23
Dic

El pasado martes, Rafael Pampillón comentaba la relación entre los tipos de interés y el precio de los bonos. La importancia que tienen los bonos en las carteras de inversores de todo el mundo (bancos centrales, fondos de inversión, etc) hace que cuando se percibe un posible aumento de rentabilidades, aumente la preocupación en los mercados financieros. Las rentabilidades en los dos principales mercados de deuda pública del mundo están en tendencia alcista. Centrándonos en el plazo a 10 años, referencia habitual cuando hablamos del mercado de bonos, vimos en agosto hacer mínimos a los títulos alemanes, cerca del 2%, mientras que en el caso de EEUU lo hicieron a mediados de octubre, con tires en torno al 2,3%. Desde entonces vienen dibujando la estructura típica de máximos y mínimos relativos sucesivamente más altos que siempre define a una tendencia alcista. A día de hoy, la tir alemana está cerca del 3% y la estadounidense se mueve alrededor del 3,3%.

Varios factores se dan cita para justificar la continuidad de esta tendencia:

i) Ha aumentado la confianza sobre el crecimiento económico internacional. Las previsiones para 2011 son razonablemente buenas, lo que ha provocado una subida de los tipos de interés reales que, por sí sola, explica más del 75% de la subida de las tires.

ii) En el caso de EEUU, hay dudas sobre la verdadera voluntad del gobierno para acometer una política de consolidación fiscal, máxime tras las decisiones de rebaja de impuestos y extensión de los subsidios por desempleo aprobados recientemente.

iii) Las expectativas de inflación se están revisando al alza. Es una consecuencia de la mejora de la actividad y de la elevada liquidez que están inyectando bancos centrales como la Fed. No obstante, no es una variable que, en estos momentos, suscite una preocupación importante.

iv) En los últimos meses, a pesar de las tensiones que se han vivido en el mercado de deuda periférica de la UEM, no se ha producido con la misma intensidad que en otras ocasiones la búsqueda de activos refugio, sino que la demanda ha discriminado más y se ha dirigido hacia otros activos de riesgo (bonos corporativos, renta variable, materias primas).

A pesar de lo anterior, no esperamos que el movimiento al alza de las rentabilidades de la deuda vaya a ser especialmente acusado. Desde luego, es muy improbable que se mantenga al ritmo del último mes. ¿Cuáles son los factores que van a suavizar esa tendencia alcista? Básicamente tres:

 1. La Reserva Federal va a actuar desde el lado comprador al seguir implementando su programa de compra de bonos, que no hay que olvidar tiene un tamaño que oscila entre los 850.000 y 900.000 millones de dólares. Estas compras las va a ir realizando hasta el mes de junio y no se puede descartar que el programa se alargue después de esta fecha.

2. Los tipos de interés de los principales bancos centrales (FED, BCE, BoE, BoJ) van a seguir en mínimos históricos, al menos hasta bien entrado el 2012..

3. La recuperación en marcha difiere de otras del pasado, es más lenta, lo que se traduce en unas tasas de crecimiento nominal inferiores a fases comparables de anteriores ciclos.

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by GrupoTECNOCO. GrupoTECNOCO said: Subidas en los tipos de interés a largo plazo: ¿un nuevo riesgo en el horizonte?: El pasado martes, Rafael Pampi… http://bit.ly/ijv6KE […]

[…] Subidas en los tipos de interés a largo plazo: ¿un nuevo riesgo en el horizonte? | Economy Weblog […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar