22
Jun

Imagine el lector un escenario de ficción en el que existe un mercado en el que hay multitud de oferentes y de demandantes de un bien cualquiera de consumo, como los que todos los días podemos adquirir en los supermercados. 

 

Suponga que un grupo de oferentes pone en el mercado una mercancía que cada vez gusta menos a los demandantes. Éstos la comprarán cada vez menos, lo que ocasionará a los productores de la misma una pérdida progresiva de cuota de mercado y una reducción de sus ingresos y beneficios, llegando incluso a una situación de pérdidas.

 

En definitiva, se trata de un mecanismo propio del funcionamiento de los mercados, que penaliza a quien no satisface a los consumidores y le obliga a replantearse la bondad de sus productos o a aceptar una menor presencia en el mercado y una eventual desaparición.

 

Imagine ahora que el Gobierno, en vez de permitir que el mercado penalice a quien lo hace mal -en el sentido de que el productor que ofrezca un bien que los consumidores no demandan- y lo expulse del mercado, considera que la soberanía del consumidor es un elemento peligroso y sospechoso y que es mucho mejor “obligarles” a demandar el producto del empresario que pierde cuota de mercado.

 

¿Cómo se puede hacer esto? De muchas formas: estableciendo consumos obligatorios del producto no deseado mediante unas cuotas mínimas, regulando cuánto espacio debe ocupar el producto en los estantes de los establecimientos comerciales, para ponerlo así por delante de los competidores (que son los que sí quieren comprar los consumidores) o estableciendo subvenciones a los productores de bienes no demandados –lo que en realidad no es otra cosa que obligar a los consumidores, a través de sus impuestos, a subvencionar a los fabricantes de aquello que no quieren comprar.

 

Esta reacción del Gobierno, que vulnera y se salta a la torera la soberanía del consumidor y que consideraríamos totalmente inaceptable en la generalidad de los casos, es la política que se nos está imponiendo a todos los españoles en relación con un determinado bien de consumo: el cine de producción nacional.

 

Probablemente los lectores saben que el número de espectadores del cine español está cayendo en picado. Ha pasado de los 26,2 millones en 2001 a sólo 14,4 millones en 2008 y la recaudación ha caído desde los 110 millones de euros en 2001 a 81 millones en 2008. ¿Se debe esta pérdida de casi el 50% de espectadores a la reducción en el número de películas exhibidas? La respuesta es no: han pasado de 339 en 2001 a 394 en 2008. ¿Qué ha pasado entonces? Simplemente, que las personas que eligen libremente qué películas van a ver han desviado su interés hacia el cine de otra procedencia.

 

En paralelo, todo hay que mencionarlo, el cine español ha incrementado el volumen de subvenciones recibidas durante el período mencionado: han pasado de 31,08 millones de euros en 2001 hasta 67,79 millones en 2008. Pues bien, hoy nos encontramos en la prensa que el Gobierno pretende aumentar un 40% para el próximo año las subvenciones que recibe el cine español. De hecho, se quiere llevar la cuantía hasta los 111 millones de euros. Por poner esta cifra en contexto, fíjense los lectores que la subvención superará muy probablemente los ingresos por recaudación en taquilla. Visto de otra manera: de cada 4 euros de ingresos conjuntos procedentes de subvenciones y taquilla de las películas españolas, en 2001 sólo 1 euro procedía de subvenciones. En 2009 serán más de 2 euros los que procedan ya de las subvenciones.

 

En definitiva, nos encontramos ante un nuevo ataque a la libertad de elección de los consumidores, que se alejan de un cine español que no responde a sus gustos y a los que el Gobierno va a imponer la obligación de financiarlo.

Comentarios

Jose Trecet 22 Junio 2009 - 16:08

No puedo estar más de acuerdo. Además me ha encantado la exposición. Las ayudas del Gobierno al cine español no hacen más que perpetuar un modelo que desde un punto de vista comercial arroja pérdidas en cuanto se eliminan las subvenciones.

Patricia 22 Junio 2009 - 17:36

Entiendo el interés del Estado por mantener instituciones culturales y entiendo tambien que el cine puede ser considerado como una de ellas, pero las subvenciones y la manera en que se deciden en el caso del cine, no hacen más que empeorar el problema. Los industria librera no está subvencionada, es igual de cultural y es altamente competitiva. Por poner un ejemplo más cercano al cine, las series de televisión en muchos casos tampoco reciben ayudas del Estado y algunas incluso se exportan… la lógica de proteger a la “industria naciente” ha dejado de tener sentido y la mejor manera de conseguirlo sería haciendolo dentro de libre competencia… ¿cuanto dinero de nuestros impuestos se dedica a subvencionar estas películas que en muchos casos ni se estrenan? no lo quiero ni pensar…

Francisco Bombarely 22 Junio 2009 - 18:11

Desde un punto de vista estrictamente liberal, este planteamiento es correcto. Sin embargo, todos los sectores han recibido ayudas proteccionistas en un momento dado, y la industria del cine no tiene porqué quedarse fuera, sobre todo, cuando, por economías de escala, no puede llegar a los niveles de inversión publicitaria que hacen los competidores estadounidenses, porque, no nos engañemos, el cine es un producto al que se accede exclusivamente por la publicidad.

Jose Ramon Lopez 22 Junio 2009 - 19:14

El problema del cine español es que, como bien dices, al no depender del consumidor (como si dependen las peliculas americanas) pueden ofrecer cualquir tipo de producto, pormalo que sea ya que siempre se lo financiaremos.

Como siempre, totalmente de acuerdo con el articulo. Por el bien del propio cine español, mas valdria quitarles las subvenciones ya.

meneame.net 23 Junio 2009 - 18:24

¿Tiene sentido subvencionar al cine español?…

El cine español y sus subvenciones desde el punto de vista de un economista….

dragoner 23 Junio 2009 - 19:29

Y lo peor es que no lo quieren ver. Si quieren subvencionar que le den el dinero basado en la recaudación, o en los premios que obtiene. De esta forma obligas a ofrecer películas que motiven a la gente a verlas. Da igual si son muy malas, o si se dejan de hacer “películas de autor”. Porque gastarse el dinero de todos para contentar a cuatro como hacen ahora, solo consigue que el resto nos rebotemos en contra de la injusticia.

Fernando 23 Junio 2009 - 21:56

El cine español, como tal, apenas existe. No hay una industria, aunque si hay valientes (pocos) que realizan sus trabajos como tal. Lo que existe es el cine de estado. Es el nuevo NODO.

Asi que no se puede aplicar la teoria economica a este producto, salvo que usemos variables tales como amiguismo, grupo de presión, panda de culturetas apolillados de pana y lentejuela, etc.
Si añadimos ese paquete de información al modelo, seguramente descubramos que a la oferta le importe la demanda un carajo, cuya solución para hallar el equilibrio se basa en el punto gordote.

whookamm 23 Junio 2009 - 22:20

cual es vuestra aportación?
que no se haga cine en España porque da pérdidas??
eliminaremos de nuestra sociedad todo lo que de pérdidas??

qué entendeis por cine que sí que se demanda?? el comercial movie americano?? ese sí que mola, eh!

luego le dan un oscar a Almodovar y orgullosos todos.

siento decirlo así pero teneis la cultura en el culo!!

depuralógica 23 Junio 2009 - 22:35

Que a mi no me da la gana de ver muermos,y seré yo el que decida,siempre.
Y tú tienes la educación en el…ahí.

Federico Casado Reina 23 Junio 2009 - 22:46

Hablo desde dentro de ese “denostado” cine español que tanto se critica: en efecto, el cine recibe subvenciones, cada vez más. Pero
1.-¿os habeis preguntado que las subvenciones sólo pueden llegar al 40% del presupuesto total de la película?
2.-¿os habeis preguntado que las subvenciones no se reciben normalmente ANTES de hacer la película, sino bastante DESPUÉS, y que para negociar los pagarés los productores han de empeñar sus casas?
3.-¿os habeis parado a examinar las pérdidas de espectadores en otras cinematografías (incluida la norteamericana)? Estoy seguro que serán muy reveladoras, ya que la caída de espectadores no solo es para el cine español, sino para el todo el cine en general.
4.-¿os habeis parado a pensar que casi todas las distribuidoras norteamericanas utilizan tácticas mafiosas y monopolísticas en la distribución de sus películas, que ni siquiera son admitidas en los USA? (o sea, que te vendo “Spiderman”, pero a cambio me tienes que proyectar OBLIGATORIAMENTE estas otras 20 mierdas, para que luego al venderlas a la TV valgan el 40% al haber sido estrenadas en cine o por ejemplo, estrenar el primer fin de semana 600 copias, para saturar las pantallas y evitar el boca-oido del espectador, que apabullado por la campaña de publicidad “pica” y cuando va a informar ya se han llevado las copias, en una táctica de distribución llamada “toma el dinero y corre” (precisamente por esto no se pueden estrenar muchas de las peliculas españolas que criticais). Por cierto,y como nota adjunta: en Estados Unidos ESTÁ PROHIBIDO el doblaje.O sea que las películas han de estrenarse en el idioma en que están rodadas. Lógicamente, en los circuitos residuales, ya que en los grandes circuitos, ese que llenan millones de espectadores, están exclusivamente diseñados para las peliculas rodadas en inglés (y si me pinchan mucho, solo para las norteamericanas). ¿Qué pasaría si en España NO SE DOBLARAN las películas norteamericanas? Es más ¿Admitiriamos una versión “Doblada” de Los Beatles, de Rhianna, de Elton John o de Sting?
5.-¿os habeis parado a pensar que existen otras subvenciones que solamente pueden ser accesibles para aquellas películas que han conseguido una determinada taquilla?
Dicho todo esto, quiero dejar claro que el problema auténtico (además de unos cuantos vividores que no tienen vergüenza y quieren seguir montando el chiringuito, aunque cada vez quedan menos, gracias a Dios) es el cambio de negocio en el cine: tal y como lo conocemos, terminará desapareciendo. Y eso sucede porque no hay industria y porque en la cadena de explotación existen elementos que no tratan el cine como un bien cultural, sino como un producto a explotar (igual que los tomates o las naranjas, o como cualquier bien de consumo, como dice el autor de este artículo). El encarecimiento por la inclusión de gente “ajena” al cine para enriquecerse (gente como alguien que monta una agencia de transportes de los rollos de las películas, el que monta la imprenta para hacer los carteles, o el que compra el maíz para las palomitas a las salas..) es lo que hace que la entrada valga 7 u 8 euros. ¿Qué pasaría si la entrada de cine valiera 1 euro? Cada vez se consume más ficción y más cine y hay que contactar con el espectador para ofrecerle lo que quiere comprar y disfrutar (ojo, que lo que compra es una EXPERIENCIA, no un bien tangible, y como EXPERIENCIA es algo SUBJETIVO, comparable a lo que sentimos ante un cuadro o una canción: a alguien una película le puede parecer una porquería y a otro una maravilla).
El cine es espectáculo, cultura y evasión. Muchos directores (bastantes españoles) no se enteran y se empeñan en seguir haciendo películas para ellos mismos que no llegan al público (y de esos nombres conocemos cientos en nuestro país…). Otros en cambio luchan y luchan por salir adelante en un mundillo que les cierra las puertas (recordemos que la Academia de Cine Español, NO PERMITE que los ganadores del Goya al Mejor Cortometraje sea retransmitido en la gala emitida en TVE…). Hay que cambiar el chip. Y hay que hacer una criba importante en los cineastas que ya se tienen que dedicar a otra cosa, o hacer directamente otras películas.
Exactamente igual que hacen en Francia, que tienen un pequeño Star-System propio y que subsisten con un público concienciado con su cine por encima del norteamericano. Eso pasa por hacer películas que interesen al público, por supuesto, pero también con una excepción cultural que venga del gobierno (para quien no lo sepa, en Francia el cine es
CUESTIÓN DE ESTADO, igual que la soberanía nacional o la defensa del ejército, por poner un ejemplo).
Sinceramente, yo estoy muy esperanzado con Alex de la Iglesia como presidente de la Academia.
A ver si mejoramos.

sukis 23 Junio 2009 - 23:23

El cine es arte, y todas las muestras de arte deber de estar protegidas por el estado, el cine no es un negocio, la industria que usa el cine para ganar dinero si, no es lo mismo.

Feanorknd 23 Junio 2009 - 23:43

Buenas Federico.. veo muy interesante muchos puntos que comentas, pero ninguno rebaten un argumento que considero muy básico: comercial o cultural, no deberían NUNCA financiar con porcentajes tan altísimos a fondo perdido… me parece una aberración hacer ésto, cuando está claro además que el negocio es totalmente no productivo… les estamos pagando basicamente el sueldo a unos cuantos.

Más que subvenciones a fondo perdido, yo otorgaría préstamos a bajo interés o a interés 0 con buenas condiciones. Ésto sería sencillo, lógico, apostaría por un desarrollo de la actividad enfocado a la productividad y haría que la industria se preocupase un poquito más por hacer cultura de la que quiere la gente, y no cultura que no quiere nadie. Y si alguno quiere hacer cultura que nadie quiera, pues adelante!!! ningun problema, pero no pagada por mi.

Sumamente sencillo.. ni un 40%, ni un 10%, ni un 0,01%. Préstamos a interés 0.

Lo que ocurre hoy por hoy con el cine español me parece lamentable: demasiada gente viviendo de un cuento de forma artificial.

Si se apostara por un modelo como el que indico, si, se harían muchas menos películas, pero poco a poco se harían películas de calidad y el cine español comenzaría a ser productivo.. quizá en un futuro incluso pudiera equipararse comercialmente con la competencia extranjera en taquilla… No obstante al ritmo al que vamos, lo que veo es un montón de gente con mucha cara dura o bien bastante poco talento, chupando del bote sin que lo que hagan importe a nadie.

Rodrigo 24 Junio 2009 - 02:46

Totalmente de acuerdo con el artículo, a mi como espectador de cine y escritor me parece vergonzosa la situación del cine español. Totalmente alejada de sus consumidores, con cineastas encerrados en una burbuja de onanismo gracias a las subvenciones, mientras se quejan de lo incultos que somos los espectadores y lo mafiosa que es la industria cinematográfica americana.

Eso ya no cuela señores, pueden decir lo que quieran, la realidad es que el cine español actualmente tiene peor calidad que el americano y por eso nadie esta dispuesto a verlo. Y sí, en USA se crean bodrios insufribles pero también grandes películas. En España, en cambio, si descartas los bodrios y los temas repetidos hasta el aburrimiento (guerra civil, sexo y humor absurdo) no queda prácticamente nada… como mucho se salva 1 película al año. La razón para mí es clara: FALTA DE ESFUERZO Y TALENTO, se vive muy cómodos cobrando subvenciones e imponiendo cuotas mínimas en cines y canales de televisión.

Menos ayudas al cine español, no es una industria floreciente sino caduca. Más subvenciones a la cultura pero a sectores que de verdad las necesiten y demuestren que en el futuro pueden ser autosuficientes.

Uno 24 Junio 2009 - 06:08

Si se tiene que hundir, que se hunda. Si una empresa privada va a la quiebra porque su mercancía no se vende, es su problema, y los españoles no tenemos la obligación de dejarnos robar para mantener a flote a los empresarios inútiles. Que produzcan lo que demanda el mercado o que se dediquen a algo que sepan hacer.

Toni 24 Junio 2009 - 06:10

@ depuralógica
De toda la… como decirlo educadamente… los argumentos que has dicho NINGUNO tiene razón… que pasa, que porque tu trabajes en el cine y yo me he montado una tienda tu tienes subvención y yo no? Y eso por que?? Yo tengo perdidas y no es porque mis productos sean una desfachatez que solo hablan de sexo y drogas… porque tienes tu y yo no? Yo soy una maldita PYME de esas que esta abandonada por el gobierno y por los bancos y me quejo de que no me ayuden… pero por dios! que ahora vosotros os quejéis de que os ayudan “POCO”… es para pegaros un tiro… que sois unos egoístas… que yo también he endeudado mi casa a eso se llama el riegos que incurres en el negocio…
En fin, iros a llorar a otro lado y no pidáis tanto que ai gente mas necesitada en estos momentos!

Uno 24 Junio 2009 - 06:15

depuralógica

¿Te has preguntado por qué cualquier otro empresario no recibe subvención alguna, ni antes ni después, cuando tiene que competir con multinacionales y sion leyes que le fgaranticen una cuota del mercado como a vosotros en la televisión? ¿Y te has preguntado por qué uno solo de vosotros, productores de entretenimiento, de un mero pasatiempo, recibe más subvenciones que entre todos los verdaderos artistas juntos: literatos, pintores, escultores, arquitectos…

Naiyeel 24 Junio 2009 - 08:20

Lo peor de todo esto es que el dinero de las subvenciones se mueve en circuitos muy exclusivos, y aunque hay muchos jóvenes y no tan jóvenes que hacen un trabajo increíble, ellos no pueden optar a los 36mm, por otra parte no se porque hay tantas subvenciones para el cine analógico, el digital es mucho mas barato de producir, prácticamente esta ya al alcance del ciudadano de pie, deberían replantearse el tema de los concursos de cortos, etc. y valorar mas el trabajo que el formato en el que se presentan los trabajos, así gente con mas creatividad, imaginación y talento tendría acceso a esos PREMIOS que se dan para ayudar a crear tu propia pelicula.

Ypaque 24 Junio 2009 - 10:09

Muy facil, igual que hay una casilla en la declaracion de la renta, que pregunta si quieres dedicar tu dinero a la iglesia, o a obras sociales, que pongan otra casilla: ¿desea que se dedique su dinero a subvencionar cine español, u otras obras sociales?… y ya veriamos

Anton 24 Junio 2009 - 11:04

Estoy de acuerdo con premiar obras de arte del cine español pero no bodrios que ni son cine ni arte ni obras.
Otra cosa que deberían de hacerse mirar las salas de proyecciòn, es el volúmen de sonido con el que emiten las las películas en general, yo tengo que ir con tapones en los oidos y por eso voy muy poco y como yo hay mucha gente

Dani C M 24 Junio 2009 - 15:37

Estoy de acuerdo con Naiyel.
Hay una serie de medidas adoptadas por el Gobierno respecto al cine son muy impopulares y terminarán consiguiendo que la gente deje de ir a ver cine español.
Entiendo que haya que impulsar el consumo de la sociedad de este país, pero se comete un craso error pensando que con la subvención de proyectos de escasa calidad con el dinero de toda la sociedad (les guste o no les guste el cine, no lo olvidemos) encontraremos la solución.
Desconozco como se distribuye ese dinero destinado al Cine Español, pero tengo la sensación que siempre acaba en las arcas de los mismos, que serán probablemente los amigos de amigos… a pesar de tener poco o nada que ofrecer.
En mi modesta opinión, la subvención debería ir a proyectos concretos, solo aquellos que de verás tengan algo interesante que ofrecer al público. Qué demanda el público español cuando va al cine? Algo tan obvio como conocer los gustos de los españoles, es lo que hay q financiar, y no proyectos arriesgados, apuestas personales de directores o productoras, y que al final nunca o casi nunca llegan a ver la luz.
Yo también tengo un proyecto y necesito financiación…

jorge monedero 24 Junio 2009 - 16:45

Veo con tristeza que en este foro hay mucho economista pero muy pocos cinéfilos.

Federico Casado ha dado en el clavo de muchos puntos importantes, claves diría yo. Le voy a completar uno. Las cadenas de distribución americanas y las de exhibición (los cines vamos) en muchas ocasiones pertenecen a los mismos propietarios. ¿Como puede competir una película española que se estrena en 5 cines de madrid (para que hablar de provincias) con una norteamericana comercial que sale con 500 copias en toda España, y que se exhibe en cines que no proyectan peliculas que no son de sus distribuidoras?

Hay cientos de casos de películas españolas con publicidad 0 que solo han estado en cartelera durante una semana. ¿como van a triunfar?

El cine español recibe al año la misma cuantía que el museo Reina Sofia. ¿por que está campaña mediatica contra el cine? Claro que habrá aprovechados, como en todos los sectores. Pero si el ciudadano español no tiene la sensibilidad de velar y apreciar algo que no es un producto de usar y tirar, si el arte en la vida se tiene que regir por la oferta y la demanda apañados estamos…

Quizas deberiamos plantearnos todos, por que estamos creando pseudo-ciudadanos que solo leen betsellers, consumen telebasura, compran compulsivamente, y viven en la banalidad absoluta, huyendo despavoridos de todo aquello que significa conocimiento, capacidad de reflexión, aprendizaje y un minimo de dificultad.

Feanorknd 24 Junio 2009 - 20:37

Y dale que te pego… el problema no es de comercialización, el problema es del producto, casi siempre cutre, repetido, que no interesa a nadie; incluso cuando el producto es sumamente comercial y se anuncia en la tele a bombo y platillo como gran éxito del cine español, y se ve claramente su orientación al uso y disfrute del gran público, casi siempre escucho lo mismo: “una porquería”… muy muy pocas excepciones, que haberlas haylas.

Dejaros de rollos patateros, D. Federico y D. Jorge, que los tiros no van por ahí… el tema trata sobre el hecho de que yo con mis impuestos financie todo eso, y NO, no es de recibo.

Subvenciones a fondo perdido NUNCA; préstamos a interés 0 y con facilidades SI, canalizados a través de bancos y entidades….. eso es lo que yo haría por el cine español, y creedme, tengo motivos de sobra para pensar que así incluso mejoraría (por fuerza bruta) y no se mantendría inerte tal cual está ahora, con todo el dinero que nos cuesta vayamos o no vayamos al cine a verlo.

Alberto 24 Junio 2009 - 21:41

De acuerdo en gran parte con Jorge y Federico. Analicemos también las bibliotecas, museos, ballets nacionales u orquestas sinfónicas con los mismos criterios, porque puede que también sea necesario dejar de contribuir a todas esas cosas que no generan beneficios en el fantástico y perfecto mercado. Mejor no mencionar salud pública o subsidios de desempleo por si acaso también hubiese que eliminarlos.

Resulta molesta la tendencia mercantil a intentar convencer de que la cultura se mide en número de copias y en recaudaciones por fin de semana. No considero que un libro sea cultura por ser un libro. Idem para el cine. Este criterio tan poco tangible, difícil de aplicar y que dudo se tenga en cuenta actualmente, debería ser importante a la hora de otorgar dinero el ministerio de cultura. No está de más recordar que muchas grandes películas internacionales (no sólo españolas) no se llegan a distribuir o estrenar en nuestro país preciasamente por los dichosos criterios de mercado por otra parte lógicos desde una iniciativa privada. Afortunadamente existen filmotecas o centros culturales (de nuevo dinero estatal, ¡eliminémoslo!) que permiten visualizar parte de estas obras. La cultura no vende, ¿nos la cargamos? ¡NO!

Quizá dividir ayudas entre cultura e industria (parte de las ayudas gestionadas por el ministerio de industria en función de la rentabilidad comercial como si se tratase de otro tipo de empresas) podría ofrecer menos suspicacias.

El punto de vista es que los cines tienen vetada su libertad de exhibición por ley, pero ¿acaso no lo está también por las técnicas mercantiles de las majors obligando a la adquisición de películas en lote que de otra forma podrían no interesar exhibir al cine? ¿o es que al ser práctica de libre mercado es mejor que la regulación estatal? Quizá deberíamos empezar por ahí y por, por ejemplo, dejar de regalar nuestro idioma a estas cadenas (lo que por otra parte indicaría un mayor respeto al propio cine, porque presuponer que la actuación de un grupo de actores no es relevante en una película y por lo tanto doblarlo, ya tiene delito).

Tras esto, decir que estoy de acuerdo en que hay un problema de creatividad en nuestro cine que no me considero capacitado para analizar, y que parte de las subvenciones se van en auténticos bodrios precisamente pensados exclusivamente para el éxito comercial (véase la actual película de la ministra en cartelera). También parece existir un problema de producción, ya que aparentemente se producen demasiadas películas. Las subvenciones deben ser objeto de estudio en su concesión y cuantía y de regulación en su gestión, pero sí las considero necesarias porque rentabilidad y cultura no siempre están unidos. Subvención cultural sí, subvención bodrio no. Corrijamos esto y no nos carguemos el cine español, nunca se sabe cuándo puede aparecer un Víctor Erice…

yaki 25 Junio 2009 - 08:07

Perdone, pero el cine más subvencionado del mundo es el — NORTEAMERICANO, sí, el de los mismísimos (EE.UU).

Chúpese esa¡¡¡.

Feanorknd 29 Junio 2009 - 09:33

Dos notas:

1 – El cine meramente cultural, tiene que obtener beneficios al estar enfocado a una minoría que lo consume. Pero esa no es la cuestión… el hecho de que el cine sea NO-comercial, no implica que deba ser sufragado con dinero público… ¿pero qué me estás contando D. Alberto? Yo no quiero pagar cultura que no voy a consumir, y poco más. No todo tiene que ser comercial, pero si el que sea tiene que hacer cine sumamente cultural y personal, enfocado a minorías, que lo haga… pero no con mi dinero y por amor al arte… Si la película al final la van a ver él y sus 5 amigotes, que se la pague ÉL DE SU BOLSILLO.

NOTA: Las películas de este tipo tambien pueden ser muy rentables, siempre y cuando no sean una extrema porquería claro.

2 – Amigo yaki, el cine NORTEAMERICANO, si si, el de los EEUU, podrá estar muy subvencionado, pero al menos produce beneficios por un tubo, mientras que aquí regalamos el dinero a pérdidas. Además, ¿puede usted adjuntar documentación en la que ver cómo se financia en EEUU ese cine y bajo qué condiciones?

Andrea Chile 24 Septiembre 2009 - 22:13

Que contradictorias sus opiniones. No estoy de acuerdo con el artículo, en Chile un candidato presidencial dijo que “los proyectos financiados con fondos públicos serían seleccionados por la gente”, es decir, la gente decide qué financia. Tal vez algunos puedan argumentar que es una expresión pura de democracia, pero cuando tienes individuos que lo único que escuchan es reegaeton, el Estado debe proporcionar una oferta cultural que permita ampliar y mejorar su nivel cultural y sería un desastre que las mayorías decidieran lo que culturalmente podemos consumir (utilizo el concepto de “consumo cultural” y aún siendo del área económica no estoy de acuerdo con el, ya que cuando consumo comida, se extingue, lo mismo pasa con la ropa o los electrodomésticos, cuando leo un libro o voy a un concierto, el valor simbólico de la experiencia no se consume en mi, pasa el efecto contrario).
Las reflexiones que el creador realiza, en este caso a través del cine, no pueden ser determinadas por quien “consume” y son parte del patrimonio inmaterial de las sociedades, ya que reflejan el estado de situación de la comunidad en ese momento.
Las industrias creativas contribuyen poner en valor la cultura a la cual pertenecen esas Películas. Desde Chile creo que el Cine Español es de un gran valor estético y sugiero puedan defender su creación, con un financiamiento compartido, ya que desde mi punto de vista el Rol subsidiario al 100% del Estado, tampoco beneficia a ninguna industria, pero tratándose de una con tanta relevancia social y cultural, este financiamiento puede ser perfectamente compartido.
Tchaikovsky fue considerado un loco y su obra no era de un consumo masivo, pero si no hubiese escrito sus obras por falta de financiamiento hoy no disfrutaríamos de su legado musical.

[…] número de espectadores de cine español en 2001, alcanzó los 26,2 millones. En 2008 la cifra se quedó en 14,4 millones. […]

peliculas 27 Septiembre 2010 - 10:41

Totalmente de acuerdo con el artículo, a mi como espectador de cine y escritor me parece vergonzosa la situación del cine español.

http://www.peliculaspelis.com

jose youtube 19 Octubre 2010 - 16:48

Hay una serie de medidas adoptadas por el Gobierno respecto al cine son muy impopulares y terminarán consiguiendo que la gente deje de ir a ver cine español.

Un saludo desde http://www.videosde.org

Rial 5 Agosto 2011 - 20:03

el cine español, salvo honrosas excepciones que siempre las hay, es un bodrio infumable, y no digamos las series de televisión y los programas de “ladridos” entre personajes “famosos” y presentadores repulsivos que solo saben, eso “ladrar”… vaya panda de sinverguenzas…. donde haya una mediana pelicula USA, arrasa a toda esa bazofia maloliente y repulsiva, pero ya se sabe, esto es la herencia de los capullos del psoe que engendran mediocridad, torrente y rubalcaba son los prototipos de la mayoria de los “espanolis” entre los que me encuentro, ¡viva la inteligencia! sobre todo la del sr. rodriguez zp. jua jua jua.

RadioTV 30 Diciembre 2011 - 16:00

Muy bueno!!!

[…] ya más de dos años escribí un post dedicado al cine español y las subvenciones que recibía (¿Tiene sentido subvencionar al cine español?). Esta mañana me ha picado la curiosidad por actualizar la información reflejada en dicho post, […]

[…] Bote a este blog sobre la industria del cine (Cine español: más ayudas y menos espectadores y ¿Tiene sentido subvencionar al cine español? ) y ahora que estamos tan cerca de la entrega de los Premios Goya en España, además de conocer […]

[…] ya más de dos años escribí un post dedicado al cine español y las subvenciones que recibía (¿Tiene sentido subvencionar al cine español?). Esta mañana me ha picado la curiosidad por actualizar la información reflejada en dicho post, […]

free movie download 11 Junio 2013 - 13:51

mtb forumonline youtube downloadermovie torrents…

[…]Wow, wonderful blog layout! How long have you been blogging for?[…]…

JamesonNotoddofilmfest 18 Febrero 2014 - 13:16

Quería hablaros de JamesonNotodofilmfest, el festival internacional de cortometrajes de referencia en Internet. Este año reparte 51.000 euros en premios, incluyendo el Premio Latinoamérica en corto que galardona al mejor corto latino a concurso. Los cineastas interesados pueden enviar su cortometraje – no superior a 3 minutos y medio- antes del 4 de marzo de 2014, hasta el 20 de marzo si participan en las categorías Jameson Triple Destilación o La Térmica al Mejor Proyecto de Serie Web. Más información sobre cómo participar aquí: http://www.jamesonnotodofilmfest.com/bases.html

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar