19
mar

¿Sabe el INE lo que es la pobreza?

Escrito el 19 marzo 2010 por Valentín Bote en Diccionario de Economía, Economía española

Cuando un alumno inicia la carrera de Economía, una de las primeras enseñanzas que recibe es que inflación se escribe con una “c”, y no con “cc”. A pesar de ello, es cierto que muchos insisten en seguir utilizando el término “inflacción”, en una especie de acto de rebeldía… Otra enseñanza que los alumnos reciben muy pronto, ya en el primer curso, es que los conceptos de renta y riqueza no tienen nada que ver entre sí. Que la primera es una variable flujo y la segunda una variable stock. O dicho de otra manera, que la renta del período no tiene nada que ver con el patrimonio acumulado de un individuo, es decir, su riqueza. De tal manera que una persona con una elevada renta no tiene por qué ser rico, mientras que otra con una renta muy baja puede ser muy rica –por ejemplo, si tiene un enorme patrimonio inmobiliario, por expresarlo en términos que se puedan entender bien en este país.

Diferencia entre renta y riqueza

Pues bien, esta última diferencia entre renta y riqueza parece que sistemáticamente se ignora, incluso entre personas que deberían conocer la diferencia. Me explico: año tras año el Instituto Nacional de Estadística de España (INE)  publica una estadística cuya conclusión siempre es la misma: el 20% de la población española está por debajo del umbral de la pobreza. Y una vez publicada esta nota, los medios de comunicación la difunden a los cuatro vientos, porque ciertos sectores del pensamiento social y político de este país (y de otros muchos) consideran muy positivo este mensaje, como una vía para justificar cierto tipo de actuaciones políticas.

¿Cuantos pobres hay en España?

Pues bien, yo ignoro cuál será la proporción de pobres que hay en España. Puede ser del 10%, del 20% o del 50%. No lo sé, porque sencillamente no conozco ningún estudio serio que lo haya medido. Y los lectores probablemente me dirán que el INE lo mide todos los años, y que el INE es una institución seria. Probablemente, pero desde luego cuando publican sus estadísticas de lo que ellos llaman pobreza relativa a mí me parece que se columpian. ¿Por qué?

 Definición de pobreza

En primer lugar, lo más obvio. La medición de pobreza que utiliza el INE sólo considera en su definición la renta del período de los individuos y hogares, pero no tiene en cuenta su patrimonio. Copio a continuación la definición de pobreza, extraída de la metodología del INE, porque no tiene desperdicio:

El umbral de pobreza depende de la distribución de los ingresos por unidad de consumo de las personas (de ahí el término de pobreza relativa, que tiene en cuenta la situación de la población a la que se pertenece). Se fija este umbral en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. La mediana es el valor que, ordenando a todos los individuos de menor a mayor ingreso, deja una mitad de los mismos por debajo de dicho valor y a la otra mitad por encima. La tasa de pobreza relativa es el porcentaje de personas que está por debajo del umbral de pobreza.

El valor del umbral de pobreza, expresado como ingreso equivalente de la persona, se establece en euros. Esto quiere decir que una persona con unos ingresos anuales por unidad de consumo inferiores a este umbral se considera que está en la pobreza relativa.

El valor del umbral de pobreza, expresado como ingreso total del hogar, depende del tamaño del hogar y de las edades de sus miembros, es decir, del número de unidades de consumo. Se obtiene multiplicando 7.945,0 por el número de unidades de consumo del hogar. Por ejemplo, para un hogar de un adulto el umbral es de 7.945,0 euros, para un hogar de dos adultos es de 11.917,5 euros (ó 5.958,8 euros por persona), para un hogar de dos adultos y un menor de 14 años es de 14.301,0 euros (ó 4.767,0 euros por persona), para un hogar de dos adultos y dos menores de 14 años es de 16.684,5 euros (ó 4.171,1 euros por persona),…

 Como ven sólo se tiene en cuenta la renta del período. Ni una palabra del patrimonio. Si un individuo que viva solo gana menos de 7.945 euros, es automáticamente “pobre”, aunque tenga por ejemplo un piso valorado en cientos de miles de euros. Es el caso de muchos pensionistas, que tienen un problema, sí, que es el de pasar apuros económicos todos los meses y carecer de un mecanismo para extraer recursos de su patrimonio para poder aumentar sus niveles de ingresos corrientes (por ejemplo, hipotecas inversas) pero que si poseen dicho patrimonio, desde luego no son pobres en el sentido literal de este término.

 Otro elemento sorprendente de todo el concepto de pobreza es que para el INE (y para mucha gente) la pobreza es, equivocadamente, algo “relativo”. Y esto es absurdo. ¿Por qué llega el INE a la conclusión de que un hogar con dos hijos pequeños es pobre si gana menos de 16.684,5 euros? ¿Es que ha comprobado que por debajo de estos ingresos las estrecheces con las que vive la familia son muy grandes? ¿Es que no pueden hacer frente a consumos básicos? NO. EL INE NO HA MEDIDO NADA DE ESO. Simplemente es que este hogar tiene unos ingresos corrientes (por supuesto, nos olvidamos de su patrimonio) que no superan el 60% de los ingresos corrientes del hogar con la misma estructura situado en la mediana de la distribución de renta. Es decir, que este hogar que hemos puesto como ejemplo es pobre sólo porque hay otros que tienen más renta, por nada más.

¿Es pobre un hogar que ingresa todos los años 1,6 millones de euros?

Este argumento es tan absurdo que los ejemplos que lo desmontan son infinitos. Uno de ellos: imaginen un hogar pobre, con unos ingresos de 16.000 euros. Imaginen ahora que todos los hogares del país, por arte de magia, ven multiplicados sus ingresos por 100. Nuestro hogar de referencia tendría ahora unos ingresos anuales de 1,6 millones de euros y, por supuesto, seguiría siendo pobre. Y sería pobre con estos ingresos millonarios simplemente porque el resto de hogares también han visto aumentar su renta en la misma proporción, por lo que la posición de nuestro hogar con respecto al resto es la misma que antes. Pero veamos otro ejemplo: imaginen que todos los hogares del país ven caer su nivel de renta un 90%. ¿Aumentaría la pobreza en España? NO. Porque como la renta de todos ha caído un 90%, la distribución de la renta no ha cambiado de forma, sino sólo de nivel. Así un hogar que antes tenía unos ingresos de 17.000 euros y que, por tanto, no era pobre, ahora ingresa 1.700 euros al año y sigue sin ser pobre, aunque se mueran de hambre, ya que el valor de referencia del umbral de pobreza relativa también ha caído un 90%. Absurdo.

La realidad es que el indicador del INE tiene un problema grave, que es su nombre. No es una medición de la pobreza, por todas las razones expuestas. No es una medición de la pobreza relativa, porque este concepto, en el caso de que tuviese algún sentido, tendría que referirse al patrimonio, y no a la renta corriente. En realidad es un indicador de desigualdad en la distribución de la renta. Y si el INE lo llamase así, no tendría ninguna objeción. Pero claro, tiene mucho más morbo hablar de pobreza.

Comentarios

Indigente intelectual 19 marzo 2010 - 12:32

Desde que era niño que escucho que el 20% de españoles es pobre. Todos los años se repite la noticia sin descanso, y todos los años el dato es utilizado como “prueba irrefutable” de que el capitalismo no funciona y bla bla bla. Me pregunto cómo es un pobre en Luxemburgo, con una renta per cápita de 100 000€. Y cómo es un rico en Angola, donde la gente vive con un dólar diario.
Felicidades por el artículo. Hasta el año que viene.

Toni Tav 20 marzo 2010 - 19:13

@indigente intelectual , aunque me da en la nariz que no lo eres tanto:)

Lo que critica el artículo es justo eso: dado que en la definición se usa la riqueza mediana del país, (para una misma distribución de rentas relativas) en Luxemburgo y en Angola hay tantos pobres (en %) como en España.

Buen artículo, lástima que los médios de (in)comunicación y la ¿clase? política no lleguen a la mitad de la mitad del nivel.

Pepo Ruiz 16 noviembre 2010 - 09:20

Interesantes y claritos matices. De todas formas, para estudios sobre pobreza (con indicadores propios y ligados a privaciones) consulta los trabajos de la fundación FOESSA que se lo curran estupendamente. Además, los resultados van más allá de contabilidades más que relativas.
Aún así, a mí me da la impresión de que los resultados del INE no tratan de “escandalizar” con los datos de la pobreza… al contrario, lo que hacen es disimular la realidad de la injusticia (véase el índice Gini en España que sitúa la injusticia en alrededor del 32%). El capitalismo no es que no funcione, es que sólo funciona para menos del 5% de la población.

Dejar un Comentario

*