4
Nov

Las señales de que las economías más importantes del planeta (Estados Unidos, China, Francia, Alemania, Japón, India, Brasil, Australia y Corea del Sur) han comenzado un periodo de recuperación económica pone encima de la mesa una pregunta ¿ha llegado el momento de comenzar a subir los tipos de interés?  

¿Cuando subirán los tipos el BCE?

Soy de la opinión de que, por ahora, no veremos subidas en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE). La razón es que aunque se ha iniciado un proceso de crecimiento económico en la Eurozona estamos todavía ante una situación muy frágil y delicada donde el desempleo seguirá aumentando, en el mundo y en Europa, durante varios trimestres. A ello se une el necesario saneamiento y ajuste del sistema bancario europeo que está por venir. Las principales economías de la Eurozona, están sufriendo todavía un importante exceso de capacidad productiva ociosa (parte del aparato productivo está sin utilizar), y en esta situación es difícil que se produzca un aumento relevante de la inflación. Por tanto el BCE no tiene necesidad, por ahora, de subir los tipos de interés.

Además, antes de que se encarezca el dinero, los Gobiernos deberían primero retirar las medidas de estímulos fiscales y los bancos centrales, también el BCE, las medidas extraordinarias de inyección de liquidez en los mercados. No creo que el BCE suba los tipos hasta, como muy pronto, en la segunda parte de 2010 o principios de 2011 porque la situación económica de los países va a ser, en los próximos trimestres, todavía muy delicada.

Subida coordinada

Además, cuando lleguen esas subidas, serán coordinadas por los principales bancos centrales del mundo. ¿Por qué? Porque los tipos de cambio de las monedas, están teniendo últimamente un comportamiento muy volátil. Y si al BCE le diera por subir los tipos de interés se apreciaría todavía más el euro lo que sería un golpe muy duro para las exportaciones europeas y, por tanto para su recuperación. Es más en el caso de que no se produjera un alza coordinada del precio del dinero, sería conveniente que la Fed fuera el primero en aumentar los tipos para ayudar a que el dólar no se deprecie.

Efectos desastrosos para España

Para la economía española, en un contexto de fuerte endeudamiento de las familias, empresas y Administraciones Públicas, una subida de tipos sería “mortal”. Aumentarían los costes financieros para las familias, las empresas y el Gobierno; y se reduciría, todavía más, el consumo y la inversión. Además, la subida de tipos apreciaría el euro lo que también perjudicaría nuestras exportaciones. Según el Informe de Otoño de la Comisión Europea publicado ayer, España será la última gran economía de la Eurozona en salir de la recesión, ya que necesita corregir sus acusados desequilibrios (sobreendeudamiento público y privado, burbuja inmobiliaria, obsolescencia productiva y déficit exterior). España no retomará crecimientos moderadamente positivos hasta el tercer trimestre de 2010, un año después de que termine la recesión en la UE. Hoy, el BBVA ha publicado  que prevé contracciones del PIB español del -3,8% en 2009 y del -1,1% en 2010. La previsión de crecimiento para 2011 es del 1%, muy lejos de las tasas de crecimiento anteriores a la recesión. Por tanto, para España, subidas de tipos, en 2010 ó 2011, serían un desastre, un “golpe de gracia”, para nuestra maltrecha economía.

Comentarios

Fernando Peral 4 noviembre 2009 - 18:01

Los tipos de interés están en manos del Banco Central Europeo. La política monetaria del BCE se basa en la situación de las economías que más pesan en la Eurozona (Alemania, Francia, Italia, Benelux). Tan pronto comience a repuntar la inflación en esos mercados, el BCE intervendrá elevando los tipos.

En mi opinión, España tiene un par de trimestres de respiro para prepararse a la subida, donde los efectos serán más perniciosos que en esas economías, habida cuenta del enorme y creciente endeudamiento de nuestra economía y su escasa competitividad. Es fácil que, si se confirma la reanudación del crecimiento en Alemania y EE.UU, el euribor se sitúe en torno al 3-4 por ciento de aquí al verano, lo cual supondrá multiplicar por 3 el servicio de la deuda, además de una fuerte restricción del crédito para las empresas en dificultades y una subida de los tipos efectivos al 5-6 por ciento en el mercado español. Como dice el Profesor, los efectos serán desastrosos para España, con una incidencia importante sobre las adquisiciones de bienes de capital y un recrudecimiento del desempleo en los sectores más frágiles (construcción, automóvil).

clrs 5 noviembre 2009 - 19:01

Cabría plantear que la subida de tipos que se ha de producir durante el próximo año, queda ver cuándo y de qué manera, afectará al ratio de morosidad y concecuentemente a la salud del sistema financiero. Esta crisis esta siendo larga y para el caso español, mucho más larga cuando nos comparamos a nuestros colegas europeos. En qué medida nos afectara la subida de tipos, cuando hay un conjunto de población que vive al límite y si no ha entrado en default es gracias a un tipo de interés bajo. El sistema financieros esta preocupado por esta segunda oleada…

La semana en los blogs LIII 8 noviembre 2009 - 12:38

[…] Economy Weblog analiza una hipotética subida de tipos de interés para la economía española. En palabras del profesor Pampillón: "tendría unos efectos desastrosos". […]

Rafael del Barco Carreras 18 noviembre 2009 - 16:58

CRECIMIENTO Y CORRUPCIÓN.

Rafael del Barco Carreras

“La cuarta economía de la Eurozona, España, sigue en el pozo. Es la única de las grandes economías de la zona euro que registra una tasa de crecimiento intertrimestral negativa, del 0,3%, y es una de las tres economías de la región que sigue en recesión, junto con Grecia (-0,3%) y Chipre (-1,4%). Eslovaquia (1,6%), Portugal y Austria (0,9%) también han salido del túnel”.

Así describe la prensa económica la actual situación española. Cuando en otoño del 2008, a cuenta de la crisis americana, el Régimen Español, con el placer del tramposo en busca de excusas aplica los altavoces a la tesis de que todos los males venían de EEUU, sabía sobradamente que el cierre crediticio mundial destaparía la real causa de un desastre que ni de lejos ha alcanzado su máximo nivel, LA BURBUJA INMOBILIARIA (saqueo al sistema financiero) cuyas cifras tanto de pisos sobrantes a precios desorbitados como hipotecas subprime sobrepasan a las del gigante americano.

Vulgarizando se entiende mejor. Un íntimo le dice a otro que negándole el préstamo, incrementando deuda, ha enervado a sus otros acreedores, y como entre sus amigos ya nadie le deja dinero, pues no solo no le puede devolver nada, sino que él tiene la culpa de su situación. No es un invento, ha sucedido tan cerca en mi familia que no puedo dar más detalles. Ya no se hablan, y los abogados tampoco se aplicarán mucho porque hay poco a que agarrarse. Un pequeño corrupto, un simple vividor y sableador, descriptivo de la situación en España.

Y como siempre añado, el mayor acreedor EUROPA, amenazando con cortar el grifo, sigue inyectando EUROS a una economía que jamás superará su propia estructura. Un Estado no solo corrupto por la avaricia de sus políticos, financieros y funcionarios, sino con una economía sumergida que absorbe un gran porcentaje de los nuevos euros rompiendo el ciclo, impidiendo el posible desarrollo, o lo que es parecido, aplicándolos a parchear y renovar la burbuja, además de mantener sus caras e inútiles plantillas. Gestiona el dinero quien debe ocultar no ya sus fracasos sino sus fechorías. La especial DEMOCRACIA española, tan “orgánica como la franquista”, consigue que su SISTEMA FINANCIERO (en teoría todos en quiebra por el saqueo inmobiliario) acumule euros en todos los “paraísos fiscales” del Mundo (escapando de los absolutos y totales controles del BANCO DE ESPAÑA, y zafándose del práctico oligopolio o cártel interno), o en las cuentas “negras” y cajas fuertes de los factores y causantes del desastre. Total, a pesar de las masivas inyecciones de euros ni el ahorro nacional ni por tanto el PIB, Producto Interior Bruto, crecimiento económico, no solo no sube sino que baja, y por lo tanto crece y crecerá el paro. ¿Sencillo el causa-efecto?

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar