5
Nov

Se deteriora el mercado laboral en España

Escrito el 5 Noviembre 2010 por Rafael Pampillón en Economía española

Hace ahora una semana que el INE publicó la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del año. Según esos datos durante el tercer trimestre de 2010 la ocupación aumentó en 69.900, con lo que el total de ocupados alcanzó los 18.546.800. Esta noticia, aparentemente buena, no es un “brote verde”, se puede explicar por un lado por la mayor actividad de los servicios propios del verano y, por otro, que el empleo público se incrementó en 90.300 personas. En términos desestacionalizados se prolonga la destrucción de empleo, si bien a un ritmo cada vez menor (-0,2% de este trimestre frente al -0,3% del trimestre anterior).

Por sectores económicos

El aumento de la ocupación, en este tercer trimestre, se ha producido solo en el sector servicios (+144.000). Se destruye en cambio empleo en todos los demás sectores: en la industria (-18.000 ocupados menos), construcción (-32.000) y agricultura (-24.000). Se confirma con ello la tendencia destructiva de empleo en los sectores industrial y de la construcción iniciada hace 3 años. Hace 3 años la industria ocupaba a 3,3 millones de trabajadores, desde entonces se han destruido 700.000 puestos de trabajo lo que sitúa el empleo industrial en el tercer trimestre de este año en 2,6 millones. La experiencia de las principales economías desarrolladas muestra que para alcanzar un nivel alto de bienestar es preciso establecer una base industrial amplia y robusta y un sector servicios de alto valor añadido. Desgraciadamente, se ha creado demasiado empleo de baja productividad en España.

Calidad de la ocupación

Efectivamente, los datos de la EPA señalan que no se ha incrementado la calidad en la ocupación y que se deteriora el mercado de trabajo:

1) El mayor incremento del empleo corresponde a sectores de servicios de baja productividad, propios de la buena temporada turística del verano.

2) Mientras que los asalariados con contrato temporal han aumentado (+127.800 en el trimestre), han caído, sin embargo, los asalariados con contrato indefinido (-34.900).

3) Se ha producido una importante disminución de los trabajadores por cuenta propia (-23.000 en el trimestre), lo que pone de manifiesto lo difícil que está resultando para los autónomos atravesar estos ya tres años de grave crisis económica. Hace 3 años había en España 3.640.8000 trabajadores por cuenta propia, ahora solo son 3. 090.000, es decir, ahora hay 550.000 menos).

 4) Llama también la atención el elevado paro juvenil que según la EPA, sigue por encima del 40% (concretamente un 40,73%).  Se trata de 861.000 jóvenes, entre 16 y 24 años que quieren trabajar y no encuentran trabajo. A esto se une otro dato escalofriante: una caída en el trimestre de 25.000 ocupados en el colectivo de edad de 25 a 29 años. Ello se debe a que en las crisis el desempleo se ceba más en los jóvenes; para las empresas resulta más barato despedirlos que a los de más edad. Sin embargo, para un país este tipo de paro es un lastre económico, ya que los jóvenes son los que tienen una mayor flexibilidad geográfica y funcional, más capacidad de absorber las nuevas tecnologías y, por tanto, de aumentar la productividad de las empresas, y todo ello con menos exigencias salariales.

5) La EPA muestra un crecimiento espectacular de la ocupación extranjera. De todo el crecimiento del empleo (69.900) el 65% son inmigrantes (45.500) y el 35% españoles (24.400), lo que se corresponde con que el empleo se ha producido en el sector servicios de baja productividad y de forma temporal. En España se produce, además, y por primera vez en un año incrementos de población extranjera rompiendo con una tendencia, que mostraba la EPA en los últimos cuatro trimestres, de más salidas de inmigrantes que entradas.

6) El empleo público se incrementó en 90.300 personas mientras que el empleo en el sector privado se redujo en 20.400 personas.

Previsiones

En este cuarto trimestre se prevé que el paro aumente como consecuencia de la congelación de la obra pública, estancamiento del consumo y finalización de los contratos (la mayoría de ellos temporales) propios de la época estival. Sería de esperar, mientras tanto, una profundización de la reforma laboral: mejora de la formación de los trabajadores que facilite la reasignación de la mano de obra entre sectores económicos, oficinas privadas de empleo, disminución escalonada de las prestaciones por desempleo, flexibilización de los convenios colectivos y mayor movilidad geográfica y funcional. Con ello tal vez el panorama del mercado de trabajo español sea más positivo en el futuro.

El jueves 11 de noviembre conoceremos el dato adelantado del crecimiento del PIB del tercer trimestre. Con los datos publicados por el INE sobre ocupación, esperamos un crecimiento 0, ó de +0,1% ó de -0,1% que tanto me da como que me da lo mismo.

¿Como ves tú el mercado de trabajo en España? ¿Como ves el futuro de la economía española?

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by Creacionempresa.es and GrupoTECNOCO, indicebursatil.es. indicebursatil.es said: Se deterira el mercado laboral en en España http://bit.ly/bFEmSz […]

Remo 5 Noviembre 2010 - 19:45

Creo que nos queda un periodo de crecimiento cero prolongado al menos dos o tres trimestres más y dadas las perspectivas de creación de empleo neto del propio ejecutivo (véanse las declaraciones del Ministro el día de la presentación de los resultados) vamos a mantener tasas de paro del 20% durante todo el próximo año

Bea Jiménez 6 Noviembre 2010 - 00:08

Mal asunto si el empleo público es el que maquilla las cuentas…

Me parece un dato terrible el de los trabajadores autónomos, tanto por la pérdida individual de sus puestos de trabajo como los que pudieran generar ellos a su vez. Las grandes empresas cada vez son menos generadoras de empleo, por lo que recomendaría un esfuerzo para facilitar la creación de empleo autónomo, lo cual a su vez también ayudaría a la generación de más oportunidades para todos.

Ignacio de Oñate 6 Noviembre 2010 - 00:45

Si los factores para producir son:

Recursos Naturales, Bienes de Capital, Trabajo, Tecnologia. Analicemoslo para intentar entender como es el futuro de la economia española.

Podemos sustentar una economia por los los distintos recursos naturales que dispone el pais (petróleo, diamantes, cobre etc.) y ahí España no sale muy bien parada, porque a pesar de playas maravillosas y clima cálido, los ingresos que generamos de ello es a través de servicios intensivos en mano de obra y ya somos uno de los principales destinos turisticos y no parece que tengamos mucho mas recorrido.

Bienes de capital… ¿quien va a invertir aqui en fabricas, hoteles, astilleros etc cuando nuestra mano de obra es tan poco competitiva? (quizá instalaciones para los JJOO de 2035)

El Trabajo ya hemos comentado que es poco competitivo y el post lo explica de cine… por tanto no parece que este sea el camino.

¿Que nos queda? La tecnología, no solo de microchips y nanotecnología, sino de procesos de hacer cosas diferentes que permitan diferenciar nuestros productos y poder ahi si invertir en bienes de capital. Vamos todo lo que nos enseñan en el instituto y universidad…

O sea que “apretarse los machos” como decía alguno…

carlos muñoz 6 Noviembre 2010 - 21:35

En mi opnión vienen tiempos revueltos para la lírica, que diría la canción.
Problema, desde mi punto de vista no es exclusivamente la baja productividad de los sectores en los que se produce el empleo, sino la baja productividad del empleo que se produce en esos sectores.
Me explico: el sector agrícola baja productividad en la recogida, pero hay una elevada productividad en campos como el desarrollo de semillas, o el desarrollo de plantas resistentes para exportar a píses con climas peores…
En la construcción baja productividad poniendo ladrillos, pero alta definiendo tratamientos del terreno que mejoren la sustentación de edificios cuando el túnel del metro pasa por debajo.

Lo digo por desterrar también la idea de que la Tecnlogía la Investigación está relacionada exclusivamente con las TIC, hecho que no es 100% correlacionable.

Otros tipos de emplo el Juvenil pues, evidentemente es necesario un tratamiento diferente al actual, es un oferente de Trabajo que no tiene (ni quiere) porque estar sometido a las rigideces que pueden estar otros grupos de oferentes… si es que alguno tiene que tenerlas.

este problema es solucionable, claro y debe partir de dos puntos desde el sindical (son los futuros clientes de los sindicatos, porque no hay representaividad ante la juventud, porque no se defienden los intereres de la juventud colectivo sin empleo, se defienden fundamentalmente las necesidades de los trabajadores en activo) y desde el punto de vista del empleador miremos costes que afectan a la mano de obra: costes de espacios, costes de TIC para aumentar productividad, Procesos tiempos muertos… PRODUCTIVIDAD, Jornadas no completas medias jornadas…
Todo apoyado desde luego por un legislador qeu entienda y de con la tecla de solucionar este problemón.

Vamos qeu tiempos dificiles muy dificiles para todos. esto va a ser la gran reconversión, como el tejido industrial vasco que se reinventó deberemos reinvetarnos pero todo un país… apasionante.

Víctor Cuenca 7 Noviembre 2010 - 14:41

Los datos sobre el desempleo siguen siendo escalofriantes y lo peor de todo es que no parece que existan bases para que esto vaya a cambiar. La reforma laboral que se ha aprobado, poco resultado va a tener y quizás ha llegado el momento de plantearse cambios más drásticos en lo que a contratación y despido se refiere. No quiero decir con esto que cambiemos a un modelo como el estadounidense, pero si a un sistema más flexible que permita a los empresarios contratar más trabajadores.
Nos olvidamos a menudo de que los que contratan son los empresarios, y en la mayoría de los casos son PYMES y no grandes multinacionales, que a raiz de la crisis de los últimos años están pasando por momentos díficiles. ¿No sería más sencillo facilitarles la contratación de mano de obra y el despido en el caso de que las cosas fueran mal?
Me resulta sorprendente que con casi un 20% de paro en España, Gobierno, Sindicatos y Empresarios no sean capaces de ponerse de acuerdo en tomar medidas que sienten las bases que de verdad generen empleo. Puede que el Gobierno sea el principal culpable, pero desde luego los Sindicatos no están ayudando.
Otro tema importante a valorar y que merecería la pena estudiar realizando algun tipo de encuestas anónimas, es el desincentivo para buscar trabajao que en algunos casos, para trabajadores poco cualificados, puede suponer estar cobrando el desempleo. Tenemos todavía una cobertura bastante alta en prestaciones a los desempleados, pero si la crisis económica persiste seguro que vamos a tener problemas, al igual que con otros aspectos de nuestro “Estado del bienestar” como las pensiones y la salud.
En resumen, son necesarias reformas muy profundas. Y cuanto antes.

David Gilaberte 7 Noviembre 2010 - 18:01

Desde luego los datos de la EPA son desgraciadamente poco esperanzadores, sobre todo entendiéndolos y referenciándolos a nuestro contexto económico, político y social actual. Desde mi punto de vista son necesarias medidas tanto en el corto como en el largo plazo. En España ya solo se habla del corto plazo…..
Evidentemente el gobierno debe preocuparse por resolver urgentemente el problema del paro en España permitiendo generar un punto de inflexión definitivo desde el cual poder partir. En mi opinión son totalmente necesarias las reformas del mercado laboral, las medidas de incentivación a la inversión para las empresas, y un definitivo acuerdo político, sindical y patronal.
Pero a mí personalmente, me asusta más la situación a largo plazo. Nos encontramos con una pirámide poblacional envejecida; con una población desempleada que deberá afrontar un profundo periodo de reciclamiento formativo para poder adaptarse a nuevos sectores y motores de crecimiento y optar a nuevas oportunidades profesionales; con la constante fuga de grandes profesionales a otros paises; con el declive del sector económico que ha movido, casi exclusivamente, a nuestra nación durante muchos años (para mí un modelo económico predestinado a un fracaso económico a largo plazo dada la alta dependencia de un único componente); y con las grandes empresas españolas que han podido apreciar que donde verdaderamente son rentables sus inversiones son en el extranjero.
Está claro que debe aplicarse medidas en el corto plazo que permitan romper con la dinámica actual, pero volvemos a no saber nada de cual será nuestro modelo de crecimiento económico futuro, de cual será nuestra planificación y objetivos a partir de ahora. Creo que deben afrontarse reformas laborales de largo plazo definitivas, reformas fiscales que den opciones tanto a empresarios como a consumidores (dando marcha atrás quizás a algunas recientes medidas que hemos visto nacer hace meses y otras que entrarán en vigor a comienzos de año), una gran reforma educativa que permita alinear las necesidades del mercado laboral con los niveles de enseñanza en todos sus niveles; y el comienzo de las potenciación de nuestros posibles sectores futuros de competitividad y crecimiento (I+D?, tecnología?, investigación científica?, gran obra pública?, turismo de calidad y rentable?, alta velocidad?, energías renovables?…). En definitiva saber dónde queremos ir y como y planificar nuestro Objetivo. En lo que respecto al consenso político/sindical/patronal creo que está todo dicho, también por otros compañeros; pero desde luego mientras no alcancemos los niveles de madurez, sentido común y responsabilidad que en este punto tienen las grandes potencias mundiales será difícil partir de cero.

Juan Garcia 7 Noviembre 2010 - 18:27

Profesor, leyendo su nueva publicación en su blog me surgen varias preguntas:

1. Oficinas privadas de empleo. ¿No existen ya? En el sentido en el que las entiendo, serían las oficinas de empleo temporal o estable (Randstad, Adecco…) Estas oficinas también ofrecen empleos “estables”, no son solo temporales para cubrir periodos puntuales…

2. Economía sumergida. ¿No piensa usted que cada vez es mayor en España? En la calle se percibe una bajada fuerte en el consumo (y en todas las estadisticas de consumo se comprobar), pero en otros pasíses la percepción es mucho más fuerte que aquí. En España, imagino que será por nuestra cultura, siempre hay gente en bares, restaurantes…

3. ¿Por que no se regula de forma más controlada a las empresas que tributan en estimación por módulos? Los empleados por cuenta ajena tributamos en exceso comparado con muchos empresarios (fisioterapeutas, dentistas, médicos, propietarios de bares…) que tributan por módulos. Además de todas las ayudas públicas que reciben estos empresarios (el IRPF declarado es muy bajo), los impuestos que pagan son menores al no estar muy controlados los ingresos.

4. No entiendo que siga creciendo el empleo público. Las estadísticas surgidas durante esta crisis, nos situan como uno de los países europeos con mayor número de empleados públicos. Gran Bretaña está reduciendo el número de funcionarios, y nosotros seguimos incrementandolo. La solución no puede ser que el Estado contrate a toda la población.

Beatriz Gómez Macho 7 Noviembre 2010 - 21:40

Las cifras del desempleo de la EPA continuan mostrando como el paro sigue siendo la mayor preocupación de los españoles. Detrás de estas cifras se encuentran historias personales únicas, en las que los efectos psicológicos son tremendos y, en algunos casos irreversibles.

Especialmente preocupantes son las cifras de desempleo juvenil. Si bien, estas cifras deberían verse disminuidas con la formación (aspecto clave de la reforma laboral), dentro de este grupo se encuentran también multitud de titulados universitarios, con una muy buena formación y preparados para comenzar su vida profesional. Sus expectativas cuando decidieron qué titulación estudiar e invertir tiempo y esfuerzo, se ven ahora truncadas. Una de las primeras medidas que se lleva a cabo entre estos jóvenes desde la Oficina de Empleo, es ofrecerles cursos de formación complementaria, ante lo cual se sienten aún más defraudados. En estos casos, la solución pasa por otras alternativas.

Respecto a la movilidad geográfica, considero, que aunque los jóvenes son más flexibles ante la movilidad que trabajadores de edades superiores, todavía queda mucho camino por recorrer. Sería conveniente que prestáramos atención a otros países de Europa o Estados Unidos, en los que es habitual que una persona cambie de trabajo y de lugar de residencia en varias ocasiones a lo largo de su vida, como una iniciativa para mejorar su carrera profesional. Opino que una de las posibles causas por las que los jóvenes de nuestro país son reticentes a la movilidad geográfica, es la fuerte dependencia que hoy existe respecto a las ayudas de nuestras propias familias (economía de autosuficiencia). A mi parecer, las medidas para fomentar la movilidad geográfica deben ir acompañadas por iniciativas de conciliación familiar.

Carlos Glez. Colás 8 Noviembre 2010 - 00:48

Lo más preocupante de estos datos del paro es que no se ve que los dirigentes de nuestro país adopten medidas claras y contundentes para enfrentarse a esta situación. Cuando escuchas a políticos de distintos partidos opinar sobre las actuaciones que se deberían adoptar te sientes extremadamente confuso; unos abogan por aplicar medidas de política monetaria y fiscal expansivas, otros por controlar a toda costa el déficit público, otros incluso por ambas cosas a la vez. Y últimamente se escuchan a muchos “iluminados” a los que les encanta comentar la necesidad de emprender reformas estructurales sin concretar nada más al respecto.
Ya no podemos utilizar el “parche” de la devaluación de nuestra moneda para salir del paso, así que en esta ocasión probablemente no nos quede otra que redefinir, de una vez por todas, la actividad económica e industrial de nuestro país y dedicar recursos a ese fin. ¿Cómo hacerlo en poco tiempo? Pregúntenselo a nuestros políticos…

José A. Pérez 8 Noviembre 2010 - 10:24

Por desgracia, tenemos una clase política y sindical de “iluminados” que pretenden inventar la rueda a estas alturas. Se piensan que son ellos los que generan el empleo y que son las empresas, las que lo destruyen. No podemos seguir gobernados ni por políticas ni por dirigentes que se han quedado anclados en los años 70 en lo que a política y legislación laboral se refiere.

Las empresas, son las que generan empleos, lo quieran ver o no. Por lo tanto, podrían hacer el ejercicio de preguntarle a las empresas, por que no contratan o por que contratan de manera precaria y se encontraran respuestas tales como: el precio (bruto) de la mano de obra es caro (Sr. Estado, renuncie a parte de sus impuestos/ cargas para abaratarlo); los contratos son rígidos y cuando necesito reducir plantilla, el coste es muy alto (por lo tanto, me curo en salud y contrato lo justo y en las condiciones menos desfavorables posibles); unos señores que no tienen nada que ver con mi empresa, pueden paralizarla sin interesarle los posibles daños económicos, etc, etc…

Pregunten en la calle a las PYMES (las verdaderas fuentes de empleo de este país), muchas de ellas, se han quedado al borde de la quiebra, y otras han quebrado, al reducir plantilla, por no tener actividad, y no poder afrontar las indemnizaciones. He tenido ocasión de hablar con algún gerente y la conclusión de todos era más o menos esta “si consigo pasar la crisis, no hago ni un contrato más, el que quiera trabajar conmigo, autónomo”. Esta conclusión es muy dura, pero la realidad, es que es la respuesta del mercado al marco laboral español.

Necesitamos, y cuanto antes, mejor:

– Flexibilizar el mercado de trabajo, es la única manera de crear dinamismo y que la gente aumente su productividad y por ende su productividad.
– El que no tiene trabajo y quiere trabajar, lo último que le preocupa es la indemnización. Quiere trabajar.
– No nos olvidemos, una relación laboral es un contrato entre 2 partes, cuanto más se intervenga y se desequilibre a favor de un lado, más redundará en el precio. No es posible conseguir que se eleven los salarios si se añaden costos adicionales contra el empleador.

Conclusión: Futuro negro por estar dirigidos por políticos cobardes más preocupados por mantenerse en el poder. Se necesita valentía política para tomar medidas contundentes para conseguir un mercado de trabajo dinámico y productivo, que genere empleo de calidad y sea el “el motor” de la economía.

Fabio Andrade Martinez 8 Noviembre 2010 - 20:29

Dado que el motor de la economía española esta formado de medias y pequeñas empresas, 97% contra un 3% de las grandes multinacionales, y que el gobierno, no digo del actual, mas de los gobiernos en general, no actúan/actuaron como facilitadores de recursos para que los autónomos puedan salir adelante y tener los recursos necesarios para poner en marcha su negocio, resulta difícil salir del agujero. Mientras los autónomos continúen siendo machacados por las políticas existentes y los españoles no cambien su mentalidad hacia una sociedad más abierta y competitiva no hay formulas mágicas para arreglar el tema. La gente busca la máxima protección en un trabajo, buscan un sueldo mediocre, y no un desafío o un trabajo que les agregue valor a su formación o experiencia profesional, pero sin creación de nuevas empresas no hay puestos de trabajos a los cuales proteger y el paro continuará creciendo….
La gente se preocupa en tener un empleo y no en tener empleabilidad, ampliar su formación y así tener mas posibilidades de moverse dentro del mercado laboral.

Sergio 8 Noviembre 2010 - 20:49

En primer lugar, el dinero de los despidos va a parar a la persona despedida, no al Estado. Por lo que el Gobierno no puede renunciar a impuestos para favorecer el despido.

En segundo lugar, si bien quedó claro con el bajo seguimiento de la huelga general que la mayoría estamos a favor de mayor flexibilidad (excepto los sindicatos), no podemos olvidarnos que estas medidas no pueden ser drásticas, dado que un cambio a modo de péndulo distorsionaría el mercado de forma brutal. Además, todo aquel que tengamos amigos que han sido despedidos, hemos podido comprobar que los empresarios actuales serían muy peligrosos con un arma tan poderosa en sus manos como el despido libre (personalmente conozco casos en los que se ha pedido a los empleados un esfuerzo para bajar sus nóminas y poder sobrevivir, y cuando han accedido, los han despedido con una base de cálculo menor).

Finalmente, me gustaría decir que estoy de acuerdo con la persona que ha hablado de la solución a largo plazo. Creo que, desgraciadamente a corto plazo no hay mucho que hacer: los dos partidos que han gobernado en los últimos 20 años se han encargado de mantener un sistema productivo basado en la construcción y otros servicios de baja productividad, y ésto no tiene mucha solución inmediata (no se puede convertir en 2 años a un obrero o camarero en un polígono en ingenieros navales y tal vez necesitemos una segunda transición de modelo productivo, como sucedió con la caída de la industria pesada y la minería).

Creo que, al menos, deberíamos buscar soluciones para el futuro y creo que todo ello pasa por la Formación y el I+D (a no ser que queramos seguir en el furgón de cola). Estos gastos son los únicos (junto a Sanidad y mejora de la justicia) que deberían ser INTOCABLES. Eso por parte del Gobierno, pero no he leído a nadie criticar a los empresarios: soy de los que opinan que son uno de los principales protagonistas del milagro económico español de la 2ª mitad del Siglo XX, pero también creo que su mentalidad ha quedado obsoleta. Todos los que aquí criticamos a políticos y sindicatos, nos quejamos a nivel microeconómico que nuestros jefes no nos permiten se proactivos, que no nos facilitan participar en el desarrollo de la empresa, y considero que somos la generación mejor formada de la historia de nuestro país. Al igual que lo jóvenes de 16-24 años que desean demostrarlo y están en el paro. Ya va siendo hora de un cambio generacional en los niveles directivos del sector empresarial que fomente otra forma de trabajar más innovadora, al igual que estamos exigiendo de nuestros políticos (porque lo de los sindicatos tampoco veo que tenga mucho arreglo, por desgracia lo último que hacen es defender a los trabajadores).

Alberto Fernández Clemente 10 Noviembre 2010 - 15:27

La pregunta es realmente porque desde Europa no estamos siendo igual de agresivos que los Americanos? Estos ante la crisis acaban de bajar su deficit comercial un 5,3%, con politicas expansionistas para incentivar la exportación y el desarrollo economico de la economia y mantienen sus tipos de interés bajos para que el consumo interno (una de las partes mas grandes de su PIB) siga creciendo, así las empresas obtienen recursos para continuar siendo competitivas…
Sin embargo, nosotros del otro lado del charco incrementamos el IVA y coqueteamos con el teorías de que quizás el banco central suba los tipos de interés pq se empiezan a dislumbrar visos de crecimiento en economico en Alemania.
Necesitamos en España un trabajo realmente de “cantera”, con miras a largo plazo, mejorando la educación de nuestra sociedad (con los indices de fracaso escolar más altos de la unión europea) y fomentando el desarrollo del I+D. A nadie le llama la atención que los índices de paro en comunidades autonomas como el País Vasco, donde las empresas se alían con las universidades para fomentar la investigación, están a años luz de los de otras comunidades autonomas?…

Beatriz San Pedro 10 Noviembre 2010 - 23:55

Lo que mas me llama la atencion es la elevada tasa de paro juvenil que sigue subiendo. Las consecuencias en la juventud son el desánimo general, el sentimiento de frustación y muchos no ven otra salida que emigrar hacia otros paises en busca de un trabajo digno. Es una pena, la verdad.
Se necesitan medidas urgentes para cambiar esta situacion y evitar crear una “generacion perdida”. Empezando por los empresarios, los cuales deberían apoyar y dar mas oportunidades a los jóvenes, que aunque carecen de la experiencia suficiente, tienen un altísimo potencial. Ellos son una parte esencial del motor del desarrollo del país y no podemos permitirnos el lujo de desperdicialo.

Cristina Martín 12 Noviembre 2010 - 13:07

Tenemos un mercado de trabajo que muestra, por lo menos, dos importantes trastornos bipolares: el primero, la destrucción de empleo industrial frente al mayor aguante en el sector servicios; el segundo, la brecha entre contrataciones temporales e indefinidas.

Sobre lo primero, queda claro que para salir de la crisis económica España no tiene gran cosa que ofrecer en los sectores industrial, agrícola, construcción… Dependemos de que el sector servicios se recupere, animado además por el arrastre del crecimiento en nuestros socios europeos. ¿Qué tenemos de diferentes? ¿Qué podemos “fabricar” sin que acabe deslocalizado en China? ¿Qué podemos producir más barato y mejor? La respuesta está en el sector servicios, con el turismo a la cabeza. El sol, las playas, los bienes culturales… todo eso no se puede deslocalizar. Pero hay que hacer un esfuerzo para potenciarlo, para recuperar mercado, para no ceder ante una competencia que, en realidad, no es tanta. Deberíamos ser definitivamente la California o la Florida de Europa, capaz de reconquistar al turista inglés o alemán, e incluso a su jubilado, que siempre preferirá hacer turismo en un país con buenas infraestructuras y servicios. Hay que mejorarlos aún más.

Respecto a la dualidad contrato temporal/indefinido, se está convirtiendo en un auténtico lastre. La auténtica reforma laboral debería comenzar por simplificar al máximo los esquemas de contratación ¿no os parece?

Victoria Madrigal 14 Noviembre 2010 - 13:46

Desde luego las perspectivas del mercado de trabajo en España son alarmantes. escuche el otro dia en la radia a un catedratico de economia que la previsión de crecimiento del paro para el proximo año es del 21%…Increible!
Si el gobierno hubiese tomado medidas oportunidas hace unos años para atajar esta situación, estariamos viendo ahora alguno de los resultados de dichas medidas pero ni siquiera ahora las está tomando; inlcuso peor, continúa generado empleo público lo que hace que aumente el gasto público y con ello el déficit público y nuestro país cada vez mas endeudado.
Creo que debería definir unas buenas políticas fiscales, comerciales y estructurales que permitiesen generar unas sólidas empresas que creasen empleo, inversiones en tecnología para ser mas competitivos, formacion de trabajadores para producir trabajo de calidad y facilitar las exportaciones.

Jose Antonio Gutierrez Castillo 14 Noviembre 2010 - 14:09

Creo que la tasa de paro juvenil es un problema en el que el gobierno debería empezar a focalizarse de manera urgente. Se trata del futuro competitivo de nuestro país, que cada vez llega más tarde y con menos experiencia al mercado laboral. Es cierto que sucede en todos los paises, pero según los datos, no es de forma tan acusada como en España. Los talentos se marcharán, pero el resto….
Y para ello creo que debemos reflexionar sobre si se está orientando de forma correcta a los parados de España hacia una reintegración en el mercado laboral. Creo que el INEM como oficina de ayuda al desempleado no cumple las expectativas de un entorno laboral cada vez más complejo, y que por lo tanto deben surgir nuevas alternativas de ayuda( privadas) que garanticen mejores procesos de formación continua del desempleado y una mejor orientación de estos al mercado laboral. También actuar sobre los mecanismos de control aplicados sobre la población desempleada, es increible que a alguién que está en paro se le llame para dar un curso sobre :como confeccionar el currículum de forma correcta, o inglés básico, utilizar word… , bajo la amenaza de retirarles la ayuda si no acuden a estos cursos. Por lo que me han comentado, la calidad y el seguimiento que se realiza a los alumnos es bastante pobre, algunos no llegan a ir ningún día al curso y sin embargo se les entrega las certificaciones. Que cosa más rara! Seguro que alguien cobra por estos cursos! y se están beneficiando los parados en algo?
Yo no tengo ninguna experiencia, pero alguien sabe como se redirrecciona a los desempleados en paises como Alemania y Francia?

Respecto a la baja de autónomos, creo que mucho de estos tendrían que ver con actividades relacionadas con la construcción. El Gobierno está claro que no ha gestionado bien la crisis ni ha ayudado al sector empresarial, pero creo que es natural que exista un goteo de bajas alargado en el plazo, porque muchos empresarios han estado viviendo del boom inmobiliario, hasta que este ha acabado, y han quedado a la espera de ver si se reconducía la situación. Muchos no han aguantado por falta de actividad y han ido cerrando poco a poco.

Ignacio Tuduri 14 Noviembre 2010 - 20:53

Las cifras no animan a la esperanza en varios sentidos:
-La juventud ha mostrado siempre la máxima flexibilidad para adaptarse a los recovecos del mercado laboral. El hecho de que los jóvenes no logren situarse laboralmente, habla de la profundidad de la crisis del mercado laboral. También habla de una generación desmotivada que va a buscar inexorablemente en el sector público una fórmula de subsistencia.
-Y hasta ahora, el sector público les daría la razon: se crea empleo público. Se puede interpretar como una fórmula de los organismos públicos para “alojar” en el sistema público a un porcentaje de los parados, habitualmente afines políticamente. Podría reducirse, pero: ¿es único el empleo público?. La respuesta es no. Si el gobierno intenta reducir el empleo público para cumplir con los objetivos de déficit, encontrará un sector absolutamente atomizado entre empleo estatal, autonómico, diputaciones, ayuntamientos, consejos insulares, etc.
-Más empleo para los extranjeros. Tienen derecho, ya que disponen de los permisos correspondientes. Pero habla de la calidad de los empleos ofertados, y de que muchos parados no están dispuestos a trabajar en aquello que consideran insuficiente.
-Respecto al sector servicios, no parece por si solo bueno ni malo. Depende de la procedencia de esos empleos. No es igual la creación de empleo en empresas de auditoría o despachos de abogados que en bares turísticos de temporada.
-Es el momento de tomar decisiones y de mirar al medio plazo para solucionar el problema. En el corto plazo, las perspectivas son desalentadoras.

Rafael Pampillón 16 Noviembre 2010 - 19:04

Queridos comentaristas:
Parece que lo que más os ha preocupado es el aumento de la contratación de funcionarios en detrimento del número de autónomos y el número de jóvenes parados y no es para menos. Para empezar, querría puntualizar que la contratación de funcionarios esta siendo un arma muy utilizada por los gobiernos autonómicos, más que por el gobierno estatal. A este respecto, podría influir el hecho de que las elecciones autonómicas serán en pocos meses, lo cual modifica el comportamiento de las CCAA.

Sobre los trabajadores autónomos, cabe destacar que se trata de uno de los grupos más vulnerables ante una crisis, tienen menor capacidad de maniobra para hacer frente a estas situaciones, menos acceso a la financiación y mayor presión fiscal a todo esto suma las dificultades de poner en marcha una empresa.
http://economy.blogs.ie.edu/archives/2010/11/doing-business-2011-mas-dificultades-para-nuestros-emprendedores.php

En relación al paro juvenil, aparte de que acceden al mercado laboral con contratos temporales o en el caso de ser indefinidos su despido es muy barato, lo cual les sitúa en primera línea de despido, también suelen tener problemas debidos a la falta de experiencia, que no tanto de formación. Estrechar la colaboración entre centros de educación y empresas para dar la oportunidad de terminar los estudios con cierta experiencia adquirida es una vía, pero habría que hacer más compatible la simultaneidad de estudios y trabajo.

En cuanto a productividad, en España somos los que más horas trabajamos, pero no rendimos ni cobramos tan bien como en otros países europeos. Normalmente siempre que se habla del problema de la baja productividad por escasez de tecnología. (Ver el post que he escrito hoy http://economy.blogs.ie.edu/archives/2010/11/estadistica-del-ano-2009-sobre-actividades-en-id.php
Seguimos protegiendo sectores poco productivos, los salarios no se ajustan a la productividad, se ajustan a las horas trabajadas y los aumentos a la subida del IPC, se necesita reducir los horarios partidos y la temporalidad que repercute negativamente en la productividad. La reforma educativa sigue pendiente.

Respecto al esquema de contrataciones, se trata de otro tema candente y de difícil acuerdo. Una opción que se ha debatido es la de un contrato único, pero este no respondería a las características algunos sectores, como servicios y construcción. No obstante, viendo la forma en que los contratos temporales y la contratación externa (outsourcing) han pasado a ser las formas de contrato preferente de muchas empresas en contra del contrato indefinido, es necesario buscar nuevas formulas que acerquen posturas entre empleado y empresario.

Aunque en general las formulas para salir de la crisis son ampliamente conocidas, el punto crítico llega a la hora de tomarlas. Es difícil acometer reformas cuando no se consigue consenso y no se dispone de mayoría absoluta, además ningún gobierno gusta de hacer reformas impopulares antes de las elecciones. Los sindicatos se oponen sobre todo porque están acostumbrados a una posición muy favorecida que corresponde a otra situación y otro tiempo y es un terreno en el que no están dispuestos a ceder.

La reforma de nuestro sistema productivo pasa también por una reforma del sector público.

La diferencia entre la forma en que reacciona EEUU y la forma en que lo hace Europa, radica 1) en que la Unión Europea carece de un presupuesto común como el de EEUU y 2) el mercado laboral de EEUU es mucho más flexible.

Stefan Konrad 17 Noviembre 2010 - 17:32

En relación al dato de: …una caída en el trimestre de 25.000 ocupados en el colectivo de edad de 25 a 29 años…..
Es fundamental que nos demos cuenta que aunque en un futuro la economía mejore y aumente la contratación de estas personas jóvenes formadas, ya no competimos solo en España con españoles. El mercado laboral ha cambiado y cambiará más en menos tiempo del que nos imaginamos. Competimos en un mercado global en el que muchas personas van a realizar nuestro trabajo (en España o fuera de España) a un menor salario (por lo tanto siendo mas productivos para las empresas). Es necesario que este colectivo busque lo antes posible alternativas y posibilidades fuera de España para ser competitivos y poder mejorar su bienestar. Poder residir con el trabajo que uno quiere en “su” cuidad será un lujo que muy pocos se podrán permitir.

[…] públicos, en España la plantilla de las Administraciones Públicas aumenta. Los resultados de la última Encuesta de Población Activa, que sacaron a 70.800 personas del paro lo hicieron a costa de crear 90.300 empleos públicos. En […]

Ángel 28 Noviembre 2010 - 17:37

Hoy día queda demostrado que los conceptos ministerios,direcciones generales etc no tienen sentido, así como

ideologías políticas e incluso partidos políticos.Hoy tenemos que hablar de agencias de gestión.

Las agencias de gestión exigen estar formadas por profesionales de alta cualificación y mucha experiencia en su

sector,así como conseguirse por oposición.

La parte política sería el presidente del gobierno y los lideres de la oposición .

Cómo funciona:Los candidatos presentan proyectos que aprueban los ciudadanos y las agencias de gestión los

ejecutan.

[…] en España la plantilla de las Administraciones Públicas sigue aumentando. Los resultados de la última Encuesta de Población Activa, que muestra una reducción del paro en 70.800 se hizo a costa de crear 90.300 empleos públicos. […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar