29
Ene

El paro llega a los 4,32 millones de personas en 2009

Escrito el 29 Enero 2010 por Valentín Bote en Economía española

Acabamos de conocer, hace sólo unos minutos, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al cuarto trimestre de 2009, lo que nos permite tener una visión completa de la evolución de nuestro mercado de trabajo en el conjunto del pasado año.

No será ninguna sorpresa para los lectores conocer que el comportamiento de nuestro mercado de trabajo en 2009 fue francamente malo, con una destrucción de 1.210.800 empleos y un aumento del paro cifrado en 1.118.600 personas, lo que eleva la tasa de paro hasta el 18,83 por 100, 4,93 puntos más que hace un año. Asimismo, un dato muy dramático es el de las 1.220.000 familias en las que todos sus miembros activos están en paro, una cifra que se ha incrementado en 392.800 hogares a lo largo de 2009.

En los últimos días hemos escuchado a algunos responsables políticos decir que la “culpa” del aumento del desempleo era el incremento de la población activa: esa idea de que al quedarse un miembro de la familia en paro, todos los demás en edad de trabajar se apuntaban al paro. Más allá de que sea lamentable decir que la culpa del paro la tiene la gente que quiere trabajar, los resultados de la EPA cuestionan la importancia cuantitativa de dicho fenómeno, dado que la evolución de la actividad en 2009 fue muy distinta. De hecho, en el conjunto del año se registró un descenso de la misma cifrado en 92.200 personas.

Es decir, que en España, en 2009, la población activa no ha crecido, sino todo lo contrario. Y esto tiene unas implicaciones muy claras: si la población activa no crece, todo aumento de paro se debe a la destrucción directa de puestos de trabajo. Y si la población activa decrece, como ha sucedido en 2009 en España, entonces la destrucción de puestos de trabajo es aún más intensa que el aumento del paro. Aunque la atención mediática siempre se focaliza en el aumento del paro, económicamente es un fenómeno mucho más grave la destrucción de empleo –pese a que los dos conceptos muchas veces se confunden- y en estos momentos ésta última está evolucionando peor todavía de lo que lo ha hecho el paro en 2009.

Ante esta situación, y si miramos hacia delante, las perspectivas siguen siendo sombrías, dado que los expertos nos auguran todavía un 2010 en recesión –un fenómeno que parece que va a ser singular en el mundo desarrollado- y del que parece que podamos salir con débiles crecimientos trimestrales del PIB en la segunda mitad del año. Pero como los lectores saben, la recuperación del mercado de trabajo es posterior a la del PIB y, además, dado el bajo nivel de utilización de la capacidad instalada, no cabe esperar un fuerte tirón de la inversión empresarial y de la creación de empleo.

De hecho en 2010 seguirá la tendencia de destrucción de empleo -hasta el Gobierno lo pronostica- y la inversión de esta tendencia estará condicionada a la rápida adopción de reformas estructurales y del mercado de trabajo. En lo que cada vez hay más consenso –ayer mismo se sumó la opinión del Consejo Económico y Social (CES)- es en que la solución a nuestros problemas no está en la Ley de Economía Sostenible. Esta última opinión crítica, la del CES, ha debido ser especialmente molesta para el Gobierno, dado que la componen agentes sociales y expertos nombrados por el Gobierno. En definitiva, una mala manera de comenzar el año en cuanto a estadísticas de paro y un nuevo reto dialéctico para el Gobierno, que tendrá que refinar su discurso europeo en cuanto a liderar la recuperación económica y del empleo en la UE en este semestre.

Comentarios

san 29 Enero 2010 - 10:08

La verdad, no sé porqué se sorprenden de la tasa de paro,…..? recordar mediados de los 90, casi se llego al 25% de paro!!
Dónde esta la memoria histórica?,…estamos volviendo a lo que fuimos y somos, el problema es que se viene de más a menos y no al reves, y eso duele.

Un saludo

Javier 29 Enero 2010 - 15:54

A mi modo de ver, la tasa de paro es irreal, al igual que lo era en 1993-94. Una sociedad con 1 de cada 5 potenciales trabajadores en paro estalla en una revuelta social en 10 minutos. Cabe preguntarse las razones de que no haya el predecible estallido. La más tradicional nos habla del modelo social y los apoyos familiares y de solidaridad social que en los países del sur… Aceptémoslo, al menos como explicación parcial. Nos queda el gran “agujero negro” de la economía sumergida. La existencia de un alto nivel de economía “desfiscalizada” (cifrada en más del 20% del PIB por numerosos autores) es, paradójicamente, una injusticia social para los contribuyentes y una fuente de estabilidad social.

Elena 17 Febrero 2010 - 09:49

Hoy han salido noticias como que el Bank of Canada ha hecho un estudio de riesgo soberano y ha puesto a Irlanda, Francia, Grecia, Italia y otros paises por delante de España en un ranking de posibilidad de impago y bancarrota.

Salen datos de deuda del Estado y son datos de los mas normales del mundo, estando otros paises mucho peor.

Y luego me encuentro con articulos como este. Mi opinion sobre el tema del paro y la situacion de España, es que la opinion publica liderado por gente afin al PP, esta aprovechando el tema crisis para sus fines politicos y lo que no saben es que los pobres trabajadores estan sufriendo estas consecuencias, ya que las empresas estan usando este tema como excusa para despedir gente, bajar los salarios y hacer contratos mas precarios.. para que?? para ser mas eficientes y ganar mas y mas dinero.

La crisis es una oportunidad para unos.. y un problema para otros.. pero yo creo que la opinion publica y este tipos de articulos solo hacen empeorar la situacion y fastidiar a los pobres trabajadores que ante el miedo que nos imponen estamos perdiendo nuestros derechos ante la empresa.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar