9
Jul

¿Cómo está América Latina?

Escrito el 9 julio 2009 por José Ramón Diez Guijarro en América Latina

América Latina está sufriendo los efectos de la crisis internacional y, este año, podría experimentar una contracción de la actividad cercana al 3% del PIB. La región ha sufrido un pronunciado descenso de la demanda externa, un severo deterioro en los términos de comercio por el ajuste de los precios de las materias primas (con importantes consecuencias fiscales y para las posiciones externas) y una pérdida de los ingresos por remesas y turismo. Otros importantes canales de contagio, más específicos, que han afectado en mayor medida a los dos principales países de la región, Brasil y México, han sido la exposición al sector industrial y el colapso de los mercados de financiación internacionales. Por países, las caídas más intensas del PIB se están produciendo en México (-7%), Argentina (-2%) y Venezuela (-2%), mientras que los ajustes están siendo mucho más suaves en Colombia (+0,5%), Perú (+2%) o Uruguay (-0,2%).

Hasta aquí nada nuevo, ninguna región se ha podido mantener al margen de la primera crisis de la globalización. Sin embargo, al contrario que en algunas de las principales turbulencias financieras de la década de los 80 y 90, esta vez la región no ha sido el origen de los problemas. Es más, en términos relativos, la evolución de la región está siendo mucho mejor que la de otras zonas emergentes como Europa del Este. Y, parece que en ausencia de sorpresas inesperadas, América Latina podría sumarse más rápido de lo usual a la recuperación global, volviendo a crecimientos positivos del PIB en el tercer trimestre del año.

La razón de la diferenciación positiva que han conseguido algunos países de la región (Brasil, Chile, Colombia, México, Perú) estriba en una buena gestión de los beneficios económicos de los últimos años. El marco de confianza generado por una gestión  ortodoxa y la acumulación de grados de libertad en política económica para afrontar la crisis (fiscales, monetarios y flexibilidad cambiaria en cada vez un mayor número de países) han frenado las inercias negativas, limitándolas a consecuencias cíclicas: ligeros deterioros fiscales (comparados con los observados en las economías desarrolladas), reducción de los flujos de capital y contracción de la actividad. La flexibilidad de los tipos de cambio ha sido clave como variable de ajuste y la mayor parte de países no han sufrido una pérdida importante en sus reservas. La crisis ha tenido efectos mínimos sobre la calidad crediticia: desde octubre de 2008 y entre los principales países sólo han visto recortado su calificación aquellos con mayor riesgo político (Argentina, Ecuador y Venezuela); mientras que, incluso, Uruguay y Chile han sido revisados al alza.

Por tanto, esta crisis está sirviendo para comprobar los beneficios de las políticas ortodoxas (buscando credibilidad) que al proporcionar confianza externa, permiten utilizar políticas monetarias y fiscales expansivas en momentos delicados, sin que se resientan las primas de riesgo y los tipos de cambio. Hace sólo 10 años hubiera sido impensable que países como Brasil y México tuvieran primas de riesgo de 300 puntos básicos, en medio de un fuerte incremento de la aversión al riesgo global. Eso debería servir de lección a la “otra parte” de América Latina que sigue dejándose llevar por las tentaciones de las políticas populistas.

Comentarios

Javier Aparicio Miguel 12 julio 2009 - 11:19

Es interesante constatar el efecto positivo de las políticas económicas ortodoxas en ciertos países que han atravesado y siguen atravesando serias dificultades en su historia económica reciente (desigualdad, pobreza, etc.). A pesar de la severidad de sus problemas económicos, la credibilidad internacional generada por sus políticas económicas durante los últimos años les coloca en una posición diferente a la hora de tener que enfrentarse a la crisis actual.

A este respecto me gustaría recomendaros la lectura del artículo “El final de la crisis en el horizonte” que publica hoy domingo El País. En él, Cristina Castro recoge diferentes opiniones de varios de los expertos que han participado esta semana en una reunión que sobre este asunto ha celebrado la Universidad Menéndez Pelayo de Santander.

Artículo: http://www.elpais.com/articulo/economia/final/crisis/horizonte/elpepueco/20090712elpepueco_1/Tes

Miguel Labrador López de Azcona 13 julio 2009 - 19:29

La estabilidad política en un país es un factor importante en el incremento de la confianza externa. En el caso de los países de América Latina que están sumidos en políticas populistas, en algún caso poco diferenciadas de una tiranía, es difícil que generen esa confianza externa que haga mantenerse las primas de riesgo, principalmente por la falta de seguridad que transmiten a la hora de gestionar dinero.

La pregunta clave que hay que hacer a la población de los países de la “otra parte” de America Latina es por qué permiten ese tipo de gobierno si en el fondo les perjudica. Quizá haya que ir más al fondo, y analizar si la educación de estos países está lo sufcicientemente desarrollada para poder ser críticos con sus gobernantes, y no dejarse manipular por los medios de comunicación favorables a los gobiernos populistas.

Jesus Olivares Matamoros 14 julio 2009 - 15:49

Son las bonanzas de la economia, sistemas de gestion economica clasicas en epoca de bonanzas parecen ser de locos pero en momentos de contracciones hacen soportar mejor los impactos negativos de la economia, aunque hablamos de paises con abundancia de materias primas que dependen mucho de las exportacion, lo cual, como se ha comentado, ha afectado, e igualmente ocurre con las remesas que se reciben de los emigrantes, las cuales se han visto reducidas afectando a la balanza de pagos de los paises en cuestion, pero que han recibido importantes inversiones a los largo de estos años por parte de empresas, unas cuantas españolas, que han llevado a esta situacion “menos sufrida”.
Con ello, si descartamos la politica (elemento crucial para gestionar los recursos con los que se cuenta) estos paises a pesar de su gran dependencia con respecto al dolar americano, cuenta con un gran factor que ya he comentado en algunos otros comentarios, poder gestionar la politica monetaria, en este caso afrontar la crisis aplicando tambien medidas monetarias como flexibilizar tipos de cambio, tipos de interes, desconozco si algun pais ha depreciado su moneda, etc etc, cosas que a nivel Europa no es posible hacer a dia de hoy, teniendo solo opcion a gestionar la parte fiscal y con una obsesion focalizada en la inflacion y por ende un tipo de interes elevado para los datos inflacionistas que todos conocemos.

Angel Torralba Arribas 14 julio 2009 - 19:29

omo se exponen en el texto, los países qué mejor están aguantando la recesión y que más han crecido en estos años, son aquellos países que han salido de una dictadura como Chile o que han estado sometidos a largos mandatos de dirigentes incompetentes llevando a la ciudadanía a la pobreza como México o Perú. Brasil es quizá la excepción ya que con una política aparentemente populista, como una comida la día para todos los ciudadanos, ha conseguido generar un crecimiento exponencial intentando repartir equitativamente el potencial de sus recursos. Todos tienen en común una cosa y es un mínimo de sentido común y no se han dejado llevar por políticas populistas o de bajo perfil como Argentina o Venezuela, cuya riqueza es mucho mayor que la de Perú y Colombia pero despilfarradas en políticas de pesebre y fáciles para el vago, generando una sensación de dependencia hacia sus dirigentes que lo único que hacen es frenar el desarrollo y un posicionamiento estratégico en la zona.
Creo que España las políticas fáciles y de calado populista gustan y mucho y sino se cambian pasaremos a ser como Argentina y Venezuela.

Javier Aparicio Miguel 15 julio 2009 - 23:30

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Miguel. Creo que la educación es uno de los grandes puntos a los que nos llevan prácticamente todas las cuestiones que nos planteamos en economía y en política. Y esto no es únicamente válido para América Latina…

Volviendo al tema de la situación económica de América Latina y de su posición ante la crisis, la CEPAL presentó hoy su Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2008 – 2009, en el que hace un análisis exhaustivo de las economías de ambas regiones y por países:

1. Análisis y previsiones. Su previsión de contracción del PIB de la zona en 2009 es del 1,9%. El estudio resalta el impacto negativo que sobre su economía ha tenido la contracción de la demanda externa, el descenso de consumo e inversión domésticos, la reducción de remesas y el recorte de la inversión directa extranjera (que lo estima en un 40% para 2009). prevé un aumento de la tasa de desempleo hasta en torno al 9% este mismo año.

2. Posición ante la crisis. El crecimiento ininterrumpido de los últimos años, la reducción de deuda pública y la acumulación de reservas internacionales han permitido a algunos países reaccionar ante la crisis con políticas contra-cíclicas y han dispuesto de un mayor margen que en crisis anteriores. Como amenaza, el desplome de los ingresos públicos que se está produciendo puede poner en riesgo la continuidad de este tipo de medidas. En todo caso existen grandes diferencias entre los países; Mexico, el más afectado, verá retroceder su PIB un 7%, mientras que Brasil perderá un 0,8% y Panamá se mantendrá en niveles positivos (efecto de las obras en el Canal).

3. Recuperación. La CEPAL se muestra optimista y se atreve a estimar una discreta recuperación para el final de 2009 y un crecimiento del PIB en 2010 del 3,1% para la región. El repunte de las bolsas, la mejora de la situación financiera, el aumento en el precio de los productos básicos –hecho positivo para unos países y negativo para otros-, la mejora de los índices de confianza de empresarios y consumidores y la reapertura del mercado internacional de capitales son para indicios de una recuperación lenta, pero próxima. También en cuanto a la recuperación existirán diferencias entre países. De acuerdo con la CEPAL Brasil, Chile y Perú podrían ser los primeros países que superen la crisis.

En su web se puede consultar el estudio y ver en vídeo la presentación del mismo que hizo hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, y que os recomiendo por su brillantez y por lo didáctico del contenido. En esa presentación se ha atrevido a afirmar que según la CEPAL “lo peor ya ha pasado”.

¿Cómo lo veis vosotros?

Francisco Mmorillas 16 julio 2009 - 23:46

Los negocios tecnológicos serán fundamentales para el desarrollo económico y la modernización a largo plazo de Latinoamérica. Debido a ello,tendriamos que estar atentos a las nuevas oportunidades de inversión, y las labores de asesoría para ayudar a las empresas a utilizar la tecnología para aumentar la eficacia y bajar los costes, es el momento de desarrollar estrategias que permitan el desarrollo sostenible de las ventajas competitivas y comparativas.

Cuidado con Argentina y Venezuela, el primero está causando mucha incertidumbre debido al incumplimiento de su obligaciones.. desde 2001 está erosionando la confianza de los mercados y de las empresas en el arco andino. el segundo está renegociando al alza sus contratos de suministro petrolifero con USA.. tenemos chaves para rato

Jorge Carabias 17 julio 2009 - 09:52

A pesar de la caída de las exportaciones de materia prima, fundamente de estos países, de las inversiones de otros países en ellos (inversiones desde Europa por ejemplo) y de las caídas de las remesas de los emigrantes que debido a la crisis ya no pueden enviar tanto dinero parece que con unas políticas fiscales y monetarias bien llevadas y, sobre todo, unos beneficios de épocas de bonanza bien gestiones, la crisis es menos crisis. Y eso que estos factores han provocado un empeoramiento en los resultados de la balanza de pagos y caídas en la actividad.

Si se mejorasen los sistemas educativos y se tuviese más tino en la elección de los políticos seguramente la situación sería mejor.

[…] en América Latina Como complemento al post de mi compañero y amigo José Ramón Díez  ¿Cómo está América Latina? me gustaría añadir lo siguiente. Después de 5 años (2004-2008) de crecimiento económico […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar