8
sep

La competitividad de un país se define como el grado en el que éste puede, bajo condiciones de libre mercado, producir bienes y servicios que superan la prueba de los mercados internacionales, al mismo tiempo que mantiene y expande la renta real de su población en el largo plazo. De la propia definición de competitividad se puede intuir la gran variedad de factores que influyen en la misma, como puede ser la estabilidad macroeconómica, tipos de cambio adecuados, el fomento de la inversión productiva, la carga fiscal, las infraestructuras públicas, el grado de desarrollo tecnológico, los costes laborales o la formación del capital humano. 

1) Índice de competitividad

Un indicador relevante de competitividad es el que publica todos los años The World Economic Forum (WEF). En el informe publicado hoy sobre Competitividad Mundial muestra que España perdió competitividad en 2008 (ver cuadro). Además, España alcanzó el año pasado su peor registro desde que el WEF elabora este índice. Su anterior peor registro fue el puesto 32 con datos de 1995.

Cuadro: RANKING DE COMPETITIVIDAD

PAÍSES / AÑO 1995 2002 2007 2008
Estados Unidos 1 1 1 2
Alemania 6 14 7 7
Francia 17 30 16 16
Reino Unido 18 11 12 13
España 28 22 29 33
Italia 30 39 49 48

Fuente: WEF The Global Competitiveness Report 2009-2010.

2) Participación en las exportaciones mundiales de bienes.

Otra forma de saber cuál es el nivel de competitividad internacional de un país es conociendo su participación en las exportaciones mundiales de bienes. En 2008, mientras los países ricos perdieron participación en las exportaciones mundiales de mercancías los países asiáticos, sobretodo China, y también los productores de petróleo ganaron cuota. España, desde una posición baja (ocupa el puesto 18 del mundo en las exportaciones de bienes) mantiene en 2008 la misma participación que en 2007 (ver cuadro más abajo).  

De acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC), durante la década de los noventa y comienzos del 2000, se produjo una mejora continuada de la participación española en las exportaciones mundiales de bienes; sin embargo, a partir de 2002, se aprecia un ligero retroceso (ver cuadro más abajo). Esta menor cuota en las exportaciones, tanto de España como de la mayoría de los países industrializados, es consecuencia del surgimiento de nuevas economías emergentes, como es el caso de China e India y los productores de materias primas. 

Económicamente, las cuotas de mercado reflejan el dinamismo de las exportaciones nacionales en los mercados internacionales en comparación con la evolución de las exportaciones de sus principales competidores. Las variaciones que experimentan las cuotas de mercado de un país a lo largo del tiempo ponen de manifiesto, por lo tanto, el incremento o la disminución del grado de penetración de las exportaciones de ese país.

Cuadro: PARTICIPACIÓN (%) EN LAS EXPORTACIONES MUNDIALES DE MERCANCIAS

PAÍSES / AÑO 1990 2002 2007 2008
Alemania 11,9 9,5 9,5 9,1
Estados Unidos 11,6 10,8 8,3 8,1
Francia 6,2 5,1 4,0 3,8
Italia 4,9 3,9 3,5 3,3
Gran Bretaña 5,4 4,3 3,1 2,8
España 1,6 1,9 1,7 1,7

Fuente: OMC, Estadísticas del comercio internacional, 2009. 

Es llamativo que España, 8ª economía del mundo, ocupe el puesto 18 en exportaciones. España, por ejemplo, exporta la mitad que  Italia.  En cambio Italia tiene peor puesto en el índice de competitividad del The World Economic Forum (WEF). El necesario cambio de modelo productivo que España necesita pasa por aumentar sus exportaciones.

¿Qué puede hacer España para mejorar su competitividad?

Comentarios

Javier Tomás 11 septiembre 2009 - 13:05

Es verdad que Italia participa más que España en las exportaciones mundiales de bienes pero, según esa misma tabla, su caída es desde 1990 bastante más pronunciada que la nuestra. Desde 1978 España ha tenido cuatro presidentes; Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. En ese mismo tiempo Italia ha tenido quince primeros ministros, muchos de los cuales han gobernado en diferentes etapas. Ahora estamos, por ejemplo en el cuarto mandato de Berlusconi, pero es que Prodi lo ha hecho dos veces, Andreotti cinco…La lectura no tiene porque ser negativa. Italia ha demostrado desenvolverse en una situación de casi permanente caos. Es probable que España no aguantara política, social y económicamente hablando una situación así.

España necesita cambiar de producto. En la industria habría que centrarse en la sostenibilidad, las energías renovables y todo eso. Tenemos espacio de sobra ya que las dos Castillas están prácticamente vacías. Lo que pasa que a lo mejor hay que volver a los pueblos y no creo que eso sea del agrado de todos los ingenieros u operarios.

[...] competitividad de nuestros productos en el exterior. Esta pérdida de competitividad, se manifiesta en la pérdida de puestos en el ranking de competitividad del World Economic Forum (del 22 del mundo al 33, en 10 años). Desgraciadamente, hay una fuerte resistencia a bajar precios [...]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar