26
Feb

El Banco de España ha dado a conocer hoy la balanza de pagos (de España) del año 2009. El déficit de la balanza por cuenta corriente, se situó en 53.228 millones de euros bastante menos que en 2008 en el que el déficit fue el doble: 104.412 millones. A pesar de la reducción, en términos absolutos sigue siendo el déficit exterior más grande del mundo, después de EEUU.

Este déficit por cuenta corriente equivale al 5,1% del PIB, ya que el PIB del año 2009 alcanzó 1.051.151 millones de euros. Ciertamente en 2008 el déficit corriente fue muy superior: 9,6% del PIB. Pero a pesar de esta drástica reducción el déficit exterior español, en relación al PIB, sigue siendo (con respecto al PIB) el más alto del mundo (si consideramos solo a los países de tamaño grande), por encima incluso de EEUU.

Las necesidades de financiación de la economía española.

La otra cara del déficit por cuenta corriente es la necesidad de financiación. Para financiar la parte del gasto nacional que no es soportada por el ahorro nacional debemos endeudarnos. Así las necesidades de financiación con el exterior del año 2009 han sido de 49.288 millones de euros, si bien disminuyó significativamente con respecto al año 2008 (98.906 millones). España sigue así aumentando su posición deudora con respecto al resto del mundo. Llevamos 11 años apelando a los mercados financieros internacionales, habiéndose convertido nuestro país en su principal destino, con lo que somos extremadamente vulnerables a sus posibles restricciones crediticias. Hemos de ser conscientes de que en un momento de restricción del crédito como el actual las economías más vulnerables son aquellas que dependen más de la financiación internacional.

Hasta hace poco existía un cierto acuerdo que gracias a estar en el euro había una gran facilidad para obtener financiación en el exterior. Al formar parte del euro nuestro déficit exterior era menos grave. Sin embargo, ha llegado el momento en que los inversores extranjeros se están desanimando  y están exigiendo, para prestarnos dinero, tipos de interés  mayores. Esta diferencia entre lo que España gasta y lo que ahorra (déficit de cuenta corriente) es algo insostenible en el largo plazo y una prueba clara de las dificultades que tiene España para generar valor añadido en la economía lo que está afectando negativamente a nuestra capacidad de crecimiento y, por tanto, a la creación de empleo y al bienestar de los ciudadanos. Urge, por tanto, como decíamos ayer, en este blog (ver el post anterior), mejorar la competitividad de nuestra economía.

Comentarios

[…] el 31 Mayo 2010 por Rafael Pampillón en Uncategorized En el año 2009, el déficit por cuenta corriente de España arrojó un saldo del 5,1% del PIB. En los 3 primeros meses de este año el déficit exterior aumenta y se sitúa en el 6,8% del […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar