13
Dec

Para el año 2011 el ritmo de crecimiento económico entre las diferentes economías del mundo será desigual. Mientras las economías emergentes (América Latina, Asia y África) crecieron al 7% en 2010, y se prevé que en 2011 lo hagan en torno al 6,5%, en las economías avanzadas, la recuperación está siendo, en cambio, más lenta: un 2,7% en 2010 y 2,2% para 2011. 

En la Eurozona está pasando algo parecido a lo que está ocurriendo en el Mundo. Unos cuantos “países hormiga” (Alemania, Holanda, Finlandia y Austria) están creciendo a ritmos muy esperanzadores, en torno al 2% porque llevan años aplicando reformas económicas, ahorrando y exportando a otros países. En cambio los países que podríamos denominar “cigarras” (España, Grecia y Portugal) pasan por sus momentos más críticos desde la fundación del euro en 1999. 

País Crecimiento del PIB en 2011
Alemania 2,2
Finlandia 1,9
Holanda 1,6
Austria 1,5
Zona Euro 1,4
Italia 1,1
España 0,4
Grecia -0,7
Portugal -1,2

Fuente: The Economist.

¿Qué características reúnen los “países hormiga”, es decir, a los que les va bien? Analicemos lo que podríamos denominar sus siete virtudes capitales:

 1) Han gastado menos y, por tanto, no han sufrido un proceso de burbuja inmobiliaria ni de sobreendeudamiento de las familias que va asociado a ese tipo de burbujas. 2) Han mantenido durante años una constante moderación salarial; sus sindicatos han entendido que los salarios deben subir sólo con la productividad; y sus empresas, durante la crisis han mantenido su inversión en I+D lo que las sigue manteniendo cerca de la frontera tecnológica. 3) Ese comportamiento sindical y empresarial les ha colocado en una posición extraordinariamente buena que les está permitiendo salir de la crisis gracias a las exportaciones. Su oferta exportadora tiene, desde hace años, un importante componente de productos de alta tecnología (bienes de equipo, maquinaria, trenes de alta velocidad, camiones, productos químicos y farmacéuticos, coches de alta gama, etc.). 4) Como consecuencia de su elevada competitividad y vocación exportadora tienen fuertes superávit de balanza de pagos. 5) Han acometido reformas estructurales, piénsese, por ejemplo, en la Agenda 2010 aplicada por Alemania. 6) Desde hace años su demanda interna se centra en la inversión no residencial, es decir, en la inversión en bienes de equipo e infraestructuras que asegura su crecimiento futuro. 7) Durante la crisis, que para ellos está superada, sus políticas fiscales han sido poco expansivas y, por tanto no sufren un serio problema de deuda pública.

Observe el lector cómo Alemania, Finlandia, Austria y Holanda responden a todas y cada una de las siete virtudes capitales de los “países hormiga” descritas en el párrafo anterior y como desgraciadamente España, Portugal y Grecia (“países cigarra”) no tienen ninguna de ellas; lo que deja patente las grandes diferencias entre estos dos grupos de países de la Eurozona y, por tanto, la enorme dificultad de convergencia entre ellos

¿Qué podrían hacer los países a los que les va mal? ¿Es posible que una cigarra se transforme en hormiga? ¿Pueden las “cigarras” aplicar reformas estructurales para conseguir una mayor competitividad de su cesta exportadora y aumentar así su ritmo de crecimiento económico que les permita generar los ingresos fiscales necesarios para ir devolviendo la deuda que tienen contraídas?  

Fuente: Algunas de las ideas aquí recogidas, pertenecen a un discurso de Juergen B. Donges en el Instituto de Estudios Económicos el 26 de Noviembre de este año.

Comentarios

goyo 13 diciembre 2010 - 17:37

Queridisimo profesor
gran reflexion como siempre…esta crisis creo que me ha ratificado algo que ya sabia, solo los paises con industrias ( autoctonas) potentes crean riqueza
y empleo de forma constante y duradera.
Lei hace poco una entrevista del profesor sala i marti que decia que España
destruia sistematicamente empleo en la industria y esos excedentes de una
industria con cada vez menos peso en el Pib, se refugiaban en la construccion. Y añadia ahora que no hay construccion ¿ que hacemos?…
Pues eso ahora vuelve a depender de sus vecinos ricos, por que aqui no se
fabrica nada.
un abrazo
GOYO

[…] This post was mentioned on Twitter by Creacionempresa.es, GrupoTECNOCO. GrupoTECNOCO said: ¿Por qué en 2011 a Alemania le irá bien y a España regular?: Para el año 2011 el ritmo de crecimiento económico … http://bit.ly/f3bb8C […]

Jaime Camacho 13 diciembre 2010 - 18:23

Pues sí, la parábola de la cigarra y la hormiga es perfecta para resumir el problema existe…suponiendo que las cigarras sospechen siquiera a qué suena el cantar de las hormigas…
El abuso (en mi opinión) de las políticas de demanda para superar la crisis, fundamentalmente vía gasto público, nos aleja cada vez más de la soñada competitividad de la economía española respecto al resto de paises hormigas. ¿Qué hemos hecho en inversión de Tecnología (fomentar la fuga de cerebros ante recortes presupuestarios), qué hemos hecho para ganar competitividad en la fuerza laboral (medidas proteccionistas que aborregan y desincentivan la competitividad individual como oferentes de empleo), qué hemos hecho con los recursos, con el capital necesario para producir? Me temo que poco, o más bien nada si lo comparamos con las plíticas llevadas hasta ahora por el “papá” estado.
El problema, profesor, tal y como Ud dijo en la última clase, es que las políticas basadas en la Oferta son lentas, lentas, lentas… son políticas de siembra, y cuando el agricultor tiene hambre, sólo piensa en comer…
Somos un país cortoplacista por herencia histórica, donde sólo sabemos ver hasta dónde alcanza mi crédito político…eso sí, con horizonte de 4 años…

Iker

legion 13 diciembre 2010 - 19:55

Querido amigo,

¿Porque no has denominado el articulo “Porque en 1910 a Alemania le fue mejor y a España peor”?

Seamos serios, culpar a nuestros esmirriados y ridiculos sindicatos de una brecha tecnologica que existe, y se amplia, desde hace 150 años indica mala fé o ignorancia de la historia.

Podiamos, por ejemplo, sacar otra conclusion. Las cuatro hormigas son paises en que la educacion privada es residual mientras que en España casi la mitad esta encomendada a colegios de “paga y aprueba” o controlados por una extraña multinacional de origen italiano.

Un abrazo

carlos muñoz 13 diciembre 2010 - 20:20

a nuestro amigo LEGION, la culpa de que algo no funciona nunca suele tener un único causante. Y estando de acuerdo conitgo en que el problema es la eduación, no puedo compartir el criterio de que la educación en coelgios concertados (de origen religioso) que nuestra constitución recoge como derecho y opción, sea la culpable. Más bien diría la Educación en casa o la falta de ella, es a lo mejor parte de nuestros problemas, lo valores tanto tradicionales de esos colegios reilgiosos, si queires, o los que siguen los criterios de la Institución libre enseñanza, son aplicados por una minoría de padres en sus casas. La juventud se educa con el ejemplo, y en casa no parece que haya mucho a juzgar por audiencias televisivas de algo como TELECINCO… o el fútbol.

Volviendo al artículo que hoy nos ocupa, Si se pueden convertir en Hormiguita (me refiero al caso ESPAÑOL la esperanza es lo último que se pierde), aunque no lo vea yo, si espero quie mi hija lo vea. siempre y cuándo las neuvas generaciones de empresarios tengan como prioridad la diferenciación tecnológica como producto de calidad, Como alguna vez ya he comentado en otros artículos, afortunadamente tenemos sectores punteros en nuestro país, que deben servir para realizar esa investigación, relacionada con lo que nos es propio: Agricultura potente, capacidad de la Tierra y clima excelente, qeu puede servir para la investigación en esta materia de alteración de alimentos; sector energéitco (que gracias a la regulación y al apoyo institucional) tiene altas dosis de internacionalziación y apuesta por tecnologías verdes, un sector bancario (que no las cajas) potente y con las mentalidad interancional…
Esta tradición y aportación de las grandes empresas debe ser fertilización y abono para transmitirlo a una extensa parte del tejido empresarial, mediante una reforma profunda de las Universidades y de la Educación en este país, que apunte a la copaboración público Pividada, como la solución a nuestros problemas, Bolonia aunque no lo parezca tiene parte de ese camino como asignatura pendiente pero obligatoria para las universidades (sobre todo públicas). La transición del conocimiento a las empresas a las Pymes y a los autónomos-micropymes… es vital para modernizar el tejido empresarial español y los procesos productivos.

José María Guillén 13 diciembre 2010 - 21:03

En España nos enfrentamos a un problema muy complicado:
La excesiva dependencia de la construcción, que tras la caída no parece que vaya a levantar el vuelo en bastante tiempo. Buena parte del paro existente proviene de ese sector, (y mayormente de otros poco cualificados), y es difícil creer que a aquellos que ayer estaban subidos en un andamio los podamos transformar de la noche a mañana en físicos nucleares, (aparte de que dudo que tuvieran cabida en el mercado laboral a corto plazo).
Al haber basado nuestro crecimiento en mano de obra barata y haber dejado de lado todo aquello que es innovación y desarrollo cuando nuestros salarios iban creciendo, ahora encontramos que no somos competitivos en precios pero tampoco en productos de alto valor añadido.
Mientras la cosa parecía ir bien, y creímos ser la octava economía del mundo y jugar en la Champions League, nadie se preocupó del gasto, de la productividad o del I+D, y de aquellas aguas vienen estos lodos.
Para terminar de empeorar el panorama contamos con un fuerte déficit, agravado por el enorme gasto público con el que se ha tratado de reconducir esta crisis, (a mi entender inútil y que tan sólo ha agravado la situación).
Hoy nos encontramos con cuatro millones de parados, (vamos a ser generosos), que no sabemos dónde ni cuándo vamos a colocar, una deuda a la que no sabemos cómo vamos a hacer frente, un gasto institucional insostenible, y un sector productivo cada vez menos competitivo.
La inversión en desarrollo y las reformas estructurales son necesarias, pero creo que los resultados se ven a medio o largo plazo, y nuestro problema, el que nos urge es aquí y ahora. Tendremos que ver cómo salimos de esta entre todos.

José A. Pérez 13 diciembre 2010 - 21:51

Francamente, si algo positivo puede tener esta crisis, es que finalmente nos enfrentemos a la realidad de que el Estado no puede ser el proveedor de bienestar y que la unica manera de salir y mejorar es produciendo más y más eficientemente. Todos a nuestro nivel. La reestructuración que necesita hacer España es bestial, desde una Administración publica duplicada o tripliaca con un gasto descontrolado, a una legislación laboral, sindical y social del franquismo.

Se tiene que acabar el modelo de crecimiento donde la Ventaja Competitiva de las empresas son los contactos, no la eficiencia tecnológica. Con la merma de la Administración publica, se dice que muchas empresas no cobran del estado y demás. Las empresas tienen que crecer olvidandose del Estado como cliente, tienen que salir a vender fuera y no depender del los contratos publicos.

Nos tienen que quitar la “red” y tenemso que empezar a quitarnos el miedo al vacio. Hay que salir, exportar, mejorar procesos y adaptarnos al mundo. Hay Pymes con pretensiones exportadoras donde habla ingles, y medianamente, 1 persona en la empresa o pretenden exportar sin catalogos en Inglés. Lo veo todos los dias. Como poder aspirar a competir en el mundo en esas condiciones?

Aunque no sea el tema de este post, no puedo evitar pronunciarme sobre el post de “legión”. Algún motivo habrá para que la gente se “pelee” por entrar en Colegios religiosos Concertados y más aún, cuando gente, como por ejemplo tu, despotrica de “los curas y las monjas”, pero luego son los primeros que quieren a sus hijos en un colegio concertado. Mucha hipocresia es la que hay en este país. Donde se ha visto un sistema de enseñanza tan demencial como el español donde hay gente que llega a falsificar declaraciones de renta, padrones y cotnratos de alquiler para poder llevar a sus hijos a un colegio? Los colegios publicos deberian competir por sus alumnos como los colegios privados. Ya verias como se pondrian las pilas.

Salvador Gimeno 13 diciembre 2010 - 22:30

Porque hay países que han sabido hacer los “deberes” y otros como es el caso de España no. Mientas que en nuestro país durante el período de bonanza que hemos pasado tanto los dirigentes, empresarios como los propios ciudadanos nos hemos endeudado por encima de nuestras posibilidades hay otros que han aprovechado ese tiempo para sentar las bases del crecimiento futuro. Teníamos una economía basada en la construcción e históricamente nuestra mayor industria ha sido el turismo. En poco más de 10 años hemos duplicado el número de personas que estaban trabajando y si a eso le añadimos que ese crecimiento en lugar de ser sostenido se ha debido a una época de bonanza, donde los bancos prestaban dinero sin preocuparse de si lo iban a recuperar, los ciudadanos gastábamos por encima de nuestras posibilidades endeudándonos para toda la vida (créditos a más de 40 años) y las empresas poco o nada han invertido para aumentar nuestras exportaciones llegamos a la situación en la que nos encontramos ahora. La forma de salir de ella nos la están marcando desde Europa. Reducir el gasto público y aumentar la recaudación vía impuestos así como reformar el mercado laboral son las bases sobre la que se tiene que sustentar la recuperación de nuestra economía.

iker 14 diciembre 2010 - 00:42

Es en estos momentos y debates cuando mas me gusta ser vasco. Las diferencias entre Alemania y España se puede resumir en una sola. Alemania (la mayor parte de los alemanes) piensa en terminos de medio y largo plazo, y en España se piensa en terminos de corto plazo. Salvo una generacion de tecnocratas en los años 70. La realidad es que no somos responsables y solo pensamos en terminos de derechos y nunca de responsabilidades.

Ignacio Tuduri 14 diciembre 2010 - 09:36

Al crear un negativo de los puntos arriba expresados, la situación resultante no solo parece desalentadora, sino extrañamente familiar:

1)Se ha creado una burbuja inmobiliaria y el sobreendeudamiento de las familias
2)Los salarios no se han moderado sino que han seguido los convenios vigentes
3)El tejido empresarial e industrial se ha empobrecido como consecuencia de las deslocalizaciones y falta de competitividad, lo que limita las exportaciones
4)Como consecuencia de su baja competitividad y vocación exportadora tienen déficit de la balanza de pagos.
5)Reformas estructurales importantes siguen sin acometerse en el año 2010
6)Su demanda se ha basado en la inversión residencial, no tanto en la inversión en bienes de equipo e infraestructuras que asegurasen su crecimiento futuro.
7)Durante las primeras fases de la crisis, aún no superada, las políticas fiscales han sido expansivas, lo que ha aumentado el endeudamiento, ya de por sí provocado por el déficit persistente.

Creo que la “cigarra” sí puede convertirse en hormiga, pero va a requerir tiempo y el coraje para acometer reformas inaplazables que cimenten el futuro. Tenemos una herencia pesada, pero algunos puntos (2,5,6 y 7) no pueden esperar.

Marina Molina 14 diciembre 2010 - 10:15

Al respecto de potencias las exportaciones, me gustaría comentar que llevo aproximadamente 10 años trabajando en este sector.
Me gustaría decir, que me he encontrado a muchas empresas españolas de caracter tecnológico exprotando sus productos o implantadas en otros paises, pero no es así. A parte de grandes corporaciones bancarias, o grandes empresas de construcción y energía, el resto del tejio empresarial español, parece olvidarse de que hay un mercado ahí fuera, y solo en tiempos de crisis nos acordamos de que hay otros mercados potenciales en el exterior.

Pero iniciarse a nivel internacional no es tan rápido, ni tan fácil, y menos con la mentalidad del empresario español, que pretende colocar su excedente de producción “tal cual” en otros mercados, olvidando que tiene que adaptarse a la demanda local …. y para eso, tambien ser requiere cierta inversión y mentalidad de negocio a largo plazo.
Son muchos años los que lleva el ICEX promocionando el comercio exterior, junto con otra serie de agencias independientes por comunidades autonomas, pero nuestra oferta al exterior sigue siendo muy limitada.

Os dejo la información del Ministerio de Industria, acerca de las importaciones y exportaciones durante el año 2009.

EXPORTACIONES
Bienes de equipo 20,4%
Sector automóvil 17,6%
Alimentos 15,6%
Productos químicos 14,6%
Semimanufacturas no químicas 11,3%
Manufacturas de consumo 9,3%
Productos energéticos 4,5%
Otras mercancías 2,73%
Bienes de consumo duradero 2,1%
Materias primas 1,9%

IMPORTACIONES
Bienes de equipo 20,6%
Productos energéticos 16,2%
Productos químicos 15,6%
Sector automóvil 12,5%
Alimentos 11,1%
Manufacturas de consumo 10,9%
Semimanufacturas no químicas 6,9%
Bienes de consumo duradero 3,1%
Materias primas 2,7%
Otras mercancías 0,4%

Rubén Retuerto 14 diciembre 2010 - 16:10

La metáfora de la hormiga y la cigarra resulta muy ilustrativa, pero entiendo que encierra una connotación un tanto negativa de comportamiento, que creo que no se ajusta del todo a la realidad. Yo prefiero decir que ello van en un mercedes y nosotros en un seat, aunque tampoco serviría, porque seat es alemana, precisamente, pero se entiende creo.
El problema estimo que radica en la competitividad.El elenco de países que figuran ahí, todos tienen un grado de competitividad en el plano económico muy alto.Eso genera confianza y eso se traslada a los mercados y a la calle en general.Además de todo esto, en el caso de Alamania en la primera legislatura de merkel, gobernaron en coalición los dos grandes partidos. ¿ alguien se imagina esto en España ?.En el caso de Alemania, después de la unificación, tardó 10 años en rebajar el altto índice que mantenía la parte oriental de la construcción en el PIB e igualarlo a la occidental.
En el caso de España, no somos tan competitivos en el plano económico con esa elevada tecnología, pero creo que peleamos en otros sectores como el financiero, energético, constructoras ( obras en el exterior ) y por supuesto en servicios.Los resultados de todo esto, son a más largo plazo y partiendo de donde veníamos, el recorrido es mayor.
Todas las medidas, están siendo aplaudidas por la UE y por el Banco de España, esta misma semana.
En todo caso, creo que no hemos sido permanentemente cigarras, a veces hemos sido hormigas y otras hemos sido cigarras, pero alguien puede decir que en estos momentos somos cigarras.Si es así que me lo justifique por favor.

Ramón 14 diciembre 2010 - 20:26

Para los paises C….son 10 años
Del 2007-2017, por lo menos han pasado 4, algo es algo.
Aqui hay mas enfoques…http://www.youtube.com/watch?v=72gyNK-fKYI&feature=player_embedded

Pedro Villarrubia 14 diciembre 2010 - 20:44

Sin ser experto, copio aquí lo que ya comento por Twitter (@pvil):
– Nada de acuerdo con la visión “cigarras”/”hormigas”-> http://bit.ly/fK5xro ¿Los economistas nos toman por tontos/as?
– Alemania, Holanda y Finlandia hicieron un gran negocio con la UE: vendieron caro y compraron barato. Con sus sueldos es fácil ser”moderado”.
– Vender trenes,móviles y tuneladoras tiene más valor añadido que aceite, naranjas y hoteles.Con libertad de elegir los precios. Eso es la UE.

Mi opinión de no experto: ahora jugamos a los “buenos” y los “malos”, pero la cosa no es tan sencilla, creo yo. Alemania -y otros países industriales- han dictado las reglas en la UE y han “comprado”, vía ayudas estructurales, las reformas de las economías mediterráneas, reduciendo industrias, aumentando sus mercados y encareciendo el valor de los bienes, especialmente inmobiliarios. La mejora de salarios se ha traducido en un aumento del porcentaje del mismo dedicado a pagar vivienda, vehículos y bienes de consumo. Eso no ha ocurrido en Alemania, donde todo, creo yo ha sido mucho más estable.

Victoria Madrigal 15 diciembre 2010 - 00:15

Tras lo expuesto en su artículo profesor y por lo que se va apreciando en los medios de comunicación, parece evidentemente que una de las únicas opciónes que tiene España para salir de esta crisis es realizar unas profundas reformas en sus políticas de oferta, entre ellas las estructurales.
Como ha comentado alguno de mis compañeros, es necesaria una profunda reforma educativa, para disponer de un tejido laboral que pueda adaptarse a los vaivenes y necesidades de la economía. Para que esto ocurra, todavía tendrán que pasar muchos años…
Por otro lado, deberíamos invertir en I+D para ser más productivos y disponer de mayor capacidad de exportación y así ir evitando el endeudamiento.

Todo esto es muy fácil de decir… lo difícil es ponerse manos a la obra.

Fernando Paredes 15 diciembre 2010 - 00:55

Con todos los respetos, el “yield” de la deuda española apenas ha subido y sigue en una zona cómoda en términos históricos. El diferencial con el bund ha subido porque lo que los alemanes tienen que pagar para financiarse ha bajado un montón. Curiosamente, los rumores de “default” de los países periféricos siempre salen del mismo sitio: Alemania y hasta ahora siempre han coincidido con colocaciones masivas de deuda del tesoro germano (excepto la primera, la de Grecia, que se cocinó en Londres). Su objetivo es doble, por un lado los inversores venden deuda periférica para comprar alemana y así a ellos les sale más barato financiarse y, por otro, hacen descender un poco al euro, para favorecer sus exportaciones. Alemania está siendo, de largo, el socio europeo más desleal de la zona euro y de alguna manera habría que castigarles. Una idea sería hacer default de verdad y que sus bancos se vayan a la quiebra, con todos los ahorros de las millones de frugales teutonas que no gastan ni en cepillos de dientes.El problema es que castigaríamos más a Francia y a los bancos españoles… http://www.expansion.com/2010/11/27/mercados/1290885191.html?a=5a419851e463bdf1b376098f7baa5236&t=1292369904

Por supuesto que España tiene que hacer muchas reformas estructurales, que su economía estaba excesivamente expuesta a la FBCF, necesidades de financiación exterior y bla, bla, bla, pero quiero llamar la atención sobre el hecho de que se están escribiendo muchas recetas para salir de la crisis que no son otra cosa más que una opción político-económica.

Y aunque la Teoría de las Zonas Monetarias Óptimas haya mucha gente experta que opina es una patraña más, que nadie se preocupe que a España no la echan de Euro ni a tiros. A Alemania no le interesa para nada. Y aunque nosotros no podamos echarles a ellos, por lo menos habrá que pararles los pies como hizo la Ministra Salgado y Trichet hace unos días. http://www.elpais.com/articulo/economia/Salgado/acusa/Francia/Alemania/desestabilizar/mercados/elpepueco/20101201elpepieco_1/Tes
Ya está bien de deslealtad!!

Eso sí, a este país tan bonito de sol y playa (y a mucha honra, o mira el Estado de Florida) llamado España no le va a conocer ni la madre que lo parió dentro de 6 o 7 años. Hay que cambiar muchas mentalidades empresariales que viven alrededor del BOE, así como la predisposición del españolito de a pie para defraudar a Hacienda como sea. Mucho Rinconete y Cortadillo de baja cualificación y peor calidad humana lo va a pasar muy mal como no se recicle.

Beatriz Gómez Macho 15 diciembre 2010 - 03:46

Como en otros asuntos, España debe seguir mirando a Alemania, Finlandia, Holanda para seguir aprendiendo, porque todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Creo que es fundamental seguir apostando por la investigación y desarrollo en nuestro país, porque talento y capacidad no falta, sí en cambio dignificación de esta profesión que, desde mi punto de vista, tiene un gran componente vocacional que no se ve suficientemente compensado. Muchos de nuestros investigadores se encuentran fuera de nuestro país desarrollando su trabajo con mejores medios, sueldos y sobre todo con un gran reconocimiento por parte de la sociedad que les considera el motor clave de la economía del país.

Carlos 15 diciembre 2010 - 10:28

En España ese cambio esta difícil, al menos, de momento. Solo hace falta ver el panorama político, los sindicatos ya están preparando la segunda huelga general con motivo de la reforma de pensiones, la oposición solo sabe pedir elecciones pero no ofrece soluciones, los empresarios cada uno a su negocio, el gobierno sin tener del todo claro que hacer; aquí cada uno por su lado y la clase media y trabajadora que paguen el pato como siempre. Parece el cuento de nunca acabar, a ver si le ponemos un final feliz, pero me parece que mucho tendrá que cambiar para que eso sea posible.

Cristina Martín 15 diciembre 2010 - 10:31

Alemania sigue siendo el mayor exportador del mundo, no en volumen (ahí gana China), pero sí en valor (los chinos exportan chismes de plástico, los alemanes, Mercedes, Audis y BMWs, centrales térmicas, maquinaria pesada, alta tecnología… muchas de las cosas que precisamente más necesitan los chinos y otros emergentes). Por tanto, no sorprende que, como de costumbre, Alemania sea el primer país europeo en recuperarse. No ha perdido nunca su calificativo de “locomotora” del tren europeo. Además, curiosamente, las sucesivas crisis financieras en la eurozona (y las que vendrán en 2011) también benefician a Alemania, ya que debilitan al euro, y las grandes empresas exportadoras germanas están encantadas de exportar con un euro débil, lo cual les hace aún más competitivas que cuando tenían un marco fuerte. Además, Alemania no ha tenido burbuja inmobiliaria (de hecho, sus precios inmobiliarios llevan años planos), por lo que sus ciudadanos han podido ahorrar mucho y sus bancos dedicar el dinero a financiar sectores productivos de la economía o a prestárselo a otros bancos y Estados más endeudados. De hecho, Alemania también es el mayor acreedor de sus socios europeos. Es decir, que está hasta arriba de bonos españoles, griegos, etc. Y vive muy bien con tipos bajos, que le ayudan a financiar su crecimiento y no le generan burbujas… como la inmobiliaria española.

Porque ese es y sigue siendo nuestro problema. Aquí, aparte de turismo, durante los últimos años sólo hemos tenido ladrillo, que no se puede exportar y depende de la demanda de unos ciudadanos y empresas que, merced precisamente a los tipos bajos que tanto han beneficiado a los alemanes, se han endeudado en exceso, pero no para invertir en negocios productivos, sino para enterrar ese dinero en ladrillos que ahora son invendibles y deberían abaratarse al menos otro 50 por ciento (según algunas de las últimas previsiones) para que el sistema entero se saneara.

goyo 15 diciembre 2010 - 12:43

Al final queridos amigos lo de nuestro querido pais es una cuestion cultural
os remito a un post de hace tiempo del profesor pampillon que se titulaba
algo asi como ¿ por que America del Norte es rica y America del Sur pobre?
Leer ese post , a mi al menos me hizo reflexinar muchisimo.
y os lanzo una pregunta ¿ por que España fue un imperio y con el paso
del tiempo fue perdiendo terreno? leer el post del profesor y lo entendereis.
Amigos es una cuestion cultural , si no cambiamos nuestra mentalidad empezando por los niños de 2 años, si no volvemos a la cultura del sacrifio
trabajo, respeto y seriedad, este pais siempre dependera de lo que hagan sus
vecinos

UN ABRAZO A TODOS
GOYO

stefan konrad 15 diciembre 2010 - 18:03

Estoy bastante de acuerdo con el comentario de Goyo, es España hay muchas generaciones que han vivido muy bien, probablemente por encima de sus posibilidades y seguramente tendremos que cambiar para ser de nuevo competitivos.
Culturalmente en España esta aceptado e idolatrado a la persona que se hace rico en poco tiempo y sin esfuerzo, (burbuja inmobiliaria) y la verdad es que no es sostenible a largo plazo….
También estoy de acuerdo con el comentario de Carlos. Creo que uno de los principales problemas que tenemos en España es la clase política. No inspiran confianza ni se ven como lideres que pueden sacar adelante un pais, únicamente veo agendas personales de cada político.

Carlos 15 diciembre 2010 - 20:07

Estoy de acuerdo con goyo , es cultural. Pero aun asi no entiendo la analogía con una hormiga y una cigarra. Propongo el Título “Por qué en 2011 a Alemania, Holanda, Finlandia y Austria les irá bien y a España, Portugal y Grecia entre otros regular? http://www.dbspublicidad.com.mx

[…] complemento y apliación a algunos comentarios que se hicieron al post ¿Por qué en 2011 a Alemania le irá bien y a España regular? quisiera comentar uno de los motivosque señaláis muchos de vosostros en vuestros comentarios y […]

[…] el teu comentari Como complemento y apliación a algunos comentarios que se hicieron al post ¿Por qué en 2011 a Alemania le irá bien y a España regular? quisiera comentar uno de los motivosque señaláis muchos de vosostros en vuestros comentarios y […]

Sandra Cerqueira 16 diciembre 2010 - 21:38

Estimado profesor y compañeros

Después de leer detenidamente todos vuestros comentarios tengo que reconocer que estoy de acuerdo con casi todos excepto:
1) Con el compañero legion que achaca parte de la culpa a la educación española y a los colegios concertados. Creo que debemos dar gracias a Dios de que existan ( nada mejor dicho). ¿Se habrá parado a pensar por cuanto le sale al estado un alumno que estudie en un colegio concertado versus otro que estudie en un colegio público? No soy experta en las cifras, pero me arriesgo a decir que cuesta bastante más al estado y por lo tanto a los bolsillos de todos los que pagamos impuestos, los costes por alumno de los colegios públicos ( y solo hablo de costes no de calidad de enseñanza de momento). Si luego como otro compañero comentaba nos paramos a pensar porque se llega inclusive a falsificar documentos para conseguir una plaza será por la calidad creo yo aunque solo es mi opinión. Os imagináis si todos los colegios concertados al inicio del próximo año lectivo hiciesen huelga a lo ” controlador”. De donde se iba a sacar el estado el dinero suficiente para reponer las plazas necesarias con enseñanza 100% publica.
2)Otro compañero comenta que es normal que países como Alemania se encuentren en mejor situación para combatir la crisis ya que en su opinión han dictado las reglas de la UE. Reconozco que algo de razón lleva pero también creo que no podemos solo quejarnos y seguir año tras año sin hacer algo al respecto. Quizás estaríamos mejor posicionados para combatir la crisis, si se hubiese empleado correctamente el dinero que se concedió en su día a países como España y Portugal para mejorar infraestructuras, acometer reformas etc en lugar de repartir buena parte de la tarta entre cuatro colegas corruptos y sin escrúpulos llamados muchas veces políticos que nos están hundiendo el país.
Por último me gustaría preguntar al profesor Pampillón cuales considera que son los principales problemas de Portugal y como prevé que superará la crisis. Portugal no ha sufrido la burbuja Inmobiliaria como en España así que la explicación debería venir de otros factores.
Un saludo a todos
Sandra

epaladini 18 diciembre 2010 - 20:18

Sí sí, pero no fueron las hormigas o más bien la hormiga reina quien nos obligó a renunciar a nuestra escasa industria en eso que se llamó “reconversión industrial” para acceder a este paraiso europeo del Euro?
Amigo Carlos moñoz, invertir y desarrollar nuestra ventaja competitiva en la agricultura ? te suenan los cupos europeos ??
Para lo único que no debía haber cupos o recortes es para darnos dinero barato para comprar sus productos y ahora quitarnos hasta la camisa para que devolvamos hasta el último céntimo con sus debidos intereses.
Ahora la solución es más intervencionismo europeo para sacarnos de esta, mal asunto.

Rosa González 19 diciembre 2010 - 13:35

La verdad es que lo de “cigarras y hormigas” es un buen símil, somos un país cortoplacista, que por nuestra forma de ser aprovechamos el momento al máximo y no pensamos en las consecuencias.
Hemos vivido unos años de gran crecimiento en el país y aún intuyendo que era una situación que en algún momento iba a explotar no hemos sabido aprovechar para acumular “grano”, es decir inversión en I+D, en el sistema educativo, preocuparnos por la productividad de las empresas, y nuestra competitividad como país y lo peor es que cuando vimos el “otoño-invierno” ó primeros síntomas de que la situación de crisis estaba cerca no reaccionamos como deberíamos, nos fuimos a lo fácil favorecer la demanda agregada vía gasto público y nos “fundimos” lo que teníamos acumulado de nuestros años de bonanza en vez aplicar reformas que si bien incluyan planes para ayudar a los más desfavorecidos por la crisis, toquen también en la raíz del problema e instalen los principios de austeridad y disciplina que tanto necesita este país.
Señores, lo que tenemos que hacer es cambiar de una vez, nuestra forma de ser y gestionar las cosas nos lleva a situaciones en las que el país y sus ciudadanos lo pasan muy mal, estamos en el punto de mira del mundo como uno de los países con más riesgo de caer y eso no se puede volver a repetir.
El tema es que cambiar es muy costoso y a veces es necesario llegar a una situación al borde del abismo como ahora para poderlo llevar a cabo, por eso confío que ahora es el momento de dar este paso.
Las “cigarras” tenemos que asumir nuestra irresponsabilidad en el pasado y aplicar las reformas necesarias para salir de esta situación fijándonos en lo que han hecho los países a los que les bien y adoptando las medidas que más nos pueden aportar…ah!…y mantenernos ahí sin relajarnos si las cosas van saliendo, este es el camino para no penar y poder vivir bien, hay que ser constante y con visión a largo plazo como nuestros vecinos “hormigas”.

[…] esperando que “se acabe” la crisis. Hace algunos días en los blogs de economía del IE se comparaba a España con la cigarra de la popular fábula de Esopo, y a Alemania con la diligente […]

joapen 29 diciembre 2010 - 15:55

muy interesante, gracias

Daniel SImón 6 enero 2011 - 19:20

Estoy de acuerdo con denominar a países como España, Portugal o Grecia como ‘cigarra’, ya que el crecimiento de su PIB es muy bajo o incluso negativo como es el caso de Grecia y Portugal, y están atravesando sus momentos más críticos económicamente.
Los países ‘hormiga’(Alemania, Holanda, Finlandia y Austria) han sabido mantener una moderación salarial, y en definitiva han sabido ahorrar en los tiempos en los que les iba bien económicamente, en cambio los países ‘cigarra’ no lo han tenido en cuenta y son los que peor están saliendo de la crisis, mientras que para los países hormiga prácticamente han superado la crisis.

[…] española, Unión Europea Hace ahora un mes, el 13 de diciembre, escribí un post titulado ¿Por qué en 2011 a Alemania le irá bien y a España regular? donde ponía de manifiesto que Alemania, Finlandia, Austria y Holanda habían vivido y siguen […]

[…] ahora un mes, el 13 de diciembre, escribí un post titulado ¿Por qué en 2011 a Alemania le irá bien y a España regular? donde ponía de manifiesto que Alemania, Finlandia, Austria y Holanda habían vivido y siguen […]

[…] es que ahora estos países gastadores les toca devolver ese dinero que pidieron prestado a los países ahorradores. Cuando las deudas son del Estado (deuda pública) se habla de riesgo soberano. Y la capacidad de […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar