18
Sep

Para el año 2010, las predicciones sobre el comportamiento de la economía mundial son mucho mejores que para 2009. Todos los servicios de estudios prevén que el ritmo de crecimiento económico en 2010 (+2,5%) será bastante mejor que el del año 2009 (-2,5%). Este optimismo viene confirmado, además, porque el final de este año coincide con la aparición de síntomas que hacen prever una aceleración de la actividad económica mundial.

dibujo-3

 

 

 

 

 

 ¿Cuáles son esos síntomas?

1) Fuerte crecimiento de las bolsas mundiales.

2) En Estados Unidos han empezado a surgir señales de que el mercado inmobiliario ha tocado fondo. Las ventas de nuevas viviendas están creciendo muy rápidamente desde los mínimos de los primeros meses del año. Las acciones de las constructoras han repuntado y el stock de casas nuevas no vendidas se está reduciendo. Además los precios de las viviendas se han estabilizado, eso sí en niveles muy bajos, después de dos años y medio de drásticas caídas.

3) El porcentaje de bancos que están contrayendo el crédito ha comenzado a disminuir.

 4) El volumen de comercio mundial está aumentando; aunque todavía se encuentra en niveles muy bajos (un 19% por debajo del máximo alcanzado en abril de 2008).

5) El crecimiento de China parece imparable y

6) Las subidas del  precio del petróleo se dispara, ahuyentando el fantasma de la deflación

Tú como lo ves ¿tienes dudas sobre la sostenibilidad y el rigor de esta recuperación?

Comentarios

Fernando Peral 18 Septiembre 2009 - 17:27

Me parece pronto para decir que hemos tocado fondo. El último trimestre de 2009 y el primero de 2010 van a ser determinantes, pues es cuando se comenzarán a sentir los efectos del endeudamiento masivo de los gobiernos y del paro acumulado, a lo que hay que sumar que los países productores de petróleo podrían tratar de aprovechar una demanda algo más rígida como consecuencia del invierno en el hemisferio norte. Los agentes económicos no acaban de fiarse de las subidas de las bolsas, y buena muestra de ello es el precio récord del oro. Además, cabe prever importantes oscilaciones en los mercados de divisas, donde serán determinantes los tipos a los que se remuneren los instrumentos de deuda del tesoro, lo que permite prever un nuevo repunte de los tipos de interés.

En mi opinión, el próximo semestre va a ser duro para la economía mundial, y muy duro para países como España o Italia.

nacho 18 Septiembre 2009 - 19:48

Hombre, mi novia está buscando trabajo. 27 años, polaca, experiencia internacional en Amsterdam, México, Canadá y España, casi 2 años de experiencia en PwC, licenciada en Económicas, inglés, alemán y castellano, y no parece que tenga muchas entrevistas a fecha de hoy. Teniendo en cuenta que se empezó a mover a finales de julio, no me parece que la recuperación a fecha de hoy significativa, por el lado del empleo.

Fernando Aguayo 18 Septiembre 2009 - 22:11

Mi percepción es que la economía mundial ha tocado fondo siempre que no se produzca un hecho económico negativo con relevancia mediática importante a nivel mundial (lease un nuevo atentado terrorista islámico, una nueva quiebra financiera…).

Es decir comienza una recuperación inestable.

Otra cosa es España.

Ignacio 21 Septiembre 2009 - 12:20

Creo que debemos deslindar la crisis económica mundial de la española en estos momentos. Es evidente que China junto a los países emergentes “tiraran” del carro de la economía pero nosotros debemos pensar que nuestro modelo económico ha expirado. No creo que recibamos el efecto de la mejoría en España porque nuestro modelo económico se ha basado en la construcción, el turismo y el sector del automovil.

Desde mi modesta opinión, sería bueno pensar en algunos puntos:

1.- Seguir estimulando la Demanda agregada a través del consumo y la inversión pública pero no como hasta ahora. Deben realizarse inversiones estructurales que mejoren de verdad las infraestructuras en España.

2.- No podemos olvidarnos de mirar hacia la oferta agregada porque tenemos un problema en la producción. No somos competitivos, no invertimos en innovación y tecnología y por tanto debemos comprar las patentes en el extranjero. Esto nos lleva a aumentar las importaciones y a depender del extranjero de manera extraordinaria.

Debemos lograr un pacto de Estado en materia de educación para mejorar la formación de nuestros futuros profesionales que conlleve una mayor competitividad y mejore la oferta de trabajo.

3.- Llevar una política de energía nuclear acorde con los países europeos como Francia y Alemania.

4.- Flexibilizar el mercado laboral en España. No se puede o al menos, no se debería permitir la existencia de trabajadores poco productivos y caros a la hora de prescindir de sus servicios. En otro orden de cosas, cómo es posible que alguien que lleva dos años en paro y le haya expirado el subsidio se le pague 420 euros al mes?

4.- Se debe ayudar a los empresarios con políticas fiscales laxas para promover la creación de empresas, la producción y por ende el empleo.

5.- Los créditos a las empresas deben aumentar y los bancos harían bien en volver a sus orígenes que no es otro que el de intermediario entre las familias y las empresas.

Por último, todo esto no se podrá realizar si el gobierno sigue empeñado en derrochar el dinero de todos los contribuyentes en políticas sociales que no son mas que subsidios para mantener a la población adormilada preparada para volver a votar en el 2012. Hay que recortar el gasto público para volver a alcanzar un déficit por debajo del 3% que anime a los inversores extranjeros a confiar de nuevo en nuestra economía.

Lamentablemente, no se está llevando a cabo una política económica en España apropiada. Si uno no es capaz de diagnosticar acertadamente, será posible que se suministre al enfermo un tratamiento que le provoque un mayor empeoramiento.

Por cierto, la subida de impuestos qué os parecen? es uno de estos tratamientos equivocados que nos pueden hundir más?

Luis García-Doncel 21 Septiembre 2009 - 13:11

Nos quedamos más tranquilos tras la afirmación de nuestro presidente al Newsweek diciendo que en España la recesión será de menor importancia que en el resto de países europeos y que Finlandia también va a subir los impuestos, no somos los únicos!!!!
El incremento de los impuestos indirectos (será sólo el primer paso) desincentiva un consumo ya de por sí raquítico. Se trata, como siempre, de una nueva huída hacia delante. No se estima su efecto en los consumidores y pequeños empresarios (¿para qué?), el objetivo único es aumentar una recaudación deteriorada, para poder pagar los múltiples subsidios y prebendas que se le ocurren al presidente constantemente y contener (pero poco, lo justo) el brutal endeudamiento del país, esa tremenda hipoteca sobre las generaciones futuras
Sí, creo en la recuperación, los datos son reveladores a nivel de producción, precios y consumo en el mundo, pero evidentemente en España no, al menos por el momento.
Lo peor es que ese momento no termine de llegar y salgamos en L de la crisis, al modo portugués, entonces el gobierno improvisado de hoy revelará sus verdaderos efectos mañana….y que Dios nos pille confesados (o en su defecto, para los no creyentes, Friedman)

[…] en Pittsburg, se produce en un momento de inflexión para la economía mundial. Se empiezan a percibir señales de recuperación. Parece que la economía mundial está saliendo de la crisis. El PIB mundial cayó un 6% en el […]

FERNANDO SANCHEZ 27 Septiembre 2009 - 12:47

Mi personalidad optimista generalmente hace que sea uno de esos contribuidores que aportan kilos de confianza en el pequeño entorno económico y social con el que interactúo.

Sin embargo, no puedo dejar de hacerme preguntas que siempre me ayudan a mantener mi visión realista.

– ¿Realmente pensamos que las bolsas están en aumento porque la recesión esté a la vuelta de la esquina?
Ese factor quedó descontado hace mucho tiempo, y son los propios analistas los más sorprendidos ante esta subida que en algunos foros y corros se ha denominado “subida de los tontos”.
Existe liquidez como nunca, no olvidemos que todos los gobiernos, y en especial el BCE y la Reserva Federal ha inundado el mercado con dinero y más dinero y unos tipos de interés realmente bajos. ¿Alternativa de inversión? La bolsa.
Además, ¿quien aún sin saber el porqué no se apunta a un carro alcista? Hoy nadie se quiere quedar fuera.
Por lo tanto, bajo mi humilde opinión tomar la subida de las bolsas, en este momento, como indicador de recuperación no parece muy acertado.

– ¿Que le ocurre a un ciclista después de una etapa dura de 200km y se encuentra con un puerto de primera categoría para llegar a la meta? Sufre, y mucho, y eso sin contar que no le entré una pájara.
Pues eso mismo nos puede pasar con la subida del petróleo. Existe un miedo palpable, que si bien se controlará mientras la subida sea moderada, pero que se hará presente ante un descontrol del precio como sucedió tiempo atrás.
Otra variable que por si misma se convierte en muy variable y puede afectar mucho a la recuperación.

– Pensemos que gran parte de este bálsamo para producir buenos indicadores sigue sosteniéndose sobre las ayudas que los gobiernos aprobaron hace ahora un año. Pero todos comenzamos a oír ahora iniciativas, tentativas de mercado eso si, para comenzar a retirar dichas ayudas. ¿Qué ocurrirá entonces?
Añadamos pues otra variable más a los puntos abiertos para cuestionar la recuperación.

– Dice un buen amigo mío que China es como su suegra, es necesaria, pero da miedo. China no es capaz, ni lo desean, tener un crecimiento sostenible, está afectando dramáticamente a los precios de los alimentos, ejercen políticas de comercio propias de regímenes… seré suave, poco democráticos e integrados en el mundo.
Como le digo a mi amigo, “Espero que sea cierto el dicho de que Dios aprieta pero no ahoga, porque sino… tendremos a un linda viuda llorando amargamente”

Aun pareciendo un tanto pesimista en mis comentarios, y dad que me debo a mi idea optimista, pienso que nos recuperamos, en el medio plazo, pero por el principio de que la población queremos recuperarnos, sin darnos cuenta nuestro pensamiento y por tanto acción derivada del mismo está haciendo que suceda aquello que creamos. No es el ser humano un ser cuyos malos recuerdos perduren en el tiempo, no queremos vivir en entornos hostiles. Comenzamos a gastar sin tener todavía los pilares sólidos para cambiar nuestro comportamiento de ahorro a gasto, pero da igual, porque el principio que nos hace retraernos es el mismo que nos impulsa a comprar, miedo, que como elemento tóxico en nuestro cuerpo éste se está encargando de eliminarlo.
Además, el capitalismo de consumo nos ha acostumbrado a eso, a consumir, y como animales de costumbre que somos, necesitamos ejercer eso a lo que nos han acostumbrado.
Ah, y sobre el punto de inflexión en Pittsburg. NO es suficiente con una charla entre amigos, se debe, como dicen los ingleses, “make things happen”, y “quickly”.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar