27
Abr

¿Qué transmiten los cuentos infantiles?

Escrito el 27 abril 2010 por Rafael Pampillón en Miscelánea

Este mes de abril he leído unas declaraciones de la Ministra de Igualdad del Reino de España que insta a adaptar la literatura infantil a los tiempos modernos. Dice la ministra que los cuentos que leo a mis hijos son sexistas. Me he quedado preocupado porque durante muchos años, vengo leyendo por las noches, como tantos padres, cuentos a mis hijos. No puedo calcular el tiempo que he dedicado a esa labor pero son ratos muy agradables, impagables, que comparto con mis hijos y con personajes como Caperucita Roja, Los Tres Cerditos, Pinocho, Blancanieves, La Cenicienta, Pulgarcito, La Ratita Presumida, etc.

¿Qué transmiten esos cuentos? ¿Habré ayudado a mis hijos ser mejores? ¿He de sentirme culpable? He hecho un poco de reflexión para intentar dar respuesta a estas preguntas. Las palabras de la Ministra no han caído en saco roto. He descubierto, analizando cuento por cuento, que esta literatura infantil envía a los niños y a los mayores mensajes positivos de generosidad, solidaridad (servicio a los demás), valentía, humildad, sinceridad, defensa del débil frente al fuerte, obediencia a los padres, lealtad, sencillez, trabajo bien hecho, etc. Se trata de virtudes o bienes morales que son distintos y que, por tanto, hay que diferenciarlos de los denominados bienes materiales. Parece que la sociedad actual pone más el foco en los bienes físicos que en los morales y por eso tienen tanta importancia en los medios de comunicación y en un blog como este la crisis económica, la creación de riqueza y empleo, el comercio, la producción de bienes y servicios y el consumo. Parece que el mensaje es: ¡Gocemos de los bienes materiales y cuantos más mejor! Esto que está muy bien puede, sin embargo, impulsar al hombre a venerar a esos bienes materiales como si fuesen los únicos bienes.

El bien moral está por encima del bien físico

Pero el bien físico no es el mejor si lo comparamos con el bien moral. La Ministra de Igualdad que es una ministra joven y moderna y que se llama Bibiana, un nombre que parece sacado de un cuento, no le gustan los cuentos infantiles quizá por qué no se los han contado de pequeña o porque le parecen antiguos. Ciertamente son antiguos: transmiten, desde hace siglos, bienes morales. Y es que antiguamente los políticos hablaban mucho más que se habla ahora de los bienes morales, de las buenas costumbres y de virtudes; en cambio en la actualidad, como ya hemos indicado, nos dedicamos a hablar más de cuestiones y de políticas económicas: la deuda griega, la subida de impuestos, la búsqueda del bienestar y el aumento de la riqueza y el empleo. Sin embargo, estos bienes físicos se me antoja que son menos importantes que los bienes morales. Nadie duda de que los bienes físicos, como por ejemplo, dormir, comer, el descanso, la libertad, la propiedad, etc., son buenos ya que nos permiten vivir exentos de hambre y sed, de enfermedad, de guerra, de intranquilidad o cautiverio. Pero, aún siendo bienes, son menos importantes que los bienes morales como son la justicia, el amor a los demás, la paciencia, la templanza, la lealtad, etc. Con estas virtudes combatimos vicios como la injusticia, el egoísmo, la pereza, la tristeza o la sensualidad. 

Es más importante ser que tener

Hay dos características que tiene el bien moral y que no tiene el bien material. La primera nota del bien moral, que ya sería suficiente para darle la primacía sobre el bien físico, es que hace bueno al que lo posee. Los bienes y los males morales hacen bueno o malo al hombre, cosa que no pasa con los bienes o males físicos. Cuantas veces le decimos a nuestros hijos es más importante el ser (bienes morales) que el tener (bienes físicos). Nadie es más bueno que otro por disfrutar de más bienes físicos como tener más propiedades, hartura de comida, salud, paz o libertad, ni nadie es más malo que otro por no tenerlos y padecer hambre, enfermedad, guerra o cautiverio. En cambio los bienes morales son patrimonio de los virtuosos y la ausencia de esos bienes morales hace que la gente sea envidiosa, egoísta, perezosa, descontrolada en la comida y en la bebida, iracunda características que que en los cuentos infantiles personifican los malvados. 

La segunda nota del bien moral, que también le da primacía sobre el bien físico, es que no puede ser objeto de abuso. La virtud moral tiene la ventaja de no ser nunca demasiado buena. Nadie puede abusar o usar mal de los bienes morales. Una persona nunca es demasiada justa, generosa, caritativa, paciente o moderada. En cambio con el bien físico sucede al revés: se puede abusar de la propiedad, de la salud, de la libertad y de todo tipo de bienestar material. Solo hay que asomarse a las páginas de los periódicos para constatar el abuso que muchas veces hacemos de nuestros bienes físicos y de las repercusiones negativas que desgraciadamente tienen en los demás. Por eso es necesario educar a nuestros hijos, con el ejemplo y la educación, en los bienes morales para que sepan actuar de forma justa, generosa, paciente y respetuosa consigo mismos y con los demás. Algunos cuentos transmiten esas virtudes.

¿Qué crees que transmiten los cuentos? ¿Tienen los cuentos infantiles contenidos tóxicos que se deben corregir?

Post scriptum: En estos 4 años de existencia de este blog hemos escrito 1.315 posts. De esos 1.315 hay 72 que pertenecen al grupo (category) denominado miscelánea donde escribimos sobre otros temas http://economy.blogs.ie.edu/archives/category/miscelanea Todos los periódicos económicos tienen este tipo de páginas a diario, y muchas más los fines de semana.

Comentarios

goyo 27 abril 2010 - 10:17

queridisimo profesor Pampillon

otra vez acierta usted , cuando el ser humano en forma de ministra se propone
ser imbecil lo consigue y supera ampliamente.
Pero en fin un ministerio absolutamente inservible tiene que decir muchas tonterias para que la gente se de cuenta de que existe.

Hay que transmitir optimismo somos un pais grande con posibilidades y fuerte somos capaces de soportar 6 años un mediocre como zapatero y sus ministros
( sin duda el peor gobierno de la historia) y seguir adelante

animo querido profesor y gracias por ser valiente y decir claramente lo que mucha gente de bien.

ANIMO
GOYO

Fernando Peral 27 abril 2010 - 10:34

Estimado Profesor,

Lamento su talante antipático, antipatriótico y franquista. Los cuentos deben transmitir que la economía española tiene 3.809.000 desempleados, creará empleo en el tercer trimestre y reducirá su déficit al 3 por ciento en 2012, gracias entre otras cosas al rendimiento del préstamo que va a conceder a Grecia. Debería contar a sus hijas cuentos que les expliquen que el aborto es un derecho y que si lo ejercen, usted no tiene porqué enterarse. A sus hijos les debería contar cuentos como que ahora es el momento de comprar un piso, que el Estatut de Catalunya es perfectamente constitucional, que un juez que acepta dinero de una parte en el litigio que se le somete no prevarica, que los rojos ganaron la guerra civil y que España como nación es un concepto discutido y discutible.

¡Vamos Profesor, tiene que poner a sus hijos al día!

Enr 27 abril 2010 - 19:51

En la vida todo tiene su lado bueno, por dificil que esto nos parezca.Hasta el tan discutido aborto .Hay que pensar que de haber ejercido “ese derecho tan constitucional y necesario” la madre de la Ministra de Daigual,hoy estariamos ahorrandonos todas la estupideces que la Bibi dice.Tranquilo , tu a contar cuentos….pero mas actuales, como los de “La zorra y los pinguinos”,que de eso algo conozco Un abrazo “profe”

Eva María 28 abril 2010 - 11:55

Totalmente de acuerdo con el profesor Pampillón. Ese ejemplo y educación integral son una forma concreta para hacer que la economía salga de este tremendo agujero en el que nos han metido.

JFA 28 abril 2010 - 16:40

Igual la que tiene que adaptarse a los tiempos modernos es la ministra…

Enrique Zurita 29 abril 2010 - 00:28

Profesor Pampillon, me parece estupendo esto que dice y me parece muy necesario infundir estos valores en la sociedad actual. Me parece aun mas meritorio que lo exprese por ser Ud. profesor de economia ya que podria presuponerse unos valores mas ligados al desarrollo economico puro.

Muchas Gracias por compartir estos valores,
Un antiguo alumno suyo,
Enrique Zurita

Ana Lizaur 1 mayo 2010 - 20:57

Rafa, interesantísima tu contestación a la Ministra. Ese mundo imaginario “anticuado”enseña el valor del AMOR, de la PACIENCIA, de la AMISTAD, de la GENEROSIDAD, de la BELLEZA, del VALOR…. pero a la vez muestra un mundo imaginario lleno de EGOISMO, MALDAD, AVARICIA, PEREZA, VENGANZA.
Gracias a esos cuentos desde pequeños hemos aprendido a VIVIR en un mundo adulto, codeándonos con la MALDAD y la VIRTUD (La cenicienta), el EGOISMO y .la AMISTAD (Los 7 enanitos), del TRABAJO contra la PEREZA (Los 3 cerditos), del VALOR (Hansel y Gretel)
Hace pocos años llegó a mis manos el libro “Psicología de los Cuentos de Hadas” de Bruno Bettelheim. Al releer aquellos cuentos infantiles se REFORZARON MIS VALORES y me dieron nuevas pautas de comportamiento, SANAS y AGILES, para afrontar un momento no demasiado bueno. Comportamiento del que hoy estoy orgullosa
No te equivocas al seguir leyendo a tus hijos aquellos cuentos antiguos que transmiten VIDA y VALORES.
Y no te equivocaras tampoco, por raro que parezca, que en tus clases leas a LA CLASE DIRIGENTE DEL MAÑANA el cuento de “Los 3 cerditos”, (Espinete o la Guerra de la Galaxias no es lo mismo) para evitar los 4.000.000 de parados con los que adornan sus curriculum esas generaciones que no han leído nunca. Que sepan montar una empresa sólida, no de papel, con esfuerzo, valor e ilusión sacudiéndose la pereza, el egoísmo o la avaricia que lleva a la corrupción o a la quiebra. Muchas gracias por tus lecciones de economía, pero muchas más por educar a tus hijos tan bien ¡¡¡¡ No esperaba menos¡¡¡¡¡ Mil abrazos para todos

Apollo P. Otieno 2 mayo 2010 - 16:18

Good! I have found the article most enjoyable. Keep it up.
APO

jorge monedero 3 mayo 2010 - 17:03

El Sr.Pampillon siempre lúcido. No obstante, en mi modesta opinión creo que la primacia de lo tangible sobre lo moral está mas extendida de lo que el mismo cree. Solo hay que ver a buena parte de la clase política y empresarial del pais. Los ejemplos los conocemos todos….

Por cierto, dentro del instituto de empresa yo tambien he visto demasiada gente que valoraba a las personas por lo que poseian y no por lo que eran….

Ana 14 septiembre 2011 - 10:52

Para el que quiera leer cuentos infantiles distintos a sus hijos les dejo una página: http://www.cuentosinfantilescortos.net

Cada día un cuento nuevo en tu email…

Disfrutadlo con vuestros hijos y no discutáis tanto!!

Carito 18 febrero 2012 - 20:05

Los Cuentos infantiles cortos para niños son una buena forma de enseñar de forma muy divertida a los niños, a tener valores, a ser más educados e incluso a vencer sus miedos. Enseñar de forma divertida es lo mejor que se puede hacer pues la otra forma sería enseñar de forma tradicional (castigándolos) lo cual no está bien.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar