11
Feb

España sigue en recesión

Escrito el 11 febrero 2010 por Rafael Pampillón en Economía española

Tal como señalamos el 2 de febrero, en este blog, cuando analizábamos los datos de la EPA, España siguió en recesión durante el cuarto trimestre de 2009. Efectivamente, según ha informado hoy el Ínstituto Nacional de Estadística, en  ese cuarto trimestre de 2009 el PIB cayó 0,1%, en tasa intertrimestral y un 3% en tasa interanul. La caída global del año 2009 fue del 3,6% (la mayor de las últimas décadas). Con el dato de octubre a diciembre la economía española acumula siete trimestres de caídas trimestrales y cinco de retrocesos interanuales.

Estas cifras suponen cierta moderación respecto a las del tercer trimestre, cuando el PIB cayó un 0,3% en tasa intertrimestral y un 4% en tasa interanual y constatan las previsiones del Ejecutivo, que apuntaban una caída global del 3,6% en el conjunto del año.

Al igual que en trimestres anteriores la caída de la producción fue consecuencia del pronunciado descenso de la demanda nacional: consumo e inversión privadas. Aunque habrá que esperar al 17 de febrero, miércoles de la semana que viene, para conocer los detalles.   

[foto de la noticia]

Défict público

Por tanto, España, a pesar de los fuertes estímulos fiscales parece que no sale de la crisis. En España el déficit público en 2009 ascendió al 12% del PIB. El control del déficit fiscal será, por tanto, un tema decisivo de la política económica española. Un déficit que es insostenible y que el gobierno español, va a tener que reducir subiendo los impuestos y controlando el gasto público. De hecho el Gobierno español ya está subiendo los impuestos para incrementar los ingresos. Pero como esto no será suficiente tendrá antes o después que reducir el gasto público con el fin de reducir el déficit fiscal hasta el 3% en los próximos tres años, de acuerdo con los plazos establecidos por la Unión Europea para todos los países de la zona euro.

No existen en la histórica económica española déficit públicos tan elevados.  En los últimos 40 años solo en 3 ocasiones 1982, 1984 y 1985 el déficit público estuvo situado entre el 8% y el 9% del PIB. Ahora es del 12%.

Crecimientos económicos muy bajos durante varios años

De ahí que va a ser muy probable que, cuando España salga de la recesión, vaya a tener crecimientos económicos muy bajos durante varios años debido a que, por el lado de la demanda tanto el gobierno como las familias tendrán que ajustar su gasto y por el lado de la oferta deban cambiar su modelo productivo. Las familias ya lo están haciendo reduciendo el consumo y aumentando el ahorro. La medicina será muy amarga. Además retirar las medidas de estímulo económico, reducción del gasto público, supondrá una pérdida del PIB. En definitiva la reducción del déficit y del endeudamiento de las familias supondrá un enfriamiento adicional en el PIB de la economía española.

Comentarios

julian 11 febrero 2010 - 13:07

A parte de las peores perspectivas del crecimiento del PIB porque el ajuste que tendrá que hacer gobiernos y familias en gasto y consumo respectivamente, tambien se empeoran las perspectivas del sector exterior. Alemania y Francia están peor de lo que se esperaba, asi que el sector exterior tampoco nos va a ayudar mucho a que crezca el PIB. Mal estamos y las perspectivas no es que sean mucho mejores.

Consulta los mejores depositos bancarios en http://www.miseuritos.com

Ferran G. Jaén Coll 11 febrero 2010 - 19:03

En el año 2006, el endeudamiento totl español equivalía al 227% del PIB (en cambio, el endeudamiento público sólo era 39%), frente a Gran Bretaña, 224% (39% el público); Italia, 208% (106% el público); Alemania 192% (67% el público) y Francia 181% (63% el público). Hay analistas bancarios que indican que es preciso una subida salarial para no ahogar el consumo, y lo vienen diciendo hace tiempo, pues el endeudamiento, como alternativa, no lo va a permitir.

Fernando Peral 12 febrero 2010 - 11:43

Estupenda la información facilitada por Gerrán G. Jaén. Sólo añadir a su comentario final que un aumento salarial sólo sería útil si fuera acompañado de un aumento de la productividad superior al incremento de los salarios, pues de no ser así, sería la pescadilla que se muerde la cola.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar