19
Oct

Desde diciembre de 1999, PricewaterhouseCoopers pregunta trimestralmente a un grupo estable de 317 ejecutivos de empresa y expertos económicos sobre la evolución futura de la economía española y mundial. Los resultados de esta encuesta se publican en el llamado Consenso Económico. Hoy se ha publicado el correspondiente al tercer trimestre de 2009 con un monográfico dedicado al Sistema Bancario Español.

A diferencia de lo ocurrido en otros países desarrollados, el origen de la crisis en España no vino directamente por una crisis en el sector bancario. La actuación prudente del Banco de España, con el establecimiento en 2000 de las llamadas provisiones dinámicas, entre otros factores, contribuyó a que en 2007, cuando se inició la crisis financiera, las entidades contaran en España con un colchón de 24.000 millones de euros, teniendo un ratio de cobertura por encima del 200%.

El Consenso Económico señala que durante los últimos años se han venido acumulando una serie de desequilibrios en la economía española. La acumulación de estos desequilibrios, junto con la situación creada por la crisis financiera internacional, permite explicar en el caso español la brusquedad del ajuste y su fuerte impacto sobre el PIB y el empleo. En estas circunstancias, y a pesar de la buena situación de partida, el deterioro del sistema financiero español ha sido muy rápido, afectando a los niveles de solvencia y a los ratios de cobertura de las entidades, dando lugar a fuertes incrementos en los niveles de morosidad. Estos factores han puesto de manifiesto además la existencia de un exceso de capacidad en el sistema financiero español y la necesidad de una recapitalización para afrontar el necesario proceso de reestructuración. Para afrontar este reto el gobierno aprobó recientemente el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La elevada exposición de bancos y cajas al sector inmobiliario les ha obligado además a realizar actuaciones, que en muchos casos han implicado importantes refinanciaciones o la adquisición directa de bienes inmuebles de algunas grandes empresas del sector o la adquisición directa de importantes carteras de bienes inmuebles procedentes de estas empresas y su gestión posterior. De esta manera, el sector bancario se muestra especialmente dependiente del devenir del sector inmobiliario y, en particular, de la evolución de los precios de la vivienda.

Resultados de la encuesta

Los panelistas interrogados por el Consenso Económico valoran como preocupante la situación general del sistema bancario español si bien esta situación es mejor (54% de las respuestas) o igual (38%) que el de los países de nuestro entorno. Además, el 75% de las contestaciones señala que la morosidad en 2010, a la vista del deterioro macroeconómico español, podría aumentar hasta niveles comprendidos entre el 5% y el 8%. Es más, el 65% de los encuestados indican que la morosidad es el reto más importante al que se nfrentarán cajas y bancos en los próximos meses. En este sentido el 77% afirma que es necesario fortalecer los requisitos de solvencia del sistema bancario.

Ante la pregunta ¿cómo valora la gestión que están haciendo los bancos de sus carteras inmobiliarias? Los panelistas contestan que aunque las entidades están haciendo lo adecuado tras una crisis inmobiliaria (47%), sin embargo, otro 57% dice que las entidades se están adjudicándo demasiados inmuebles lo que sin duda afectará negativamente a su cuenta de resultados. Además, el 83% de los encuestados señalan que las entidades de crédito españolas no han aflorado correctamente la pérdida de valor de sus activos en sus balances y cuentas de resultados.

Comentarios

Juan_Ramon 20 octubre 2009 - 09:03

Considero que lo peor para el sistema financiero todavía no ha pasado, y que aunque diversos sectores de la economía pueden ir repuntando, 2010 será el año realmente dificil para el sector financiero. No obstante no debemos generalizar ya que hay entidades que pueden salir de esta crisis con una situación reforzada. En 2010 pueden caer en morosidad, operaciones que se han refinanciado a modo de parche durante el 2008 y el 2009. También pueden verse afectados los ingresos de las entidades ya que en ese año se producirá el ajuste a la baja en los tipos de interés de un buen número de operaciones con revisión en enero, febrero y marzo ya que el Euribor en ese momento se encontraba en torno al 2-2,50%, situación muy distinta a la actual.
Un dato interesante es el que compara el margen de intereses (intereses cobrados menos intereses pagados) con las dotaciones. Este dato hoy supone que algunas entidades estan dotando más del 100% de su margen de intereses, situación muy poco deseable para cualquier entidad, ya que las entidades cuentan con otras fuentes de ingreso (comisiones, extraordinarios, etc), el margen de intereses es una muestra de su actividad bancaria.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar