra credibilidad internacional pasa por racionalizar el sector, bancarizando las cajas para que se ajusten a las exigencias del conjunto del sistema.

Pilar 27 Enero 2011 - 17:33

Precisamente por ello estoy de acuerdo en su ´transformación en bancos y en la racionalización de los bancos; son demasiados en este momento. Por otro lado el hecho de esperar hasta septiembre me parece algo completamente fuera de lugar es una reforma que cuando la estudias en profundidad no revela sino falta de previsión y resquicios legales fácilmente soslayables. Sinceramente no sé si es fruto de una incapacidad o es deliberado.

Hildebrando 29 Enero 2011 - 17:41

Estoy de acuerdo con estos dos comentarios

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar