4
Mar

¿2%? ¿Están seguros de que ese es el objetivo deseable?

Escrito el 4 marzo 2010 por María Jesús Valdemoros en Política Monetaria

La profunda y extensa crisis internacional ha puesto en duda no sólo las capacidades predictivas de los economistas, sino también muchas de las ideas que en los últimos tiempos constituían la ortodoxia de la teoría y la política económica. Uno de los principios que ahora están en discusión es aquél según el cual la política monetaria debe aspirar a la estabilidad de precios, entendiendo ésta como una tasa de inflación estable en el entorno del 2% anual. 

Distintos economistas, procedentes de muy diversas escuelas, vienen sumándose a la corriente de opinión que plantea la necesidad de revisar la conveniencia de ese tipo de objetivos de inflación. Es el caso de Olivier Blanchard  –quien lanza sus ideas en calidad de economista jefe del FMI, un detalle a tener muy en cuenta- Kenneth Rogoff, Gregory Mankiw, Brad DeLong ó el ubicuo Paul Krugman –ningún debate serio lo parecería si no contase con este Nobel en Economía-.

Son varios los argumentos que estos y otros autores han apuntado para justificar la idea de que unas mayores tasas de inflación podrían ser incluso positivas para la economía. Ahí van algunos de ellos, a ver qué os parecen:

  • unas mayores tasas de inflación podrían ayudar al ajuste del mercado inmobiliario, al facilitar el ajuste de sus precios reales sin necesidad de grandes caídas de los precios nominales de la vivienda.
  • las subidas de precios podrían aliviar la presión de la deuda sobre la sostenibilidad de las cuentas públicas al reducir el valor real de la deuda pendiente.
  • mayores incrementos de los precios de bienes y servicios harían posible el ajuste a la baja de los salarios reales, siempre que los salarios nominales no se indiciasen a la evolución de la inflación. Se trataría de inyectar flexibilidad en el mercado laboral.
  • unas tasas de inflación más elevadas significarían mayores tipos de interés. Esto, que siempre se ha considerado perjudicial, tendría un efecto positivo: dejaría mayor margen de maniobra para políticas monetarias expansivas, al permitir mayores bajadas de tipos en momentos de recesión como el actual. La inflación se convertiría de este modo en una herramienta del arsenal anticíclico de la política económica.

 Ninguno de los economistas citados ignora o descarta los peligros y costes de la inflación, todos ellos bien conocidos y que ya tratamos en un post anterior. Por lo que deduzco de sus argumentos, creo que siguen convencidos de que es bueno mantener la inflación a raya. Simplemente se plantean si el objetivo de una inflación bajo control debe estar por encima de ese 2% casi mágico de los banqueros centrales . O, en otras palabras propias de los economistas, abogan por un estudio más cuidadoso de todos los beneficios y costes atribuibles a un objetivo de inflación algo más relajado.

¿En qué terminará este debate? ¿Se animarán los bancos centrales a una actitud un poco más relajada ante la inflación?

Comentarios

rick 3 marzo 2010 - 10:30

María Jesús,
Me indignaría contigo, si no fuese evidente que no haces más que repetir cual lorito (y tarde) las palabras de Krugman & co…. podrías al menos dedicarle un par de lineas a examinar los efectos de la inflación sobre el ahorro… a quién perjudica y a quién beneficia… o preguntarte por la historia de la inflación en los últimos dos siglos y si es más frecuente que los gobernantes pequen por exceso o por defecto….

….no espero ya que seas capaza de ir un poco más allá y preguntarte si tiene alguna lógica que una autoridad central intente controlar la base monetaria y el precio del dinero al estilo politburo…. y si se puede hablar de mercado en un contexto semejante…

En cualquier caso enhorabuena, espero que ganes suficienets puntos como vocera de los pseudotecnócratas del FMI.. y te manden una postal, o te inviten a alguna charla…

rick 3 marzo 2010 - 10:36

…por cierto que cada vez que oigo este tipo de propaganda (ultimamente se ha vuelto muy frecuente), me arrepiento de no haber comprado más oro hace 3 años…

[…] ¿2% de inflación? ¿Están seguros de que ese es el objetivo deseable? economy.blogs.ie.edu/archives/2010/03/¿2-¿estan-seguros-de-q…  por kirov hace 4 segundos […]

David 3 marzo 2010 - 12:20

Rick, me parece que lo que propone María Jesús son ideas para la reflexión. No veo propaganda de ningún tipo en el post, simplemente expone unas ideas que, además, proceden de economistas de muy distinto pelaje (¿meterías a Krugman, Mankiw y Blanchard en el mismo saco?). Es más, en el post hay un link a un post anterior donde María Jesús describe los costes de la inflación, incluido su carácter injusto, a los que tú mismo haces mención.

SINTAPUJOS 3 marzo 2010 - 20:52

Si buscas en la red el clamor es cada vez mayor

http://sintapujos.blogspot.es/

[…] ¿2%? ¿Están seguros de que ése es el objetivo deseable? [ economy.blogs.ie.edu ] […]

Oscar 4 marzo 2010 - 16:37

Gran post Mª Jesús, yo no veo propaganda por ningún sitio, gracias por hacernos reflexionar con tus comentarios.

Podrías por favor explicar sucintamente estas consecuencias que mencionas??

“unas mayores tasas de inflación podrían ayudar al ajuste del mercado inmobiliario, al facilitar el ajuste de sus precios reales sin necesidad de grandes caídas de los precios nominales de la vivienda.
las subidas de precios podrían aliviar la presión de la deuda sobre la sostenibilidad de las cuentas públicas al reducir el valor real de la deuda pendiente”

Gracias de antemano.

Saludos

David 4 marzo 2010 - 16:59

Oscar, María Jesús, perdonadme el atrevimiento pero contesto a la pregunta de Oscar (al menos en lo que yo entiendo)
Un mercado inmobiliario que ha vivido una burbuja o sobreapreciación necesita caídas de precios reales para corregir esos excesos. el problema es que somos muy reacios a vender a un precio nominal inferior al que pagamos. Por eso, la subida del resto de precios (el IPC, los precios de los demás bienes y servicios) haría posible que aunque no cayesen los precios nominales de la vivienda, sí lo hiciesen los precios reales, facilitando el necesario ajuste.
En cuanto a la deuda, se trata de un mecanismo muy utilizado en el pasado por gobiernos de toda clase. Si yo debo 100 euros a 5 años, a un tipo de interés del 4% anual, me vendría bien que la inflación fuese relativamente alta durante esos años, porque de esa forma el valor real de lo que tengo que devolver (principal e intereses) será menor
espero haber aclarado algo la pregunta y haberlo hecho correctamente!
saludos

Oscar 4 marzo 2010 - 19:04

No sé qué opinas Mª Jesús, pero por lo que mi atañe te doy las gracias David, ejemplificando me has aclarado mis dudas.

Gracias de nuevo.

Saludos

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar