28
Dic

2011, será el año de las reformas económicas en Cuba.

Escrito el 28 Diciembre 2010 por Rafael Pampillón en América Latina, Cuba

20011, será el año de Cuba. Efectivamente, en abril de este año que termina, Raúl Castro informó que sobraban más de un millón de trabajadores en el sector público de Cuba. Como consecuencia diseñó un plan para que entre octubre de 2010 y marzo de 2011, se estén despidiendo a 500 mil trabajadores estatales innecesarios que tendrán que buscarse la vida en el sector privado para poder vivir. Se trata de funcionarios subempleados que reducen y frenan la productividad del sector público, malgastan dinero del estado ya que no aportan casi ningún beneficio a la sociedad y cortan la iniciativa y la productividad de las personas laboriosas cuando se contagian por el mal ejemplo de esos trabajadores ociosos o que tienen baja productividad. Ha dicho Raúl que este subempleo es un cáncer para la economía cubana. Las plantillas infladas generan una pésima relación entre productividad y salario y se convierten además en una barrera para mejorar los niveles salariales de los trabajadores productivos.

Cuba Libre header image

El Estado cubano no puede seguir cargando con unos empleados que generan ineficiencia económica.  A lo largo de la historia las dictaduras, especialmente las comunistas, para reducir el desempleo visible ha elevado el empleo público que no es otra cosa que desempleo oculto. Ahora con la crisis económica como las finanzas públicas cubanas no se sostienen hay que cortar parte de los empleos estatales aumentando el desempleo.

 ¿Qué solución hay al problema del desempleo? 

Raúl Castro prometió que la Revolución no dejará desamparado a nadie, luchará por crear las condiciones para que todos los cubanos tengan empleos dignos, pero ahora no será el Estado el que se encargue de ubicar a cada uno de los parados. Ahora tendrán que ser los parados los que tendrán que buscarse trabajo en el sector privado para ganarse la vida. Raúl ha afirmado “que no podemos continuar gastando por encima de los ingresos ya que sería comernos el futuro y poner en riesgo la supervivencia misma de la Revolución.” El plan es que en tres años 1.800.000 cubanos, es decir, el  40% de los empleados que trabajan para el Estado, pasen al sector privado. 

La iniciativa privada podría emplear a los desempleados y también mejorar la eficiencia, la productividad y el crecimiento económico de Cuba, lo cual a su vez generará empleo productivo. Se trataría de hacer convivir, como en el caso de China y Vietnam, el capital privado con las empresas públicas y la economía planificada. Se iniciaría así un proceso parecido al Periodo Especial  de los años noventa consistente en una mayor apertura de la economía al exterior y también de mayor libertad para crear empresas que poco a poco irán sustituyendo a la economía planificada. Muchos problemas de la economía cubana pueden resolverse promoviendo el sector privado. Un camino en el que los elementos capitalistas crecerán y los socialistas se irán replegando poco a poco. Las empresas privadas o mixtas, al igual que ocurre en otros países comunistas (China y Vietnam), podrán dar empleo a buena parte de esos 500 mil trabajadores estatales que en estos meses se están yendo al paro.

 ¿Qué tipo de empresas privadas? 

El gobierno prevé que en 2011 se crearán 250 mil empleos en trabajos por cuenta propia (autónomos o de autogestión empresarial) y 215 mil en empleos por cuenta ajena. Se han autorizado 178 actividades por cuenta propia, varias congeladas desde hace años (sólo 9 nuevas), que representan un avance respecto a la situación previa: los nuevos cuentapropistas (o “cuentapropietistas”)  podrán obtener licencias para practicar más de una actividad en cualquier lugar del país, contratar empleados fuera de su familia (en 98 de las 178 actividades), alquilar locales del Estado o de otros ciudadanos con menos restricciones (los residentes en el extranjero con permiso, pueden alquilar viviendas y vehículos), vender sus productos o servicios a entidades estatales, comercializar productos alimenticios que antes estaban prohibidos, abrir cuentas y acceder a crédito bancario, y a paladares (pequeños restaurantes) aumentar las sillas de 12 a 20. Además se repartirán tierras ociosas a los campesinos para que las gestionen libremente; incentivar la producción de agraria introduciendo algo de propiedad privada y libertad de mercado es fundamental para la economía cubana ya que el 80% del consumo de alimentos se importa (principalmente de México).

 Se han autorizado cooperativas de taxistas y transportistas, el alquiler de locales a peluqueros y salones de belleza fijando libremente los precios del servicio y del alquiler y pagando un impuesto al Estado y, por último y muy importante se permitirá la construcción privada de viviendas; hay escasez de viviendas, hay muchas familias amontonadas en casas pensadas para una sola familia. Para que todo esto sea posible será necesario dar formación profesional a este nuevo ejército de parados para que puedan trabajar como campesinos, albañiles, restauradores, o productores de bienes y servicios que demande la Isla (hay una necesidad desesperada de alimentos, agua, transporte, acceso a cobertura médica, electricidad, jabón y papel higiénico); habrá que poner en marcha un mercado legal para adquirir los inputs necesarios en ciertas actividades (chapistería, fundición, producción de jabón, artículos de aluminio, herramientas, productos agrarios, abonos, fertilizantes, etc.). En el plan  se contempla además el acceso directo al crédito bancario y la eliminación de la “tasa revolucionaria” en la percepción de remesas enviadas desde EEUU. Es evidente que la reforma solo puede prosperar si cuenta con financiación.

 En conclusión, las reformas que está implementando el gobierno cubano abren la esperanza a que una parte de la población mejore su nivel de vida, y si tienen éxito, que lo tendrán, a medio y largo plazo incrementarán la producción de bienes y servicios con efectos muy positivos sobre el bienestar. El problema es que introducir, aunque sea lentamente, el sistema capitalista  va a aumentar la desigualdad en la distribución de la renta. Eso lo sabe cualquiera, hasta los chinos, pero al gobierno cubano no le va a gustar. Mientras tanto EEUU facilitará la reforma reduciendo las restricciones para viajar a a Cuba, permitiendo las visitas acdémicas, religiosas y culturales y, quien sabe, levantando el embargo económico que EEUU mantiene sobre Cuba.

Desde este blog felicitamos al gobierno cubano por esta apertura al mercado y a la economía internacional y le deseamos que no desfallezca y que persevere en el cambio que se acaba de iniciar. El pueblo cubano se lo agradecerá.

¿Permitirá Raúl Castro la inversión extranjera procedente de los cubanos que viven en Florida? ¿Los cambios económicos se acompañarán de cambios políticos? ¿La muerte de Fidel Castro provocará una revuelta popular contra nomenclatura comunista cubana? ¿Como cambiará Cuba a la muerte de Fidel?

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by Creacionempresa.es. Creacionempresa.es said: 2011, será el año de las reformas económicas en Cuba. http://bit.ly/gt8vDB […]

iker 28 Diciembre 2010 - 13:08

Esto me huele a aquello de “Un pais, Dos sistemas”. Si a la apertura economica, no le sigue una apertura social y politica se corre un riesgo de terminar en un estado mucho mas rico pero mucho mas injusto como el caso de China. De todas formas la mejora economica fue uno de los principales factores que permition la transicion española, y tras 50 años, todo cambio es positivo. Parece que la rueda de la revolucion vuelve a girar, pero esperemos que no termine en el mismo sitio donde comenzó.

Javier Tomás 29 Diciembre 2010 - 08:43

Es posible que toda esa gente que lleva décadas sin una economía real, sin que se les haya inculcado una economía de trabajo sufran un poco al principio. En cuanto los Castro la palmen los ejecutivos americanos, franceses, americanos, españoles coparán los mejores puestos, los más cualificados y los que más pasta dan.

goyo 29 Diciembre 2010 - 12:51

yo sinceramente creo que la transicion en Cuba no sera facil,la gente ha pasado mucha necesidad en todos los ordenes de la vida, y lo que es aun
peor, existe odio de unos hacia otros dentro de la sociedad Cubana.
Pero en fin eso es solo una opinion personal.
Pero ¿ que es lo que haria yo, si tuviese en mis manos pilotar la transicion Cuaba? pues lo primero que haria seria abrirme a USA, incluso les planteria
ser como Puerto Rico un estado independiente asociado a USA.
Esto causaria dos efectos el primero en Usa, que pensariamos por fin hemos
acabado con otro bastion comunista.
Y el segundo y mas importante en la propia Cuba que veria como sube su renta per capita y bienestar de una forma exponencial.
Un abrazo desde Segovia cuna de grandes cerebros fugados al extranjero.
GOYO

Beatriz Gómez 29 Diciembre 2010 - 16:24

La noticia de que pueda desarrollarse un mercado más libre en Cuba parece ser una buena noticia. No obstante, la transición y el cambio implicará mucho esfuerzo por parte de los cubanos. El cambio de mentalidad hacia el trabajo de una posición más bien pasiva, en la que el Estado llevaba la “voz cantante”, hacia otra más activa en la que los resultados de tu trabajo dependen en parte de tu capacidad para resolver los problemas, creo que costará tiempo… Otra cuestión importante, es cómo podrá formarse a la población para el desempeño de los nuevos puestos de trabajo que se mencionan… de nuevo, creo que la clave pasará por la iniciativa personal de cada uno en ser capaz de moverse y aprender del que sabe y también de ir aprendiendo a medida que se vayan iniciando nuevas actividades…

Estaremos atentos al nuevo desarrollo económico de Cuba…

Mark de Zabaleta Herrero 4 Enero 2011 - 09:46

La evolución hacia una economía “socialista” de mercado puede tomar el ejemplo de China…en miniatura

/ http://markdezabaleta.blogspot.com /

enmanuel 12 Enero 2011 - 22:29

Muchos paises en el mundo estan en crisis y en los paises capitalistas la gente se queda en la mendicidad, pierden su vivienda, su trabajo, hasta su estatus de ser humano, sin embargo las reformas que se llevan a cabo en Cuba contribuiran a reafirmar el derecho al trabajo y seguir con las conquistas sociales alcanzada por los cubanos. No es nuevo el camino que sigue el gobierno cubano, esta acorde con los cambios que se llevan a efecto en el mundo, hay un ejemplo donde se demuestra lo que se puede alcanzar en cuanto crecimiento economico y es China que hoy se expande por el mundo he incluso tiene casi la totalidad de la deuda externa de España comprada. en cuba toca a su gobierno y a los cubanos dirigir su rumbo que ningun gobierno le diga que tienen que hacer .

Julio Monteagudo 22 Abril 2011 - 17:50

Por un lado, quería comentar al igual que mi compañero Iker que me llama la atención como están congeniándose estas aperturas económicas con políticas comunistas. La verdad que creo que sin duda llevan a un incremento de la riqueza del país por la combinación del desarrollo económico que conllevan junto con las políticas de austeridad interna del propio país aunque yo no llegaría más allá. En el caso de Cuba veo la dificultad de su más limitado portfolio de factores productivos, a diferencia de China, lo que puede que el desarrollo sea más lento aunque seguro que positivo para un país con tanto potencial sobre todo con vistas al turismo.
Por otro lado y por similitud con España, me llama la atención la explicación del caso de subempleo provocado por el empleo público. Algo que siempre ha habido críticas todos los gobiernos españoles donde siempre hemos conocido a alguien que decía que los funcionarios no hacen nada. Creo que una buena prueba de ello fue a comienzos de la crisis cuando el plan del gobierno fue una reducción de los salarios de los funcionarios, lo que provocó las consecuentes huelgas.
En definitiva, creo que la decisión de tomar dichas medidas para Cuba es irremediable si quiere salir del hoyo en el que se ha metido con su política revolucionaria de los últimos años y creo que España podría también tomar alguna medida, por supuesto teniendo en cuenta que nuestro caso puede no ser tan grave, lo que mejoraría la calidad del sector público.

Rupert imba N7 25 Abril 2011 - 21:32

¡ES UN PEQUEÑO PASO PARA CASTRO, PERO UN GRAN PASO PARA CUBA!

Muy interesante la reflexión del Profesor Pampillón sobre la distribución de la renta. ¿Y con el ahorro qué harán las familia cubanas? Podrán prestar dinero, comprar más bienes y servicios.

En biología se dice que uns sistema tiene que estar abierto y cerrado a la vez, si está completamente abierto no existe y si es cerrado se muere.

Ojalá sean los primeros pasos para dar vida a esta magnífica isla llamada Cuba.

Raúl Rebollo 25 Abril 2011 - 22:51

Por mi conocimiento de Cuba, mi pregunta sería más incipiente sobre las capacidades de la sociedad cubana, ¿realmente estarán preparados para dejar de estar bajo el cuidado del gobierno para emprender hacia una vida nueva donde el trabajo y la iniciativa personal serán el sustento de muchas familias? ¿Quieren ver lo que hay ahí fuera?…

Ana Maria Franco IMBA N7 26 Abril 2011 - 00:59

Me parecen excelentes estos cambios en las politicas económicas cubanas, mi pregunta ahora es ¿el pueblo cubano esta preparado para un cambio tan radical? Creo que despues de más de 30 años de dictadura el gobierno cubano deberia de tener un proceso de transición para capacitar a la población a enfrentarlos o ¿Estos cambios no se deben de hacer de manera pausada? ¿Cuales cree usted que seran los impactos de estas politicas económicas en el corto y en el largo plazo?

Fernando Quintana Pradera ( ADE 2.03 CEU SAN PABLO) 9 Enero 2012 - 01:20

Con la reducción de trabajadores públicos no productivos y la posibilidad real de potenciar a los trabajadores públicos productivos es posible una reducción del gasto público. Se debe fomentar la iniciativa privada extranjera unida al modelo cuentapropietistas para así asegurar la financiación extranjera del país y la ubicación real de los ex trabajadores públicos en actividades que obtengan resultados económicos favorables para las empresas extranjeras y las cubanas. Se han superado las expectativas correspondientes al modelo cuentapropietistas debido a la concesión de 325.947 licencias a la población cubana frente a las 250.000 esperadas.
Una medida esencial es la facilitación de crédito bancario para los trabajadores autónomos y también cancelando la tasa revolucionaria para captar residentes en el extranjero. Se tienen que desarrollar leyes que especifique el marco jurídico en el cual se van a mover los inversionistas extranjeros, traduciéndose en una fijación de sus derechos y obligaciones con el estado cubano. Ya que si no hay ley de propiedad privada los cambios son inviables.
Opino que Raúl Castro no permitirá la inversión directa de los exiliados cubanos residentes en florida. Creo que si facilitara la inversión de estos a través de sus familiares asegurándose que los propietarios viven en cuba y están bajo su control. Creo que el modelo económico va liberalizarse ya que no es un modelo sostenible a largo plazo.
Deberían reestructurarse para poder exportar aquellos recursos naturales demandados por los demás países. En lo respecto a un cambio político, el modelo implantado tras la revolución perdurara mientras Raúl Castro siga con vida ya que es el sucesor de Fidel.
Cada vez el régimen político cubano se encuentra más debilitado pero considero que tras la muerte de los hermano Castro cuba seguirá con un régimen comunista o sufrirá una revolución, o surgirá una dictadura. La verdad es difícil prever lo que sucederá en cuba.
Lo más positivo seria liberalizar la economía de la política e implantar una medidas de crecimiento sostenido a largo plazo centrándose en la inversión de tecnología, de capital humano

http://vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es/article-el-trabajo-privado-en-cuba-sigue-en-aumento-y-supera-las-previsiones-oficiales-79825864.html
http://www.lavanguardia.com/internacional/20110619/54172798077/el-exilio-cubano-en-miami-se-prepara-para-invertir-en-cuba.html
http://economiacubana.blogspot.com/

Marcelo Masotti 4 Febrero 2013 - 23:57

Los cambios en el sistema estan ocurriendo despacio, como deben de ser para que los cubanos puedan adaptarse al nuevo estilo de vida capitalista.
No hay solamente subemprego, hay tambien señales de emprendedorismo, donde familias cubanas empiezan pequeños negocios en sus casas, como restaurantes y pensiones para turistas extranjeros (todo eso ya aprobado por el gobierno) y tambien se nota la llegada de capital extranjero, con la apertura de empresas/industrias, como es el caso de Brascuba Cigars y la cadena de hoteles Melia, que tienen un 49% de sus acciones en poder privado y un 51% en poder del gobierno cubano.
Tiempo al tiempo…

Daniel Arévalo 5 Febrero 2013 - 00:05

En agosto del 2012 tuve la oportunidad de estar en la Habana y comer en los famosos “paladares”, me pude dar cuenta como la población al fin puede contar con sus negocios propios, lo cual sin duda es un avance enorme para lo que ha sido Cuba, el problema sobre esto es que los impuestos que estos pequeños negocios pagan son altísimos, lo cual encarece al producto y por ende el ingreso a estos comerciantes. Sin embargo creo que con el tiempo esta carga impositiva debe bajar.
Los movimientos de Raúl en torno a su política económica dan señales que Cuba de a poco va a cambiar su modelo, lo cual va a ser beneficioso para sus ciudadanos.

Oliver Dubock 22 Junio 2013 - 22:07

Profesor Pampillón:
Intersente lo publicado, realmente esto hace unos años parecía imposible, casi un sueño y hasta en cierto modo absurdo pensar que sucediera todos estos cambios en un país tan extremadamente comunista como Cuba. Sinceramente, espero que estos cambios se concreten y generen los cambios que un país tan hermoso como Cuba merece.
No obstante, estoy seguro que existe una gran desconfianza del sector privado para creerse ese cuento de un cambio radical y espontáneo por parte del gobierno cubano, en especial de Raúl Castro, sin duda que esta herida confianza deberá madurar con el paso del tiempo y, es por eso que creo que tomará más del tiempo plnaeado obtener los grandes resultados que espera la Isla, son planes de cambio y mejora más allá del largo plazo. No obstante es importante rescatar que ya se dieron los primeros pasos e iniciativas para el cambio y eso dice mucho de Cuba, dejar un poco de lado el comunismo y darle paso al capitalismo, tratando en un futuro de ser equitativo con la distribución de las rentas, y no que el rico se haga más rico y el pobre aún más pobre.
Profesor Pampillón, luego de esta breve descripción, quería plantearle una pregunta y, es que: todos estos cambios casi milagrosos del gobierno cubano ¿De qué manera se podrán sostener en el futuro sin una política firme, de buenos principios, con unas instituciones fuertes e independientes, características adversas e inherentes a la isla? ¿Cómo pretenden que esos cambios se den manteniendo un único presidente, vitalicio en su cargo, manteniendo una autoridad no efímera yque carcome y oxida los grandes pilares de la democracia?

Eugenio Franco - IMBA A4 23 Junio 2013 - 20:21

Las políticas mencionadas y planteadas por el Gobierno Cubano si bien son interesantes para su desarrollo y en gran medida acertadas, tienen un gran enemigo en particular; la confianza de emprendedores e inversionistas en el modelo de gobierno cubano.
Las instituciones juegan un papel fundamental en el desarrollo de un país ya que aumentan la confianza que siente un inversionista en el esquema jurídico, laboral y económico de un país porque si bien están invitando a desarrollar ideas de negocio, abrirse a aumentar la renta de su población, quien asegura que cuando se empiecen a presentar desigualdades sociales no intervenga el Gobierno central para equiparar fuerzas?. Pienso que este planteamiento y la divulgación del mismo debe venir acompañado de una estrategia de aumento de la confianza del inversor y empresario para el desarrollo de sus negocios.

Constantino Villalobos Pacheco 25 Junio 2013 - 02:11

Pues yo sólo espero que la apertura cubana sea consistente y en serio, no a medias tintas, porque de ser así, únicamente servirá para que por un breve lapso de tiempo, se beneficien unos pocos, pero no va a reflejar el incremento de bienestar para la totalidad del pueblo cubano que traería consigo un sistema capitalista pleno. Por otro lado, aunque lleguen a permitir la inversión por parte de los cubanos que radican en Florida, habrá que ver cómo garantizan los derechos de propiedad de individuos que son considerados prófugos por el régimen de Castro.

José Iván Trinidad 25 Junio 2013 - 15:58

La apertura del mercado cubano a capitales extranjeros y a la creación de empresas, sin duda uno de los principales motores para elevar el bienestar del país. Sin embargo, esta apertura tal como se menciona deberá ser de forma ordenada y es el gobierno quien debe establecer los parámetros para un crecimiento ordenado y transparente. Cuba tiene la oportunidad de utilizar un benchmark y adoptar buenas prácticas para así iniciar de forma idonea una apertura con procedimientos sólidos y objetivos bien establecidos.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar