10
Nov

La fiebre del oro

Escrito el 10 noviembre 2009 por José Ramón Diez Guijarro en Economía Global

Al igual que a mediados del siglo XIX en California, una nueva fiebre del oro parece haberse extendido entre los inversores a lo largo y ancho del mundo, a juzgar por la evolución de la cotización de la onza en los últimos tiempos. Desde principios de esta década, los precios se han multiplicado por cuatro, al pasar de niveles cercanos a los 250 dólares por onza, a los 1100 dólares actuales. Detrás de este comportamiento se encuentra su utilización como activo para diversificar carteras, especialmente en momentos de elevada incertidumbre. No en vano, la tendencia de apreciación de esta materia prima se ha agudizado desde principios de la crisis económica. Por tanto, el oro se está utilizando como activo refugio, especialmente por aquellos que no confían excesivamente en la solidez de la recuperación, anticipada por otros mercados como los de crédito o valores.

Oro_Largo_Plazo

Pero, sobre todo, la cotización del oro se está disparando según aumentan las dudas sobre el futuro del dólar, el activo refugio por excelencia (junto al franco suizo) en el último medio siglo. Tradicionalmente, el oro ha presentado una correlación negativa con el billete verde y, positiva con el precio del petróleo, al utilizarse como herramienta de cobertura ante posibles repuntes de la inflación. Teniendo en cuenta que buena parte de la demanda adicional en el mercado del oro está proviniendo de los bancos centrales,  que buscan diversificar sus reservas excesivamente cargadas de dólares, en este caso el ascenso del precio del metal dorado vendría explicado en buena parte por las dudas sobre la fortaleza futura del billete verde y no por un incremento del miedo a la inflación. De hecho, la espoleta que ha terminado de calentar el mercado fue la compra de 200 toneladas de oro por parte del Banco Central de la India al FMI la semana pasada, por las que desembolsó 6.700 millones de dólares. En el mismo sentido, China ya había declarado hace unos meses que sus reservas de oro han pasado de 600 a 1054 toneladas desde 2003. Por tanto, son los bancos centrales de los países emergentes los que en su objetivo de diversificar las reservas están comprando oro y, unos cuántos inversores a lo largo y ancho del mundo se están uniendo a la ola. Dejando en un segundo plano a la demanda tradicional en este mercado, es decir, la relacionada con joyería que tradicionalmente ha representado un 75% del  total.

Siempre que se producen movimientos tan intensos en los precios, la sensación es que los activos empiezan a estar sobrevalorados. Sobre todo, cuando en el caso de las materias primas es la demanda financiera (¿o especulativa?) la que toma el protagonismo. No hay más que recordar lo que paso hace un año con el precio del petróleo que se disparó hasta los 150 dólares, para después desplomarse hasta 35 dólares (ahora cerca de 80 dólares por barril). Y esa sensación se refuerza cuando se leen previsiones a medio plazo de subida del precio de la onza de oro hasta 1500-2000 dólares. Pero para aquellos convencidos de la pérdida de valor del dólar y que piensen en que la inflación es un riesgo latente, se puede invertir en oro comprando lingotes (100, 500 o 1000 gramos), monedas, acciones de compañías mineras o ETFs (exchange-traded funds) que son fondos cotizados con total liquidez, cuyas participaciones están respaldadas por oro físico.

Comentarios

Víctor Romero Suárez - MBAP 2010 12 noviembre 2009 - 11:09

Esto suena a burbuja especulativa. Sí es cierto que se utiliza como valor refugio pero subir un 400% en la última década es excesivo. Con la depreciación que está teniendo el USD y lo que se espera que llegue, es normal que los bancos se carguen de oro, a la espera de saber qué moneda tomará el relevo del dólar, ¿el euro? ¿el yuan? ¿seguirá siendo el dólar?. Momentos de incertidumbre, lo que hace que los bancos hagan acopio de oro, ya que el petróleo es mucho más volátil. Atentos también al mercado de diamantes y platino.

Mi sugerencia es comprar un producto financiero que te haga ganar si cae el oro, véase un etf, futuro, etc.

Javier Aparicio Miguel 17 noviembre 2009 - 15:35

Tal y como se aprecia en el gráfico del post, la cotización del oro ha seguido una tendencia alcista, en términos generales, durante los últimos nueve años. A pesar de que la escalada del oro se aceleró especialmente desde 2008 (por efecto de la incertidumbre que ha arrojado la crisis financiera internacional sobre la economía global), la tendencia se venía fraguando desde el año 2001.

Esto hace pensar que la paulatina sustitución del billete verde por la onza de oro como activo refugio hunde sus raíces en la desorbitada expansión del déficit presupuestario estadounidense, que coincide en el tiempo con esos años, y que la tendencia -aunque ayudada por la crisis actual- es anterior a la misma. No parece casual que la semana pasada, después de que el Tesoro estadounidense anunciara la emisión de deuda por un volumen record de 81.000 millones de dólares, se producía una violenta revalorización del oro.

Por este motivo, no parece fácil que se invierta la tendencia de depreciación del dólar y apreciación del oro hasta que EEUU empiece a corregir su desequilibrio presupuestario.

A pesar de que la formación del citado déficit permitió la utilización de políticas fiscales expansivas que a corto plazo dieron sus frutos para la economía estadounidense, a medio y largo plazo ha generado una fuerte depreciación del dólar, que busca de este modo reequilibrar el déficit por cuenta corriente y financiar el servicio de la deuda externa contraída. Por otra parte, provoca una desconfianza en los agentes internacionales para con la economía estadounidense en su conjunto, lo que empuja a la reducción del porcentaje de reservas denominado en su moneda.

El enorme déficit presupuestario en el que se ha sumergido la economía estadounidense tiene altos costes a largo plazo, y uno de ellos es el posible cuestionamiento de su divisa como el activo refugio por excelencia (entre el resto de divisas y los commodities) de la mayor parte de países del mundo y en la misma medida y proporción en que lo fue durante el siglo pasado.

Los bancos centrales de países como China e India, diversificando en mayor medida sus reservas, empiezan a poner un cierto límite a la inmensa financiación privilegiada -a coste cero-, de la que ha disfrutado la economía estadounidense a través de la compra y tenencia de enormes cantidades de dólares por parte de los bancos centrales de todo el mundo.

Carlos revilla 24 junio 2017 - 14:39

Hola, primero felicitarlos por la buenas publicaciones que realizan, mi Nombre es Carlos Revilla, economista y administrador de profesión, soy un Inversor independiente, llevo invirtiendo unos 7 años en Wall Street, mis instrumentos favoritos son los ETFs de Materias Primas, acciones y divisas.

Tengo una web http://www.preciodeloroyplata.net donde comento a diario análisis, noticias, reportes y precios de las materias primas en tiempo real, oro, plata, cobre, petróleo, bolsa, dólar, euro, si en algún momento desea compartir o solicitar alguna información encantado de poder ayudarlos.

También soy colaborador para Investing América Latina, mi amplio conocimiento de los mercados financieros me permiten desarrollar importantes temas de coyunturas sobre economía y finanzas.

Gracias por su tiempo.

Atte.

Carlos Revilla Calcina.
@precioorohoy
Perú

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar