22
Jul

Controladores aéreos, absentismo y reforma laboral

Escrito el 22 Julio 2010 por Valentín Bote en Economía española

Estos días asistimos atónitos a un pulso entre los controladores aéreos y el Ministerio de Fomento que parece una reedición del de hace unos meses relativo a sus salarios y condiciones laborales. Pero esta vez el campo de batalla es distinto: se trata de una aparente proliferación de bajas médicas que, según fuentes ministeriales, pueden afectar al correcto funcionamiento de los aeropuertos en estas fechas veraniegas.La huelga de controladores aéreos franceses, en la que participa entre el 30% y el 50% de los convocados, causó esta mañana cancelaciones de vuelos.

El absentismo laboral en España dobla el de Europa

No voy a entrar a opinar sobre este asunto concreto, entre otras cosas porque no tengo más información que la que he leído, como cualquiera de ustedes, en los periódicos. Pero lo que sí me ha parecido interesante es que se trata de una manifestación concreta –en aras de la corrección debería decir una “aparente” manifestación concreta- de un aspecto que me parecería importante que una reforma laboral en este país abordara: el absentismo laboral injustificado, o justificado en muchos casos por una baja médica “injustificada”. Insisto en que no estoy hablando del caso de los controladores. Lo único es que dicho caso me ha hecho pensar nuevamente en esta reforma.

Pensado en frío no parece un tema conflictivo. Supongo que los lectores coincidirán conmigo en que no tiene sentido que en muchos sectores de actividad el nivel de absentismo sea en España el doble que en los países de nuestro entorno. También coincidirán conmigo en que no está bien que los trabajadores no acudan a trabajar sin causas debidamente justificadas. Y, por supuesto, tampoco está bien que un médico firme una baja médica sin asegurarse de que su paciente en realidad no está en disposición de ir a trabajar.

Entonces, ¿dónde está el problema con reformar convenientemente nuestra legislación para que esto deje de suceder? La verdad, yo no creo que haya problema. Pero los que sí parecen tenerlo son los sindicatos, que desde que se inició este peculiar proceso de “diálogo social” con líneas rojas –temas intocables-, decidieron incluir el debate del absentismo injustificado dentro de este grupo de cuestiones de las que no se podía hablar.

Pero, ¿de verdad tenemos un problema de absentismo no justificado en España? Las estadísticas parecen apuntar inequívocamente en sentido positivo: por un lado, el elevado nivel comparativo entre sectores homogéneos entre España y países de nuestro entorno (Francia, Alemania, por ejemplo). En segundo lugar, el abismo existente entre los trabajadores del sector público –que cuentan con muchas más garantías de no perder su trabajo en caso de ausentarse- y del sector privado (¿saben los lectores que el nivel de absentismo en la administración pública es cuatro veces superior al del sector privado? ¿De verdad es posible justificar un diferencial tan elevado de problemas de salud entre los trabajadores de las administraciones y los del sector privado?). Y, por último, ¿cómo es posible que el nivel de absentismo en el sector privado en la actualidad haya descendido hasta un 50% respecto a los niveles previos a la crisis económica? ¿Es que la salud de los trabajadores ha mejorado repentinamente o es que tienen miedo de perder su trabajo si se ausentan reiteradamente sin justificación? Muchas preguntas, para las que me temo que no tengo respuesta. ¿Tienen los lectores alguna?

Comentarios

Miguel A. Gaiteiro Senra 22 Julio 2010 - 09:52

Cuando hay un problema, la mejor forma de solucionarlo es ir a la causa que lo provoca. Medidas “represivas” como restringir las bajas o aumentar el control sólo sirven para que el trabajador absentista se busque otros medios para no ir a trabajar. Tal vez a corto plazo veamos una mejora de los ratios. Pero a medio plazo el problema será aún peor.

No voy explicar los problemas de la medida porque los sindicatos se las pintan solos para eso. Sólo quiero aportar una visión distinta del problema. Y es la que tiene que ver con la naturaleza cultural del absentismo.

¿fomenta la cultura y el ambiente de nuestra empresa (y de nuestro país) el absentismo? ¿existen en nuestra organización personas que son tomadas como referentes (positivos o negativos) en este aspecto?

Una explicación a la reducción de las bajas con la crisis se debe a un aumento del “umbral del dolor” que estamos dispuestos a asumir. Ejemplo: si todo va bien, tengo gripe y algo de fiebre, igual mejor me quedo un par de días en casa para curarme bien. Pero si el negocio va mal tal vez pueda ir a trabajar con la pierna rota si, al fin y al cabo, soy un administrativo que se pasa el día sentado y la escayola no molesta demasiado.

Este ejemplo en “negativo” me recuerda un caso para poner tambien un ejemplo en positivo, que sea mucho más ilustrativo: los aficionados del motor sabrán quien es Valentino Rossi. Sufrió hace dos meses una caida que le provocó un fea fractura en una pierna y este fin de semana ya corrió otra vez un Gran Premio y aunque no corrió a su mejor nivel, cerca anduvo. La imagen del piloto llegando con muletas junto a su moto, debería hacernos reflexionar ¿alguien cree que se sube a la moto porque su médico no le renueva la baja? ¿creeis que es cuestión de dinero?

David 22 Julio 2010 - 10:38

Detrás del absentismo en España creo que existe otra causa: los demenciales horarios de trabajo, que no dejan margen para ocuparse de cuestiones relevantes, como atender a un familiar dependiente o llevar al niño enfermo al ambulatorio. Es sólo una hipótesis, pero me atrevo a suponer que en los países con que el autor compara el absentismo español hay horarios más flexibles y mejores oportunidades de conciliar trabajo y vida personal/familiar. ¿Conocéis alguna evidencia al respecto?

[…] This post was mentioned on Twitter by Pau A. Monserrat, GrupoTECNOCO. GrupoTECNOCO said: Controladores aéreos, absentismo y reforma laboral: Estos días asistimos atónitos a un pulso entre los controlador… http://bit.ly/9p2qHu […]

Observador subjetivo 23 Julio 2010 - 09:26

Os invito a leer este post que acabo de publicar en mi blog sobre esta cuestión:

http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2010/07/harto-de-controladores-sin-control.html

Jose G 23 Julio 2010 - 17:09

Buenas tardes,
Quisiera apuntar en contestación al comentario de David, que efectivamente es posible que el horario en otros paises europeos sea mas “atractivo” que en España, pero tambien hay que tener en cuenta que los habitos y horarios no tienen nada que ver. Es en definitiva una cuestión de productividad y aquí los indicadores dicen que es de las mas bajas.
Por experiencia creo que nuestro problema es cultural, siempre ha existido esa picaresca de engañar a la empresa y jactarse de ello. Conozco de primera mano casos en los que existe esa flexibilidad que comentas de la empresa hacia el trabajador cuando necesita atender problemas de su ambito familiar, y el pago que recibe la dirección es una reclamación de sus derechos a incrementos de salario incluso con la que está cayendo.
El dato del descenso de la tasa de absentismo con la crisis actual, creo que es demoledor y demuestra que cuando existe tensión respecto al puesto de trabajo, la disposición e implicación cambia drasticamente.
Siempre he pensado que si una persona es profesional y honrada en su puesto de trabajo, no tiene nada que temer y si modificas tus hábitos por miedo, en realidad estás reconociendo que no estás absolutamente seguro de que lo que hacías fuese lo correcto.
Es muy curioso en las empresas públicas ver la reacción de pánico que en general demuestran sus trabajadores cuando se comenta la posibilidad de una privatización y sólo es debido a que vas a ser evaluado en tu desempeño y por consiguiente tienes que dar el nivel.
yo me conformaría con una evaluación justa……..

Francisco 23 Julio 2010 - 23:19

Buenas tardes¡¡

Ire directamente a la cuestion planteada.

El problema del absentismo laboral lo englobaría en dos temas principalmente con su correspondiente causistica.

1. Se refiere a la magnitud del peso del sector publico en la economia local, regional y estatal. Aprobar una oposicion parece que da derecho a todo y donde todo ya es posible, porque no le despiden. Despues habría que analizar la inmensidad de empresas publicas que existen y que continuan creandose, en las cuales el enchufismo, compromisos politicos y otros factores que no se basan en la capacidad personal del candidato.

2. Hace referencia a los sindicatos y su populismo en contra del empresario y de la empresa.

Estos dos factores hacen que la cultura sea no propicia al trabajo, al desempeño profesional del trabajo y al corporativismo de aquellos privilegiados (sean o no funcionarios) que tratan que nadie se le ocurra trabajar y que quiera prosperar, porque no es un buen compañero o vaya que, de camino hagan rico a alguien.

Esta es la cultura que triunfa en España y que Politicos y Sindicatos amparan.

Las soluciones serían:
– Disminuir el peso del sector publico (que desanima la inicitiva privada).
– Fijar los salarios a la productividad
– Fomentar desde administraciones publicas, partidos politicos, sindicatos la iniciativa emprendedora que es la unica que fomenta empleo y genera riqueza neta de un pais.

saludos.

Mirko 26 Julio 2010 - 16:47

Creo que hay un factor que influye en el absentismo laboral que nunca se menciona. Los tiempos de espera del SS.

Creo que en España se considerar aceptable que un paciente este de baja mientras espera un diagnostico y esta fase puede durar meses. Desde el medico de cabecera se les manda al especialista (> 1 mes), desde el especialista se hace una prueba (> una semana o mas) y de vuelta al especialista (> 1 mes). Se pierden meses durante el proceso de diagnostico y a nadie se le extraña.

Un diagnostico que se pudiera realiza en horas o pocos días se convierte muchas veces en meses. Naturalmente no se que impacto estadístico que tiene estos enfermos. Pero de lo que estoy seguro que todos y cada uno de ellos desearía tener un diagnostico lo antes posible y la cura naturalmente para volver a trabajar.

Verena 11 Agosto 2010 - 10:15

En lo personal, creo que el ausentismo laboral esta “culturamente erradicada”. No me voy a referir directamente a la situacion legal de España, pues no la conozco con detalle y no vivo en aquel pais. Pero de todos modos creo que Chile heredo mucho de este pais y hay cosas en las que, francamente, se parecen demasiado.
El ausentismo esta muy ligado a la falta de compromiso que existe frente a la empresa y tambien a la falta de conciencia por parte de la poblacion.
A mi modo de ver, la gente asocia el trabajar con la esclavitud y tiene el concepto de que el jefe es un demonio que quiere explotar a sus empleados. Estuve viendo estadisticas de ausentismo laboral, y la gente falta a su trabajo por cualquier estupidez. Muchas veces tambien se inventan los problemas para faltar.
En Chile existen medidas politicas populistas y proteccionistas que fomentan estos tipos de actos. Si faltan a sus trabajos, les importa un carajo, pues el sueldo igualmente les llega. Si bien, el empledor no esta obligado a pagarle los dias no trabajados (pero igual el gobierno se los paga a los empleados si presentan la licencia medica), es un dia de “produccion” que el empleador pierde.
Hay casos en que la gente realmente necesita esas licencias, pero…la gente usufructa del sistema y no es un % menor.

Fernando Peral 18 Agosto 2010 - 19:26

Aunque cabe felicitar al Sr. Blanco por la salida dada al conflicto de los controladores, éste no debe olvidar que esto dista mucho de poner fin a la desastrosa gestión de AENA, que prevé unas pérdidas de 600 millones de euros en 2010 y que refleja un déficit de 8.500 millones de euros sólo para los aeropuertos de Barajas y El Prat..

Aunque la reducción del número de horas extraordinarias resultante del nuevo convenio permite reducir los costes salariales a corto plazo, dista mucho de suponer una solución a la situación financiera de AENA, e implicará una importante falta de capacidad de control aéreo en determinados periodos del año, que habrá de suplirse a través de nuevas contrataciones que entrañarán períodos de formación de entre uno y dos años, del anunciado proceso de privatización de la gestión del tráfico aéreo en determinados aeropuertos y del cierre de otros.

Sobre los hombros del Ministro recae la enorme responsabilidad de asegurarse de que, en esta previsiblemente difícil transición, no se pone en peligro la seguridad de las aeronaves ni la de los pasajeros para tratar de resolver la desastrosa gestión de AENA y que, de justificarse por razones de seguridad, se reducirá el tráfico aéreo para adaptarlo a las posibilidades reales de gestión del mismo.

ayce asesoría fiscal 3 Junio 2012 - 17:07

Por fin encuentro una información valiosa , muchas gracias por tu aportación ya tienes un fan mas

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar