4
Jun

Disensiones dentro del BCE

Escrito el 4 Junio 2009 por José Ramón Diez Guijarro en Política Monetaria

En la reunión celebrada, el BCE ha decidido mantener el tipo repo en el 1%, como se esperaba mayoritariamente, reiterando que estos no son necesariamente los mínimos del ciclo. Sin embargo, para la próxima reunión de julio ha dejado entrever que no habrá bajada de tipos.

Lo más importante de la cita era el anuncio de los detalles del programa de compra de covered bonds (ej: cédulas hipotecarias). Tales detalles son:

  1. Tienen que cumplir los requisitos exigidos para ser utilizados como colateral en las operaciones de política monetaria.
  2. Serán compras directas tanto en primario como en secundario.
  3. Volumen: 60.000 millones de euros.
  4. Plazo de implementación: de julio de 2009 a junio de 2010.
  5. Títulos: covered bonds cuyo rating no sea inferior a AA.
  6. Saldo vivo: Como mínimo 500 millones de euros.

 Además, afirma que tienen margen para ampliar las compras de bonos. Espera que dichas operaciones se esterilicen de forma automática, lo que puede significar que dará menos financiación por los canales habituales. Trichet ha tratado de dejar claro que el BCE no está realizando un proceso de relajación cuantitativa como la FED y el BOE, después de las sorprendentes declaraciones de Angela Merkel contra este tipo de operativa. Sorprende que sean los alemanes los que intenten influir en el banco central, teniendo en cuenta que siempre han defendido su independencia frente a las presiones de otros países. 

Pero lo más importante para intentar valorar por dónde se puede mover la política monetaria en los próximos 18 meses son las previsiones del BCE, que han sufrido este mes una importante revisión a la baja: en crecimiento la previsión central es ahora del -4,6% para 2009 (-2,7% hace tres meses) y del -0,3% para 2010 (0% hace tres meses). Mientras para inflación ahora es del +0,3% este año (+0,4% hace tres meses) y del 1% en 2010 (+1,2% en marzo).

Las previsiones que maneja el BCE de crecimiento e inflación siguen siendo totalmente compatibles con un escenario en el que puede quedar alguna bajada adicional en el tipo repo antes de acabar el año. Y, lo más importante, esa combinación de crecimiento e inflación debería dejar los tipos oficiales en mínimos hasta 2011. Con estas previsiones la zona euro no vuelve a crecer hasta el segundo trimestre de 2010 y la inflación no se aproximará al objetivo en todo el horizonte de previsión. Por tanto, es lógico que el BCE no haya cerrado la puerta a nada, ni a futuras bajadas de tipos ni a posibles ampliaciones en el programa de compra de bonos, a pesar de la oposición de Alemania. Teniendo en cuenta las propias previsiones del BCE, a corto plazo la principal preocupación debe ser el riesgo de deflación.

Pero lo que también parece claro después de las recientes declaraciones de Merkel y del Presidente del Bundesbank, es que el Consejo del BCE está dividido entre los ultraortodoxos, nerviosos incluso con un proceso tan limitado de intervención en los mercados (los 60.000 millones de “covered bonds” son sólo un 0,6% del PIB, frente al 10% del PIB que están suponiendo las intervenciones en el mercado de la FED y BOE) y un grupo de consejeros de países periféricos que demandan todavía mayor flexibilidad por parte del BCE. La variable que puede inclinar la balanza hacia uno de los dos grupos es el tipo de cambio euro/dólar, un nuevo tramo de apreciación de la moneda europea frente al billete verde implicaría un endurecimiento de las condiciones monetarias difícilmente defendible en una coyuntura como la actual.

Lo cierto es que la política monetaria no está en una situación cómoda. Si se endurece demasiado pronto existe el riesgo de una recaída en una actividad todavía muy débil (recuperación en forma de W). Pero si no se ejecuta (o por lo menos se comunica) a tiempo una estrategia de salida sus efectos pueden ser muy dañinos sobre las expectativas inflacionistas, así como sobre los tipos de interés.

Comentarios

Javier LLorente González 4 Junio 2009 - 19:45

Buenas noches:

Antes de nada comentaros que no se si voy ser capaz de expresarme correctamente, me tiene expectante el próximo encuentro interplanetario que va a tener lugar en seis meses.

Bueno haciendo mención al asunto de referencia. El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1%, tal y como se esperaba.
La decisión se produce después de que el pasado mayo recortara 25 puntos básicos los tipos, lo que dejó el precio del dinero en el nivel más bajo de la historia.

La evolución de los tipos de interés nos interesa analizarla desde el pasado mes de octubre. Fecha en la que se situó en el 4,25%, siendo este, un punto de inflexión en la evolución de los tipos, entrando el BCE, en la dinámica de otros bancos centrales como la Fed, y el BOE.
El mes pasado se situó en el 1,00 %. Y desde mi punto de vista, varios analistas consideran este porcentaje el suelo al que piensa llegar el BCE. A su vez el BOE, tampoco ha bajado sus tipos, los cuales se sitúan en el 0,5%. ¿Será una maniobra conjunta?. En cualquier caso no nos olvidemos que es la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

Con estos datos podríamos pensar que están empezando a florecer los marchitos brotes verdes de la última vez ( caida del PIB en Alemania), y por tanto deducir una V shape recovering. Aquí me surge una duda, ¿no será maniobra teledirigida para estimular los mercados? y en realidad nos encontramos en una W. Esta forma se adaptaría más a las previsiones del FMI de abril de este año.

La decisión de mantener los tipos estables podría suponer el punto final al relajamiento de la política monetaria de la institución tras comenzar a detectarse ‘brotes verdes’ en la economía comunitaria, que ha presentado leves síntomas de recuperación en las últimas semanas.

Por otro lado, investigando en la prensa económica del día he encontrado que , Trichet ha anunciado que el Consejo de Gobierno ha tomado la decisión que el Eurosistema lleve a cabo compras de bonos denominados en euros emitido en la Eurozona y señaló que el Banco Europeo de Inversiones podrá participar en las operaciones de refinanciación de la institución desde el próximo 8 de julio.

Trichet ha mostrado como el BCE está dispuesto a comprar obligaciones garantizadas por unos 60.000 millones de euros. “Nuestra expectativa es introducir un programa de unos 60.000 millones de euros”. Obviamente esto ha generado un movimiento positivo en el mercado y algunos expertos han criticado que esta medida es “asimétrica” , dado que llega a beneficiar a ciertos países de la Zona Euro, en concreto Francia, España y Alemania.
El mercado de estos bonos tiene en Europa un volumen de unos 1,6 billones de euros, de ellos el 32 por ciento es de Alemania, el 31 por ciento de España y el 15 por ciento de Francia.
De momento, la decisión del BCE ya ha tenido efectos en el mercado y ha contribuido a impulsar nuevas emisiones de cédulas hipotecarias por un volumen superior a 1.000 millones de euros.

En fin con todos estos datos observamos mas movimientos del BCE. Según indica José Ramón, todavía hay margen para bajar los tipos de interés a un 0,75%. Pero eso será cuestión de verlo en el próximo debate entre el tipo de interés y la inflacción.

Andrés Calvo 5 Junio 2009 - 08:28

Considero que esta decisión es bastante lógica teniendo en cuenta que en el último par de semanas el ambiente económico ha estado en calma motivado por algunas “buenas noticias” de diferentes sectores y paises.

Me parece correcto mantener la prudencia. De todas formas la crisis se mantendrá por un periodo de tiempo y los organismos necesitan tener margen de maniobra en un futuro a corto y mediano plazo.

Saludos,

Alejandro Suárez Serrats 5 Junio 2009 - 09:01

Como era de esperar, y como se comenta en los anteriores comentarios de este blog, el BCE ha decidido mantener los tipos al 1%. Ello no nos sorprende, máxime cuando están muy frescos todavía los comentarios de diversos miembros del BCE indicando que este será el suelo de los recortes.

Por otro lado, las opiniones de los expertos a futuro en relación con este asunto son de lo más divergentes. Van desde los que auguran que la inflación tocará fondo en la zona del euro en Julio, coincidiendo con el aniversario de los máximos del petróleo, lo que permitirá al BCE hacer un nuevo recorte, a los que piensan que en Julio nos mantendremos con los tipos al 1%. Yo personalmente soy más de esta opinión, sobre todo teniendo en cuenta que Trichet, a pesar de indicar que “no se ha decidido que ya estemos en el nivel mínimo”, también ha indicado que “los tipos están en un nivel apropiado”. Todo ello parece indicar que se está preparando al mercado para una bajada de tipos no durante el mes de Julio, sino más bien a la vuelta del verano.

Con respecto a las indicaciones relativas a la compra de “covered bonds”, era de esperar que esto ocurriera en esta reunión, puesto que después de haber sido anunciado en las reuniones anteriores, únicamente quedaba por indicar cómo se acometería este proceso. Así, es evidente que parece una medida correcta, pero como indican los ultraortodoxos es una intervención muy limitada, como es costumbre en el BCE, que parece intentar ver la evolución de los mercados poco a poco, antes de tomar decisiones de gran volumen sin conocer el efecto real que suponen. Es decir, que tanto esta decisión como la de mantener los tipos, demuestran que el BCE está en una etapa de “esperar y ver”, como ha dicho Jürgen Michels, economista de la eurozona de Citi, puesto que parece estar esperando a ver la evoluciones del mercado antes de tomar nuevas medidas.

Por último, simplemente indicar el comentario de Jean Claude Trichet hoy, en su rueda de prensa posterior al término de la reunión del BCE, donde ha recordado que “en caso de una mejora económica se asegurarán de retirar rápidamente las medidas extraordinarias de liquidez adoptadas para hacer frente a la crisis”. Habrá que tenerlo en cuenta el año que viene, puesto que por las previsiones dadas ayer por el mismo Trichet de -4,6% de crecimiento para este año y -0,3% para el 2010 no parecen dar indicaciones de mejora real para este año.

Mauricio Garcia Lopez 5 Junio 2009 - 10:07

Hola

Yo tengo dos dudas:

Si cuando salgamos del problema de la crisis, y los “brotes verdes” ya sean una realidad permanente en la Comunidad, los tipos de interés inevitablemente subirán y las políticas económicas de los países serán más ajustadas, basicamente porque el BCE lo exigirá así.

¿No sería mejor volver a bajar los tipos de interés y terminar de dar un empujón al estimulo de la economía? ¿Esto no aceleraría el lado positivo de la V, o la W, o cualquiera que sea la letra en este momento?

Por otra parte, ¿Qué tanto importa si el BCE está aplicando “Quantitative Easing” o no, y contraponerlas frente a las medidas de USA?. Pareciera que es un tema más político (presión alemán – francesa) y de no ceder terreno que económico, a la final, yo creo que los bancos y las empresas necesitan líquidez, y si es necesario “darle a la maquinita” para sanear los balances de éstos, pues que asi sea, después habrá depreciación, pero la situación actual es que el EUR se ha fortalecido porque los norteamericanos han tenido que depreciar su moneda, pero al largo plazo esto no es bueno para las exportaciones a ese país….que sigue siendo uno de los mayores importadores del mundo, entonces imprimir dinero, inyectar líquidez, y devaluar un poco el euro puede también ser un empujón para el repunte de la economía

Juan Díaz-Mauriño 5 Junio 2009 - 11:49

Buenas!

Efectivamente el BCE cambió el tono de su discurso ayer, creo que se mostró bastante optimista, aunque revisó sus previsiones a la baja tanto de crecimiento como de inflación, comentó que los riesgos para el crecimiento estaban equilibrados y casi equilibrados los de la inflación. Esto efectivamente hace pensar en un escenario de tipos invariable para un largo periodo de tiempo, o al menos en el tipo Repo. La curva por el contrario sufrió un aplanamiento bastante fuerte influenciado principalmente por la subida de los cortos, no era sostenible la pendiente que teníamos…

De cualquier forma, parece que Merkel influye de manera determinante en la toma de ciertas decisiones que no le competen y que además han defendido siempre que deberían de ser independientes, no sé por qué ayer Trichet “leyó” un párrafo redactado prácticamente por ella….

En fin…

Saludos!

roy 5 Junio 2009 - 12:02

Trichet es Kutuzov!

Fernando Lins Arantes Ramos 5 Junio 2009 - 12:03

Yo creo que es demasiado pronto para pensar en mercado inflacionario y por ahora estoy con aquellos que piensan justo lo contrario…

El propio BCE ha estimado que el PIB de los países del euro caerá entre un 5,1 y un 4,1%, frente a la media del 2,7% prevista en marzo y prevé una tasa de inflación de entre el 0,1 y el 0,5% en 2009 y de entre el 0,6 y el 1,4% en 2010. ¿Cómo sería posible explicar, a través de teorías y conceptos económicos, la decisión de mantener los tipos de interés en ese escenario actual, es decir, con estimaciones aún mayores de caída de la actividad y de la inflación?

Para mí, si el BCE sigue actuando con timidez en las respuestas ante la crisis y cediendo a las presiones de los países que tienen miedo y trauma a la inflación, seguramente tendrá demasiadas dificultades para salir de la crisis.

Alberto de Benito Aznar 11 Junio 2009 - 11:08

Buenos días,

respecto a los tipos, creo que la pregunta es la siguiente, que riesgo existe en bajar los puntos medio punto más contra el beneficio que aportaría? Creo que el BCE ha decidido que el riesgo que a medio plazo (inflacionista) supondría esta medida supera los beneficios a corto plazo (más renta disponible, menor número de impagos a entidades bancarias…).
Yo no estoy de acuerdo, sobre todo porque tal y como se manejan los tipos actualmente, no son algo estático ni duradero. La situación parece que ha dejado de empeorar pero aún le queda mucho.
Ya sabemos que le hemos echado leña al fuego, y luego las sillas y las mesas y casi todo, pero bueno, hay que seguir hasta que no quede nada más para “avivar” esta economía. Y si dentro de un mes se decide que ya se pueden ir subiendo los tipos se hace, pero no parece que eso sea una opción.

Por otro lado, respecto a la deuda, hay un asunto que me inquieta. Uno de los requisitos es AA.
Entiendo que tiene que haber un cierto criterio de calidad para los covered bonds, pero utilizar un rating (S&P?) me parece desafortunado. Seguramente solo será la nomenclatura y el propio BCE realizará sus análisis, en caso contrario me parece una temeridad que una institución como el BCE, después del papel de las agencias de rating en esta crisis, seleccione que compra y que no por el informe de estas compañías.
El rating le puede valer a mucha gente como orientación, pero una institución pública con recursos debería hacer sus propios análisis.

Rafael del Barco Carreras 29 Junio 2009 - 10:35

EL BCE INYECTA 442.240 MILLONES DE EUROS A 1.121 BANCOS.

Rafael del Barco Carreras

La tercera semana de Junio del 2009 pone tanta luz a la Gran Crisis como cuando el otoño pasado nos enteramos que pasó de turbulencias a profunda, y sin duda, culpa de los americanos. La urgente Reunión de París, y la inyección de 348.600 millones de euros, tranquilizó a los responsables del desastre, y los cajeros automáticos se llenaron de billetes. Ahora, leo que la culpa puede tenerla el propio BCE por no inyectar todo lo que le pedían las entidades con el agua al cuello. El cretinismo es la primera gran virtud de un banquero, y si se está ahogando porque más que un banco o caixa lo que lleva entre manos es una ESTAFA PIRAMIDAL, más que más.

Varios cientos de miles, ya millones de parados, y sus respectivos empresarios, arrastraban un año convencidos que algo gravísimo ocurría. Salir del banco o caja con un “no” por respuesta conllevaba acudir al abogado para presentar la “suspensión de pagos”, el ERE, o cierre de puerta a la brava.

Esta semana, tras el acostumbrado rifirrafe en el Parlamento, acaba con el Consejo de Ministros y su Fondo de Rescate, el FROB, o lo que sea, para recapitalizar cajas y caixas, sin olvidarse del recibo de la luz, los carburantes, el tabaco… y sus impuestos.

No hay más política y solución… billetes recién impresos e impuestos. Casi 80 BILLONES DE LAS ANTIGUAS PESETAS. Y si Europa no tiene más remedio, para España, donde políticos y financieros con sus inmobiliarias han vaciado cajas y bancos, y endeudados hasta las cejas con la propia Europa, son indispensables para “Reestructurar”. Y de paso se inyecta en Bolsa para animar a inexistentes ahorradores, que no pican, por lo cual a ligeros aumentos vienen los reajustes, y se especula sobre seguro.

Dinero, a un año de plazo y al 1%, se debe coger por barato, reforzando posiciones de liquidez, pero para nada más, sueltan los entendidos con discurso de master de finanzas.

O sea, los sueldos de funcionarios y de todo el entramado bancario y miles de filiales, subsidiarias y “empresas del grupo”, se pagarán (unos cuatro millones de españoles)… pero el resto de los mortales, los currantes y sus empresarios, seguirán en la cuerda floja, con más impuestos y el “cierre bancario”, sin más futuro que la PROFUNDA CRISIS.

Y dentro de un año el BCE lanzará otros tantos y más millones para que la bola siga engordando. Y si además el Estado cubre los 90.000 millones que dicen necesitan para “recapitalizar”… pues aquí paz y allá gloria…

Muy significativas las declaraciones de Narcís Serra, no solo representante del trío rector o coordinador de las cajas y caixas socialistas, nombrado hace unos meses por Zapatero, sino por su sueldo y coste de los consejeros de Caixa de Cataluña. Despilfarro y “algo peor”… y si la intervención de Caja Castilla la Mancha creó un pésimo cuadro mediático, cambian el procedimiento y se proponen pintar la fachada con primero unas fusiones, y una vez sumadas varias quiebras… ya se verá… leer en imágenes de http://www.lagrancorrupcion.blogspot.com

3Ds Max Eğitim 26 Diciembre 2016 - 11:39
Wiki Software 26 Diciembre 2016 - 11:41

http://wiki.com.tr/
thanks for share..

Adana Yazılım 26 Diciembre 2016 - 11:42

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar