14
Oct

Ayuda alimentaria, productividad agraria y hambre en el mundo

Escrito el 14 Octubre 2010 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

En un post reciente ¿PUEDE LA AYUDA ALIMENTARIA SOLUCIONAR EL PROBLEMA DEL HAMBRE? señalábamos que la solución a los problemas del hambre no está, como podría parecer, en enviar los alimentos que sobran (los excedentes generados por la PAC) a los países en los que faltan: la victoria contra el hambre se logrará el día en que cada uno de los países que actualmente son deficitarios sean capaces de producir por sí mismos una cantidad mínima de alimentos para nutrir a sus poblaciones.

La mejora de la productividad

Esa mayor producción pasa por aumentar la productividad  y para mejorar ello se precisa que la ayuda de los países ricos hacia los países pobres se deba dirigir principalmente a transferir los conocimientos necesarios para que en esos países pobres se puedan producir semillas, abonos, pesticidas, herramientas, tractores y medios de transporte que le permita producir más alimentos y de forma más adecuada a sus características y necesidades. La solución al hambre (excepto en situaciones de catástrofes climatológicas o bélicas) no está en la ayuda alimentaria sino en la autosuficiencia alimentaria, es decir, en aumentar la productividad agrícola, incrementando, por ejemplo, la cantidad de abono, creación de infraestructuras rurales y una mejora de la investigación agraria y de los servicios de extensión. Es especialmente importante dirigir estos esfuerzos a los pequeños campesinos.

En los países la tierra de los pobres produzca más introduciendo los progresos tecnológicos logrados, por ejemplo, en materia de híbridos y semillas seleccionadas, gracias a los cuales los campesinos puedan ser autosuficientes. Por tanto, la eficiencia en la lucha contra el hambre se debe buscar y se puede conseguir en un contexto de avance tecnológico solidario y compartido. Se debe cooperar para que los países pobres, a largo plazo, puedan solucionar, en la medida de lo posible, sus necesidades de alimentos con producción propia y, así, depender menos de la ayuda alimentaria.

Los países pobres para aumentar su productividad agraria necesitan construir una infraestructura interna que les permita distribuir, producir y comerciar con alimentos y cereales. Ello exigirá financiación para realizar inversiones importantes en capital, incluyendo las necesarias para manipulación de grano, sistemas de transporte, productos químicos y sistemas de irrigación. También requerirá un soporte educativo que permita manejar la tecnología, utilizar el sistema de cosechas múltiples y aplicar variedades de cereales de alto rendimiento. La “revolución verde” ha logrado numerosas variedades de plantas de elevado rendimiento y resistentes a las plagas.

La Política Agraria Común (PAC)

Los subsidios a los agricultores del Norte, como los que proporciona la Política Agraria Común (PAC), crean una producción que excede a la demanda nacional. Los países utilizan entonces los excedentes generados por los subsidios a la exportación para repartirlos a bajo precio o en forma de ayuda alimentaria a los países pobres. Esto hunde los precios y reduce los ingresos de los productores de los países en desarrollo, así como su cuota de mercado de sus exportaciones agrarias. Además de estos regalos envenenados la PAC, claramente proteccionista y una de las  mayores aberracionesde la UE, ha impedido a muchos países pobres exportar alimentos a Europa y conseguir así las divisas que necesitan para financiar su desarrollo económico.

Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by GrupoTECNOCO and indicebursatil.es, Creacionempresa.es. Creacionempresa.es said: Ayuda alimentaria, productividad agraria y hambre en el mundo http://bit.ly/a0OLU7 […]

Ignacio de Oñate 15 Octubre 2010 - 00:11

Pues si, nos quejamos de la protección de China, Brasil o en alguna medida de GB pero luego hacemos todos lo mismo. Y cuidado con tocar las cuotas de la leche o amenazar con reducir las ayudas agrícolas que se nos enfada José Bové y nos pone firmes a todos en la UE.

Como bien se dice en este Post la ayuda al desarrollo (que nunca llegó al 0,7% de la famosa manifestación en la Castellana de nuestros tiempos mozos) en gran medida está compuesta por estas triquiñuelas contables (maquillaje contable que diría El doctor Cañibano). De vergüenza.

A mi juicio la verdadera ayuda al desarrollo la están realizando algunas ONG´s serias que sí que consiguen dar los medios mínimos y enseñar a pequeñas poblaciones de agricultores a mantenerse a sí mismos.

Bea Jiménez 15 Octubre 2010 - 08:37

“enséñame a pescar, no me regales peces”.

Hablando de alimentos y contradicciones europeas, aún a riesgo de desviar el tema del hilo (mis disculpas por adelantado) ¿qué os parece la discusión que va a tener lugar hoy en Bruselas respecto a subir las tasas de transporte a camiones de más de 3,5 toneladas, cobrando 10 céntimos más por kilómetro? ¿No creéis que es una iniciativa que perjudica claramente a los países periféricos?

Javier Tomas 15 Octubre 2010 - 11:34

Entiendo el tema de que los subsisidios a los agricultores europeos/españoles sea un impedimento para que los países más pobres puedan vender sus productos aquí.

Ahora bien si yo fuera presidente de algo, que nunca lo seré claro, jamás dejaría de tener un Ministerio de Agricultura (Rodríguez Zapatero ha precindido de él a nivel nacional y Esperanza Aguirre a nivel autonómico). Sin duda alguna los alimentos son un producto básico y no estoy seguro que sea una buena política económica/social el permitir que nuestra consumo se regule única y exclusivamente por la ley de la oferta y la demanda.

En España la agricultura está más abandonada, las personas tan alejadas del mundo rural que ni distiguimos un albaricoque de una ciruela. ¿Es éso natural?, ¿es sostenible a largo plazo dar la espalda a la naturaleza de esta manera?.

carlos muñoz 16 Octubre 2010 - 23:41

Estos hechos ya se iniciaron en europa con la protección de los consumidores mediante la compra de productos agrícolas, para almacenaje y consumo interior en caso de necesidad. En algún momento había que sacarlos de los almacenes, ya que no se consumían, momento en el cual un exceso de oferta inundaba el mercado y hacía que los precios, se hundieran los precios en el mercado interior.

Aunque el último presupuesto vigente en la UE 2007-2013, sigue ayundando a la producción, aumenta los objetivos amabientales y de difrenciación de los productos agrícolas europeos, tratando de cambiar el mercado en el compite, crear un mercado nuevo, que justifique los precios necesarios para cubrir la escasa productividad de la mayoría del campo europeo.

La UE lo tiene claro, no podemos competir en precio creemos un mercado nuevo de un producto agrícola “ecológico” que no tiene competidores.

Juan Aspas 19 Octubre 2010 - 11:12

Pues este problema que ya ha ocurrido en la historia se ha ido solucionando con:

——Aumentos de productividad (caso reciente del milagro brasileño puede ser un referente)

——Migraciones de población:(caso de europa en los últimos siglos)

¿Por que no dejar que llegue inmigración (planificada) para solucionar el problema demográfico de europa y la viabilidad del sistema de pensiones?

Ahí queda la reflexión

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar