25
Ene

Obama pone firmes a los bancos

Escrito el 25 Enero 2010 por Rafael Pampillón en Economía de EEUU

Llevamos varios días en que casi todas las bolsas del mundo desarrollado han caído hasta niveles de agosto, como reacción principalmente a la guerra declarada de Obama contra los bancos clasificados como “too big to fail”. Se trata de una profunda reforma inspirada por Volcker para separar a los grandes bancos de las actividades especulativas o muy arriesgadas. Obama ha denunciado, lo que mi amigo el banquero me viene diciendo desde hace tiempo, que los bancos siguen operando exactamente con los mismos criterios y bajo la misma regulación que provocó la crisis, lo que pone en riesgo de nuevo a toda la economía. 

Obama ha declarado que no es aceptable que cuando las cosas van bien los beneficios sean para los accionistas de los grandes bancos y cuando van mal sean los contribuyentes los que tienen que salvarlos con la excusa de que son “too big to fail”. Obama parece que está decidido a impedir que los bancos sigan tomando posiciones especulativas de todo tipo (en bolsas, en derivados, en préstamos) con el dinero de los depositantes (clientes de pasivo). Por tanto, los bancos que se financian con cuentas corrientes o con depósitos se les impedirá realizar operaciones especulativas.

Mi amigo el banquero está de acuerdo con Obama ya que desde hace tiempo me viene diciendo que la crisis de endeudamiento que vivimos es debida a que la mala regulación, por ejemplo Basilea 2, permitió e incluso incentivó que durante veinte años los bancos inyectaran brutal y descontroladamente financiación a la economía mediante préstamos arriesgados y posiciones especulativas, sin tener la obligación de arriesgar su propio capital en ese juego. Si los bancos quieren especular ¿por qué no dejarles? sí pero que lo hagan con su propio dinero, no con el dinero de terceros. Por eso mi amigo el banquero propone Basilea 3 .

¿Por qué le ha costado a Obama un año darse cuenta y tomar la decisión? Porque sus índices de popularidad están por los suelos y porque ganó con los votos de los trabajadores, no con el de los banqueros.

¿Seguiremos en Europa el camino de EEUU?

Fuente: mi amigo el banquero

Comentarios

Fernando Peral 26 Enero 2010 - 09:35

Coincido plenamente con el amigo banquero del Profesor. La derogación parcial en 1999 de la Ley Glass-Seagal (que impedía las fusiones entre bancos comerciales, bancos de inversión y compañías de seguro) por Bill Clinton a través de la ley Gramm-Leach-Billey supuso en la práctica que las grandes corporaciones financieras pudieran financiarse a través de los ahorros de sus impositores y de la Reserva Federal para operaciones de alto riesgo, e intercambiar letras del tesoro por cédulas hipotecarias, origen de la crisis de las ‘subprime’. Bush intentó frenar los excesos que iban haciéndose patentes por medio de la promulgación de la ley Sarbanes-Oxley, que reformó en profundidad las normas relacionadas con el fraude, la especulación y la contabilidad de las empresas. Esta ley es la que ha llevado a la cárcel a muchos de los especuladores de las ‘subprime’. Aunque no sería razonable volver al statu quo anterior, la derogación de la Gramm-Leach-Billey es un paso en la buena dirección (el primero que veo a Obama).

Carlos Garcia 28 Enero 2010 - 07:40

Durante la crisis se habló de refundar el sistema financiero internacional y de evitar los excesos de la banca, pero luego no parece que se haya hecho mucho. Ahora Obama promete mano dura para los bancos, algo que también han prometido en Europa hace tiempo. Pero me temo que los banqueros, que tienen amigos en los sitios indicados, conseguirán diluir estas medidas hasta un punto que las harán muy poco efectivas. Al final como mucho llegaremos a Basilea 2,1.
Creo que tendrá que venir otra recesión para que se tomen medidas contundentes sobre este tema.

Ana 28 Enero 2010 - 09:48

Totalmente a favor del análisis sobre el papel de los bancos, y estoy de acuerdo sobre el hecho de que si ahora estamos socializando las pérdidas, cuando hay ganancias éstas también reviertan en parte al contribuyente.
Pero en este ataque que hace Obama al sistema bancario olvida que ese “descontrol” en las actuaciones de los mismo tuvo su origen en una política monetaria expansiva de la Fed para financiar los déficits del gobierno y que inyectaron un nivel de liquidez tal que dio paso a la burbuja inmobiliaria.
Ahora se quiere separar los bancos de “pasivo” que tienen depósitos de clientes de aquellos que realizan inversiones de alto riesgo.
Pero ¿no es esto un paso atras? No nos olvidemos que fue la Fed la que olbigó a los bancos de inversióna a convertirse en bancos comerciales para poder acceder a las ayudas públicas a condicion de someterse al control de las autoridades monetarias.
Al final el problema no está en si invierten su dinero o el de los clientes sino en que existan mecanismos de control serios y vigilancia de los riesgos que asumen, y todo eso puede ser Basilea III

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar