21
May

¿Se debería suprimir el Ministerio de Igualdad?

Escrito el 21 mayo 2009 por Rafael Pampillón en Economía española

Las palabras de Bibiana Aído, Ministra de Igualdad del Reino de España, en las que niega la humanidad de los embriones incipientes no han dejado indiferente a nadie. A mi tampoco. Analicemos los hechos. La Ministra de Igualdad fue preguntada por un oyente si un feto de trece semanas, que a él se le asemeja mucho a un bebé, a un ser vivo, lo es; ella respondió: “Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tienen ninguna base científica”. Y yo me pregunto si no es humana, ¿qué clase de vida es? ¿animal? ¿vegetal? ¿mineral? ¿espectral? Y si es un ser vivo, la ministra está admitiendo que con un aborto se acaba con una vida. Ahora me explico porqué mucha gente está en contra del aborto. Se oponen a que se acabe con la vida. 

En vez de suprimir la vida no sería mejor suprimir algunos ministerios que suponen un gasto público absurdo. A mi me parece que en esta época de crisis económica, el gasto público se debe orientar al cambio de modelo económico, es decir, hacia la mejora de la productividad, por ejemplo, infraestructuras (carreteras, autopistas de peaje, infraestructuras hidráulicas y ferrocarriles), tecnologías de la información, comunicación y del conocimiento, I+D+i y reforma del modelo educativo para que se dirija a fomentar la excelencia y el esfuerzo. Para hacer frente a todos esos gastos necesarios habría que reducir el gasto público ostentoso e inútil. Así, se podrían suprimir algunos Ministerios (Vivienda e Igualdad) que parecen bastante prescindibles. Es una propuesta de Convergencia i Unió.

No se a tí que te parece.

Comentarios

Jorge Otalvaro 21 mayo 2009 - 10:14

La inversión en educación debería empezar por el Ministerio de la Igualdad… Que Horror!

MJ 21 mayo 2009 - 10:24

Sr. Pampillón estoy totalmente de acuerdo con su opinión, y creo que cualquier persona con algo de sentido común también lo está. El problema (mejor dicho uno de nuestros problemas) es que nuestro actual gobierno elige a personas muy poco profesionales (por no decir incompetentes) para puestos de alta responsabilidad, además de estar destrozando nuestra sociedad.

Guillermo 21 mayo 2009 - 10:48

Sr. Pampillón. Qué duda cabe que la polémica está servida con esta nueva ley que se avecina. Como con tantas decisiones tomadas de forma unilateral y sin aparente reflexión. Quizá se busca precisamente dar publicidad a temas delicados que hagan olvidar exactamente la situación de nuestro mercano y nuestra economía en general.
La publicidad ocupa mucho tiempo y dinero de nuestras aportaciones a la Hacienda Pública. Ese es otro gasto que debería reducirse además de algunos ministerios y posiciones o el número exagerado de asesores de determinados políticos. Lo que se haga, será harina de otro costal, exactamente, el que se calcule que tendrá más rédito electoral.

Eloísa Riera García 21 mayo 2009 - 10:50

Sr Pampillón: Yo también estoy completamente de acuerdo con lo que opina.
Me gustaría puntualizar que un feto tiene exactamente TODA la base científica, TODA la información genética necesaria para identificarlo como ser HUMANO, y es más, toda esa “base científica” hoy en día nos permite predecir si será hombre, mujer, rubio, moreno, alto, bajo,si paderecerá algún tipo de cáncer…A ese ser humano lo único que le hace falta, no es base científica, sino “tiempo”, un tiempo que si facilitan que lo matemos, nunca tendrá. Exactamente igual que si asesinamos a un bebé.
Por último, como farmacéutica, pérmitanme decir que el dispensar esas “pastillas del día de despúes” sin receta en en las farmacias considero que es un atentado contra la salud pública, (y contra otras cosas, más importantes aún pero que no están de moda…).
Las que no tienen base científica son “estas” ministras.

Goyo 21 mayo 2009 - 11:13

Gracias por el artículo. porque todas las voces en contra de este despropósito de Ministerio son pocas!
Y que con más 4.000,000 de parados, y más de 1.000.000 de familias sin ingresos esta señora tenga asegurado su sueldo durante muchos años es realmente injusto e indignante.

Mar Toribio 21 mayo 2009 - 11:30

Yo estoy de acuerdo con Rafael. El comprobar que hay personas que están a favor del aborto y que favorecen la comisión de un asesinato tan cobarde, me reafirma en la condición naturalmente cobarde del ser humano, que hay que educar y entrenar diariamente en nosotros mismos, primero, con pequeños actos de valentía diarios y, después en nuestros hijos. En mi casa hay un lema que procuro repetir una y otra vez: Los problemas se solucionan cuando uno se enfrenta a ellos y no cuando se ignoran. Traer una vida al mundo es el acto más valiente que puede hacer una mujer y, por éso, las mujeres solemos ser más valientes que los hombres. Aunque, desgraciadamente, hay excepciones, como la Sra. Aído, la Sra. de la Vega y la Sra. Jiménez quienes, al no haber sido capaces de traer ni una sola vida al mundo, quieren verse acompañadas en su propia cobardía.

Pero no hay que desesperar, al final la lucha está en el corazón de cada mujer, por lo que la batalla no es social sino individual…y ésta batalla se libra cada día en cada una de las familias españolas.

Jose Ramon Lopez 21 mayo 2009 - 11:34

No podría estar mas de acuerdo con usted hasta en la última coma.

Fernando Martin 21 mayo 2009 - 12:50

Seria conveniente eliminar esos gastos superfluos, y seguramente si se aplicara ese sentido común a las autonomias acabaríamos eliminado otras dos o tres consejerias por autonomia, de 34 a 51 mini-ministerios menos… con sus oficinas, consejeros, cargos de confianza, coches oficiales… si a esto le añadimos crear un mercado unico nacional, mejorar nuestro mercado laboral y fortalecer y modernizar nuestras instituciones, podríamos ir pensando en ver la luz al final del tunel.

y no olvidemos es caos energético de este pais. Esto tambien es imprescindible solucionarlo cuanto antes mejor, y también creo que son cambios estructurales, energia barata, fiable y de calidad es imprescindible para poder aumentar nuestra productividad.

La lista de cosas por hacer es interminable, el problema es que no se empezando con ninguna…

De las palabras de la ministra… se descalifica ella sola.

Fernando Peral 21 mayo 2009 - 13:02

Este es un ejemplo claro de ingeniería social vestida de “políticamente correcto”: el Sr. Zapatero confía en la Sra Aído, cuyo bagage político e intelectual es el de una Directora General del Flamenco designada a dedo en Andalucía que ha pasado a ser designada como ministra de un nuevo ministerio encargado de legislar sobre el derecho a la vida en toda España. “Cosas veredes, amigo Sancho, que farán fablar las piedras”.

Esta es una intromisión del Estado en la vida privada del ciudadano que resulta intolerable y que justifica una acción popular clara contra la proposición de ley y contra el Gobierno que la propone. Así, pasamos de la despenalización de un delito a dar a lo que era delito delito la consideración de derecho, y nada menos que un derecho para los menores de edad. La pedofilia es delito, pero que una menor pueda abortar sin consentimiento ni conocimiento de sus padres es un derecho.

No creo, como dicen algunos, que sea una cortina de humo para tapar el desastre económico que tenemos encima y que aún va a seguir agravándose. Creo que el Presidente del Gobierno se ha mostrado taly como es (y como va a ser en adelante) con esta injerencia intolerable en el ámbito privado de los ciudadanos, que indica claramente que el Gobierno está dispuesto incluso a imponer su criterio por la fuerza en una cuestión que es propia del ámbito de la familia.

Y sirva como ejemplo de ese “talante” el anuncio hecho en el Debate sobre el Estado de la Nación de que se va a cambiar el sistema productivo por ley.

Creo que es un caso flagrante de liberticidio, y que nos hace más conscientes que nunca de que la libertad no es un don, sino que se ha de conquistar cada día.

Carlos O. 21 mayo 2009 - 13:25

No podría estar más de acuerdo con ud.

republica bananera 21 mayo 2009 - 17:15

Ese y unos cuantos ministerios más que ahora mismo no tienen competencias. Y todas las radio televisiones públicas, y las administraciones paralelas (p.e. agencias autonómicas de medio ambiente), las embajadas autonómicas,…

Manuel Aparicio 21 mayo 2009 - 17:27

Me alegra leer este artículo, pues demuestra que cuestiones tan cruciales para la sociedad como el aborto, trascienden el ámbito económico.

Sin duda, la ministra no es la única culpable. Detrás hay toda una ideología empeñada en imponerse pese a quien pese, ley a ley.

Pero entiendo que es nuestro deber librar la batalla del diálogo y del entendimiento, y dejar claro que la vida humana, que comienza en el seno materno, debe prevalecer por encima de todo.

Pablo Fernández 21 mayo 2009 - 17:50

Totalmente de acuerdo contigo, Rafael.
¿Qué entenderá la ministra por “base científica”? ¿Y por ser humano?

PacoM 21 mayo 2009 - 17:53

En primer lugar, como casi siempre, felicitarle por su comentario. Las cosas simples se entienden a la perfección cuando se utiliza la simpleza. La pena es que nuestros gobernantes, en cambio, la suelen utilizar, la simplicidad, con objeto de transmitir eslóganes para que sus votantes les “entiendan”. De ahí sus mensajes. Para nuestra desgracia encima tienen éxito porque a unos les apoyan más del 42% del total de votantes y a otros allá por el 38%, ciñéndonos a los dos partidos mayoritarios.
Seguramente están intentando tomar tiempo para cambiar el modelo productivo y procurar el crecimiento económico, como no se cansa de pregonar nuestro Presidente.
Ojalá fuese así y que el nombramiento del Profesor Campa responda en verdad a esa idea. De todos modos parece que algunos le auguran un plazo máximo de dos meses de permanencia. Confiemos que se equivoquen y que su permanencia signifique que los buenos profesionales son tenidos en cuenta para ayudar a mejorar nuestro país. Aunque teniendo en cuenta que, según cuenta el Profesor Velarde, ZP se atrevió a decirle a Ramón Tamames que “no teneis ni idea” no debemos aspirar a que esos deseos de mejoría futura se cumplan, si para ocupar los puestos de responsabilidad no se exige más que estar en las “listas” del partido en función de los padrinos que se tengan. Buen ejemplo de “meritocracia” en nuestra particular “partitocracia”.
¿Cree que se notará la presencia del Sr. Campa o no le darán ni el tiempo necesario para ello?

Guillermo Díaz Pintos 21 mayo 2009 - 17:57

“Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica”. Lo que yo me pregunto es si un óvulo de la ministra es un óvulo humano, porque si es así, y encuentra la ocasión de cruzarse con un hombre, evidentemente si sale algo estará compuesto por 2 células humanas. En el caso de que su óvulo rechazara el espermatozoide de su compañero, el problema sería: o que su óvulo no es humano (lo cual parece imposible si ella es humana), o que se ha cruzado con animal de otra especie, porque desde el punto de vista científico la noción de “especie” significa tan sólo que hay una barrera para la interfecundidad. Es decir, no somos perros o gatos porque por mucho que follemos con ellos no sale nada de nada (aunque tal y como van las cosas todo se andará). Según lo dicho, parece que “científicamente” lo que lleva una mujer en su sagrado vientre tras la calma del eros no puede ser más que humano. Por otra parte, la “vida humana” más genuina es, precisamente, la vida de los óvulos de la Sra. Ministra, a cuyo servicio están el resto de las células de su organismo, ya que sus óvulos son las únicas células (llamadas germinales) que le sobrevivirían en el caso de que tuviera un hijo, dejando así su modesto rastro en la renovación y mantenimiento del género humano. Al final es el mismo “bios” como parte del Cosmos el que se sirve de cada uno de nosotros para mantener su continuidad como especie, en nuestro caso llamada “humana”. Parece que la Sra. Ministra debería hacer alguna lectura antes de hablar tan ofensivamente en contra de nuestra madre naturaleza.

Javier Tomás 21 mayo 2009 - 18:52

Pues claro que se debería suprimir. Es una parida de ministerio que, por cierto, tiene una sede en mi calle. Comparto la opinión de este post.

También me pareció interesante, en relación a la mujer, la opinión contracorriente del psiquiatra José Miguel Gaona. En el Magazine de El Mundo del 12 de abril señalaba lo siguiente:

“Fundamentalmente a partir del movimiento feminista se tendió a exagerar las diferencias entre hombres y mujeres, haciendo a veces una valoración excesivamente positiva de la mujer, como antes se había hecho del hombre, hasta el punto de que muchos varones, por querer parecer políticamente correctos, incluyen esa premisa en su discurso. Ahora parece que ser mujer, como antes ser hombre, da un valor añadido a la persona, algo que a mí me parece descabellado”

http://www.elmundo.es/suplementos/magazine/2009/498/1239184234.html

Francisco Bombarely 21 mayo 2009 - 19:08

Sr. Pampillón: ha tocado el tema del aborto y ha conseguido más comentarios que en todo lo que llevábamos de mes.
Por lo pronto me apunto a la supresión de ministerios. Pero enteritos, con sus edificios, sus políticos, sus técnicos y sus funcionarios. Pero no me quedaba ahí, supresión de consejerías autonómicas, diputaciones provinciales y muchas de las concejalías locales. Cuatro gobiernos para un mismo ciudadano, como para volverse loco.
En el tema del aborto, hay tantos matices como casos personales. Lo primero, defender la vida en cualquiera de sus posibilidades. Segundo, evitar a toda costa el aborto clandestino. El método, supongo que la educación en primer lugar, una ley que contemple casos excepcionales y un constante asesoramiento médico.

No 21 mayo 2009 - 20:19

No me parece correcto hablar en un blog de un instituto de empresa, sobre terminos que no tienen nada que ver con economia ni con las empresas.

Es mas, estoy convencido de que en temas economicos hay pocas cosas que se le escapan, tal vez ninguna, pero salvo que tenga usted una especialidad en biologia molecular no esta usted capacitado para discernir entre cuanto de vivo tiene una celula, un protozoo o un cerdo.

Asi que le pido, humildemente, que si no desea perder lectores suscritos reconsidere la decision de tratar este tipo de temas.

Filípides 21 mayo 2009 - 20:36

De acuerdo con el profesor Pampillon, ahora bien, lamentablemente la clase política no es más que el reflejo de la sociedad. Esta ministra volverá a ser elegida en alguna lista electoral de alguna provincia andaluza y el que la nombró y piensa que una niña de 16 años debe abortar sin “interferencias que afecten a su intimidad” volverá a obtener mayoría.
La culpa es de los votantes, en democracia no hay excusas.

Fernando Peral 21 mayo 2009 - 22:10

Estimado(a) No,

Para saber que un feto es un ser humano no hace falta ser Ministra de Igualdad ni profesor del IE. Hace falta haber cursado el bachillerato y tener dos dedos de frente. La Ministra visiblemente no es especialista en biología molecular, sino ex directora general del Flamenco, parece que aprobó el bachillerato por la misma vía que llegó a directora general primero y a ministra después, y se ve que el flequillo le tapa la frente por dentro y por fuera.

Tomás Alfaro Drake 22 mayo 2009 - 08:23

Querido Rafa. ¡¡¡Enhorabuena!!! No puedo estar más de acuerdo contigo. Me permito incluir algo que he escrito para mi blog

tadurraca.blogspot.com

y que aparecerá en él el domingo. Perdona por la extensión.

¿Cómo juzgará la Historia a esta generación?

Esta semana, a raíz de la nueva ley del aborto se han oído cosas que podrían calificarse de sandeces si no fuesen perversidades. La primera la de la inefable miembra del gobierno ministra con cartera sin sentido de igualdad. Si un feto de 13 semanas es un ser vivo pero no es un ser humano, ya me contará qué es. Todo ser vivo pertenece a una especie y un feto o un embrión humanos pertenecen a la especie humana y no pueden ser otra cosa que seres humanos. El argumento es tan sencillo como incontrovertible. Pero por si fuera insuficiente y alguien tuviese alguna duda razonable de esto me permito argumentar desde otro punto de vista. Hay dos características que diferencian la civilización de la barbarie. Una es la presunción de inocencia y otra la protección del débil. La presunción de inocencia se basa en la lógica sencilla de que es preferible que un culpable quede libre que que un inocente sea condenado injustamente. Si aplicamos este criterio civilizador de preferencia al caso de un feto o embrión humano, vendría a decir lo siguiente: Sería preferible admitir que el feto o el embrión humano son seres humanos –suena tan obvio que, ¿puede no admitirse?–, aunque no lo fuesen, y dejarles vivir, que no concederles la humanidad y correr el riesgo, si lo son –como caben pocas dudas–, de estar perpetrando el mayor genocidio de la historia. El principio civilizador de la protección del débil, si es aplicable a alguien, lo es al más indefenso de todos los seres, el feto el embrión humano. ¿Debe nuestra civilización excluirles? Qué elegimos ¿la civilización o la barbarie?

Pero que una indocumentada como al Aído diga sandeces es algo esperable. Y hasta sería cómico si esas sandeces no se refiriesen a un tema tan grave que la comicidad se trueca en tragedia. Sin embargo que un ministro de educación, catedrático universitario, como nuestro Ángel Gabilondo diga con ironía que le llevaría un buen rato decidir qué es un ser humano y que, la ministra de sanidad le coree afirmando que ese debate moral y científico no tiene sentido, es ya el colmo del sinsentido. Si ese debate ético, en el que está en juego, como he dicho antes, determinar si estamos cometiendo el mayor genocidio de la historia no tiene sentido, ¿qué tiene entonces sentido? San agustín decía en su “Ciudad de Dios”, que un Estado que no se rigiera según la justicia se reduciría a una gran banda de ladrones. ¿No es importante saber si nuestros Estados del siglo XXI están degenerando en bandas de asesinos? Tal vez para el señor Gabilondo y Trinidad Jiménez no, pero para mí –y creo que para cualquier ciudadano responsable–, sí.

No me cabe duda de que dentro de siglos, cuando la Historia juzgue al siglo XX y, si no lo remediamos, al siglo XXI, se quedarán espantados de ver cómo, en el nombre de no se sabe bien que especie de necia progresía, se ha cometido, contra todo sentido de la justicia y de la vergüenza un genocidio que hace palidecer al holocausto devastador del nazismo. Tal vez se estudien las causas por las que una civilización como la occidental se derrumbo. Si es así, seguro que entre ellas está la barbarie del aborto.

Hay, para terminar, una cuestión que me importa aclarar. En ese genocidio, sólo una mínima parte de la barbarie recaerá sobre las propias mujeres que abortan. No soy yo quién para juzgar a las personas –sí a los hechos. Pienso que la mayoría de las mujeres que abortan lo hacen con un alto grado de ignorancia y de presión social de la que, en muchos casos, ellas son ajenas y que, también en muchos casos, provienen de los hombres de su entorno. Esos que no deben “interferir”, según el presidente Zapatero, para convencer a sus hijas, novias o mujeres de no abortar, pero sí las presionan para que lo hagan. El aborto no suele ser feminista, sino machista. Las mujeres son también víctimas del aborto, porque son ellas las que sufren las terribles consecuencias psicológicas de abortar. Estoy seguro de que sin esas presiones sociales y mediáticas de todo tipo el número de abortos disminuiría drásticamente. Porque, al fin y al cabo y les guste o no les guste a los progres, las mujeres tienen instinto de maternidad. La gran responsabilidad de ese holocausto recae sobre los gobiernos que facilitan el aborto y parecen tener un enorme interés en que no se abran y en no apoyar vías alternativas para evitar que un embarazo no deseado acabe en muerte mientras apoyan toda la presión mediática abortista. Hay miles de parejas que darían su vida por adoptar a esos niños que sus madres, por circunstancias que mi religión no me permite juzgar, no quieren. Parece como si una perversa vesania, disfrazada de libertad y de comprensión, quisiese cerrar y silenciar toda alternativa que no acabe en la muerte. ¿Qué presupuesto hay para hacer llegar a las mujeres con embarazos no deseados el mensaje de que hay otras salidas? ¿En cuantos centros de “planificación familiar” en las que se recomienda el aborto con una facilidad pasmosa, se dan folletos de organizaciones que promueven la adopción? ¿En cuantas farmacias en las que se va a obligar a vender la píldora del día después a niñas bajo penas de multas terribles, se deja que en vez de vender esta barbarie se informe de las consecuencias del aborto? ¿Cuántas ayudas hay para incitar a las embarazadas a que lleven a término su embarazo y acepten su maternidad? ¿A qué mujer que quiere abortar se le informa de las terribles consecuencias psíquicas que eso le va a acarrear? Nada. Todo eso son gazmoñerías estúpidas. Lo progre, lo verdaderamente progre, es abortar como quién se quita un grano. ¿Será esto lo que se ha venido a llamar la cultura de la muerte? Que Dios nos perdone, porque estoy seguro de que la Historia no lo hará. Seremos para ella tan abominables como los nazis y tal vez sirvamos de lección de por qué una civilización, en apariencia floreciente, se ha hundido. La respuesta estará en una crisis moral. Y en esta crisis moral, el aborto tendrá un papel preponderante.

APAC 22 mayo 2009 - 08:52

Los ZaPateristas tiran la piedra del falso progresismo para que la llamada “derecha retrógrada” caiga en la trampa y contraataque. Está demostrado que esto hace que el izquierdista aletargado salga de su casa y vote contra esa “extrema derecha” tras una publicidad machacona en los medios afines (casi todos).
Ya lo hizo por ejemplo con el matrimonio homosexual y educación para la ciudadanía con mucho éxito.
No caigamos de nuevo en la trampa, son solo cortinas de humo para desviar de los verdaderos problemas y de paso ganar votos.
Además, están pensando en el granero de votos que les suponen las jovencitas y jovencitos irresponsables que se lo pasarán pipa sin tener en cuenta posibles consecuencias, en dos años podrán votar para el 2012.

Maquiavélico.

Jorge Pelado 22 mayo 2009 - 10:51

Hola Rafa, pues tienes razón, lo que pasa que los españoles tenemos lo que, en general, nos merecemos. Tenemos un Presidente cuya máxima virtus es la de saber que medidas populistas aplicar para que la gente diga que que buenos son los del gobierno. Vamos que “pan y circo”.

Juan I. Martínez 22 mayo 2009 - 13:31

Hay organizaciones Tomás que justamente hacen eso que no hace el Ministerio de Igualdad ni ningún otro ministerio de este gobierno: Buscar salidas y apoyo para las mujeres embarazadas. Actuando en positivo y no en negativo como es el “eliminar-esa-vida-que-no-es-humana”.

Un simple ejemplo: http://telefonoporlavida.org/

Fernando Peral 22 mayo 2009 - 14:54

Uno puede estar a favor o en contra de la despenalización del aborto, pero escudarse en la afirmación de que un feto no es un ser humano equivale a lo que hicieron los nazis con los judíos, o lo que hacen los etarras con sus víctimas: negarles la condición de humanos para poder matarlos sin ningún reparo moral.

Es una postura cobarde que consiste en “cosificar” a una persona negándole su condición intrínseca. ¿Cuál es el próximo paso? ¿Hacer pantallas de lámpara con la piel de los fetos? ¿Recuperar sus células-madre para venderlas? ¡Qué ignominia!

octavio 22 mayo 2009 - 17:42

Pero,¿esto que es?¿un nuevo concilio de Nicea?
Esto es un blog de economía,señores,de economía.
Y en cuanto a opiniones más o menos religiosas,que cada uno las viva en su intimidad,y el que no esté de acuerdo con las políticas del gobierno de turno, que vote a otro partido en las próximas elecciones y se deje de pontificar en los foros.
Por cierto,llevo días sin leer propuestas inmediatas para ir resolviendo la crisis.¿Se nos han agotado las ideas?¿O es que suprimiendo ministerios salimos de ella?

Rafael Pampillón 22 mayo 2009 - 18:26

Esto es un blog. No es el BOE. Aquí hay libertad de opinión y de cátedra, cada uno dice lo que quiere y lo que piensa. Por eso en ocasiones nos metemos en algún “huerto” sin saber a priori si no se va a leer mucha gente o poca gente, si lo que escribimos nos lo van a comentar muchos o pocos lectores. Eso va a depender de Google. Este post, por ejemplo, está muy comentado, probablemente porque si pones algo parecido en Google sale este post el primero y la gente entra. Muchas gracias a todos los que entráis, especialemnte a Fernando Peral y a Tomás, por vuestras opiniones.

Llevamos 3 años en el mercado agradeciendo a nuestros lectores cualquier comentario. En estos 3 años hemos escrito 1000 posts. De esos 1000 hay 47 que pertenecen al grupo (category) denominado miscelánea http://economy.blogs.ie.edu/archives/category/miscelanea

A diferencia de otros blogs aquí escribimos todos los días un post nuevo. Todos los periódicos económicos tienen páginas diarias, y muchas más los fines de semana, que tratan otros temas que no son económicos.

Este mes hemos escrito varios posts proponiendo medidas concretas de política económica.
http://economy.blogs.ie.edu/archives/2009/05/la-rebaja-fiscal-de-zapatero.php
http://economy.blogs.ie.edu/archives/2009/05/ano-europeo-de-la-creatividad-y-la-innovacion-el-triangulo-del-conocimiento-motor-de-transformacion-de-la-economia-espanola.php
http://economy.blogs.ie.edu/archives/2009/05/el-bce-da-su-brazo-a-torcer.php
Todos los que escribimos en el blog somos profesores de economía y de política económica por eso desde hace 3 años venimos, semana tras semana, ofreciendo medidas concretas de política económica para el que quiera leerlas. Insisto, muchas gracias por leernos.

Fernando Peral 22 mayo 2009 - 18:29

Estimado Octavio,

Las propuestas para salir de la crisis ya han ido apareciendo en diversos artículos del blog desde hace algo más de dos años, cuando se empezó a hablar de ella (por ejemplo la entrada “España se desindustrializa” del Prof. Pampillón, publicada en… noviembre de 2006): hemos ido apuntando a la bajada de impuestos, el restablecimiento de la unidad de mercado, una política energética encaminada a abaratar el coste de la energía y reducir la excesiva dependencia del petróleo y el gas, el control del gasto público, un plan hidrológico nacional que garantice el suministro y sea respetuoso con el medio ambiente, etcétera.

La importancia de este post y de los numerosos comentarios que en él se han insertado responde a otro aspecto de la crisis, y no el menos importante: el aspecto ligado a la visión de la sociedad que tiene el gobierno, que ha renunciado a los consensos y propicia divisiones cada vez más radicales. Afirma una cosa y su contrario, responsabiliza a los demás de la situación, adopta medidas cosméticas e inconexas en respuesta a cada embestida de la crisis y, para aderezarlo todo, recurre a la llamada “ingeniería social”, que considera al ciudadano como “ganado” votante, creando Ministerios como el de igualdad, el de vivienda o el de ciencia e innovación, que carecen de competencias específicas y están dedicados a la propaganda.

Claro que hay soluciones para salir de la crisis, lo que no se ve es la voluntad del gobierno de unir a la ciudadanía para tratar de buscarlas, consensuarlas con los principales actores políticos y económicos, y después aplicarlas.

No es una cuestión de opinión religiosa o moral, es una cuestión fundamental de política económica que, de no resolverse, hace inútil la discusión (como puede verse con el descenso de las intervenciones “técnicas” en este blog y otros similares desde hace algún tiempo). Tal vez la incorporación del Sr. Campa al Ministerio de Economía permita entablar el debate, pero el creciente autoritarismo del Gobierno me hace dudar de ello.

Dicho esto, la siempre difícil cuestión del aborto suscita reacciones a menudo desmesuradas, porque en el fondo se trata de la consideración que cada uno prestamos al valor de la vida humana. Yo no me opongo radicalmente al aborto, pero sí creo que debe ser algo excepcional y justificado. La postura adoptada por el Gobierno y las declaraciones como las de la ministra en cuestión demuestran un intento de banalización que no puede sino avivar la polémica, incluso en un foro económico como éste. Tiene razón al proponer actuar a través del voto, pero quien escoge los temas del blog es muy libre de proponer la discusión en los términos planteados, y quien lo desee, participar. No he visto ninguna intervención “pontifical” en las intervenciones, salvo quizá la suya para tratar de ponerles fin, aunque estoy seguro de que no era esa su intención.

octavio 23 mayo 2009 - 09:11

Apreciado Fernando Peral
Su discurso es aceptable.Cuando digo pontificar,lo digo con el significado de “exponer opiniones o ideas como dogmas” y,por supuesto,espero no caer yo en el mismo defecto.
Sin embargo,reconocerá que con temas como este se producen posturas muy agresivas y algún insulto innecesario.De ahí que yo pida centrarnos en temas económicos,aunque solo sea por mantener un diálogo pacífico y constructivo.Por supuesto,que por encima de todo,está la libertad de opinión.

Javier 24 mayo 2009 - 11:51

100% de acuerdo. Pero yendo un poco más allá…qué demonios tiene que ver la “Igualdad” con el aborto? Igualdad, se supone que es igualdad, igualdad entre hombres y mujeres, igualdad de derechos, etc. Digamos que si el Ministerio del susodicho nombre se dedicara a ello, quizá aun se sacaría algo de valor del dinero que se despilfarra en él, pero, insisto…qué demonios tiene que ver eso con el aborto? Desde cuando está en las competencias de ese ministerio el regular el aborto? Algo que me parece más un tema competencia de algún otro ministerio, digamos Sanidad. Pero el de Igualdad? o es que es el Ministerio de la Mujer? o mejor dicho, el de la Mujer de 16 años a la que le faltan tan sólo dos para poder votar y que no desea una “interferencia determinante” de sus padres en su vida?
Esto tendría que ser motivo de un caso de estudio en el IE en Dirección de Marketing , la excelente, casí demoníaca, segmentación de la sociedad en la búsqueda más efectiva de bolsas de votos.

APAC 25 mayo 2009 - 03:34

Ese es el punto clave, Javier. Búsqueda exhaustiva de bolsas de votos. En eso los amorales del PSOE y su maquinaria electoral le dan mil vueltas al PP. Haced memoria, no han movido un dedo gratis desde que están en el poder.

Pero mira tu por dónde, camino de cinco millones de parados y con las hipotecas subprime a la española a punto de explotar y ahí están las encuestas.
¿Son ya más los subvencionados por el estado con miedo a perder sus beneficios que el resto de la masa electoral?
¿Ha caído ya en el olvido la situación de España en el 1995 como para que la gente tenga otra vez miedo al cambio?

Julio P.R. 26 mayo 2009 - 15:19

La economía se ha convertido en una ciencia trasversal. La actitud de las personas ante las cuestiones fundamentales se refleja en la economía y viceversa. Despreciar el valor de la vida humana no solo atenta contra el primordial derecho humano, sino que afecta al propio concepto de la sociedad, y por lo tanto a la economía. Creo que es bueno que este blog trate de vez en cuando de cuestiones éticas relevantes, pues todos queremos una economía que sirva al hombre (y a la mujer no vaya a ser que la ministra Aido me denuncie por que no sabe que dicho de ese modo se refiere a los dos géneros). Julián Marias dijo hace unos pocos años que «la aceptación social del aborto es, sin excepción, lo más grave que ha acontecido en el siglo XX». ENHORABUENA SR. PAMPILLON

Javier Soriano 27 mayo 2009 - 07:41

Amigo Rafael:

Es causa de verdadera tristeza comprobar el parvo calibre intelectual de algunos miembr@s del Gobierno español, ideologías a parte.
Le felicito por su aplastante sentido común.

Javier 28 mayo 2009 - 14:26

Para pontificar sobre la existencia de base científica hay que tener Formación, y este elemento, que no sé si tachar de humano, no la tiene ni con minúscula, sino precedida del prefijo DE, que no del IN.
De acuerdo con la Cerrar el Ministerio, algún otro más, fomentar los que indicas, y también el de Educación, cambiando la Ley para en un futuro oir menos despropósitos.
Y si de paso nos damos un repaso a tanto parlamentario y funcionario inútil, europeo, nacional, autonómico y local y les recortamos un poco tanta prebenda, como sucede en UK, mucho mejor.

jorge 29 mayo 2009 - 09:23

El instituto de empresa no me parece el foro adecuado para tratar el tema del aborto, ni por supuesto proclamas políticas.

Aunque aquí la orientación ideológica de todos parece casi unanime, creo que al instituto de empresa le enriquece mucho mas que tambien pasaramos por sus aulas personas con otra visión menos conservadora de la vida.

sigamos hablando de economía señores

octavio 29 mayo 2009 - 14:44

Jorge,no te canses.No olvides que esto es una miscelánea.
En cuanto a visiones menos conservadoras es bastante fácil encontrarlas fuera del foro porque fíjate que hasta el PP,que es el partido conservador español aprobó el aborto con la legislación vigente y la opinión casi unánime de esta “miscelánea” es contraria al aborto.
Fuera de la miscelánea,en el mogollo del foro económico,lo que sí prevalece es una visión pesimista de nuestra situación y,por supuesto,más pesimista aún de la gestión del gobierno actual.
No sé si llevan razón o les influye excesivamente esa ideología más “conservadora”

octavio 29 mayo 2009 - 14:49

La palabra mogollo,que por rapidez,no entrecomillé,es una mezcla de mi cosecha de “meollo” y “mogollón”,todo dentro de una miscelánea.

carlos ruiz del portal 2 junio 2009 - 11:08

En el país de los despropósitos campan a sus anchas los mal llamados progresistas. Esta ley de plazos dice ser una medida progresista por ejemplo, pero el progreso llevado a sus últimas consecuencias nos lleva al desastre social y humano. Ya teníamos una ley del aborto previsto para unos supuestos tasados, que sin entrar en mis ideas ni mi moral jesuítica que mantengo y alimento contra viento y marea, era válida para unos y mal vista para otros, pero al no exigir su cumplimiento por parte de las autoridades gobernantes se ha convertido en un cajón de sastre. Y eso principalmente lleva a esta señora a vendernos la idea de mejorar la salud de las abortistas, el control de las clínicas abortistas, y poner a España al olimpo de los países europeos modernos. Es decir, que esta ley viene a remendar la anterior por la incapacidad de vigilencia o por hacer la vista gorda durante tantos años.
Es inconcebible que un Gobierno incapaz de aplicar una ley, promulgue otra que velará por el cumplimiento de la anterior, eso sí, ampliando los supuestos hasta la despenalización total del aborto. Quien quiera abortar que aborte pero no nos llamen a la ciudadanía para aplaudir semejantes atrocidades, no utilicen la U.E para poner a España en solfa, no nos vendan motos de progreso en temas contrarios a la dignidad humana, y por Dios, no nos hable una eminencia de señora con sus conocimientos científicos tan vastos, que los mortales no llegamos a entenderla nunca. La ignorancia es muy atrevida. ¿suprimir el Ministerio de Igualdad? ¿No será mejor que se vaya quien se tiene que ir, y podamos hablar con seriedad?

Iñigo 25 junio 2009 - 18:37

Totalmente de acuerdo Rafa. No lo había leido hasta hoy. Si se puedeincluir en el paquete de despido a Trinidad Jimenez que dijo que “una joven de 16 años no estaba preparada para ser madre” y yo me pregunto: ¿Acaso lo está para abortar?

En fin… Mañana nos vemos en clase.

Luis Rosell 13 febrero 2010 - 21:38

Mientras familias no tiene ni para comer ya en este pais, nos permitimos tener ministerios inutiles que otros paises mucho mas ricos y avanzados que nosotros ni siquiera se han planteado, damos risa fuera y pena y miedo dentro, por la panda de irresponsables que tenemos al frente de este pais.
Yo personalmente aun tengo trabajo (no va bien, pero aun trabajo), pero los millones de Españoles que estan ya sin él, ¿Que narices les importa que una Ministra pierda el tiempo diciendo chorradas como miembros y miembras y demas sarta de tonterias, porque al fín y al cabo con la preparación que tienen no pueden ir mucho mas allá, y los problemas reales del pueblo cada vez son mas graves.

[…] Reducir Ministerios innecesarios. […]

david zarauza 13 junio 2010 - 15:16

es uno de los ministerios que se deberia suprimir

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar