- Economy Weblog - http://economy.blogs.ie.edu -

¿Puede empeorar la economía europea?

Acabo de publicar un artículo (“The End Of The Crisis Will Follow The WLUV Models” [1]) en la revista Forbes (India). ¿Qué se dice en ese trabajo? Entre otras cosa que desgraciadamente las economías de Europa Central y del Norte (Países Nórdicos, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, etc.) después de una ligera recuperación, están volviendo a entrar en una especie de estancamiento económico, con crecimientos que este año estarán entorno al 1%. Afortunadamente las previsiones para 2011 son mejores: el crecimiento económico aumentará y estarán alrededor del 1,5%. En 2012 el crecimiento será mayor. Se trataría de un escenario en W. Efectivamente, mientras la mayoría de los datos económicos de todo el mundo parece que mejoran rápidamente, los de Europa, están siendo peores de lo previsto.

Malos datos de coyuntura

En la Eurozona el clima empresarial se ha vuelto a deteriorar en junio, como reflejan el Índice de Confianza regional que se situó en 56 frente al 56,4 del mes anterior y la partida de expectativas del IFO alemán también se redujo ahora es 102,4 y el mes pasado fue 103,7. Los datos de empleo y los de consumo también están defraudando a los mercados.

Los planes de ajuste están frenando el crecimiento.

A los planes de ajuste de Francia y Alemania se unen ahora los de Gran Bretaña. Efectivamente, esta semana hemos conocido que el gobierno británico ha presentado el plan de ajuste más severo desde los 80: planea ahorrar 128.000 millones de libras en 5 años (9,2% del PIB) mediante un recorte del gasto social y corriente (incluida una congelación de los salarios públicos) y subidas puntuales de impuestos (IVA y ganancias de capital). Además, impondrá una tasa a los bancos por valor del 0,07% de sus pasivos (0,04% en 2011). Los gobiernos alemán y francés también han anunciado la creación de una tasa bancaria, aunque no han ofrecido detalles.

Parece, que tras una ligera recuperación inicial de Europa en el segundo semestre de 2009, en 2010 el consumo y la inversión privada no están consiguiendo sustituir al gasto público como motores de la economía. Además, las pequeñas empresas, que emplean a la mitad de la fuerza laboral  en Europa, siguen teniendo serias dificultades para acceder al crédito.

Por su parte las economías del Sur de Europa (recuperación en L), están teniendo un comportamiento peor que las del Norte y podrían estar estancadas durante varios años. De hecho hay dos países del Sur de Europa, Italia y Portugal, que llevan 10 años con crecimientos económicos anuales muy bajos o negativos. También en estos países el préstamo bancario sigue bastante cerrado para muchas empresas y familias. Como consecuencia muchos países están teniendo todavía crecimientos económicos negativos si bien es cierto que dentro de poco desaparecerán los crecimientos negativos y empezarán a tener crecimientos positivos pero estos serán muy bajos.

También en estos países se están produciendo políticas de ajuste tendiente a reducir el déficit público lo conseguirá reducir poco a poco los déficits fiscales. Sin embargo, seguirá aumentando el ratio de deuda pública sobre PIB. Ello se debe a que la deuda, aunque crecerá menos, lo hará más que el PIB. La falta de reformas económicas, la necesidad de financiación exterior, el elevado nivel de desempleo, el comportamiento irresponsable de los sindicatos y la falta de competitividad de las exportaciones agravarán considerablemente la situación por lo que se podrán producir desordenes sociales (huelgas generales y otros movimientos de protesta), tal como desgraciadamente ha ocurrido en Grecia durante este año. El crédito seguirá sin fluir por el deterioro de las expectativas y muchas entidades financieras estarán intervenidas por el sector público. Las economías del Sur de Europa entrarán en un largo proceso de redefinición de modelo económico. El elevado endeudamiento de las familias retrasará las decisiones de consumo. El consumidor seguirá siendo cauteloso en sus decisiones de gasto tras sufrir durante la crisis un duro golpe con pérdidas de su patrimonio lo que ha generado un efecto pobreza (reducción de la riqueza de las familias) que se podrá extender durante un año o más. También el elevado desempleo hará que la gente consuma menos y ahorre por precaución. Entraremos en un periodo de “stop and go” donde cada vez es menor el margen de maniobra para la política económica.

La crisis en Europa se puede agravar si suben los impuestos. Por ejemplo, los impuestos sobre la banca no harán más que distorsionar y perjudicar al ya muy dañado sistema financiero europeo. Reino Unido y Francia revelaron esta misma semana que aplicarán impuestos a los bancos.

¿Puede empeorar o mejorara el escenario económico de Europa?

Al igual que las bacterias y los virus se transmiten entre los seres humanos, las crisis y las recuperaciones económicas también se transmiten entre los países. En ambos casos, para que se produzca el contagio bueno o malo, es necesario un mecanismo que transporte el éxito o el fracaso. En Europa la actual crisis económica que sufren los del Sur, Portugal, Italia, Grecia y España, se está transmitiendo a los Norte. El mecanismo de trasmisión son los mercados de deuda, la bolsa y el sistema financiero.

¿Puede Europa trasmitir la enfermedad al resto del mundo? ¿Puede la recuperación del resto del mundo contagiar positivamente a Europa?