1
Dic

La privatización de los aeropuertos españoles.

Escrito el 1 diciembre 2010 por Rafael Pampillón en Economía española

De las dos medidas, referentes a privatizaciones, anunciadas hoy por el Presidente del Gobierno, la privatización de un porcentaje del 30% de la lotería es la que menos efectos puede tener sobre la economía real. Se trataría tan sólo de aumentar el flujo de ingresos provenientes de las ventas de lotería correspondientes a años futuros. Se trata únicamente de una alternativa financiera ya que el Estado se encuentra con la necesidad de reducir su apelación a los mercados financieros en el momento actual. Tampoco se afectará a su gestión ya que el nuevo socio en Loterías no tendrá la mayoría en su consejo de administración y cabe interpretar que su influencia en la misma no será determinante.

Privatización de Barajas y El Prat

Más interesante por sus efectos sobre la economía real es la anunciada privatización de la gestión de los aeropuertos de El Prat y de Barajas (en la foto). La privatización de la gestión de dichos aeropuertos tendrá mayores efectos económicos positivos en la medida en que sirva para introducir una mayor competencia entre aeropuertos. Dicha competencia resulta difícil de lograr si los aeropuertos son gestionados, como en la actualidad, por una única empresa pública: AENA; pero puede lograrse si se mantiene la propiedad pública y se somete a concurso público la gestión, incluyendo la gestión de los riesgos comerciales y financieros.

Competencia entre aeropuertos

Para que exista competencia sería conveniente que se evitaran posibles distorsiones derivadas de la acción de las Administraciones Públicas donde se encuentran ubicados los distintos aeropuertos. Es decir, de poco serviría privatizar la gestión y luego acudir a las ayudas públicas para intentar atraer más tráfico aéreo que sus competidores más directos.

Sobre la participación del sector privado en el 49% del capital de la nueva sociedad de gestión de aeropuertos y servicios aeroportuarios, Fomento podría encontrar dificultades para encontrar socios privados que aporten el capital correspondiente pero no dominen la gestión, si finalmente no tienen el control de la sociedad por otra vía, especialmente en la situación actual de importante restricción financiera. Si los nuevos accionistas de dicha sociedad obtuvieran una ventaja en la posterior privatización del resto del capital podría aumentar el interés de esta venta parcial.

No obstante, una privatización parcial como la prevista, en principio, no introduciría algunos elementos importantes para lograr una mayor eficiencia en el sistema aeroportuario, como son incrementar el nivel de competencia entre aeropuertos, ya que seguirían bajo la gestión de una única empresa. Para conseguir un mayor nivel de competencia sería preferible optar por la venta (o por la cesión de la gestión) de aeropuertos uno a uno.

Quizá haya llegado también el momento de replantearse el cierre de algunos aeropuertos, pero para eso antes habría que poner a la venta uno a uno para ver cuales se quedaría el sector privado. Es preciso considerar que puede haber aeropuertos deficitarios actualmente en AENA que podrían ser rentables con un gestor privado.

En los casos de aeropuertos pequeños o grandes que fuesen deficitarios incluso aunque los gestionase el sector privado y se decidiese no cerrarlos siempre se podría ceder  la gestión a una empresa privada pero acompañada de una subvención, siendo el adjudicatario aquel concursante que, cumpliendo determinados requisitos mínimos, generara un menor coste para las Administraciones Públicas en términos de menor subvención.

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by indicebursatil.es, Creacionempresa.es. Creacionempresa.es said: La privatización de los aeropuertos españoles. http://bit.ly/fzY46H […]

Romina Fundaró 1 diciembre 2010 - 20:28

Buenas tardes Profesor,

Me parece que es una medida para aumentar los ingresos del estado debido a la crisis económica, pero no creo que sea la mejor forma ya que luego no se tendrán vías de financiación porque casualmente se han vendido las empresas que mayores beneficios daban.

José María Guillén 1 diciembre 2010 - 20:44

Parecía necesario, más si cabe en las actuales circunstancias, replantearse el modelo de navegación aérea en España.
Lo primero sería tratar de hacer mínimamente rentables, y por lo tanto atractivos para el inversor, los aeropuertos del españoles, (de los 48 aeropuertos del país sólo 9 cerraron en positivo el pasado 2009, ni Barajas ni El Prat entre ellos).
La gestión, el control salarial o las exigencias políticas territoriales, han sido asignaturas pendientes hasta ahora.
Bienvenida la privatización aunque sea parcial.

iker 1 diciembre 2010 - 20:57

Para mi las “privatizaciones”, en determinados sectores son siempre problematicas. Un ejemplo mas claro que el de los aeropuertos, fue el de las electicas, donde las empresas se centran en lo que da los beneficios ( centrales productoras), y no en los costes (la distribucion). Los fallos en estos procesos de privatizacion pueden llevar a parar una ciudad como Barcelona.

Con los aeropuertos puede ser incluso peor, ¿si barajas resulta demasiado caro que inversor va a reabrir cuatro vientos para vuelos internacionales?, o tendremos que irnos a Valladolid, pero en ese caso ¿cuanto tiempo extra es necesario para volar?. Simplemente seremos consumidores cautivos e indefensos.

Por otro lado estoy completamente a favor del cierre de determinados aeropuertos cuya construccion o ampliacion se debieron a una decision puramente politica del gobierno del PP. En la CAV tenemos 3 aeropuertos en una comunidad donde la distancia en coche mas larga de punta a punta no llega a 1h y 30min. Y si contamos los aeropuertos de Biarritz y de Pamplona, san sebastian (300mil habitantes) tiene 5 aeropuertos a menos de 1h y 20min en coche. Por eso creo que una reordenacion del plan de las infraestructuras aeroportuarias y su coordinacion con el AVE es fundamental. Considero que esta reestructuracion puede completarla el propio gobierno, y que es su responsabilidad hacer rentable y beneficioso para todo el estado una industria tan potente, en vez de regalar los potenciales beneficios a una empresa privada (seguramente de alguno de los amigotes de siempre)

Un saludo

José A. Pérez 2 diciembre 2010 - 09:18

Resulta paradójico que una empresa española gestione aeropuertos por todo el mundo, incluido la mayoría de los del Reino Unido, y aqui aún estemos con una gestión publica ineficiente.

No tengo ninguna duda que una gestión privada hará más eficiente la gestión de estos aeropuertos. Lo que me parece un sinsentido es que el Estado los Privatice y la Generalitat se quiere hacer cargo del Aeropuerto del Prat. Salirse de Malaga para meterse en Malagón…

Cuando privatizas, es cierto que otras empresas se pueden llevar los beneficios de esas empresas. Tambien es cierto que son responsables de las perdidas y que te van a pagar un precio. Una privatización, no es un regalo, es una venta. Es como en Argetina cuando vendieron YPF, todos escandalizados “el petroleo es de los argentino” etc…”… y resulta que era una petrolera DEFICITARIA, que ya tiene merito. La gente solo ve los beneficios pero no se da cuenta que cuando una empresa publica tienen perdidas, esas perdidas las pagamos todos.

Ignacio de Oñate 2 diciembre 2010 - 13:49

Como bien se señala en el post hay dos efectos de estas medidas:
1. Efecto liquidez:Obtener liquidez para evitar depender tanto de los mercados de deuda (menos volumen de Bonos a emitir) y por tanto menor carga financiera por el coste de esa deuda.
1.b Efecto Deficit Publico: Obtener ingresos que “maquillen” el déficit público con lo cual de alguna forma se vende para reducir deuda (bien sea del año corriente o del saldo acumulado hasta la fecha).
2. Efectos en la economia real (PIB) basicamente por una gestion más eficiente, aprovechando sinergias y la experiencia del sector privado para obtener mas ingresos mediante la prestación de nuevos servicios o mejorando la eficiencia e los actuales.

Bueno parece que el gobierno es como aquellos estudiantes que rinden mas la noche antes del examen y hasta les da para acercarse al aprobado…

Aunque para estas medidas no hacía falta llegar a tener el agua (otra vez) al cuello… algunos ya lo explicaban clase hace unos meses…

Alberto Fernández Clemente 2 diciembre 2010 - 15:20

Como curiosidad, la respuesta de los trabajadores de AENA no se ha hecho esperar, anuncian huelga en navidad:
http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/12/02/economia/1291291237.html
Su opinión es que con esta medida se rompe la “cohesión” de la red aérea española….

Natalia Solana 2 diciembre 2010 - 17:46

A mi a estas alturas, me parece una medida acertada, porque, como dice Ignacio, esta semiprivatizacion puede solucionar algunos de los problemas apremiantes de España como la falta de liquidez o la reducción de la deuda pública. Sin embargo, como también dice Ignacio, parecen dadas por un alumno mediocre que se prepara el examen a última hora.
Por supuesto, esta medida calmará a los mercados y reducirá la deuda pública española a lo que marca la UE pero ¿donde están las soluciones estructurales de futuro que hagan salir a España de la crisis?
Vender nuestros activos es algo razonable en esta situación pero si dejamos el gasto público como está, como se ha indicado en posts anteriores, o no se controla el gasto de las comunidades autónomas, esta medida no va a solucionar nada.

Alberto Mingo 3 diciembre 2010 - 13:00

Estoy completamente de acuerdo en que se debe iniciar un proceso de privatización de los aeropuertos uno a uno, pero quizá debería haber sido al contrario, es decir, licitar la gestión en régimen de concesión de todos los aeropuertos españoles (cada uno con sus condicionantes particulares que eviten la obtención de concursos desiertos), terminando por El Prat y Barajas. Hoy en día estos dos aeropuertos equilibran los déficit de muchos aeropuertos españoles, luego, aunque a corto plazo se pueda paliar en alguna medida el déficit del estado, éste se verá incrementado a medio plazo durante la duración del proceso y probablemente después (por la necesidad de subvenciones a las concesiones). Es decir, como casi siempre, pan para hoy y hambre para mañana. Por último, hay que ser valientes en el cierre de aeropuertos, nos tenemos que dar cuenta que no todas las ciudades tienen que tener aeropuerto, y menos aún con la política de expansión de la red de alta velocidad ferroviaria de los últimos años.

Bernardo 3 diciembre 2010 - 14:20

La privatización de los aeropuertos va ha ser un perjuicio para todos por que lo que ahora no costaba nada, AENA se autofinancia sin conste alguno para el erario público a partir de ahora ya no va a ser así.

Esta afirmación no es gratuita ya que como se sabe solo algunos aeropuertos son rentables el año pasado 9 de los 48 existentes dieron beneficios, el sistema se mantiene por que los aeropuertos trabajan en red y los aeropuertos deficitarios son mantenidos por los aeropuertos rentables, al romper la red como pretende ahora el gobierno dicho equilibrio se rompe, y entonces van a ser los ciudadanos los que vía de impuestos van a pagar con subvenciones los aeropuertos deficitarios.

Alguno pensara, bueno que los aeropuertos deficitarios los cierren, sin embargo ello no es posible pues aunque es cierto que quizás algunos aeropuertos no eran necesarios lo cierto es que la mayoría son necesarios para la economía de la región o incluso es el único medio de transporte pensemos por ejemplo en las Islas, en regiones a las que no llega el AVE, etc.

Una gestión privada tampoco supone un mejor servicio o un abaratamiento de los costes del mismo, la experiencia pasada indica todo lo contrario, cuando se privatiza un servicio se incrementa el coste del mismo. Las tasas aeroportuarias tras la privatización se van a aumentar necesariamente, y además se va a empezar a pagar por servicios que hasta ahora no tenían coste para los usuarios. A modo de ejemplo en los aeropuertos de toda la red los primeros 30 minutos de aparcamiento son gratis para los usuarios, incluso hay algún aeropuerto de la red que no cobra el aparcamiento: El Hierro. ¿ Por que existe esa concesión gratuita en los parking de los aeropuertos cuando en la calle cobran desde el primer minuto? La explicación no es otra que la de que estos prestan un servicio público. ¿Quién sería capaz de sostener que una empresa privada va a mantener dicha situación ?. Seguro que lo primero que hará será cobrar por dicho servicio, y que tendremos que pagar religiosamente nos guste o no.

También en la parte aeronáutica hay precios especiales para vuelos realizados por escuela de pilotos, entrenamiento, o exenciones para servicios de emergencia públicos, una gestión privada eliminara dichos beneficios.

No alcanzo a ver el beneficio que vaya a tener para los ciudadanos la competencia entre aeropuertos, antes al contrario beneficiara en todo caso a las compañías aéreas pero no a los ciudadanos, ya que en los aeropuertos poco frecuentados se tendrá que pagar mas por los servicios o directamente se eliminaran por no ser rentables, se modificará el horario operativo de los mismos adaptándolo a los periodos en los que hay tráfico, y todo ello solo supondrá eliminar conexiones y servicios. Además los aeropuertos no es algo que se pueda elegir como ir a un supermercado o a otro, por ejemplo en Madrid si queremos viajar tendremos que ir a Barajas, este es una aeropuerto que aún no es rentable por que se ha hecho una inversión millonaria para modernizar sus instalaciones, sin embargo lo será en el futuro, pero ello supondrá una bajada de las tasas, pues no por que no lo necesita para competir ya que no tiene otro aeropuerto que pueda prestar el mismo servicio en su entorno.

Por último quisiera señalar otro perjuicio que va a tener para los ciudadanos y la economía en general la privatización de los aeropuertos, hasta ahora se jugaba con las tasas aeroportuaria para favorecer la entrada de turista, así los últimos años en determinadas comunidades autónomas por la presión del sector turístico se rebajaron o directamente se eliminaron las tasas aeroportuarias, ello es un beneficio para la economía de la región pues favorece la entrada de turistas y visitantes pero nefasto para el aeropuerto por que suprime su fuente principal de ingresos, ello hasta ahora era posible por que el objetivo de los aeropuertos era prestar un servicio público, si entra la gestión privada en los aeropuertos medidas como esta no se van a poder volver a tomar en el futuro.

Bernardo 3 diciembre 2010 - 14:25

ME PARECE QUE NO SOY EL UNICO QUE OPINA QUE LAS TASAS AEROPORTUARIAS VAN A SUBIR CON LA PRIVATIZACIÓN, LAS ORGANIZACIONES DE CONSUMIDORES Y USUARIOS PIENSAN LO MISMO http://www.eleconomista.es/economia/noticias/626841/06/08/Los-consumidores-desconfIan-de-la-privatizaciOn-de-los-aeropuertos.html

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar