30
Nov

El Banco Central Europeo (BCE) puede favorecer la salidad de la crisis de la deuda europea. De ahí que ensu reunión mensual, este jueves 2 de diciembre, podría anunciar este, políticas monetarias más expansivas. Se trataría de aumentar todavía más el balance del BCE, o lo que es lo mismo la Base Monetaria de la Eurozona, ya sea comprando más deuda pública en el mercado secundario o dando más crédito a los bancos a través de rebajar los tipos de interés que les concede, por ejemplo, desde el 1% actual hasta el 0,75%. Una decisión heterodoxa que puede inundar de euros la economía siguiendo la senda de la Reserva Federal (FED). Se conseguiría con ello alejar el fantasma del impago de la deuda y combatir el desempleo. Según datos publicados hoy por Eurostat el desempleo de la Eurozona aumentó en octubre una décima, hasta el 10,1%, mientras que en España se mantuvo “superalto” en el 20,7% (¡que ya está bien¡).

[Trichet]
La ventaja teórica de estas medidas expansivas es que pueden estimular a los bancos a prestar más o a que sean más activos en los mercados monetarios, lo que ayudaría a una reducción de los tipos de interés que están subiendo: el euríbor a 12 meses cerró noviembre en el 1,540%, su tasa más alta desde junio de 2009. Además el BCE podría ampliar las compras de títulos de deuda pública. Se trataría de un cambio de política consistente en aplicar más medidas no convencionales, más heterodoxa pero también más adecuadas y más fáciles de entender por los mercados. El resultado final puede ser un euro mucho más depreciado. Los mercados ya están adelantando este posible anuncio y por ello  el euro cotiza hoy en su nivel más bajo de las últimas 10 semanas frente al dólar (1,30 dólares/euro), el yen y el franco suizo.

Más crecimiento económico y empleo

 Para la Unión Monetaria los efectos de esta política serían muy positivos. El desempleo, como ya hemos dicho, está creciendo y desgraciadamente está muy por encima de los objetivos de los gobiernos, mientras que la inflación si sigue la desconfianza en la deuda pública de los países periféricos podría bajar. La inflación en la Eurozona se ha mantenido estable en el 1,9% en noviembre, pero un menor crecimiento económico como consecuencia de la crisis de la deuda podría hacer que disminuyese.

En el mercado de bonos, cuando alguien con mucho dinero como es el BCE, que tiene una máquina que puede fabricar cualquier cantidad de euros, comienza a comprar bonos, el precio del bono sube y si los precios de los bonos suben los tipos de interés bajan. Lo que limitaría los problemas de la deuda de los países periféricos de la UEM. Además, como los demás mercados de renta fija se mueven al ritmo que marca la deuda pública, las grandes empresas que pueden vender bonos para financiarse tendrían menores costes financieros en sus préstamos. También significaría tipos de interés más bajas para los créditos hipotecarios. Además un euro más depreciado hará que las exportaciones eurozónicas sean más atractivas en momentos en que el consumo de la Zona Euro está estancado.

Políticas más restrictivas

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con esta política. Los alemanes se inclinan hacia una política monetaria que en vez de aumentar reduzca la liquidez. Están nerviosos porque consideran que ya hay demasiado dinero en la economía lo que puede estar  alimentando problemas inflacionarios para el futuro. Es más, un pronóstico de más inflación y más crecimiento económico para la Eurozona podría hacer que la estrategia de política monetaria expansiva (arriba explicada) no se llevara a cabo. O lo que es peor pondría aún más presión sobre Trichet para que ponga fin a su política monetaria expansiva, lo que se ha venido denominando “la estartegia de salida” y que consiste en empezar a vender los bonos que tiene y retirar liquidez del mercado.

Conclusión

Por tanto, cuándo el gobernador del BCE Jean Claude Trichet (en la foto) y sus colegas se reúnan este jueves, tendrán que decidir si: 1) abandonan su anterior política y la hacen más expansiva poniéndose en línea con la Reserva Federal; 2) mantienen la política que están siguiendo hasta ahora de acuerdo con el gobernador del Banco de Francia, quien indicó este fin de semana que el BCE mantendrá sus medidas no convencionales mientras sean necesarias ó 3) siguen los consejos del Bundesbank y de Ángela Merkel reduciendo la cantidad de dinero retirando eso si poco a poco las medidas cuantitativas.

¡Hagan juego señores!

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by indicebursatil.es and Creacionempresa.es, GrupoTECNOCO. GrupoTECNOCO said: ¿Que política monetaria aplicará el Banco Central Europeo (BCE) a partir del jueves.: El Banco Central Europeo (… http://bit.ly/fL4fU6 […]

Marc de Zabaleta Herrero 30 noviembre 2010 - 20:34

La Miopía del BCE (Banco Central Europeo)
Aunque el BCE se enfrenta a un tablero complicado, en el que pretende “atender” tanto a una locomotora alemana, en pleno arranque, como a varias economías en clara debilidad (los”PIGS” son un claro ejemplo…de momento Grecia e Irlanda…los demás en camino), parece que no tiene muy clara la política monetaria (la única que él SI puede controlar) a aplicar. Su gestión de los tipos de interés y de la liquidez (masa monetaria) es clave para dinamizar una actividad real en los distintos países de la UE.
La situación alemana es radicalmente distinta frente a la debilidad del resto de la zona Euro (Inglaterra es un claro ejemplo, junto a Islandia, del beneficioso apoyo de una moneda propia en tiempos de crisis…) y sus problemas de empleo. La caída del consumo y de los precios inmobiliarios lleva indefectiblemente a hablar de deflación. Sin embargo, el BCE está obsesionado por el control de la inflación…parece que sólo mira a Alemania. ¿No ve más lejos?.
La FED (Reserva Federal Americana) ha sabido gestionar mejor la situación, tanto en los 90’ cuando una economía sólida estaba en pleno crecimiento, al evitar un recalentamiento y controlar la inflación, como en una coyuntura actual en la que la deuda familiar se ha disparado. La DEFLACION es ahora el peligro, y unos tipos de interés bajos no permiten grandes alegrías. La compra de deuda, inyección de liquidez en el sistema, permitirá una paulatina recuperación de esa demanda tan necesaria para el despegue empresarial.
Pero Europa es diferente. El BCE quiere lidiar en una plaza, la zona euro, con distintas necesidades de crecimiento…sin olvidar su ceguera frente al resto de bancos centrales (USA, China…). Ellos pueden devaluar sus monedas en cada país (homogéneo), y nos exportan sus problemas a una Europa dividida por países, culturas (idiomas) y necesidades económicas.
¿Hay algún Licenciado en Ciencias Económicas en el BCE?

Marc de Zabaleta Herrero

Rosa González 1 diciembre 2010 - 08:06

El BCE tiene su línea de actuación y va a ser complicado que se modifique pero debería tener muy en cuenta el peligro que corren Portugal y España por la desconfianza y la inestabilidad de los mercados que cada día presionan más, ayer una vez más la prima de riesgo de España volvió a alcanzar máximos 298,2 puntos básicos hasta situarse en los 284,2 puntos. Esto unido a que tenemos un paro de más del 20% y que la previsión es que aumente hace que la situación sea muy delicada. Además si Portugal y principalmente España, que representa el 11% del PIB de la UE, no se mantienen, la UE lo va a tener muy complicado, y puede ponerse en entredicho la fortaleza de la UE y su continuidad.
Como conclusión, creo que parece coherente que el BCE lleve a cabo políticas expansivas que inyecten liquidez al mercado a través de los bancos, y que den por lo menos un respiro, devolviendo la confianza a los mercados y aliviando el % de paro. Decir que a la par el gobierno español debe adoptar profundas reformas en diversas áreas: sector financiero, pensiones, paro etc…como complemento necesario de las medidas de transparencia puestas en marcha (CCAA, bancos y cajas).

Carlos 1 diciembre 2010 - 09:51

La verdad es que durante estos momentos parece que europa de autodestruye. Mientras los Angela Merkel mira ahora sólo por Alemania que empieza a mejorar sus relaciones comerciales con paises emergentes en detrimento de la UE. Y mientras los PIGS tratando a la desesperada de aguantar y salir de la crisis. Razón a los alemanes no les falta, se dieron muchas concesiones para ayudar a crecer a muchos paises de la UE, pero estos no hicieron los deberes para convertir ese crecimiento en sostenido, ahora toca pagar las consecuencias y Alemania no quiere estar cuando llegue la cuenta.

Esperemos por nuestro bien que el BCE cambie a una política más expansiva o, en su defecto, que siga como hasta ahora. Pero si no arreglamos las diferecias estructurales en la UE este será el cuanto de nunca acabar.

Nacho Hortal 1 diciembre 2010 - 10:05

Todos tenemos claro que el BCE dificilmente va a actuar encontra de los intereses de los grandes (Alemania), Aunque quizas les falte un poc de amplitud de miras.
¿Acaso a Alemania le conviene seguir forzando la situación de la deuda y que terminen cayendo Portugal y España? Por una cosa es rescatar a Grecia o a Portugal, pero el Euro y toda la política Europeísta de los últimos 50 años, pueden terminar en pedacitos. El BCE a lo mejor debería preguntarse si realmente atiende los intereses de Alemania desestabilizando toda Europa a cambio de contener 2 posibles puntos de inflación.

Juan C. Palomino 1 diciembre 2010 - 12:01

Muy oportuno el post. Totalmente de acuerdo con los comentarios. Como dice Rosa, los datos de España son “de escándalo” (por malos, claro), y encima el Euribor en el máximo en 18 meses. Y como dicen Nacho y Carlos el BCE si sigue siendo tan tímido actuando es posible que contribuya a destruir el euro y dañar seriamente la UE.
Cuando Alemania tenía un crecimiento débil hincharon nuestra burbuja con dinero barato y nos empujaron al sobreendeudamiento, luego subieron los tipos de interés justo cuando explotaba nuestra burbuja, y ahora no alivian nuestra deuda pública y privada con una política monetaria más atrevida… no sé si habrá licenciados en Economía en el BCE, que lo parece como dice Marc, pero desde luego lo que parece es que no hay nadie del Banco de España defendiendo nuestros intereses. Eso sí, pese a no solucionar nuestros problemas, MAFO es el primero en meterse donde no le llaman -¿o sí?- y en pedir bajar las pensiones y abaratar el despido.
En fin, que mi apuesta es que tomarán medidas expansivas el jueves. Ya será tarde, como siempre. Y si no lo hacen, pues ya es para que el gobierno se plantee seriamente lanzar un órdago político a la Unión Europea.
Un saludo.
Juan.
http://www.recursosescasos.com

David Gilaberte 1 diciembre 2010 - 12:05

Desde mi punto de vista creo que sería necesaria la política expansiva por parte del BCE, de una manera puntual y coyuntural. Es cierto que el objetivo del BCE es la política monetaria y el control de la inflacción, y que gracias a su politica monetaria de control de la misma y de estricto control en lo relativo a la compra de deuda pública, se han garantizado las etapas de estabilidad de precios; pero dado que Europa mantiene su inflacción controlada y dada la situación de contexto en la que nos encontramos tal vez deberían inyectar liquidez. La inlfluencia de paises como Alemania es clara pero es cierto que su situación económica y su modelo económico es totalmente diferente al resto de paises; además de sus “”intereses”” claro.
Optar por un momento de expansión momentaria ayudaría a cobrar algo de aire a los paises y sus sistemas bancarios. Tanto para las empresas como para los bancos la situación sería positiva favorenciendo la obtención de fondos con menores costes financieros a consecuencia de la bajada de los tipos. Esto podría ayudar por tanto a mejorar también algo la inversión. Para las familias la bajada de los tipos hipotecarios también sería una gran ayuda en un momento tan delicado como el que vive España en torno a la vivienda y donde cada vez más bancos incrementan su nada deseable “cartera de viviendas”. La inyección de liquidez y sus consecuencias podrían favorecer algo el incremento del consumo y la demanda, que también están por los suelos. Y un euro mas depreciado podría hacer mas competitivas las exportaciones de los paises europeos frente a China, EEUU u otros paises asiáticos.
Entiendo además que no se trata de mantener una política expansiva de manera indefinida sino de dar un poco de aire a las economías para tratar de ayudar a poner en marcha el motor de crecimiento (en algunos paises como España un motor que todavía a estas alturas, y con la que está cayendo, no se encuentra redefinido…); y una vez que las economías arrojen cifras de PIB de lanzamiento se podría volver a contraer dichas medidas para evitar tensiones inflaccionistas. Al fin y al cabo el BCE tiene instrumentos de control monetario tanto en un sentido como en otro.

Víctor Manuel Cuenca Barrero 1 diciembre 2010 - 13:29

Dada la situación actual de crisis de la deuda soberana en los países periféricos de la Eurozona, creo que una decisión por parte del BCE de iniciar una política monetaria más expansiva sería la una solución acertada.
Para comparar las decisiones que se toman por parte de la FED y del BCE, hay que tener en cuenta que sus objetivos son distintos y por tanto los medios para lograrlos deberían ser distintos. La FED tiene como misión manejar la política monetaria en Estados Unidos para conseguir el máximo nivel de empleo, la estabilidad de precios y el crecimiento sostenible de la economía. El BCE tiene como objetivo único la estabilidad de precios, aunque por supuesto tratará de incidir en los otros dos para beneficiar el crecimiento de la economía y el empleo.
La fuerte inyección de liquidez que la FED anunció hace unas semanas parecía indicar que en Estados Unidos están más preocupados por la evolución del crecimiento económico que por la inflación.
En Europa, sin embargo, el problema que se encuentra hoy el BCE es la crisis de deuda europea. Problema que parece podría calmarse en parte con el aumento de la Base Monetaria, ya fuera con compra de deuda pública (no vendría mal este espaldarazo del BCE a la deuda española o portuguesa por ejemplo) o rebajando los tipos de interés.

Un comentario más, al margen de la política monetaria del BCE. Las últimas subidas del euribor, que se sitúa ya por encima del 1,5%, van a suponer un incremento para las próximas renovaciones que se produzcan, de los importes mensuales que empleamos muchos españoles para la devolución de los créditos hipotecarios. Si tenemos en cuenta que las economías familiares están ya de por si están muy dañadas y que tenemos un desempleo por encima del 20%, esta subida puede suponer un lastre muy importante al bolsillo de los españoles y generar todavía más presión social y política.
Uniendo este último comentario con la hipotética politica monetaria expansiva del BCE, ésta podría relajar la subida del euribor, al estimular al sistema bancario a prestar más, y evitar al menos de momento que afectara al bolsillo de los hogares españoles.

Alberto Fernández Clemente 1 diciembre 2010 - 14:01

La pregunta terminará siendo qué es más importante, un miedo infundado de inflacción alemana, o un mercado europeo que se vaya al traste por limitar las medidas expansivas. Riesgo – Beneficio. Los ultimos datos no muy alagüeños de italia y Francia deberían mover un poco la balanza… de otro modo pinta a que el unico país con Euros en el medio plazo terminará siendo Alemania.
De primeras, el mes que viene por la subida del euribor nos hara a todos el llegar a fin de mes un poco más complicado.

Diego Vigo 1 diciembre 2010 - 14:39

Un cambio de política monetaria por parte del BCE supondría el reconocimiento del error arrastrado durante estos últimos años con respecto a la política expansiva de la FED. Aunque todos coincidimos en que esto sería lo conveniente para el conjunto de los países de la UE, al ser Alemania el motor de la economía Eurozónica el BCE se posiciona del lado del “más fuerte” con el objetivo de garantizar las bases de su estrategia. Coincidiendo con la opción 2 de las conclusiones del profesor, la decisión tomada en su momento por el BCE y mantenida hasta la fecha, está limitando el despegue y la salida de la crisis del resto de países, entre los cuales está España.

Desde un punto de vista autocrítico, si España tuviera la solidez económica que se le presupone a Alemenaia, probablemente ejercería la misma presión sobre el BCE para que éste actuase siguiendo la filosofía actual. Sin embargo, el gobierno de España no está “acertando” con las medidas económicas comentadas en los comentarios previos y todos sabemos, en línea con el artículo “El coste político de las crisis económica” (Diario “El mundo” 17/11/2010 R. Pampillón) que un cambio de gobierno facilitará el cambio radical de política económica.

Hoy mismo, el presidente Zapatero, en relación al comentario anterior ha anunciado una serie de medidas para sacarnos de la crisis:
1) Rebaja fiscal para pymes. Se ampliará la base imponible para las empresas que tributan al tipo reducido, desde los 120.000 euros actuales de facturación hasta los 300.000.
2) El fin de los 426 euros para parados sin cobertura dejará de aplicarse en febrero.
3) Privatizaciones para recortar deuda.La venta de parte de AENA (gestión privada en régimen concesional de algunos aeropuertos) y la venta de parte de Loterías (privatizar parte de Loterías) con el objetivo de “reducir deuda, tener más margen de maniobra presupuestaria” y de esta manera dedicarse “por ejemplo a políticas activas de empleo”.

“Nunca es tarde si la dicha es buena”, sin embargo a estas alturas es difícil creérselo.

Finalmente, no perdamos la esperanza sobre la decisión del BCE que implique un cambio de política monetaria para que no sólo respire el más fuerte.

F.Javier Lusquiños Flores 1 diciembre 2010 - 16:34

Parece que la solución a corto plazo puede pasar por que el BCE tome la decisión de comprar deuda soberana, en particular la española aunque esto puede tener dos lecturas:

1.- Tranquilice a los mercados, en el sentido de que vean que el BCE sigue y respalda la correcta colocación de la deuda de los paises periféricos. Posiblemente el BCE ya ha advertido que este proceso precisa de una ruptura, porque de lo contrario podría coger una espiral muy peligrosa (ayer por ejemplo ya Italia en una colocación de deuda al parecer no tuvo la demanda esperada, y también se ha puesto a Bélgica en el punto de mira dado su elevada nivel de deuda pública que lleva en los entornos del 100% PIB, eso si con unas tasas de crecimiento y de cumplimiento presupuestario elevadas.

2.- También por otro lado, el hecho de que el BCE empezase a comprar deuda soberana española, tendría una lectura que los mercados podría tomar como mala, ya que las anteriores operaciones de compra de bonos por parte del BCE han sido a Grecia, Irlanda y Portugal ¿ les suenan?. Quizás esto sería un poco la certificación oficial ( si es que hace fallta) de la mala situación de la deuda española en los mercados.

Finalmente y como bien dice el profesor, los alemanes no parecen estar por la labor de una eterna expansión monetaria, sobre todo debido a que su situación es otra y empiezan a preocuparles la inflacción ( !!! que suerte tienen!!!) supongo que para su orientación exportadora.

Igualmente se habla de que el BCE mañana empiece a diseñar la políticia de retirada de medidas de apoyo a la banca.

Con ello quizás la lectura a la reunión de mañana y a sus decisiones sea que abran el grifo por un lado y lo cierren por el otro, dejando una vez mas contentos/descontentos a todos.

En todo caso lo que si que hay que reconocer que el papel del BCE y sus decisiones no son fáciles, sobre todo por las presiones que tienen encima.

Kovu 1 diciembre 2010 - 16:37

Bueno, profesor, parece que no ha conseguido que se haga mucho juego, las opinones parecen unánimes. El BCE se ha equivocado con la política que llevaba hasta la fecha, y debe realizar una política monetaria expansiva. Pues no estoy de acuerdo, va a ser que sus clases estimulan el ánimo de llevar la contraria.

– ¿Acaso unos tipos del 1% no son una politica monetaria expansiva? Por que según veo, tan solo quedan 100 puntos básicos para llegar al infinito monetario, de hecho con una inflación al 2%, el dinero… se está regalando.

– El problema es que no hay liquidez, cierto, las empresas tienen dificultad para financiar sus inversiones, cierto. ¿Pero ese problema es consecuencia de unos tipos al 1%? No podemos pensar que aumentar el octanaje de la gasolina porque el coche no termina de coger velocidad, va a hacernos ganar en Indianapolis, cuando el problema está en la caja de cambios y hasta en el diseño de la carrocería. Los bancos comerciales son los que no están traduciendo en liquidez el dinero que les presta (regala) el BCE, ¿Por qué? Porque es mucho mejor comprar deuda pública de PIGS al 5% o al 8%, cero riesgo (debido al respaldo) y una rentabilidad sobre los recursos propios increible. ¿Para que van a arriesgarse, invirtiendo en un proyecto empresarial? ¿Cual es su incentivo?

-El déficit desbocado, y la falsa salvación de un sistema bancario que no asume que sus activos no valen la mitad de lo que dicen está corrompiendo el sistema. Es un circulo vicioso. No hace falta que el BCE compre deuda, ya lo hace indirectamente, si baja los tipos al 0,75, sólo (con tilde) estará dando un 0,25% más de rentabilidad a la compra de deuda, y eso qué? ¿Incentiva la inversión? ¿O seguir con el juego?

– ¿Por donde rompemos el círculo? Veo más fácil acabar con el déficit que terminar por nacionalizar los bancos al estilo Chávez, pero por favor, no echemos más balones fuera. La culpa no es del Cha cha cha, ni de Merkel, ni de Trichet (bastante bien les va a los de Merkel), si la especulación ataca a España es porque está moribunda, no veo ningún especulador contra Alemania. En este caso el huevo, fue anterior a la gallina especuladora.

Por resumir el ladrillo, si no atacamos el problema de raiz, no hay nada que hacer por más gasolina que echemos al fuego.

Nestor Correa 1 diciembre 2010 - 16:43

Interesante Post Rafael. Muchas gracias.

Al hilo de lo que nos comentas aquí y en línea de una intervención de José Luis Cavas, reconocido analista de bolsa, en la presentación de su ultimo libro ayer noche, indicaba que el fin ultimo de la presión especulativa que estamos sufriendo en España no es otro que estabilizar los mercados, limpiando cuanto antes, los países que están en una situación menos estable, para estabilizar los mercados y el euro.

De esta forma, según el señor Cavas, estaríamos preparados para seguir a Estados unidos en el momento que empiecen a crecer, algo que parce no tan lejano por los datos de crecimiento que estamos observando.

Esta presión es la herramienta usada desde Europa, para que cumplamos con los compromisos adquiridos por el gobierno y se lleven a cabo las reformas necesarias, para trasladar nuevamente la confianza a los mercados y finalmente al consumidor.

Mi duda es si se trata pues de un mecanismo de reseteo útil. Una política de limpieza económica de estas características seria efectiva, ahora que se pone en duda la capacidad de países como Alemania para recuperar nuevos países y por tanto ejecutar rescates en el marco de la Eurozona?

José A. Pérez 1 diciembre 2010 - 17:15

Yo creo que el mensaje del BCE no va a ser de cambio, si no más bien de continuidad. Siempre se ha mostrado conservador y dada la sensibilidad actual de los mercados, pienso que no van a hacer grandes movimientos que puedan malinterpretarse y derivar en “especulaciones”. En el caso de pretender un cambio de rumbo, esté sería leve y suave.

Los acontecieminetos de hoy, nuevos planes de ajuste del gobierno de España, y los que se quieren presentar el Viernes en el Consejo de Ministros, dan una medida del estado de nervisismo que se está viviendo.

Con lo que no estoy de acuerdo es con las acusaciones de Insolidaridad que se vierten hacia Alemania. No olvidemos que es un estado deficitario en lo que a Fondos de Cohesion se refiere y su apuesta por Europa es indudable.

Rubén Retuerto 1 diciembre 2010 - 17:16

En mi opinión es un análisis brillante de la actual situación.
Me gustaría hablar sobre dos figuras, que creo están directamente relacionadas con esto.¿ Es posible controlar a esa figura, un tanto oculta que se denomina ” los especuladores ” ?. ¿Cómo es posible que habiendo adoptado las medidas que nos indican desde la UE, esas medidas han sido aplaudidas posteriormente y reconocidas como positivas y necesarias, se siga dudando de la calidad de nuestra deuda ?.Por qué no atacan a Alemania y a Francia.Se trata supongo de un problema de competitividad que deriva en confianza,pero insisto ¿ estamos siguiendo los pasos correctos, o vamos por un camino equivocado ?
También me gustaría hablar sobre el criterio de uniformidad.A mi me enseñaron que con las cosas de comer no se juega.¿ por qué sale Merkel hablando sobre la posibilidad de intervinientes privados en los rescates, o las quitas, y así lanza todo tipo de dudas sobre las economías menos competitivas ? No debería haber más prudencia por parte de todos, o es que en Europa, cada uno va a lo suyo y pelea por lo suyo, olvidando de alguna manera a los otros, justo creo el punto crítico que no ocurre en USA ?

Añadir que para que dejen de actuar esos especuladores, el BCE creo que debería comprar deuda.
Me gustaría Rafael que comentaras algo de esto bien en el blog o bien en clase, gracias, un saludo.

Juan C. Palomino 1 diciembre 2010 - 17:19

Interesante comentario de Kovu. Pero acabar con el círculo vicioso parece más fácil con la expansión monetaria. Tipos de interés más bajos generan más crédito, más crédito genera más consumo y más inversión, esto genera más ventas de las empresas y más empleo. Y esto genera más recaudación por IVA y más recaudación por IRPF e IS. Y, por tanto, menos déficit.
En cambio, intentar reducir el déficit SIN recuperar la economía fue lo que produjo la gran depresión de los años 30 y lo que va camino de pasar en España. Puedes vender AENA, Loterías, etc. luego recortar coches oficiales y altos cargos, pero al final habrá que eliminar médicos, maestros o bomberos.
Además de la propia crisis que no solucionamos, ¿es esto lo que queremos como resultado a la crisis económica?
Juan.
http://www.recursosescasos.com

Kovu 1 diciembre 2010 - 17:33

Siento discrepar Juan, pero todos esos efectos positivos que enuncias, parten en mi juicio, de una premisa fálsa:

Comentas que “los tipos de interés más bajos generan más crédito….consumo…inversión…ingresos….”, y yo niego la mayor, el crédito no llega, ni llegará al consumo y a la inversión, porque nos estamos haciendo trampas en el solitario, estamos “CROWDING-OUT OURSELVES” (vaya palabro que me acabo de sacar).

Los bancos no tienen incentivo para prestar a las empresas ni a los particulares.

1- Porque se lo permiten (Normal, porque si no, no se financia el estado)
2- Porque están pillados, con unos activos sobrevalorados y no reconocidos, y la compra de deuda pública, mejora sus ratios de riesgo.
y 3- Porque es más rentable la deuda portuguesa que dar una hipoteca… y encima está respaldada.

Encantado, no obstante, de discrepar. Muchas gracias por tu post.

Juan C. Palomino 1 diciembre 2010 - 17:43

Kovu, te doy la razón en que el dinero inyectado por el BCE no llega a empresas ni particulares como debería. También en que lo usan los bancos para sanear sus ratios de liquidez, y que cuando lo usan compran deuda pública que -pese a la psicosis colectiva- mantiene más seguridad que la deuda privada, en general. De ahí que medidas más drásticas puedan estar justificadas:

– Creación de bancos públicos que transmitan la política monetaria.
– Compra de deuda pública por parte del BC para que baje su rentabilidad y se haga menos atractiva a los ahorradores (y a sus intermediarios, los bancos).

Lo de los bancos públicos ahora suena muy radical, pero es algo que ha existido hasta antesdeayer y no eramos ningún país comunista.
En todo caso, la compra de deuda pública sí es una opción que puede que pongan en práctica el jueves.
Un saludo.

stefan konrad 1 diciembre 2010 - 17:55

Personalmente apuesto por la opción “1) abandonan su anterior política y la hacen más expansiva poniéndose en línea con la Reserva Federal”

Lo interesante es, que el Banco Central ha tenido tantas presiones que todos los mercados ya están descontando hoy que va a haber una política expansiva.

Si al final el BCE no cubrea las expectativas el efecto en los mercados puede ser negativo, a pesar de que sea una política expansiva.

stefan

Nathanael Garcia Muro 1 diciembre 2010 - 20:47

La politica monetaria seguida hasta ahora me parece adecuada aunque no ha servido para ayudar al contribuyente ya que toda la liquidez ha ido a parar a los bancos para que estos se pudiesen recapitalizar sin apenas traspasar ni un euro a los clientes finales. Esta politica por lo menos ha ayudado a que el sistema financiero no se hundiese. Ya que la liquidez en si no “existe” porque se ha utilizado para mantener a flote a los bancos no creo que haya un problema de inflacion porque no hay dinero para gastar

Ahora que el Euribor esta subiendo, significa que las hipotecas suben al igual que los creditos lo que favorece a los balances de los bancos pero no al contribuyente que tiene que pagar mas. En estos momentos seria adecuado bajar el tipo de interes para reducir la presion al alza del euribor. Quien tiene que hacer los deberes en esta crisis son los bancos practicando estrategias mas eficaces y productivas, los gobiernos (sobretodo el español) reduciendo el deficit y dejando de gastar en partidas inutiles y los sindicatos siendo mas permisivos con la reforma laboral, reforma de las pensiones y reforma educativa.

Victoria Madrigal 1 diciembre 2010 - 23:01

Espero que el BCE opte por la medida de comprar bonos y con un poco de suerte españoles, lo que provocaría un respiro a la tan vapuleada economia de nuestro pais. Parece que las medidas tomadas por el gobierno de privatizar parte de Aena y Loterias y Apuestas del estado han sido bien recogidas por los mercados.

Esperemos que las medidas tomadas por el Gobierno sean finalmente respaldadas por el BCE y se consiga una mayor liquidez en España que pueda ser aprovechada por las empresas para generar empleo, que al final es lo que nos interesa a todos. Que paren de engrosarse las listas del paro y consigamos aumentar nuestra produccion para autoabastecernos así como para la exportación.

Evidentemente los alemanes son contrarios a esta medida. Ayer leí que tienen la menor cifra de parados de los ultimos 18 años y han alcanzado un crecimiento del 3,9% del PIB en su tasa interanual. Deberian pensar cómo les afectaría que España tuviese que ser rescatada… no creo que a las arcas de sus bancos les sentase demasiado bien.

Pablo Martínez 2 diciembre 2010 - 00:35

Parece claro que dadas las circunstancias y los efectos positivos que tendría sobre la Unión Monetaria el BCE debería optar por políticas más expansivas. Sin embargo no tengo claro que se vaya a optar por este camino. Sin ir más lejos el BCE hizo público la semana pasada el dato del crecimiento de la masa monetaria (M3) en la zona euro: entre agosto y septiembre de este año la masa monetaria se incremetó en un 1.1% en términos interanuales, bastante por debajo de la tasa que el propio BCE recomienda para manetener la estabilidad de precios, que es de un 4.5%. Si esto es así, el hecho de que el BCE no haya optado ya por aplicar políticas más expansivas cuando parece que tiene margen para hacerlo (sin que exista una amenaza de subida de precios), es un dato bastante significativo que pone de manifiesto las reticiencias del BCE por aplicar este tipo de políticas. En fin, no perdamos de todos modos la esperanza y esperemos que el BCE nos sorprenda gratamente.

Ignacio de Oñate 2 diciembre 2010 - 15:12

Lo que tiene este mundo tan dinámico y estos temas de actualidad es que lo que no dices HOY ya no vale mañana, porque puede que el escenario cambien completamente.
Pues bien ya es Jueves y el BCE se decide por MANTENER el tipo de referencia en el 1%. “Ni pa’ ti ni pa’ mi” o sea como Morán ni frio ni calor.
El Sr. Trichet tiene un mandato en el que se le indica que su preocupación debe ser controlar la inflación (¿porqué será? ¿Habrá sido una propuesta de los países periféricos en la fundación de la Eurozona? ¿o un gol más de los alemanes en el último minuto?). Pues bien parece ser un señor muy bien disciplinado, para eso le pagan ¿no?. Yo creo que hace lo correcto ( a pesar que no sea lo valiente ni probablemente lo mejor para la Eurozona). El problema no está ahí, sino probablemente en el poco margen de maniobra que los estatutos firmados por todos los países le otorgan.
Yo creo que la visión Germana de la economía es correcta, si los países se comprometen a controlar el déficit y la deuda pública en niveles sostenibles a cambio de subenciones (y muchas) y renunciar al control de la politica monetaria, cuando vengan mal dadas no vengas a reclamar… las reglas del juego eran las mismas para todos y cuando teniamos que haber hecho los deberes no los hicimos.
Quizá ha llegado el momento de sentarse de nuevo en la mesa y negociar el futuro CONJUNTO de la union… el problema es la escasa credibilidad de nuestro gobierno para hacer lo que hay que hacer: repensar el modelo de crecimiento economico de España SA.

Sergio 2 diciembre 2010 - 16:55

Pues parece ser que el BCE ha seguido por la misma vía de siempre: mantener su política intermedia. Estoy de acuerdo con muchos de los comentarios de mis compañeros, pero respecto a los motivos alemanes, he hechado en falta uno (tal vez con post tan extensos alguien lo haya dicho, disculpad si es así): una política monetaria poco expansiva depreciará el Euro y por tanto al “gran exportador” de Europa le vendrá “como anillo al dedo” para consolidar su salida de la crisis.

En el extremo opuesto están lo que muchos de vosotros denomináis PIGS (nombre con el que no estoy muy de acuerdo, dado que por más que no estemos de acuerdo con muchas medidas de nuestro Gobierno, no podemos ser los primeros en hundir nuestra propia imagen, pero esto es otra discusión). Al respecto del control de precios, no estoy de acuerdo en que el riesgo de inflación sea menor: antes de la crisis España tenía el 4,2% y se decía que era mucho respecto a la media europea. Pues ahora que no crecemos, no parece que el 1,9% de media (en España superamos el 2%) sea escasa.

Lo que no entiendo es seguir vanagloriando la política de la FED de Greenspan (yo era el primero), pero con el tiempo ha demostrado que fue uno de los culpables (no el máximo, pero desde luego uno de ellos) de la actual crisis … y en esto están de acuerdo economistas de distinto signo y condición (como suele decirse).

Por lo tanto, lo que nosotros necesitamos ahora (política monetaria expansiva) va en contra del único que ahora “tira del carro” (os acordáis de la Eurocopa 2002???). Por ello, tal vez y sin que sirva de precedente, los franceses se encuentren en un punto intermedio, que suele ser la mejor de las situaciones.

César Larraga 2 diciembre 2010 - 19:04

Bajo mi punto de vista la opción más atractiva sería la de aplicar una política expansiva, lo cual permitiría tener un euro más depreciado y por tanto podremos ser más competitivos en las exportaciones, contrarrestando así la política estadounidense (o por lo menos intentándolo) de productos europeos vs estadounidenses.
De lo que ya no estoy tan seguro es, de que la política expansiva traiga consigo el que los bancos faciliten el crédito, pues ya a día de hoy los bancos (los españoles por lo menos) podrían prestar más de lo que prestan y no lo hacen. Seguramente porque la realidad española es más cruda que la otro países de zona euro.

Rafael Pampillón 2 diciembre 2010 - 19:21

Si os parece podemos seguir discutiendo sobre este tema, en un nuevo post que ha escrito José Ramón, en este mismo blog, a raíz de lo que ha decidido hoy el BCE: http://economy.blogs.ie.edu/archives/2010/12/el-bce-vuelve-a-quedarse-corto.php

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar