26
Mar

¿Fumata blanca?

Escrito el 26 marzo 2010 por José Ramón Diez Guijarro en Economía Mundial, Uncategorized, Unión Europea

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, reunidos en el Consejo Europeo, parecen dispuestos a ratificar el plan de asistencia financiera a Grecia acordado ayer por Francia y Alemania. Ya han comenzado a conocerse los términos más destacados del acuerdo:

Grecia podrá disponer de financiación concedida por los miembros de la UEM –en forma de préstamos bilaterales coordinados–, siempre que el FMI también haga una aportación significativa, y sólo en caso de severas dificultades para financiarse en los mercados: tipos de interés excesivos o demanda claramente insuficiente para sus títulos de deuda.

No se han especificado importes concretos, pero la concesión se haría en las proporciones siguientes: dos tercios serán aportados por los Estados miembros de la UEM –según su participación en el capital del BCE– y el tercio restante será aportado por el FMI. Tampoco se ha especificado el tipo de interés que se aplicará a los créditos, aunque se ha señalado que no estará subvencionado.

La concesión de asistencia financiera está condicionada a la aprobación unánime por parte de todos los Estados miembros de la UEM. No queda clara la distribución de competencias entre la UE y el FMI, si bien parece que la UE se reservaría un papel de liderazgo en el rescate. En caso de que el rescate se materialice, sería la primera vez que la UE y el FMI prestan asistencia financiera conjunta a un Estado miembro de la UEM desde el establecimiento de ásta, si bien ya han colaborado recientemente para ayudar a otros miembros de la UE –como Rumanía, Hungría o Letonia–.

Además, está previsto reforzar la coordinación de las políticas económicas y endurecer el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, aunque los detalles están por concretarse.

Tan importante (o más) que lo anterior ha sido el anuncio del BCE de una extensión del rango de colaterales aceptados para sus operaciones de política monetaria, más allá de finales de 2010. Por lo tanto, la calificación crediticia mínima aceptada seguirá siendo BBB- (excepto para los ABS, en cuyo caso es A-). Actualmente, la deuda soberana griega tiene asignados los siguientes niveles de rating: A2 por Moody’s y BBB+ por Standard & Poor’s y Fitch –en los tres casos, con perspectiva negativa–. Eso sí, a partir de enero de 2011 se producirá un “haircut” en la valoración de los bonos de peor calidad.

La reacción de los mercados ha sido modesta, pero positiva. El euro se ha apreciado hasta niveles de 1,338 dólares por euro, aproximándose a la importante resistencia de 1,34. Por su parte, las primas de riesgo registran una ligera moderación, destacando Grecia (8 pb, hasta 305 pb); en el caso de España, la prima cae 3 pb, hasta 68.

 En definitiva:

La necesidad de cerrar un acuerdo era apremiante: en abril y mayo, Grecia deberá atender vencimientos de deuda pública por un importe conjunto cercano a 20.000 millones de euros –alrededor de 26.000 en el conjunto de este año–. Tras las divergencias surgidas en las últimas semanas a propósito del rescate a Grecia, finalmente se ha impuesto una solución de compromiso: Alemania ha accedido a pactar ahora el mecanismo de rescate mientras que Francia y las autoridades comunitarias han aceptado la participación del FMI. En cualquier caso, se ha puesto de manifiesto la incapacidad para cerrar la crisis en el seno de la UEM y la primacía de los intereses nacionales –especialmente, de Alemania–.

El pacto alcanzado supone sólo un pequeño avance respecto a la situación anterior: hasta ahora, sólo había un compromiso genérico para actuar de forma coordinada con el fin de proteger la estabilidad financiera de la zona euro. El acuerdo es muy vago y no resulta enteramente satisfactorio, pues no alivia significativamente las dificultades que atraviesa Grecia. Si el plan se aprueba en los términos que se conocen, Grecia estaría prácticamente obligada a reconocer su incapacidad para hacer frente a sus obligaciones de pago si quiere recurrir a la asistencia financiera. Además, Alemania se reserva de facto un derecho de veto.

Además, este acuerdo es una solución ad-hoc para la crisis griega y no establece un mecanismo formal de rescate que pueda aplicarse en caso de una crisis de solvencia de otro Estado. En caso de que Grecia solicite asistencia financiera por importe de 20.000 millones de euros –para cubrir los vencimientos de abril y mayo–, la aportación de España rondaría los 1.100 millones, la de Alemania se situaría en unos 2.500, y el FMI participaría con algo menos de 7.000.

Por tanto, un ligero avance respecto a la situación anterior, pero todavía con muchas dudas por cerrar.

Comentarios

ANTONIO GOMEZ VILLALBA 28 marzo 2010 - 10:08

Este plan de asistencia financiera es un pequeño paso de la UE , que por otro lado era lógico dentro de una Unión económica, no obstante entiendo que cualquier crédito que llegue a darse a Grecia , debería llevar condicionado unas fuertes medidas tendentes ajustar el cinturón de su estado de bienestar y controladas por autoridades de la UE.

Amigos, no olvidemos que el gobierno Griego tanto socialistas como conservadores durante estos últimos años, han estado falseando datos de su economía ocultando deuda, y para realizar esto durante tanto tiempo, ha tenido que ser ayudado por agencias y otras entidades. Francamente, echo en falta una investigación tendente a investigar este tipo de practicas y castigarlas.

Mientras los Estados pertenecientes a la unión económica, tegan en sus manos medidas para controlar su economía interna, pienso que todo estado que no cumpla con unos requisitos de estabilidad fijados por la Unión, deberían ser obligados a si quieren seguir dentro de la Unión, cumplir con las medidas que esta imponga, y por supuesto que actuaciones de engaño como la de Grecia, debe tener consecuencias y sanciones.

Algo que nos debería preocupar es el hecho de que últimamente, se estén comparando las economías griegas y española, bajo mi punto de vista estas comparaciones no tienen sentido, si bien ambas economías comparten déficit públicos y deuda elevados, no es menos cierto que la economía española goza de mayor tamaño y estabilidad que se ve reflejada en los mercados. Ahora bien, esto no quiere decir que debamos relajarnos, más bien que nos sirva de lección y enfocarnos en nuestros problemas empezando por una una tasa de desempleo cada vez más alta.

ANTONIO GOMEZ VILLALBA 28 marzo 2010 - 14:38

Este plan de asistencia financiera es un pequeño paso de la UE , que por otro lado era lógico dentro de una Unión económica, no obstante entiendo que cualquier crédito que llegue a darse a Grecia , debería llevar condicionado unas fuertes medidas tendentes ajustar el cinturón de su estado de bienestar y controladas por autoridades de la UE.

Amigos, no olvidemos que el gobierno Griego tanto socialistas como conservadores durante estos últimos años, han estado falseando datos de su economía ocultando deuda, y para realizar esto durante tanto tiempo, ha tenido que ser ayudado por agencias y otras entidades. Francamente, echo en falta una investigación tendente a investigar este tipo de practicas y castigarlas.

Mientras los Estados pertenecientes a la unión económica, tegan en sus manos medidas para controlar su economía interna, pienso que todo estado que no cumpla con unos requisitos de estabilidad fijados por la Unión, deberían ser obligados a si quieren seguir dentro de la Unión, cumplir con las medidas que esta imponga, y por supuesto que actuaciones de engaño como la de Grecia, debe tener consecuencias y sanciones.

Algo que nos debería preocupar es el hecho de que últimamente, se estén comparando las economías griegas y española, bajo mi punto de vista estas comparaciones no tienen sentido, si bien ambas economías comparten déficit públicos y deuda elevados, no es menos cierto que la economía española goza de mayor tamaño y estabilidad que se ve reflejada en los mercados. Ahora bien, esto no quiere decir que debamos relajarnos, más bien que nos sirva de lección y enfocarnos en nuestros problemas empezando por una una tasa de desempleo cada vez más alta.

A

Isabel Cristina Córdova 28 marzo 2010 - 16:53

El plan de asistencia financiera para Grecia, acordado por los dos grandes de la zona Euro y al que se estima se sumaran los demás miembros de la UE, es tan sólo un primer paso dentro del proceso de “salvamento” de Grecia. Aprobado por unanimidad dicho acuerdo, lo más difícil será que Grecia, entre abril y mayo, reconozca su incapacidad para hacer frente a los vencimientos de la deuda por importe de 20 billones de euros. Si este reconocimiento no se produce, ni el FMI ni los países miembros de la UE inyectarán el dinero necesario para cubrir la deuda pendiente.

De llegar a aplicarse el plan de asistencia financiera, Grecia deberá recuperar su economía en tres años. Este periodo, según las estimaciones realizadas por “The Economist,” es corto puesto que requerirá de 5 años y además de una asistencia financiera complementaria de alrededor de 75 billones de euros en el 2014. Ello deja entrever la real situación de las “arcas fiscales” griegas.

Según parece estamos tan solo ante el inicio de una serie de capítulos cuyo desenlace “satisfactorio” dependerá en gran medida de la colaboración que los miembros de la UE estén dispuestos a dar y de la continuidad de los reajustes iniciados por las autoridades griegas.

Jorge Viñuela 29 marzo 2010 - 12:13

Parece que Grecia sigue la misma estrategia de hace un mes con la colocación de bonos a 10 años después del anuncio de uno de sus planes de recorte fiscal.
Hoy se ha publicado, que Grecia vuelve a emitir bonos a 7 años, después de anunciarse la semana pasada medidas concretas para la reducción del gasto público y que el FMI y de los miembros de la UEM están dispuestos a colaborar con Grecia.
Seguramente, puedan conseguir los 20m€ que necesitan para finales de Mayo, viendo el tiempo que tardaron (menos de 2 horas) en colocar los primeros bonos a pesar de la incertidumbre reinante a principios de mes con Grecia.
Son soluciones a corto plazo, pero y es esto sostenible para el futuro? entre otras cosas se verán afectadas las primas de riegos del resto de los paises EU.
En cuanto hablar de fechas de recuperación, sinceramente lo veo difícil a día de hoy, hasta que no se vea si las acciones tomadas por Grecia tienen los efectos deseados.

María Álvarez Caro 1 abril 2010 - 19:04

Me parece que la “fumata blanca” de la semana pasada es un paso adelante y un “alivio” para los griegos, pero creo que salvo los demasiado optimistas, nadie se atrevería a afirmar que Grecia está ya “salvada”. Vayamos al acuerdo de la semana pasada: Francia y Alemania lo interpretan de distinta manera. La primera es partidaria de aplicar unos tipos de interés bajos, con unos cálculos similares a los aplicados a los casos e Rumanía o Hungría. Los alemanes se oponen a este paralelismo y afirman que los intereses tiene que ser elevados, en parte como castigo por haber engañado a la UE con las cifras de déficit y porque el país heleno no goza de credibilidad en cuanto a posibilidades para pagar la deuda. Las vías de ajuste para los griegos serían: una devaluación nominal (que Grecia abandone la Eurozona); una devaluación fiscal y racionalización fiscal con o sin préstamo; y una quiebra. Sin un préstamo de interés bajo la situación es desesperante para ellos. Con respecto a los bonos griesgos a siete y doce años recientemente emitidos, no se han cubierto las expectativas de suscripción. Ayer Grecia anunciaba un nuevo lanzamiento de bonos, en dos meses, esta vez en dólares. ¿funcionará este nuevo intento de financiación? ¿Logrará convencer Grecia al mercado para que compre su deuda?…

María Bermejo Rubio 7 abril 2010 - 10:39

Buenos días,
No parece que se haya resuelto el problema de fondo sino mas bien se han aplazado las medidas necesarias para dar estabilidad al area del euro.
Después del anuncio de ayuda a Grecia por parte de la UEM y del FMI, poco matizado en cuanto a cifras y porcentajes y de acusaciones y avisos por parte de Alemania y Grecia, esta semana el Tesoro griego coloco con éxito 5.000 millones de deuda a 7 años. Pero al día siguiente no pudo hacer lo mismo con 1.000 millones a 12 años por culpa de la desconfianza que ha provocado un aumento del diferencial con el bono alemán de 333 pb el martes y el miércoles ante el posible rechazo de las autoridades griegas a recurrir al FMI, el diferencial se ha situado en 382 pb lo que va a encarecer sustancialmente la renegociación si no encuentran otra formula.
Con estas operaciones Grecia ha cubierto sus necesidades para abril pero necesitará otros 10.500 millones para pagar los vencimientos de mayo. Parece que va a intentar colocar bonos en el mercado de EEUU como país emergente a pesar de pertenecer a la eurozona lo cual según un economista griego “no supone una contradicción”.
El acuerdo de incorporar al rescate al FMI ha supuesto de momento, una crítica del BCE y una apreciable depreciación del euro.
Parece que con los datos de creación de empleo en EEUU se plantea ya una recuperación del consumo en los próximos meses.

Gorka Pantoja Gómez 8 abril 2010 - 09:50

A pesar de ser una buena noticia me gustaría resaltar la gran oportunidad que la UE ha perdido para asentar unas nuevas bases fiscales y políticas y a la vez reestructurar, en profundidad, el pacto de estabilidad y desarrollo. Esto es así porque, a mi entender, ha decidiendo solventar el problema de Grecia con un parche temporal, desechando la posibilidad de una mejora seria y que sirva para poder actuar en casos similares que se puedan producir en el futuro.
Otro aspecto que me gustaría destacar es la intromisión de un agente externo, como es el FMI, en el funcionamiento interno de la UE. Esta acción se podría interpretar como que Europa todavía no tiene madurez suficiente, como unidad política y monetaria, para solventar sus propios problemas.
Ésta decisión, que no deja a nadie indiferente ni clarifica la imagen de la UE, se refleja en los mercados, que continúan escépticos y faltos de confianza y en la depreciación del euro.
Para concluir me gustaría hacer hincapié en la situación económica de Grecia, a corto plazo parece que los bonos emitidos, la decisión de reducción del Gasto Público y el acuerdo logrado con la zona euro y FMI harán salir a Grecia de ésta difícil situación, pero ¿Qué pasará en un futuro?¿Qué mediadas debe tomar a medio-largo plazo para salir definitivamente del bache en el que se ha metido?

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar