3
May

El gobierno griego, el FMI y la UE han acordado poner a disposición de Grecia asistencia financiera por importe de 110.000 millones de euros en los próximos tres años. De esa cantidad, 80.000 millones serán aportados por los miembros de la UEM, en forma de créditos bilaterales en proporción a su peso en el capital del BCE (España aportará unos 9.800 millones de euros), y los 30.000 millones restantes serán facilitados por el FMI a través de un acuerdo stand-by.

 Como condición previa para la concesión de la ayuda, el gobierno griego ha anunciado un duro programa de ajuste para los próximos tres años. Las medidas del plan, junto con las anunciadas entre enero y marzo, deberían traducirse en una reducción del déficit público de más de 11 p.p. de PIB (13,6% del PIB en 2009). Las medidas más destacadas son:

▪       Por el lado de los ingresos, se elevará el tipo de gravamen del IVA (hasta el 23%, desde el actual 21% vigente desde marzo) y de los impuestos especiales. Además, se reforzará la lucha contra la evasión fiscal.

▪       Por el lado del gasto, se volverá a recortar el salario de los funcionarios (la bajada podría alcanzar el 16% al considerar los ajustes ya aprobados) y se reducirán las pensiones.

▪       Además, el gobierno griego pondrá en marcha una serie de reformas estructurales que afectarán a la seguridad social (retraso de la edad de jubilación), al mercado de trabajo y al sector público (reforma de la Administración y privatizaciones).

 La ayuda podría empezar a llegar la semana próxima: el Parlamento griego aprobará el plan de austeridad esta semana, al igual que hará el FMI con el acuerdo stand-by, mientras que los créditos bilaterales europeos se activarán en una cumbre a finales de esta semana.

Por otro lado, los bancos griegos han recibido dos importantes balones de oxígeno:

▪       El BCE ha suspendido el umbral mínimo de rating exigido a los colaterales utilizados en sus operaciones de política monetaria, sólo para los instrumentos de deuda negociables emitidos o garantizados por el gobierno griego.

▪       Además, parte de la asistencia financiera recibida –unos 10.000 millones– servirá para dotar un fondo de estabilidad financiera para recapitalizar bancos en caso de que sea necesario.

 Por tanto, la activación de la asistencia financiera, incluyendo la concreción de los fondos disponibles para los próximos tres años, llega tarde, pero es positiva:

▪       Contiene el riesgo de contagio y podría dar a Grecia la tranquilidad necesaria para poner en marcha los programas de ajuste y las reformas estructurales necesarias.

▪       Las medidas de ajuste pactadas son radicales, se basan en un escenario macro creíble y pueden convencer a los mercados del compromiso de Grecia con la austeridad.

▪       La supervisión del FMI otorga la suficiente credibilidad al programa.

▪       A corto plazo, evita el impago y elimina las expectativas de reestructuración: al menos los plazos más cortos de la deuda griega se verán beneficiados.

 No obstante:

▪       El impacto sobre la solvencia de Grecia es limitado: el problema puede sólo haberse pospuesto. El país debe poner en marcha un duro ajuste fiscal, acometer dolorosas reformas estructurales y recuperar la senda de crecimiento. Realmente se trata de un gran desafío para cualquier economía.

▪       Las draconianas medidas de austeridad encontrarán una fuerte contestación social y harán que la economía griega caiga temporalmente en depresión –con una contracción del PIB del -4,0% este año y del -2,6% en 2011–.

 La intención es ganar al menos dos años, para que la situación macroeconómica mejore –tanto en Grecia, como en el conjunto de la UEM–, y el sistema financiero se reforme y sanee. Si esto se logra, el riesgo de contagio en caso de una hipotética reestructuración sería muy inferior al actual.

Comentarios

Ismael Ordóñez Manjón 3 mayo 2010 - 16:11

A pesar del plan de rescate para Grecia aprobado este fin de semana, hoy lunes los mercados bursátiles abren a la baja, lo que parece estar propiciado por la existencia de dudas con respecto a la eficacia del mismo. Parece que las duras condiciones que han de imponerse en Grecia pueden tener fuerte contestación social (de hecho ya la están teniendo) y será duro para el Gobierno griego llevarlas a cabo .

No obstante, creo que las dudas que existen en los mercados están en gran parte provocadas por la indecisión y tibieza de la clase política europea, que ha tardado demasiado en responder a una situación que apunto está de írseles de las manos. Es inconcebible que unos estados que han renunciado al control de su política monetaria no se hayan dotado de organismos ágiles y con poder de decisión para estas situaciones de emergencia. Creo que debemos de sacar lecciones de esta situación y los estados europeos deben de ponerse manos a la obra si realmente apostamos por un proceso creible de construcción europea.

Además, los países periféricos de Europa, entre ellos España, deben de dar señales inequívocas de confianza a los mercados. Creo que ya es momento de que el Gobierno ponga las cartas sobre la mesa y presione de forma decisiva tanto a los agentes sociales para llevar a cabo la reforma laboral como a las entidades financieras para acelerar el proceso de concentración y saneamiento del sistema.

Cada día que pasa y nuestros gobernantes y resto de clase política no toman decisiones o llegan a acuerdos es un día que nos acerca más a tener que hacer sacrificios cada vez mayores. Al final los paganos de esta mediocridad política seremos las nuevas generaciones a las que se nos está cada vez poniendo más cara la letra de la hipoteca que tendremos que pagar por los excesos de nuestros antecesores. Con una tasa de paro escalofriante y que perjudica especialmente a los menores de 30 años (gracias en gran parte al sistema de contratación vigente), es el momento de que los políticos tomen conciencia de que lo que tienen en sus manos es algo más que su sueldo de los próximos cuatro años o conceder a sus señorías el derecho a hablar en gallego en el Senado; lo que se están jugando con sus votos en las Cortes es el futuro de la economía y de la sociedad española.

Pablo Calvo 3 mayo 2010 - 18:10

La factura griega cuesta a España 586 EUR por hogar, titula Expansión hoy.

http://www.expansion.com/2010/05/03/economia-politica/1272886177.html?a=3a1156d6b8c5a374089e82d6fa8b6e93&t=1272892033

Las condiciones que enumeras, José Ramón, no están impuestas por el FMI y la UE, que son los que prestan la ayuda económica? No se han fijado hitos intermedios que Grecia tenga que ir cumpliendo con fechas concretas? Creo que sería necesario para asegurarnos todos de que Grecia no nos arrastra a los demás y que el efecto contagio que mencionaba María en un post anterior no se convierta en un hecho irrefutable dentro de unos años…

Un saludo,

Pablo

Santiago Frias 3 mayo 2010 - 20:13

Si echamos un vistazo a las necesidades de financiación, a la perspectiva de gran parte de Europa de desvincularse lo mas posible de la deuda de paises periféricos como Grecia, España y Portugal, a la baja productividad y flexibilidad en el mercado laboral, así como la poca iniciativa ante su responsabilidad por parte de la clase política, maquillando todo lo que pueden la situación real, nos dará, agregando la puntilla de bancos y cajas que no quieren aceptar una pérdida patrimonial de los activos adquiridos superior a un 32% cuando la tendencia apunta a valores mas abultados, un resultado quizás mas escalofriante de lo que podemos esperar.
Hablo de la contención mediante aislamiento por parte de los paises núcleo de la zona euro, del resto de periféricos con problemas, para poder sobrevivir económicamente. No es posible regir un sistema financiero dependiente de unos y otros, con unos diferenciales de un 1%, o al menos eso opinan muchos entendidos.
La decisión ante la disyuntiva de contención es clara: aguantamos/nos hundimos todos juntos, haciendo los ajustes necesarios, o se suelta el lastre. De momento el paso es ir todos juntos, pero veremos si los paises periféricos son capaces de hacer los ajustes necesarios, de lo contrario el núcleo soltará lastre.
Personalmente creo que no estamos preparados para realizar el ajuste, y que con la tasa de ocupación sobre la población activa que tenemos, la sorprendente ausencia de conflictividad que esperaban nuestros socios europeos, se tornará en tempestad, dando una señal clara de nuestra incapacidad de ajuste.
Siempre queda la esperanza de ver lo que nos espera y reaccionar, aunque por tradición histórica no es una situacion probable.

Juan Rodríguez-Fraile 3 mayo 2010 - 21:54

Las agencias de calificación de riesgo financiero como S&P o Moodys continúan incrementando sus alertas, entorno a las primas de riesgo y los seguros contra el riesgo de impago (CDS) debido a la gran incertidumbre de que Grecia sea incapaz de poder llevar a cabo el durísimo cambio al que se enfrenta una vez se han concretado las ayudas y los plazos del plan de ayuda a Grecia ya que el programa de reformas fiscales y estructurales que tiene que poner en marcha el gobierno Griego tiene mucho riesgo y se encuentra además con la oposición de los ciudadanos que responden a este plan con huelgas generales y de la oposición de parte de la clase política.
Esta incertidumbre respecto a la economía Griega está teniendo un efecto de contagio sobre el resto de economías de la zona Euro, como Portugal y España en las que las agencias de calificación de riesgo han bajado su rating debido (en el caso español) a los pésimos datos del paro llegando ya al 20%, al escaso crecimiento de la economía española para este año, al endeudamiento del sector privado español y a la poca capacidad exportadora de España.
Este recorte en el rating de España, está teniendo efectos en las empresas españolas como por ejemplo en Mapfre a la que las agencias de calificación de riesgo han bajado el rating hoy, debido a que su mercado principal es el mercado español.

sergio zaghen 3 mayo 2010 - 22:36

Al ver como ha reaccionado la bolsa hoy, me pareció que no hay confianza en la capacidad del gobierno de Grecia de poner en marcha el programa de austeridad que hace falta para poder resanar las finanzas. La pregunta es, ¿tiene Grecia la posibilidad de impulsar su economía y poner en marcha un programa de recorte del gasto público de 30.000 millones de euro en los próximo tres años?
Grecia para poder sanear su débito, Grecia tiene que aumentar el PIB rápidamente (cosa poco probable considerando la crisis) o recortando el gasto público, de hecho el programa de Papandreu implica un recorte del los sueldos de funcionarios, aumento de impuestos, disminuciones de las pensiones, etc, con lo se supone que seguirán más manifestaciones como las que vi en la televisión durante el 1 de mayo y eso no ayuda a que los mercados (sobre todo el bursatil) tengan más confianza.
Lo que no tenemos que olvidar es que el rescate de Grecia no es un “regalo”, sino que un préstamo, así que Grecia tendrá que volverlo con los intereses.
Desde mi punto de vista, sigo pensando de que eso no ocurrirá tan fácilmente. El caso de Argentina fue un ejemplo. Recibieron ayuda del FMI en el 2000 pero no fue suficiente y al final acabaron con una quita. Pero ahora que consiguieron sanear su deuda se han ofrecido a re-negociar los que no aceptaron el recorte de los bonos.
¿Podríamos pensar que el futuro de Grecia seguirá el de Argentina en el año 2001? No puedo prever el futuro pero es probable.
Un saludo
Sergio

Nadine Schuler 4 mayo 2010 - 01:23

Aunque no sabemos si esta ayuda será suficiente para que Grecia supere la crisis, también es verdad que no hay ninguna alternativa al rescate. Si no hubiéramos ofrecido estos créditos, también habríamos jugado con la estabilidad del Euro lo que podría tener unas consecuencias mucho peores e incalculables.

Pero como comenta Sergio, no regalamos nada, Grecia tendrá que devolver todo a un tipo de interés de un 5%. Y sí, Pablo, existen condiciones muy estrictas para que Grecia obtenga el dinero, y se dará un seguimiento trimestral al cumplimiento de estas condiciones – durante el año en curso se pagarán 30 Mil Millones como máximo.

Como ayuda adicional, el BCE ha tomado una decisión excepcional (y hasta hace poco ni pensada): se procederá a suspender todas las condiciones a una calificación mínima de los bonos estatales que sirven como contrapartida para préstamos. Quiere decir que se van a aceptar los bonos griegos, con lo cual el BCE intenta tranquilizar los mercados.

Lo que queda claro es que al final es Grecia que tiene que salvar si mismo. Si no cambia nada, el dinero será devorado dentro de poco. Pero los responsables están llenos de confianza que la casi quiebra estatal fue un aviso no sólo para Grecia, sino también para países amenazados como Epaña y Portugal. Portugal ya empezó con su plan de ajuste y ahorro, Irlanda (que tenía un déficit en el 2009 aún mayor que Grecia!) también lo hizo. Como buen ejemplo en estos ajustes podría servir Finlandia: superó su crisis a principios de los años 90 (cuando perdió su socio de comercio principal, la unión soviética, y a la vez cayeron la bolsa y el mercado inmobiliario, por lo cual tenían una economía decreciente y un desempleo de más de un 20%) utilizando las mismas medidas que tiene que tomar y está tomando Grecia ahora.

ANTONIO GOMEZ VILLALBA 4 mayo 2010 - 09:27

Imaginemos que hoy en España anuncian:
1-Se van a recortar los salarios
2- Van a bajar las pensiones
3- Va a subir el Iva
4- Van a eliminar ciertas administraciones
5- Van a recortar el número de funcionarios
6- Van a incrementarse los impuestos especiales

Además , seguimos suponiendo, nos dicen que esto no va a servir más que para estabilizar nuestra economía , eso si hay suerte, que vamos que tener que devolver cantidades ingentes de dinero tanto a paises de la UE como a titulares de deuda pública Española y que muy probablemente se tendrán que realizar más recortes en el estado de bienestar español.

¿Qué pasaría? Os imaginais….

Esto es lo que está pasando en Grecia!!
Quiero ponerme en la piel de toda esa gente pensionista,funcionarios,o autónomos que están luchando por sobrevivir a una crisis global, y que ahora , por una mala gestión de su gobierno durante años, se ven obligados a soportar unas medidas de fuerte restricción social.
Con ello lo que quiero decir , es que Grecia no solo tiene que hacer frente a una situación de deficit público , necesidad de financiación, recobro de la confianza perdida en los mercados…. , eso es donde todos desde fuera nos estamos fijando. Grecia tiene problemas sociales muy importantes, perdida de confianza de sus dirigentes, huelgas, y mucho me temo que la evasión fiscal se recrudezca…, en definitiva:
En perro flaco todo son pulgas.

Isabel Cristina Córdova Samaniego 4 mayo 2010 - 10:45

El ejecutivo griego, Yorgos Papandreu, en medio de duras críticas y de soportar inmensas presiones tanto del FMI como de la UE, tuvo su minuto de gloria al anunciar el programa de ajuste que su país deberá soportar durante los próximos tres años.
Con las medidas adoptadas, el gobierno de Papandreu demuestra su interés y compromiso de solucionar el gravísimo problema del déficit fiscal Griego y además evidencia la entereza suficiente para soportar los virulentos movimientos sociales que tales medidas provocan y que continuarán en tanto el caos social no se apacigüe. No es muy difícil comprender las reacciones de los helenos serán tres años de restricciones y de impuestos.
Me atrevería a decir que el fichaje de la firma estadounidense Lazard – división internacional de riego país y deuda soberana-, como asesor para la elaboración del plan estratégico de salida, está dando resultados positivos. Puesto que, luego de la contratación de tal firma, la respuesta que el gobierno heleno ha dado al mercado es positiva y permite confiar, al menos en el corto plazo, en el cumplimiento de sus obligaciones.
Pero aún los problemas para la UE no terminan, la crisis Griega es tan sólo un capítulo de una historia cuyo desenlace aún no está escrito. Una vez superada la fase más polémica del salvamento griego, ahora la mirada del mercado se está volcando los nuevos actores: Portugal y España.
El pacto político de Portugal ha sido bien recibido y todo apunta que en España se irá por el mismo camino. Mañana se reunirá a puerta cerrada el Presidente del Gobierno Español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el principal líder de la oposición, Mariano Rajoy; esperemos que tras dieciocho meses sin mantener diálogo su reunión sea positiva y que dé frutos.
¡Basta ya de dilatar la toma de decisiones! Los españoles y los que no lo somos esperamos medidas efectivas y eficientes que calmen la incertidumbre y nos permitan repuntar económicamente. De no hacerlo, las previsiones para España no son las mejores.

María Bermejo Rubio 4 mayo 2010 - 23:27

El temor contagio de la crisis Griega se está acercando cada vez más a España, el desplome de las bolsas hoy y en especial de la española son claros síntomas del castigo de los mercados por la falta de credibilidad de asumir el plan impuesto a los griegos.
La falta de medidas urgentes está provocando malestar en los inversores y la prensa internacional apunta que España, Portugal, Irlanda e Italia podrían ir por el mismo camino que los helenos. Para empezar el bono español ha alcanzado los 121 pb frente a los 96 de ayer y Grecia ya se sitúa en 584 pb. Alemania además ha señalado que se debe comenzar a programar insolvencias controladas de los países miembros.
La Comisión Europea, el BCE y el FMI seguirán de cerca el cumplimiento del plan de rescate griego, ya que si no se satisfacen las condiciones acordadas se paralizarán los préstamos, obligando a Grecia a recurrir a nuevos mercados financieros lo que les supondría pagar tipos de interés mucho más elevados.
Por otro lado parece confirmarse la recuperación de la economía de EEUU y su presidente continua pidiendo apoyo a las mayores empresas del país para la reforma financiera y la creación de empleo. Prueba de esta fortaleza es el cambio euro/dólar que ya se sitúa en 1,2989.

Xavier Caldés 5 mayo 2010 - 11:01

Le escribo indignado por el discurso que dio usted ayer en intereconomia justificando a los especuladores que han decidido acabar con la soberania nacional en la que se fundamenta nuestra democracia.

Me sorprende especialmente el argumento de la falta de crecimiento. Realmente cree usted que es posible un crecimiento infinito? Conoce usted lo que es una función exponencial? De donde va a sacar la humanidad las materias primas necesarias para mantener ese sagrado crecimiento ad infinitum? Que pasará cuando se hayan hecho todas esas reformas destinadas a liquidar los derechos adquiridos por el pueblo a lo largo de siglos de lucha y aun así se compruebe que el crecimiento es imposible (a no ser que sea a costa del expolio de otras naciones)?

Me pregunto si ustedes, los teóricos del establishment, disponen de alguna información que no es accesible al resto de la humanidad, o si tan solo es que piensan que el resto de la gente es gilipollas.

A caso no se ven venir el colapso del dolar? Es que nadie ve que la deuda pública americana es impagable? Que haremos con todas estas doctrinas económicas, convertidas casi en leyes naturales, cuando se demuestre que toda la humanidad está en la ruina, endeudada de por vida (por iniciativa propia o por la deuda heredada de algún rescate financiero a cargo de la hacienda pública)?

Ya sabemos que en estas academias privadas (donde se intercambian títulos por dinero) la ciencia es lo de menos, pero que sentido tiene intentar adoctrinar a la gente con memeces? España debe saber lo caro que le va a costar contentar a los banqueros y a los especuladores, santificando este sistema caduco que nos lleva directos al abismo.

La usura se consideró pecado durante miles de años; por algo sería.

José Antonio López Chauvet 5 mayo 2010 - 13:04

El tipo de cambio hace no más de un mes se encontraba en 1.36 US Dlls por Euro y hoy en día está a tan solo 1.29
Este rescate realmente esta afectando a las economías y a los mercados, y no solo europeos como lo hemos podido ver en las bolsas bursátiles.
¿Quién asegura que Grecia va a poder pagar todo ese dinero prestado? Seguramente Alemania ya tiene apalabradas algunas islas Griegas como seguro de cobro! Esto de prestar y prestar pero no pagar puede llegar a dar un resultado inesperado a nivel global, seguramente tiene que llegar un momento en que como todos vamos estar endeudados no podremos pagar.
Les adjnto un link a una página del NY Times en donde se puede ver rápida y gráficamene la magnitud del endeudamiento entre países europeos. Y cabe destacar que España va de mal en peor.
http://www.nytimes.com/interactive/2010/05/02/weekinreview/02marsh.html

¿Realmente estan intentando rescatar a Grecia o a la economía Europea?

Elisa Villar Rubio 10 mayo 2010 - 00:34

Se trata de una financiación sin precedentes que obligará a Grecia a aplicar unas medidas correctoras significativas. Esta solución se ha retrasado demasiado y pese a que se percibe la reducción del riesgo al efecto contagio, el pesimismo ya ha recaído en los mercados. Podríamos decir que incluso ya ha echado raíces en el IBEX 35, puesto que ni siquiera la firma del pacto ha logrado que la recuperación dure poco más de un día.

La pregunta es, ¿sería más fácil si Grecia estuviera fuera de la UEM y pudiese aplicar su propia política monetaria? ¿Qué ocurrirá si Grecia es incapaz de cumplir las medidas y ajustes propuestos? No debemos olvidar que la resistencia en el país se está dejando notar, incluso con episodios de violencia callejera y huelgas de carácter general.

De todas formas, una vez aprobado el plan de rescate, parece que queda tiempo para aprender y rectificar, tratando de que este tipo de situaciones no se repitan en el futuro. Para ello, se está creando en estos días un fondo permanente para rescatar a países en quiebra. Este fondo podría traer la señal esperada por los mercados, en la que el BCE comprase deuda en el mercado secundario para hacer que bajen los tipos de interés.

Asimismo, habría que revisar nuevamente las condiciones para el cumplimiento del Pacto de Estabilidad ¿De que sirve sino se cumple? ¿Por qué se ha dado caso de que los países que tuvieron dificultades para cumplir las condiciones establecidas por el Pacto, las suavizaron cuando les interesaba? Es evidente que se necesitan medidas correctoras para lograr su cumplimiento: multas, sanciones, etc.

Veremos qué ocurre, cómo reacciona España, cómo eliminamos la nomenclatura PIGS de los medios de comunicación y cómo cumplimos las medidas del plan acelerado de reducción del déficit del Gobierno. Ojalá salgan las cuentas.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar