2
Nov

¿Qué son los Bonus?

Los bonus son sueldos extras que pagan las empresas a los directivos y empleados para recompensar el buen rendimiento profesional que han tenido durante el año. En el mundo financiero, sobretodo en la banca de inversiones, los banqueros reciben un bonus (remuneración extra) considerable basado en el cumplimiento de unos objetivos relacionados con los servicios que ofrecen a sus clientes. Estos clientes suelen ser empresas y personas con grandes fortunas que buscan seguridad y rentabilidad de su patrimonio.

Los más beneficiados en estos bonus son los Consejeros Delegados, quienes reciben elevados montos o más bien “sueldos millonarios”. Lloyd C. Blankfein, Consejero Delegado de Goldman Sachs y con un sueldo base de 600.000 dólares al año,  ganó en 2007 un bonus de 53,9 millones de dólares (26,9 en líquido, 15,5 en acciones preferentes y 10,45 en opciones preferentes) tras obtener el banco una rentabilidad de 9.500 millones de dólares de beneficios netos. Se trata, por tanto, de un ingreso que, para muchos banqueros, puede ser superior a su sueldo anual.

El problema de los bonus

En los últimos tres años el valor de los bonus se ha triplicado. Con la reciente crisis y las grandes pérdidas que han tenido los bancos, se está evaluando si los banqueros se merecen o no este pago extra. Esta controversia ha tomado mayor fuerza cuando algunos de los bancos anunciaron el pago de bonus a sus empleados después de recibir dinero de los contribuyentes para reflotarlos. Un ejemplo muy criticado ha sido el Royal Bank of Scotland que propuso pagar mil millones de libras a sus empleados cuando meses anteriores fue rescatado con dinero público por 20 mil millones de libras.

Regulación de los bonus

Recientemente el G-20 ha colocado entre sus prioridades regular el pago de los bonus a los directivos de los bancos. Ello se debe a que muchas veces estos bonus han tenido un efecto perverso en la concesión de créditos hipotecarios a personas que ahora no pueden devolverlos. En este sentido el bonus es una de las causas de la crisis ya que han incentivado créditos con elevado riesgo que al final no se han pagado y ha exigido, como consecuencia, la utilización de dinero público.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ya ha acordado con los bancos franceses en pagar los bonus en 3 años, donde no más del 50% de los bonus se pagará el primer año y un tercio deberá ser pagado en acciones. Una medida parecida a la ya tomada por Sarkozy en Francia fue propuesta, en septiembre, por los países del G-20 reunidos en Pittsburg.

Los ministros de Finanzas y los banqueros centrales de los países miembros del G-20 se reunirán este viernes (6 de noviembre) en Escocia para coordinar la puesta en marcha de las recomendaciones sobre salarios y bonus que deben cobrar los directivos de las empresas, especialmente bancarias, beneficiadas con ayudas estatales a causa de la crisis. Por su parte la Reserva Federal ha citado a los consejeros delegados de los 28 principales bancos de EE UU para discutir, también en este mes de noviembre, la nueva legislación sobre retribuciones bancarias, especialmente los bonus.

¿Crees que es necesaria una regulación gubernamental de los bonus?

Comentarios

Juanmahv 2 Noviembre 2009 - 20:47

En mi opinión, cuando se trata de un sector tan importante como la banca, lo que hay que controlar es la gestión, en un sentido más amplio. Regular los bonus puede ser una medida, pero seguro que no es la única. Creo que con una mayor supervisión de los bancos centrales sería suficiente. Además, tratar de limitar los sueldos no es tan sencillo: http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews%5Btt_news%5D=129148&cHash=f0ad44c562

Javier Tomás 3 Noviembre 2009 - 07:05

Para mí es una inmoralidad que un tipo pueda cobrar un bonus de 53´9 millones de euros. Me acabo de quedar de cartón piedra al conocer este dato. Cristiano Ronaldo, Messi o Ibrahimovic se llevan siete por temporada pero a éstos les vemos jugar y dar espéctaculo al personal. Que yo sepa al Consejero Delegado de Goldman Sachs no podemos visitarle en sus despacho así como así ni tiene instalada una cam para que sigamos a tiempo real su toma de decisiones. Además su gestión, como la de otros Consejeros Delegados, no parece haber sido la mejor en los últimos años.

Desde luego, debería existir un tope salarial. 53 millones de bonus, no es normal.

Fernando Peral 3 Noviembre 2009 - 20:21

Me parece bien que la remuneración de la gente que más valor aporta a la empresa se remunere en proporción al beneficio de la compañía; el problema no radica en el concepto, sino en su aplicación. Me explico, el crecimiento del pasivo de un banco es una riqueza real para él, pero en qué momento esa riqueza se convierte en “valor”? Esa es la clave. El valor real de ese crecimiento del pasivo debe medirse no en términos absoluto, como hacían muchos bancos, sino en términos relativos. Habría que haber detraído una proporción significativa para cubrir el riesgo asumido, y el banco aplicar un simple principio: a mayor riesgo, mayor tasa de cobertura. Así, el directivo recibiría un bonus por el valor del crecimiento del pasivo, y no por el aumento del pasivo en sí. Otra parte se remuneraría transcurrido cierto tiempo una vez se hubiera realizado la compensación de los fallidos; si la cobertura fue superior, el directivo debería cobrar también en proporción a la cobertura no utilizada.

La idea de Sarkozy me parece bien, pero lo que se requiere son unos principios para calcular los bonos que salvaguarden a la empresa y a sus accionistas; por eso creo que los bonus deben someterse cada año a la junta general de accionistas, para su aprobación y posterior publicación en las actas.

Ana 3 Noviembre 2009 - 23:59

En mi opinión no es tanto el importe de los bonus, cuya cuantía en todo caso debería ser juzgada por los accionistas, como de los factores que se tienen en cuenta la hora de incentivar a los directivos.
La mayoría de la banca de inversión tiene un sistema retributivo que prima la maxima rentabilidad a corto plazo (mayor número de operaciones se traduce en mas comisiones) olvidando en parte la gestión del riesgo a medio y largo plazo. Este sistema puede funcionar cuando se trata de intermediar la venta de un producto que no compromete el balance del banco. Pero en operaciones de activo en las que el riesgo permanece en los balances del banco durante varios años, podemos encontrarnos con que dos años más tarde las provisiones que han tenido que dotarse, han mermado todo el beneficio que generaron en su día, por el cual se pagó a sus originadores su correspondiente bonus.

alvaro 5 Noviembre 2009 - 01:52

En mi opinión cualquier intento de regulación de la actividad privada es mala. Me parece totalmente razonable que los dueños de una empresa o banco premien a sus máximos directivos por conseguir aumentar el beneficio y por tanto el valor de esa empresa o banco. Al producirse rescates con dinero público hay gente que quiere ver una nacionalización donde no la hay, es decir, a pesar del rescate, los bancos siguen siendo privados y por tanto deben poder seguir tomando decisiones como las de los bonus de manera libre. Otro debate distinto sería si estas ayudas o rescates de bancos se han debido producir.

Enrique 10 Noviembre 2009 - 10:22

¿No sería mejor revisar los objetivos para alcanzar esos bonus?

=S 4 Marzo 2010 - 03:24

em alguien me regala bonus?

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar