18
Oct

En Enero del 2008 el Presidente Sarkozy  solicitó a los premios Nóbel de economía, Stiglitz y Sen la posibilidad de encontrar una medida del bienestar de los países que superase las limitaciones del Producto Interior Bruto (PIB).  ¿Está petición buscaba objetivos eonómicos o políticos ?

 Es difícil saberlo pero durante décadas las promesas de gobernantes sobre el crecimiento económico que darían a sus electores en caso de salir elegidos, se basaba y sigue igual , en un indicador que no tiene en cuenta el bienestar de los individuos , el estado del medioambiente, el nivel educativo o incluso la felicidad. 

Hay dos ejemplos claros .  Uno es el de los EEUU, con el 5% de la población mundial y el 32% del PIB,  en el estudio de las Naciones Unidas de Índice de Desarrollo Humano , no está en primer puesto  sino que el informe de 2009 aparece en el 13 (y España en el 15).  Aquí vemos como en el caso norteamericano, a pesar de tener el PIB per cápita más próspero del mundo, las desigualdades sociales y la concentración de riqueza en un porcentaje de la población, hay una necesidad de mejoras sociales como por ejemplo la sanidad en la que hace bien en hacer hincapié el recién nombrado Nóbel de la Paz.

Un segundo caso digno de análisis es el de las grandes urbes en las que se concentra una importante cantidad del PIB de los paises pero donde la calidad de vida de los ciudadanos baja cada año que pasa.

¿Quién no ha escuchado alguna vez  “esto es calidad –el día a día en provincias- de vida y no lo que tenemos en , por ejemplo , Madrid”? 

¿Por qué se toma como normal que los viernes cientos de miles de ciudadanos salgan (huyendo) por sistema de la capital  a la mínima oportunidad en vez de disfrutar del teórico desarrollo que tienen a su alrededor?

Si en los próximos meses los políticos muestran datos al alza del PIB para esgrimir un cambio de tendencia , pero los ciudadanos (sus votantes) siguen viendo como su renta disponible no aumenta, los familiares en paro siguen sin encontrar trabajo y los servicios públicos no mejoran sino que pierden calidad, se incrementará la sensación de necesitar nuevos referentes para medir el desarrollo de los paises.

¿Qué otras formas hay de medir el progreso económico y social?

Comentarios

Carlos Garcia 19 octubre 2009 - 14:39

Yo creo que la intención de Sarkozy es claramente política: el objetivo declarado es hacer que componentes no estrictamente económicos sean tenidos en cuenta a la hora de medir la evolución de los países.

Para el progreso económico creo que se debería tener más en cuenta:
– la distribución de la riqueza
– el poder adquisitivo de los ciudadanos
– la productividad
En casos de distribución poco equilibrada de la riqueza, el uso de valores como la renta per capita es poco indicativo. La media no es útil para describir una población cuando hay un porcentaje pequeño de elementos que distorsionan el total. Sería mejor usar la mediana de la renta personal, o calcular la media del 90% de la población que menos gana (es decir, excluir del cálculo de la renta per capita al 10% más rico de la población). Entonces se vería una imagen más fiel de la riqueza del país.
Y la productividad creo que también debería incluirse en la medida de la economía, ya que cada vez juega un papel más importante en la competitividad, y ayuda a estimar el progreso futuro.

Respecto a medir el progreso social, creo que hay muchas variables que serían útiles:
– tiempo libre disponible
– tiempo dedicado a la familia, ejercicio, o actividades culturales
– tasa de enfermedades de causas ambientales
– grado de contaminación del entorno en el que se habita
– participación ciudadana en las instituciones
– discriminación de grupos sociales
– actitudes de tolerancia
…y seguro que hay muchos más.

Y deberían tenerse en cuenta para “evaluar” la gestión de los políticos.
Me imagino que se miden en algún sitio. De hecho, leí hace tiempo sobre el Happiness Index, que creo que medía cosas de este estilo.

En general, es una pena que estos temas no estén más de actualidad. La evolución de parámetros como estos deberían ser noticia, en vez de lo que se ve a menudo en la TV…

Martha Hernández 23 noviembre 2009 - 15:59

Organizaciones como la ONU vienen trabajando varios indicadores con los cuales miden el desarrollo de los países, y el PIB, como indicador económico, es sólo uno de dichos indicadores.

Esto me lleva a que quizás el problema no sea que no existen indicadores para medir el desarrollo, además del PIB, sino que no se tienen en cuenta por los departamentos nacionales de estadística de cada país a la hora de crear informes para sus gobiernos.

Dichas medidas son:

Indicadores de salud y morbilidad:
Tasa de mortalidad infantil
Tasa de incidencia
Tasa de prevalencia
Tasa de letalidad
Proporción de defunciones
Indicadores de educación:
Tasa de analfabetismo
Tasa de escolaridad
Tasa de retención
Tasa de terminación
Años de educación alcanzados por un cohorte
Indicadores de vivienda:
Vivienda
Hogar
Déficit de vivienda
Índice de hacinamiento
Índice de calidad física de vida (ICFV)
Índices de desarrollo humano:
Índice de desarrollo humano (IDH)
Índice de desarrollo relativo al género (IDG)
Índice de potenciación de género (GEM)
Indicadores de desigualdad y pobreza:
Curva de Lorenz
Coeficiente de Gini
Coeficiente de desigualdad deTtheil
Líneas de pobreza
Necesidades básicas insatisfechas (NBI)

Ahora estos indicadores los encontre el la página de la CEPAL (comisión económica para América Latina y el Caribe de la ONU), por eso algunos de estos indicadores aplican para países en desarrollo y no países desarrollados como Francia, sin embargo, los más importantes si pueden convertirse en medidas universales de desarrollo.

Por otro lado, dudo que Sarkozy no tenga idea de estos índices, por lo que me parece que su petición es puramente política: establecer su posición, más que actuar frente a ella.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar