8
Nov

Esta semana se reunen en Seúl el G-20 es decir los presidentes y primeros ministros de las grandes potencias económicas del mundo. En la mesa de negociación está 1) conseguir un acuerdo para reducir los desequilibrios comerciales, 2) poner fin a la guerra de divisas y 3) aprobar o no la reforma del sistema financiero mundial que ha planteado el Banco de Pagos de Basilea y el Fondo Monetario Internacional.

[G20]

Foto: Ministro alemán de Finanzas:  Wolfgang Schaeuble

Esta cumbre de Seúl será la quinta desde que los líderes del G-20 comenzaron a reunirse después de la crisis económica y crediticia que comenzó en el segundo semestre de 2007.

Los desequilibrios en las relaciones económicas internacionales

Los participantes de la reunión, que tendrá lugar el juves y viernes de esta semana, deberán acordar si le darán o no al FMI la responsabilidad de velar por un mayor equlibrio de las relaciones económicas internacionales o lo que es lo mismo darle al FMI la potestad de revisar las balanzas comerciales de los países y advertir seriamante a aquellos que tengan superavits o déficits que excedan los criterios que se aprueben en este G-20.

La propuesta de EEUU es la de obligar a los países del G-20 a tomar medidas si su superávit o déficit de cuenta corriente excede 4% de su Producto Interno Bruto (PIB).  La cuenta corriente es un criterio de análisis de la balanza de pagos mucho más amplio que la balanza comercial. A los países les preocupa tener que aceptar metas específicas respecto a este indicador porque el hacerlo afectaría al tipo de cambio de su divisa. Por ejemplo, este objetivo del 4% requeriría que China, que actualmente tiene un superávit de cuenta corriente de 4,7%, adoptara políticas de apreciación del tipo de cambio, expansión del consumo interno y modificaciones en su política comercial para favorecer las importaciones y reducir el superávit exterior. Además, en los próximos años, China tendrá  más problemas todavía ya que el FMI proyecta que su superávit se incremente a alrededor de 8% de su PIB en 2015.

Parece, por tanto, que países con superávits de cuenta corriente (China, Japón, Alemania, Arabia Saudí, Corea del Sur, Rusia, etc.) se van a resistir a aceptar limitaciones a sus superavits.

La guerra de divisas y la política monetaria de EEUU

Otro tema candente, y muy relacionado con el anterior, que estará en la mesa de negociación, será la política monetaria de EEUU y más concretamente la decisión de la Reserva Federal (FED) de inyectar billetes y monedas por valor de 600.000 millones de dólares. A muchos países les preocupa está expansión cuantitativa porque se traducirá en una depreciación del dólar. Y un dólar débil significa apreciación de las monedas que no son el dóalr lo que generará mayores desequlibrios comerciales en el mundo. En este sentido, el ministro alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que EEUU está minando los esfuerzos para crear un acuerdo en Seúl donde se aprueben unas reglas comunes que estabilicen el mercado de divisas. La acusación que desde hace años realiza EEUU sobre la política depreciatoria del yuan pierde fuerza ya que  EEUUestá ahora haciendo lo mismo.

Este comportamiento heterodoxo de la FED y del gobierno de EEUU está reavivando la guerra de divisas. Las recientes acciones unilaterales de países como Colombia, Japón, Perú, Brasil y Corea del Sur para frenar la apreciación de sus monedas con el fin de no perder competitividad frente al dóal han alimentado los temores de una mayor extensión y profundización de la guerra en los mercados mundiales de divisas.

Precisamente la reunión del G-20 lo que intentará es justo lo contrario: rebajar las tensiones en el mercado de divisas a través de un acuerdo que reduzca los desequilibrios (superavitarios o deficitarios) exagerados de la balanza por cuenta corriente de los países.

¿Se llegará en Seúl a un acuerdo que frene la guerra de divisas?

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by indicebursatil.es, GrupoTECNOCO. GrupoTECNOCO said: G-20 Seúl: Esta semana se reunen en Seúl el G-20, es decir, los presidentes y primeros ministros de las grandes … http://bit.ly/cHMH1Z […]

[…] discrepancias entre Estados Unidos y la mayor parte de los asistentes a la próxima reunión del G-20 en Seúl, a final de esta semana, están subiendo de tono. Si en primera instancia fueron los países […]

Bea Jiménez 10 noviembre 2010 - 10:54

Yo no creo que se llegue a ningún acuerdo, porque éste pasaría por obligar a China a perder mucho dinero, y no creo que estén por la labor. Si acaso, se pondrán de acuerdo en que necesitan ponerse de acuerdo, eso que está tan de moda últimamente en cumbres varias.

Ferran Jaén 10 noviembre 2010 - 13:41

Sugiero otro enfoque al Dr. Pampillón: el de la posición de España y su conveniencia o no (en este asunto estrictamente) a la vista de nuestra posición deficitaria neta y si “nuestros” intereses van de consuno con los que defiende la Unión Europea, o si, por le contrario la conveniencia de Alemania nos pilla a contrapie y nos conviene un euro fuerte para pagar el saldo deudor.

mercus 10 noviembre 2010 - 15:59

China debe revaluar el yuan, esa es la razon de todos los desequilibrios globales. Los empleos se fugan a China, esta absorviendo todo el empleo del mundo y los trabajadores del mundo tienen que devaluar su trabajo, cobrando salarios irrisorios semi-esclavos como los chinos, sin prestaciones y temporales, todo por el artificio chino de mantener su moneda barata. Brasil otro pais que se ha beneficiado de ello, esta presionando para quese incluya su moneda en una canasta de monedas que substituyan al dolar, un disparate megalomano mas de Lula, que no se conforma con nada y quiere mas y mas “poder” para saciar un ego demencial y complejo de inferioridad de ese pais. Una canasta de monedas se debe basar en el tamaño en el comercio mundial que realizan los paises y no en su PIB tal como lo ha sugerido el FMI. Porlo tanto es logico que este el Euro, el Dolar y el Yuan, en la proporcion que refleje su peso en el comercio global y no solo por deseos ridiculos de un presidente populista y propagandista. España, Mexico, Argentina deben unirse para ponerle un alto ya a Brasil que esta robando todos los puestos de poder solo por su maquinaria propagandistica y la falta de coordinacion de los paises de habla hispana.

Ferran Jaén 10 noviembre 2010 - 17:11

Una vez menospreciado Lula, al que se le ha atribuido un complejo que remite más a su estatura que a una psique nacional, se considera que debe participar cada moneda en proporción al comercio mundial y se menciona el euro; quiero entender que será en proporción a su peso relativo EXTRACOMUNITARIO, descontado el comercio “internacional” intracomunitario, vamos que más menguadito su peso.

[…] chinos también tienen sentido del humor. Lo han demostrado estos días, en vísperas de la reunión del G-20 de Seúl, en donde China puede ser una de las dianas a las que se dirijan numerosas críticas (sobre todo […]

Víctor Cuenca 11 noviembre 2010 - 23:59

Por lo que hasta hoy se ha visto en la reunión del G-20, parece difícil que se llegue a acuerdos. Tanto Estados Unidos como China, protagonistas del encuentro, defienden sus posiciones y mercados, y son pocos los argumentos para convencerles.
Por una parte, Estados Unidos con su programa de inyección de los 600.000 millones de USD tenderá a provocar mantener un USD débil, que beneficiará por tanto las exportaciones del país.
Por otra parte, China, con una limitación a la libre fluctuación de su moneda, el yuan, favorece también que éste se deprecie y que por tanto beneficie sus exportaciones.
¿No se está quedando Europa un poco al margen de todos estos movimientos? Un Euro fuerte y apreciandose, tiende a perjuidicar las exportaciones, mientras las importaciones nos resultan más baratas ante productos denominados en dólares y yuanes.

Javier Lusquiños 12 noviembre 2010 - 01:02

El otro día oí un comentario sobre la guerra de divisas que me pareció acertado. Comentaban que mejor debíamos llamarla la guerra del empleo, pues la realidad es que hay una carrera entre todas las economías por devaluar su moneda y así conseguir ser mas competitivos por esta vía.

Los últimos que parece que nos hemos apuntado a esta carrera somos los europeos, eso si somos aún mas originales, pues lo hacemos vía una mas que posible intervención de un país de la zona euro ( Irlanda), y hemos conseguido en una semana pasar del cambio con el $ de 1,42 a 1,36.

[…] chinos también tienen sentido del humor. Lo han demostrado estos días, en vísperas de la reunión del G-20 de Seúl, en donde China puede ser una de las dianas a las que se dirijan numerosas críticas (sobre todo […]

[…] discrepancias entre Estados Unidos y la mayor parte de los asistentes a la próxima reunión del G-20 en Seúl, a final de esta semana, están subiendo de tono. Si en primera instancia fueron los países […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar