19
jul

¿Qué ventajas tiene la inversión extranjera directa (IED) para el país que la recibe? Esta cuestión ha generado un intenso debate en las últimas décadas, desde que los flujos de capital extranjero empezaron a tener una influencia decisiva en las economías occidentales. El debate continúa aún en nuestros tiempos, enfocado hacia el impacto que tiene la inversión extranjera directa (IED) en la vida económica y social de los países en vías de desarrollo. Un artículo ya clásico de Ricardo Haussman y Eduardo Fernández-Arias (“Foreign Direct Investment: Good Cholesterol?”, IADB, 26 de marzo de 2000) lo plantea de la siguiente manera: “¿Es la inversión extranjera directa colesterol bueno o malo?”

 La investigación académica concluye que, globalmente, la IED es “colesterol bueno” para las economías que la reciben. Las ventajas, a primera vista, son evidentes. La IED ayuda a cubrir las necesidades de financiación que tiene un país (con capital escaso) para sus inversiones productivas. Generalmente, la IED es más estable que otros flujos más especulativos de capital que frecuentan los mercados financieros. Ello se debe a que casi siempre la IED se dirige a proyectos a largo plazo. En principio, más IED supone más crecimiento económico, más exportaciones, más empleo, más divisas y más renta por habitante en el país receptor. Ello se debe a que la IED rompe con el círculo vicioso de la pobreza.

Hay algunas ventajas muy específicas de la IED que fluye de los países más desarrollados hacia los menos desarrollados. Una de ellas es que facilita la transferencia de tecnología. Si la filial extranjera introduce nuevos productos o procesos en el mercado receptor de la IED, los trabajadores de esa empresa adquieren conocimientos que elevan el capital humano del país. A la vez, las empresas que son proveedoras, clientes e incluso competidores de las compañías extranjeras perciben indirectamente los efectos de la difusión tecnológica. Aunque existen casos en los que esta difusión de tecnología no ocurre, la investigación empírica ha demostrado que los “spillovers” tecnológicos se producen y sus efectos son beneficiosos para la economía receptora. Con ello una mayor participación de capitales extranjeros en la economía no sólo mejora el desempeño de la empresa que recibe la inversión, sino también al resto de las empresas, que pueden verse favorecidas por la difusión de conocimientos o nuevas tecnologías incorporadas en estos flujos de capitales. 

Además de aportar nuevas tecnologías, hay evidencias que indican que la IED generalmente eleva la productividad de la economía que la recibe. El argumento es que estas empresas, que cuentan con más experiencia, mejores tecnologías y capital más sofisticado, muestran mayor productividad que sus competidores locales, y su presencia obliga a las otras empresas del sector a elevar sus propios niveles de productividad. Aquí el argumento es más complejo y los resultados menos conclusivos, porque existe un sesgo producido por el hecho de que las multinacionales tenderán, de entrada, a invertir en los sectores más productivos. Asimismo, es posible que este efecto se dé sólo en el mismo sector de la inversión o en los sectores donde operan sus proveedores y clientes.

 Finalmente, y a pesar de los muchos tópicos actuales, hay abundantes datos que  demuestran que las multinacionales por lo general pagan mejores sueldos que las empresas locales, elevando así la renta de la población. Además puede ser un factor muy beneficioso en el proceso de reforma y liberalización económica, ya que la IED ha manifestado una tendencia clara a fluir más hacia países con mercados más abiertos, más transparentes y menos corruptos. Así, la IED puede ejercer una “presión” sana sobre los gobiernos para acometer las reformas que sean beneficiosas para el país y sus ciudadanos.

Los efectos comentados anteriormente se observan con más facilidad en países más pobres o con menores niveles de desarrollo, porque 1) es más facil que esté atrapada en el círculo vicioso de la pobreza y 2) porque lo que puede aportar la empresa inversora extranjera a la economía local es mucho mayor.

Comentarios

Cheril 20 julio 2009 - 10:38

En latinoamerica existe la cultura de no creer en las IED. Esto se debe a que sus habitantes (en sí la mayor parte de la población) dice que el servicio empeoran y que los precios se encarecen cuando los sueldos aumentan muy poco. Los casos que más presentan esta situación son las empresas gubernamentales (como electricidad, gas) que tienden a ser monopolio y son vendidas parcial o completamente a una empresa extranjera.

Esta es una situación un poco contradictoria, porque las IED es un ingreso adicional a la economía de un país, pero en los países de América Latina (principalmente) no ha sido acogido con totalidad por sus ciudadanos. Entiendo que la productividad no presenta un beneficio inmediato para la población, pero es claro que hay grandes líneas de pensamientos negativos (de los ciudadanos de las distintas clases sociales) sobre las IED.

Pedro Cordeiro Rosario 21 julio 2009 - 13:51

Estoy de acuerdo con todas las ventajas enumeradas, sobretodo el alto beneficio que genera al incrementar la competencia y traer nuevas formas de trabajar para el país que recibe la inversión. Son innegables todas sus ventajas que el IDE tiene para la economía.

Hablando ahora en el caso concreto de Portugal, en los años 80-90 ha recibido elevadas inversiones extranjeras que fueran ampliamente apoyadas por los gobiernos dándole grandes beneficios fiscales. Esas empresas aprovecharan la mano de obra barata, explotando al máximo todos los “regalos” que los gobiernos le dieron y al final cuando el país empezó a mejorar y los sueldos comenzaron a subir las empresas trataron de salir del país buscando otros países mas atractivos en términos de costes laborales.

Al final una inversión extranjera lo que busca en un otro país? Una mano de obra barata o sus competencias para producir al mejor nivel su producción? Desde el año 2000, las principales multinacionales que estaban en Portugal (sobretodo toda la industria que componía el sector automotriz) cerraran sus puertas quebrando los acuerdos que habían firmado con el gobierno, solo porque ahora el país ya no le interesa pues es caro producir ahí. Pero sin duda dejaran un legado que actualmente hay que admitir. Incentivaran un desarrollo tecnológico de lo mejor y hoy se puede decir que Portugal está por la primera vez en su historia exportando más productos de alto contenido tecnológico que importando.

Por lo tanto, yo hago la comparación que una inversión extranjera da en una fase inicial “los peces al país” pero el verdadero resultado final cuando esta se va del país donde ha invertido es que los que quedan ahí “acaban aprendiendo a pescar ellos mismos”.

Un gran saludo Rafa.
Pedro Cordeiro Rosario IMBA 2008 N7

karito ubillus de Loor 21 julio 2009 - 21:52

bueno para entender este tema primero tienes que saber lo que es 1 inversion: Gasto monetario en la adquisición de capital fijo o circulante. Flujo de producción encaminado a aumentar el capital fijo de la sociedad o el volumen de existencias.
Ahora si entremos a materia

La inversion extranjera indirecta ;es el conjunto de préstamos que un país hace al exterior; también es llamada inversión de cartera. La inversión extranjera indirecta se efectúa a través de préstamos de organismos internacionales a gobiernos o empresas públicas, y de la colocación de valores bursátiles oficiales del país receptor del crédito en las bolsas de valores de su propio país, o del que otorga el crédito.

victor ramirez 30 julio 2009 - 22:00

no creo en santa claus ni en los reyes magos, y tampoco creo que las IED se han una ventajas para los paises en vias de desarrollo, en la evidencia impirica latino americana, se muestras que estas multinacionales, de entrada como tiene poder de capital desplazan muy facimente a la industria naciente de nuestros paises, generando monopolios y apoderandose de otros mercados que no eran el principal, por otra parte ese aumento del sueldo que generan las misma, crea desigualdad en los niveles de ingreso, a muesta podemos observar el indice de GINI de los paises latinos todos cercanos al 1 y no al 0 (cero), la gran ventaja de la tranferencia tegnologica no es posible ya que la mayoria de estas tranacionales exigen que se les page royalty que muchas veces las empresas nacionales no tienen capital para apoderandarse de la tegnologias nuevas, por ultimo la mayoria de estas inversiones van dirigidas a recursos naturales, no a la produccion de recursos con valor agregado, considero que esto son un fastama de la economia neo liberal, para alentar a los paises en via de desarrollo a liberar sus politicas, y poder sacar la mayoria de los recursos naturales de nuestros paises para ser procesado por lo paises desarrollados y traernolos como maravillas tegnologicas, esta realidad en paises como Chile uno de los primeros en aplicar TLC en America Latina no ha cambiado por mas de 20 años, a diferencia de esto vemos como los capitales salen cada vez que se genera una crisis financiera como la que se esta viviendo actualmente

Sergio 13 febrero 2010 - 21:48

Coincido con el artículo, es bueno hablar de estos temas porque ayuda a la gente a ampliar sus conocimientos. Un sitio que visito frecuentemente para aprender más sobre las invesiones, es http://www.inversion-es.com , realmente es muy completo y aprendés de todo, no solamente las definiciones, sino también las distintas clases de inversiones existentes. Bueno les dejo un saludo, espero que sigan escribiendo artículos relacionados con las inversiones.

robert 24 febrero 2010 - 06:29
briana 24 abril 2010 - 05:42

http://www.colesterolbueno.com/

yo opino que ningun pais invierte en otro, sencillamente compra una posicion de ventaja que tarde o temprano se convertira en una deuda para la poblacion autoctona

briana 24 abril 2010 - 05:47

por cierto las multnacionales que se asientan en otros paises suelen ser medianamente responsabilizadas fiscal y ecologicamente en el pais de origen, pero no en el pais donde producen

colesterol bueno

Paula 11 abril 2011 - 05:50

Estoy de acuerdo con las ventajas que se muestran, aunque la ONU nombra otras muy impotantes tambien

Ebert 25 abril 2011 - 23:45

pUxa aoriat lo uniko q m importA is my tarea pxZ xq no0 la enkueeentr0o0..-.- ..!!

elcabo 13 marzo 2012 - 00:18

me lo podrian resumir

maicon x 16 abril 2012 - 05:40

puff la invercion extranjera es el robo de los recursos de un país por otros países que tienen la manera como explotarlos y claro como se los dan pues pasando le platica a los del gobierno. MEJOR DICHO ESO ES UNA ROBO EN LA CARA.

Pablo González 1 febrero 2014 - 20:13

[Marked as spam by Antispam Bee | Spam reason: Server IP]
Coincido plenamente en que la inversión extranjera directa proporciona muchísimas ventajas al país que las recibe. De hecho, un problema grave concerniente a los intereses de los países en recibirla podemos observarlo en Argentina, donde, debido a las altas barreras fiscales y a la poca fuerza de las instituciones, las empresas no deciden invertir.

Sin embargo, quería llevar la discusión un poco más allá y es que, en realidad, entiendo que el fin último de la IED para el país que la recibe es aumentar la riqueza para que así sean las personas físicas o jurídicas de ese país las que tengan suficiente poder adquisitivo para realizar ellos mismos esa inversión. Por tanto, ¿podríamos medir la riqueza de un país en función de la IED realizada en otros países (valga esta última redundancia)?

Oscar 19 mayo 2014 - 21:32

La inversión extranjera directa proporciona muchísimas ventajas al país que las recibe, sin embargo, lo de la bolsa de Lima es una locura de subidas y bajadas. Un saludo desde http://www.trabajoypersonal.com

Dejar un Comentario

*