21
Jun

La polémica del aborto

Escrito el 21 junio 2009 por Rafael Pampillón en Miscelánea

Hoy se cumple un mes de la publicación del post ¿Se debería suprimir el ministerio de igualdad? que cosechó casi 40 comentarios en este blog de economía. Muchas gracias a todos los escritores. Leyendo vuestros comentarios, la conclusión a la que se puede llegar es que España sigue dividida con respecto al tema del aborto y que la ampliación de la Ley que propone el gobierno socialista ha abierto de nuevo la discusión. 

Rafael Puyol en un reciente artículo, titulado La polémica del aborto , se opone a la ampliación de la ley del aborto por dos motivos: El primero es por la situación demográfica de España. En España la población envejece rápidamente y si no se remedia puede complicar el futuro del sistema de pensiones, tal como está diseñado. Puyol argumenta que España necesitaría tener una natalidad más alta, para evitar el envejecimiento de la población, y que podría mejorar si salieran a la luz algunos de los más de 100.000 abortos que se producen cada año. Estamos hablando de una cifra superior al 20% del total de los nacidos vivos. 

El segundo motivo, que esgrime Rafael Puyol en su artículo, es que la nueva Ley de plazos, como antes la del matrimonio homosexual o la educación para la ciudadnía y ahora la de la píldora del día después, dividen a la sociedad española. Para Puyol “vivimos en un país sin apenas políticas de Estado. No hay consensos básicos sobre lo que la mayoría de la sociedad española querría. No hay políticas que aglutinen. Todo lo contrario, hay medidas, que aunque satisfagan los intereses de algunos sectores, por respetables que sean, contribuyen a la fragmentación de la sociedad. Cuando menos las leyes deben responder a una clara demanda social y con la ampliación del aborto no parece que esto suceda.”

Comentarios

PacoM 20 junio 2009 - 18:07

Es que precisamente de eso se ha tratado desde que nos gobierna “el experto ZP”. Todo se convierte en dogma: quien está a favor del aborto es progresista y quien está en contra es facha. Unos son los buenos y los otros, por supuesto, son los malos, malísimos. Y como persistimos en mantener un sistema que prima la existencia de dos partidos mayoritarios y unos pequeñitos que “tienen su precio”, pues todo resuelto.
Por más que nos duela, el aborto, como la memoria histórica o la eutanasia se han convertido en temas talismán, como en la anterior legislatura lo fue “el mal llamado proceso de paz”.
Pero, por más que nos duela, el aborto es una bandera de enganche feminista y vende muy bien. Y hemos terminado aceptándolo como inevitable porque como aquí no se trata de gobernar, sino de ganar elecciones, no es preciso llegar a consensos.
Aunque cuando lo pensamos seriamente no nos queda más remedio que pensar: ¿puede haber alguien a favor del aborto? ¿Bajo que circunstancias se tiene que encontrar una persona para planteárselo? ¿Con qué sistemas de protección familiar contamos para que no se llegue a ver como irremediable? ¿No somos mayoría los que hemos llegado a pensarlo si se producía en un momento familiarmente inestable?
Y es que resulta bonito pensar que necesitamos más población y que encima sean nuestros hijos, pero nuestros gobiernos no están por la labor, tienen otros gastos más productivos en los que despilfarrar nuestros impuestos. Si no fuese así tendríamos unos mejores servicios de planificación familiar para evitar los embarazos no deseados y sobre todo más protección familiar para que una joven o una pareja joven no se condene por traer a la vida un hijo que no pueden atender si no es con la ayuda o con el traspaso de la carga a sus padres. Pero esto no interesa. Es mejor fomentar la existencia de clínicas abortistas que son un buen negocio y más si las leyes dejan margen a la interpretación interesada del leguleyo de turno.

xa te vi 20 junio 2009 - 19:30

La mayoría de los médicos consideran al feto un ser humano desde la concepción. Poner en duda, como lo ha hecho la Ministra de Igualdad, que un feto de 3 meses es un ser humano puede ser que, en las últimas elecciones, le haya costado más de un voto al Partido Socialista de España. Mejor que desaprezca ese ministerio y alguno más. En época de crisis hay que hacer gasto productivo; no improductivo.

Esteban 20 junio 2009 - 23:07

Estimado Rafael y comentaristas,

Estoy de acuerdo en parte con lo que decís. Pero oponerse al aborto porque necesitemos aumentar nuestra natalidad es quedarse en la superficie. Supongo que Puyol, al que leeré ahora será más inteligente esgrimiendo más argumentos y más convincentes que llegar a la conclusión de que el aborto perjudica el sistema de pensiones. Hagamos por tanto una reflexión integral porque el aborto es un tema en sí mismo y no es reducible al análisis o de tal o cual teoría o de un par de argumentos. Por eso, el Sr. PacoM acierta al plantear las preguntas que plantea y al plantear el tema de las clínicas abortistas. En sí, la ley no la veo mal. Creo incluso que no es tan permisiva como dice la iglesia o el Partido Popular. El problema está en la educación y la conciencia de la gente.

Yo tengo 22 años, he recibido una educación sexual considerablemente buena, pero la información, que es mucha, no fluye para todos igual. Si yo realizo sexo con seguridad es porque tengo conciencia de que ni puedo ni quiero tener hijos por el momento. Pero los hay que, aun con la misma información que yo, practican actividades sexuales sin protección alguna por puro placer y cada día hay más mujeres que rechazan las pastillas anticonceptivas por su toxicidad o efectos secundarios en el futuro y porque, no lo neguemos, las obliga a ella a tomar precauciones liberando al chico de responsabilidad. El “nosotras parimos nosotras decidimos” es un eslogan y si lo tomamos únicamente como tal, no podremos alcanzar nunca su verdadero significado que, en realidad va mucho más allá del feminismo.
Luego por otro lado hay gente no informada y también hay gente que sufre embarazos no deseados bien porque fallan los métodos anticonceptivos, bien porque sufren una violación o bien hay gente que decide abortar por otras causas como malformaciones en el feto, peligros para la madre.
Y luego está la genate que aborta porque ni puede ni quiere tener ese niño o niña.

Por lo tanto, hay muchos supuestos que respetar y sobre los que, como dice PacoM, hablar y debatir y sobre todo consensuar. Sin embargo a mi me ha sorprendido el simplismo con el que se ha abordado este debate. Resulta que todavía queda gente que se atreve a llamar a una pareja abortista, o a una mujer abortista, “asesinos”, lo cual en los tiempos que corren me parece un atropello, especialmente por gente que se dice llamar liberal. Por otro lado no estoy de acuerdo con ese reduccionismo de que quien está a favor es progre y quien no es facha. Creo que la culpa de esa dicotomía la tenemos también nosotros además de los políticos, por alimentarla con dichos argumentos. Por eso, PacoM, cuando planteas tus preguntas deberías dejar de lado ese pensamiento porque al final las anulamos, porque mucha gente se queda con el argumento fácil del “ah, es que éste es progre” o “va, dejalo que este es un facha”. No. El aborto es, sin duda, una decisión personalísima y probablemente (y digo probablemente porque no soy mujer y nunca me sentiré en su piel) traumática que nos tiene que hacer pensar en tantas cosas como he nombrado y creo que la ley no va excesivamente desencaminada a ello siempre y cuando que la implementación de esa ley de salud sexual y reproductiva, que sino me equivoco a si se llama, se implemente de manera correcta para que, como he dicho, actúe en el ámbito de la educación y de la conciencia.

Marco 21 junio 2009 - 04:25

No puedo creer que has opinado que una vida debe ser salvado para mejorar las estadistcas. El IE es una instiutcion politica o que? Que va a hacer una mujer que ha sido violada o una mujer que no tiene los recursos para crecer un nino? Crecer este nino en los peores condiciones posibles? Resentar el nino para el resto de su vida? Por favor, este blog no es el lugar para debates polticos ni religiosos, Si queiran comentar sobre la economia, por favor, sea muy bienvenido. PERO NO ESCRIBAN SOBRE TEMAS ASI CONTROVERSIALES. QUE ES UNA COSA MUY FEA PARA RELACIONAR EL ABORTO CON LA ECONOMIA Y LAS ESTADISTICAS.

xa te vi 21 junio 2009 - 07:54

Marco, esto es un blog y en un blog todos los temas son controvertidos. Po ejemplo, tu piensas que en las condiciones que explicas hay que matar al niño y Puyol, en el artículo que cita Pampillón y que te aconsejo que leas, piensa que no. Cada uno tiene sus argumentos. A mi me parece mejor el artículo de Puyol.

Eduardo 21 junio 2009 - 12:19

Ya, hombre. Pero fomentar la natalidad a base de nacimientos no deseados… no creo que sea el camino. Para fomentar la natalidad hay que aplicar una política coherente y sólida, que acompañe a los nuevos padres durante al menos los 10 primeros años de su hijo: ayudas importantes, descuentos importantes, facilidades de vacaciones, ventajas fiscales, etc.

Desde luego, no basta el cheque-bebe de 3000 euros. Porque, y luego, ¿qué pasa? Se deberian por ejemplo ampliar la actual ayuda de la familia numerosa a todas las familias desde el primer hijo. O algo así.

En definitiva, algo más duradero y consistente. No tengo ni idea de que es lo que se hacen en otros paises, pero sería un momento para ver que es lo que hacen a nuestro alrededor, aprender, y aplicar.

APAC 22 junio 2009 - 02:22

Al Presidente se la refanfinfla las mujeres, las jóvenes, los dependientes, los gays, los inmigrantes, los catalanes etc. Lo único que busca con sus actos son bolsas de votos segmentando la población de forma maquiavélica.
Y además sabe que creando controversia y polémica en cuanto el centro-derecha reacciona ya puede acusarles con la palabra mágica que tanto mueve a sus bases electorales :fascistas !
Es increible que en el 2009 se haya vuelto a utilizar lenguaje generado en los radicales años treinta tanto por parte de la derecha como de la izquierda, pero es lo que este tipo nos ha devuelto y lo que la mayoría sigue votando.

¿Cuándo abriremos los ojos? ¿Será demasiado tarde ?
Atención al parecido entre el Zapaterismo con el perpetuado y estéril peronismo argentino:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/sombra/Peron/elpepuint/20090621elpepiint_8/Tes

Para echarse a temblar.

LV 22 junio 2009 - 08:48

Llamemos al aborto por su nombre: “matar a un ser humano antes de salir del útero de la madre”. Vivimos en una sociedad que poco a poco está perdiendo sus valores. Estamos ante un suicidio colectivo de nuestra sociedad (todo lo que no me produce placer o confort debe ser eliminado). Zapatero es el nuevo Rey Herodes de nuestra era, al igual que es el primer responsable de liquidar nuestra antigua nación española, ya llamada “Hispania” por los romanos. Todo lo demás son pamplinas y comentarios para justificar algo injustificable porque quitar la vidad de un ser humano no tiene justificación alguna. Ya teníamos una ley para casos excepcionales. Ahora supongo que nuestro querido Zapatero querrá sacar una ley para “matar a los que él considera que no merecen vivir” a través de la eutanasia. Después del aborto y la eutanasia, ¿qué será lo siguiente?. La verdad es que este ZP me pone los pelos de punta (me recuerda a los nazis cuando decían quién debía vivir y quién no). La verdad es que me entristece que nuestra sociedad vaya por el camino que va, matando a niños no nacidos y personas que no se valen por sí mismas con la finalidad de sacar unos cuantos votos. ¡ PATETICO Y ABERRANTE !

Cheril 22 junio 2009 - 08:55

El tema del aborto es un tanto complicado. Se puede ver desde un punto de vista religioso, así como un punto de vista socio-económico, cultural y médico. Cada quien tiene una razón importante acerca de porqué sí estar a favor del aborto y porqué no.

Fuera del contexto del aborto, tomen en cuenta que la reducción de la tasa de la natalidad no es sólo consecuencia del aborto o de usar medios anticonceptivos, es también consecuencia de una sociedad donde los padres deciden tener sus hijos a los treinta (es decir se procrean hijos cada 30 años por familia) cuando anteriormente las familias se formaban más jovenes. Una de las razones aplicadas a esto es que se quiere quemar la etapa de la juventud, sin tener la responsabilidad de un niño. También están aquellos jóvenes que si quieren tener hijos, pero entiende que no tienen la situación económica estable para proveerles lo que necesitan, y deciden esperar más tiempo.

En este último aspecto, la sociedad está constituída por muchos requisitos, tanto para tener responsabilidades sociales, como para tener una estabilidad económica. En tiempos anteriores, 18 años no se consideraba la mayoría de edad. Sin embargo, la sociedad piensa que una persona menor de 18 años aún no puede asumir la responsabilidad propia, ni la que legalmente le provee el estado (no estoy tomando en cuenta los casos de enmancipación u otro aspecto fuera de lo cotidiano legal). Una persona de 18 años, en España, es cuando inician su carrera universitaria (quienes deciden ir a la universidad). Hasta no completar los 4 años promedios de estudios, aún es complicado iniciar a trabajar en un tipo de trabajo que no sea práctica. Luego, deciden trabajar para adquirir experiencia y tener ingresos. Esto viene siendo a una edad media de 23 a 24 años. Pero ¿cuántos años después se necesita para que estas personas decidan tener hijos?…

El problema de natalidad, como dije al principio, no es sólo del aborto. La prohibición del aborto no es la respuesta a mejorar las condiciones demográficas de España, ni de cualquier otro país envejeciente. El problema no gira en torno al aborto, sino más bien a las decisiones de las personas de procrear. Entonces, ¿Por qué las personas deciden procrear más tarde o por qué sólo deciden tener 1 solo hijo? De forma común se piensa en proveer de todo los recursos posibles al hijo que se tiene. Por otro lado, las necesidades básicas aumentan a través de los años, que ya no es sólo un techo y comida, también está en optar en una buena educación, en ser sociable, vestir, calzar, transportarse (todos estos aspectos que anteriormente no se tenían y que ahora se obtiene mucho más fácil).

Esto es un planteamiento no sólo de desarrollo económico, sino también de desarrollo social. Países en África, y en el caso que más conozco, Haití, tienen una tasa de natalidad muy alta, afectado directamente la economía y el bienestar social de los ciudadanos de estos países. Así como estos países con bajo índice de desarrollo económicos, grandes desigualdades en el poder de compra tienen problema de alta natalidad, así mismo lo tiene los países desarrollados en condiciones opuestas.

Entonces, ¿Hasta qué punto el desarrollo de los países afecta positiva o negativamente la tasa de natalidad? Es evidente que se va a efectos opuestos, mayor desarrollo menor índice de natalidad, menor desarrollo mayor índice de la natalidad. Si el índice de la natalidad es un problema en España, ¿qué se puede hacer? ¿Prohibir el aborto?… No creo que sea la solución.

Rafaela 22 junio 2009 - 09:52

Estimado Rafael:
La solución es bien sencilla.
REFERENDUM.
Aborto Sí
Aborto No
Un saludo
Rafaela.

PacoM 22 junio 2009 - 11:37

Esteban, excelente comentario.
Eectivamente el aborto es una decisión personal, individual, intransferible, indelegable. Y por tener una ley que contemple el aborto no se obliga a nadie a que lo practique. El problema, desde mi punto de vista, reside en el hecho de que parece que estamos mas preocupados en dar facilidades para que las niñas aborten que por contemplar en serio la potección familiar.
Nosotros tenemos un sistema que maltrata a las familias. Si comparamos la protección familiar en otros paises avanzados de nuestro entorno tendremos razones para exigir. Y como se trata de avanzar, pues miremos hacia quienes lo están haciendo mejor en este sentido.
Y no hay política que valga. Se trata de dar soluciones a la sociedad. Y la solución no pasa sólo por el aborto, antes se exige una mejor atención para quienes se tengan plantear la disyuntiva de si hacerlo o no.
Mientras despilfarramos sin control, y lo que es peor, sin ningún ánimo de controlar, no tenemos dinero presupuestado para lo esencial. Pero ese es otro discurso.

Fernando Peral 22 junio 2009 - 14:19

¿Se trata más de un problema de ética personal que de moral pública?

Yo creo que es un problema de valores públicos que refleja varios problemas:

1. Tener un hijo es un “problema” por que recorta la libertad de su progenitora/sus progenitores.
2. Tener un hijo “sale muy caro”.
3. Un hijo que estorba se “deshumaniza” llamándolo “feto” y diciendo que “no es humano”.
4. Practicar el sexo sin anticonceptivo no es grave, por que se puede abortar, y otra cosa sería privar de libertad a la mujer/niña.

Este es el mensaje que envía la propuesta del PSOE, IU y otros.

En este sentido, es como si la ley dijera:

El que roba por necesidad no roba.
El que mata en defensa propia no mata.
El que no paga por que no tiene con qué no es moroso.

El aborto es una realidad como lo son el robo, el homicidio y la morosidad.

Claro que todos creemos que el que roba para comer no es igual que el que roba para enriquecerse, y por eso la ley recoge atenuantes y eximentes, pero un robo es un robo.

Claro que todos creemos que el que mata para defenderse no es igual que el asesino alevoso, pero también que no es lo mismo el que ayuda a morir a un ser querido desahuciado no es lo mismo que el que responde a una bofetada con un balazo en la cabeza. Por eso existen en la ley atenuantes y eximentes.

Y también creemos todos que el que no paga porque no tiene con qué debe ser objeto de especial consideración. Pero ninguno creemos que el que tiene que responder perdiendo su vivienda habitual o sus herramientas de trabajod eba recibir la misma consideración que el que compró un apartamento en Marbella para sus vacaciones y luego no tiene con qué pagarlo. Y eso está previsto también en la ley.

¿Por qué tendríamos que creer que matar a un ser humano no nacido sea otra cosa que un delito? Si un asesino mata a una mujer embarazada es igual que si mata una mujer no embarazada? Por eso, abortar es un delito, y la ley prevé atenuantes y eximentes. Pero no puede dejar de ser un delito.

Como ya dije en otro post en este blog, no soy radicalmente contrario al aborto, pero sí creo que cometerlo es un delito, y que se exima de culpa a quien lo practica requiere una justificación muy seria, porque matar a un ser humano no puede ser un acto intranscendente.

Esteban 22 junio 2009 - 16:24

Estimado Fernando,

Respeto tu postura pero no la comparto. No se puede ni se debe tipificar como delito el aborto. Aunque sin duda, como tú dices, choca de manera importante con asuntos con la muerte de un ser vivo. Pero como ya dije más arriba, no todas las parejas que deciden abortar, o todas las mujeres, lo hacen por gusto. Y el hecho de que aumente el número de abortos en España no tiene que ver con la impunidad del hecho ni que exista un déficit coercitivo del Estado frente a quien aborta.

Se trata de un tema mucho más amplio. Por ejemplo, ese conejo que ZP se sacó de la chistera antes del debate sobre el Estado de la Nación permitiendo la comercialización de la píldora del día después sin receta es, sin duda, una de los mayores errores en salud, y ya van unos cuantos, de este Gobierno. Y si te digo la verdad no sé si responde realmente a la extensión del “derecho del aborto” o a una nueva bajada de pantalones de los Gobiernos frente a la industria farmacéutica. Ya sé lo que me digo.

Eso sí que es lanzar un mensaje de practicar sexo sin anticonceptivos. Fíjate sino es un problema de libertad y de coerción que todos aquellas personas que abortan porque no quieren tener un hijo son “embarazos no deseados”. Los jovenes no nos acostamos -ni yo, ni la gran mayoría de la gente que conozco- y practicamos sexo “inseguro” -yo no lo hago, por mi educación- sin preocuparnos por el tema del embarazo. No ignoramos todas esas cosas que has dicho que el hijo sale caro y que anula la libertad de los jóvenes que intentan alargar la juventud. El problema es que la información aun cuando fluye, no se utiliza y he de recordar a mis mayores, que en su gran mayoría no se paran a hablar de este tema con sus hijos con naturalidad y respeto. Yo en este caso he tenido suerte.

Por otro lado ya no es solo que los hijos intenten alargar su juventud. Es que ahora, por ejemplo, un universitario se va de casa a los 18, termina la carrera todo lo bien a los 23, puede que todavía esté soltero, para bien que se case los 25 y exagero puesto que pueden ser los 30 y para bien que tiene hijos ha pasado ya esa fecha. La natalidad como han dicho también es analizable desde diversos factores.

Repito, yo creo que el problema es la educación sexual y reproductiva en colegio, familia y médico. No se puede tipificar como delito el aborto porque, en realidad, el numero de “abortos libres” no acogidos a ningún supuesto de riesgo para la salud de la madre o el feto (o embrión, como ud. quiera)…etc,etc,etc…no pueden ser delito. Imagínese usted que yo me quedara embarazado -hechele imaginación- resultado de una violación – que es delito-, resulta que quiero o deseo abortar -cosas de la psicología- y voy a ser un delincuente porque otro delincuente me ha violado….

…seria un poco trauma…

Fernando Peral 22 junio 2009 - 16:49

Estimado Esteban,

La procreación es algo más importte que la sexualidad por lo que implica de ompromiso con otrs dos personas. Si viviéramos en el Siglo XIX, mi tendencia sería darte la razón. Pero vivimos en el siglo XXI, y la proporción de de abortos en España se ha multiplicado más que la población. Desde los años sesenta de siglo pasado, la contracepción de la mujer no depende ya del aborto ni de que el hombre use o no el preservativo. Eso fue el paso más gigantesco hacia la libertad sexual que todos deseamos, sólo empañado por las enfermedades de transmisión sexual y la tragedia del VIH/SIDA.

La frecuencia del aborto no es razón para legalizarlo, para que deje de considerarse un infanticidio. Este razonamiento es el que oponemos a quienes lapidan a las adúlteras y ahorcan a los homosexuales, a quienes cortan la mano o la nariz de un ladrón. Lo hacen como algo normal,pero no lo es.

Es tarea del gobierno hacer lo necesario para que los jóvenes estén informdos y tengan a su disposición los medios para evitar embarazos no deseados, pero la vida del ser humano, embrión, niño o adulto, ha de ser sagrada para todos.

Por último, ese ejemplo que pones es uno de los casos de eximente completa.

Yo conocí a una chica que tuvo siete abortos con la ley actualmente en vigor antes de morir de SIDA, y todo porque no quería usar la píldora so pretexto de que engordaba y decía que a los chicos no les gustaba usar preservativo. Fue una tragedia para ella y para todos sus “chicos” a los que no les gustaba usar preservativo. Y mi pregunta es la siguiente: hay que facilitar ese tipo de actitudes criminales? Pues eso es lo que supone la nueva legislación. Un embrión no es una verruga, y un ser humano no es un objeto sexual. Nuestra sexualidad forma parte de la vida, pero no es la vida, un bebé sí. Respetemos la vida para respetarnos a nosotros mismos.

Esteban 22 junio 2009 - 17:05

Estimado Fernando,

Estoy de acuerdo con esta última exposición suya especialmente en lo que se refiere a la salud sexual y reproductiva en cuya educación podremos encontrar la piedra angular de la solución al aborto. Tiene usted razón en que el aborto se ha multiplicado desde la década de los 60 pero creo que la despenalización del aborto en ciertos casos y la ley de plazos en otros no se ha considerado nunca como una ley de permisividad frente al aborto. Creo como usted que el aumento de los abortos es un fracaso colectivo:

1. Bien porque sea, como ya hemos comentado, un problema de educación.
2. Bien porque sea porque los jóvenes no acceden a las condiciones óptimas de reproducción lo suficientemente pronto ni con los debidos recursos para hacerle frente.
3. Bien porque se está acabando con una potencial vida humana.

Sin embargo aun cuando estoy seguro de que estamos de acuerdo en esto, sigo pensando que no se debe penalizar el aborto porque no en todos los casos se aborta de manera irresponsable y por pura voluntad de no ejercer la maternidad. Creo que el aborto de por sí no es un infanticidio siempre y cuando reconozcamos todos los supuestos que llevan a abortar y tampoco creo que la ley que se propone -supongo que ambos la hemos leído- tenga como fin matar niños como se hacen panes todos los días. No creo tampoco haber oído al Gobierno dicha idea ni a ningún grupo político.

¿Hay alternativas al aborto? Si. Pero está en la libertad de cada uno aplicarlas o no aunque siempre conforme a la ley y sin incurrir en delito.

angel 22 junio 2009 - 18:53

El esfuerzo del Gobierno por cambiar la consideracion del aborto de delito a derecho es muy grave. En nuestra constitucion, en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la Carta Europea de Derechos… se protege la vida. Es uno de nuestros derechos fundamentales. En la sentencia de nuestro Tribunal COntitucional de 1985, trás la despenalización actual de tres supuestos, se reconoce la necesidad de protección del \nasciturs\. Alega el TC la necesidad de adoptar politicas de protección en base al desarrollo del estado de bienestar. Todo aborto es un drama. Hay están los multiples \sindrome post aborto\ Deberiamos trabajar en ofrecer alternativas reales como la adopción, las casas cuna, red madre, adevida, Fundacion Madrina… y muchas otras que sacan adelante a miles de mujeres que les agradecen de por vida el no haber realizado el aborto. El aborto no es un problema sanitario. Un aborto no cura nada. Es un problema social que afecta a la mujer, al niño por nacer y al hombre.(elemento clave) Por cierto, cabe preguntarse donde está el hombre en este debate. Es al que le sale \gratis total\. Creo que debemos cambiar el modelo cultural de inhibición, irresponsabilidad y de solución de problemas por la vía mas fácil, en cuanto a la asunción de responsabilidad. COn un Gobierno que hace gala de una liberación total de la sexualidad lo único que conseguiremos será mas embarazos no deseados, mas aborto y mas drama. Mientras tanto algunas ¿clinicas? forrandose.

PacoM 22 junio 2009 - 19:10

Esto se está poniendo interesante. Y cada uno tiene su razón, en muchos casos inapelable. Pero el derecho no es un capricho. Son las normas por las que la sociedad decide regirse y, mal que nos pese, hoy en la sociedad occidental es un tema socialmente mayoritario la aceptación del aborto sin que sea considerado delito.
Seguramente si se nos pregunta individualmente nadie estará a favor del aborto porque sí. Cada uno alegaremos nuestras razones y todas serán, seguramente, muy respetables.
Si se ponen sobre la mesa creencias, allá cada cual. La ley no obliga a abortar a quien no quiere. Pero, mientras no adoptemos otras decisiones muy importantes que residen en una mayor y mejor educación, así en general, incluyendo la sexual y reproductiva y la protección familiar, no debemos ir contracorriente cerrándonos en una petición de penalización del aborto en general si la sociedad no va en esa línea. No me parece que sea “razonable”.

Emili 22 junio 2009 - 19:29

Magnífico post!!! Felicidades!!!! Seguro que echamos a faltar manifestaciones de artistas y “prohombres y promujeres”, de nuestro país que defiendan la vida del no nacido. Extrañamos pancartas, camisetas y chapas con un “No a la muerte”, que es aún más directo y concreto que un “No a la guerra”. ¿Por qué ahora este desamparo? ¿Por qué esta “discriminación” ciudadana y mediática?

¿Pura maldad o supina ignorancia? Cada uno sabrá, pero si no luchamos por respetar la vida de seres indefensos en el vientre de sus propias madres, pretender que dejen de haber guerras es una gran hipocresía.

El caso es que, en el aborto provocado aparecen confundidos los fines que dicen buscarse
-regular la población, la tranquilidad de los padres, proteger a la madre soltera, la conveniencia de disponer de tiempo libre, la “mejora” de la raza-, con lo que en realidad es: Quitar la vida humana a quien se está desarrollando en el vientre materno.

mar parejo 22 junio 2009 - 19:34

En primer lugar, me alegra ver que este tema suscita tanto debate.
Yo argumentaría varias cosas:
Al señor Puyol le diría que hablar de problemas de natalidad y pensiones para abordar un tema tan serio como el aborto me resulta algo patético y más viniendo de alguien con convicciones morales, me consta, más profundas.
A aquellos que defienden que el aborto es una medida feminista les diría que preguntaran al más del 90% de las mujeres que tras someterse a un aborto sufren problemas psicológicos que les acompañan el resto de su vida.
A aquellos que defienden que un feto no es vida desde el comienzo les ofresco la posibilidad de ver la primera ecografía que me hicieron de mi hijo con 8 semanas de gestación y que me diga si no ve un pequeño hombrecito en ella; o que mire los pins que reparte provida y que reproducen el tamaño real de un feto de 10 semanas.
A quienes piensan que muchas de las mujeres que toman la decisión de abortar porque las cisrcunstancias familiares no son favorables o porque no podrán afrontar los gastos que conlleva un hijo les diría que se preguntasen cuánta información se les da a esas mujeres sobre lo que realemente se le hace al bebé que llevan dentro y qué apoyo proporciona la administración para que puedan salir adelante en caso de tenerlo.
Creo que hay que atacar el problema de raíz y no poner parches. Es necesario una educación sexual más apropiada, no dar la sensación de que el aborto es un método anticonceptivo más, enseñar a respetar la vida y a afrontar las consecuencias de los actos de cada uno… Falta formación!

angel 22 junio 2009 - 19:40

Para PacoM: El derecho no es un capricho, aunque lo parece. Ese planteamiento llega, sin necesidad de apelar a la religión, al considerar el derecho positivo como fuente de “moral pública”. Lo que decidan en el parlamento debe cumplirse. Quizá sería interesante revisar la teoría de San Agustin. “La ley injusta no es Ley. Es violencia”. La diferencia estriba en que la ley injusta no cumple con la finalidad que se supone debe tener una ley. Atender al interés general y al bien común de la sociedad. A nadie se le escapa que la legislación es fuente de conducta para muchas personas. Lo que dice o hace el parlamento o gobierno es lo bueno. Desde luego que es mucho mas cómodo no ir contra corriente, aunque considero que son tiempos de exponer razones, argumentar y tratar de buscar soluciones que esten de acuerdo con la dignidad de la persona. Si partimos de la premisa que en el seno materno hay un ser vivo de la especie humana, podemos hacer todas las disquisiciones que queramos, pero si favorecemos el aborto, favorecemos la eliminación de una vida, por muy incipiente que sea. Apuntate a la vida. Es mas progresista y harás un gran bien a la humanidad.

PacoM 22 junio 2009 - 22:56

Angel, las leyes normalmente van por detrás de la sociedad. Lamentablemente estamos evolucionando al revés. Pero es lo que hay. Por ello habrás observado que en la mayoría de las participaciones se habla de “educación, formación, protección y asistencia”. Hemos dado lugar a que el relativismo se imponga a los valores. Y en esa ausencia de valores la sociedad se siente cómoda y los políticos lo explotan convenientemente para que no nos detengamos demasiado a pensar cómo utilizan nuestros impuestos. Por ello siempre se opondrán a que haya iniciativas de regeneración democrática, que es una forma de responsabilidad, de que los políticos se sometan a la exigencia de supervisión y control de su actividad, que no olvidemos realizan por delegación nuestra mediante el voto. En nuestras manos está que la sociedad cambie, si queremos que cambie. Lo que no valen son las imposiciones. Y sobre todo si miramos a nuestro alrededor. ¿Somos acaso diferentes? La filosofía del derecho nunca ha estado bien vista. Se tiende a la utopía. Pero cada vez resulta más evidente que se hace imprescindible para ser y sentirnos “personas”.

Guillermo Diaz Pintos 23 junio 2009 - 23:08

A mí me parece que la cuestión del aborto tiene dos niveles y que hay que distinguirlos para no perder el limitado tiempo mental que tenemos. Igual que no perdemos el tiempo escuchando a quien sabemos que nos está mintiendo. El primer nivel es el de saber si puedo matar al nasciturus según PRINCIPIOS, y el segundo nivel es si tengo RAZONES para matarlo. Según PRINCIPIOS, es absolutamente evidente que al nasciturus no lo puedo matar, y eso lo sabe cualquiera por el mero hecho de tener una mente, con independencia de que la use mejor o peor.

Si yo tengo en la mano un revolver, tengo al menos 2 opciones: pegarme un tiro o no pegármelo. Es evidente que aunque las dos opciones “teóricamente” pesan igual, y puedo aducir RAZONES a favor y en contra, “en la práctica” pesa más en mi mente no pegármelo que pegármelo sobre la base de un PRINCIPIO que se podría formular como “vivo para vivir”. A partir de este PRINCIPIO puedo decidir suicidarme por determinadas RAZONES, pero es evidente que esta determinación no la tomo como si me diera absolutamente igual vivir que no vivir.

Como parte del Orden Cósmico al que pertenecemos, todos nacemos con un programa mental formado por PRINCIPIOS, que es previo al uso que hacemos de la mente por medio de RAZONES. Cuando Adán estaba aburrido pescando, después de haberle puesto nombre a los animales, y se encontró súbitamente con Eva, evidentemente no pensó sólo en base a RAZONES y le puso un nombre como si fuera un animal más que se le había pasado, sino que su mente, impulsada por un PRINCIPIO le movió a unirse a ella, y de ahí venimos nosotros.

En ambos casos ir en contra de PRINCIPIOS es ir en contra de uno mismo, porque, evidentemente es mejor vivir con Eva antes de salir del Paraíso que seguir pescando solo y aburrido. Y a nadie le da igual vivir que no vivir, sino no hubiera habido revoluciones en la historia de la humanidad y, probablemente, Zapatero se quedaría sin votos debido a un suicidio colectivo ¿Para qué voy a molestarme en protestar si no vivir me importa igual que vivir? O sea, que ir en contra de nuestra programación por PRINCIPIOS es lo mismo que ir contra de uno mismo y también enfrentarse al Cosmos, que se puede cabrear con nosotros tragándonos con un terremoto, soltarnos un cáncer, o hacernos chocar con otro cuerpo celeste.

Por eso los PRINCIPIOS son “absolutos morales” y solo pueden ir contra ellos los que están encabronados con el Cosmos, o con Dios, para quienes creemos que alguien lo ha creado (los que no tienen mente no pueden ir contra ellos porque, como el resto de los animales, funcionan automáticamente según el mismo Orden Cósmico). El caso es que matar a un nasciturus va en contra de un PRINCIPIO, y por eso es una verdad universal (es decir, lo saben hasta los más antiguos del pueblo, que no han podido estudiar por haberse dedicado al campo desde pequeños y están ahora sentados en la silla delante de su casa viendo pasar los coches).

Discutir sobre la conveniencia o no de provocar un aborto es una pérdida de tiempo o estar encabronado. Otra cosa es que se aduzcan RAZONES para solucionar problemas relacionados con el embarazo, como el de encontrar al violador, o cómo ayudar a una mujer con dificultades para tener un hijo, o cómo atender mejor al que va a nacer discapacitado. Pero promulgar una ley en la que se establece que dentro de un plazo determinado da absolutamente igual abortar o no (¿y por qué un plazo y no siempre?) es subir de las RAZONES al nivel de los PRINCIPIOS, y eso ya implica hacer boicot al programa y enfrentarse al Cosmos ¡HELP!

Jorge Otalvaro 24 junio 2009 - 09:28

Personalmente no comparto la posición de Rafael Puyol. Me parece una locura la posición del aborto con la problemática de las pensiones…. considero que hay muchísimas razones con mayor peso. Se están mezclando dos temas que no deberían estar relacionados, cada uno es un mundo y como tal debe tener sus propias evaluaciones, análisis y soluciones.

Para resolver el problema del envejecimiento de la población se debería trabajar con otro tipo de políticas, es una realidad el riesgo de la jubilación sin una pensión decente o incluso sin pensión. Señor@s preparemos a trabajar hasta los 80 años!

download mp3 free 11 junio 2013 - 13:34

mtb forumonline youtube downloaderdane cook…

[…]Wow, incredible weblog format! How lengthy have you ever been running a blog for?[…]…

"helpful hints" 29 agosto 2013 - 01:49

“helpful hints”…

“[…]l Nice post. I learn some thing tougher on various sites everyday. Most commo ko[…]”…

"Felicity Oates" 19 septiembre 2013 - 15:17

“Felicity Oates”…

“[…]v i would love to get some free calendars on the internet, are there are site lr[…]”…

http://fivequids.com/ 18 octubre 2016 - 22:48

buy sell service ukc

I saw this really great post today.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar